March 4, 2021
De parte de SAS Madrid
189 puntos de vista


El Gobierno prepara un cambio legal para limitar el uso de los interinos.

Bruselas reclama a Espa帽a que reduzca la temporalidad en el sector p煤blico. De poco se ha notado que con la Gran Recesi贸n se aprobasen dos reformas laborales: la temporalidad es uno de los males en los que siempre encalla el mercado de trabajo espa帽ol. Y la Comisi贸n Europea identifica que una de las razones por las que presenta mayores cotas de temporales reside en su elevada presencia en la Administraci贸n, explican fuentes gubernamentales. A cambio de los fondos europeos, la UE va a exigir que se ponga coto a este problema, muy radicado en las comunidades y especialmente en la educaci贸n y la sanidad.

El Gobierno y la Comisi贸n Europea negocian en estos momentos punto por punto todo el plan de inversiones y reformas que se enviar谩 a Bruselas a finales de marzo para obtener los fondos europeos, el llamado Plan de Recuperaci贸n y Resiliencia. Y el Ejecutivo comunitario presiona con fuerza en una serie de 谩reas. Por ejemplo, pide un sistema de comprobaci贸n del gasto de los recursos europeos y exige una mayor ambici贸n en la reforma de las pensiones. El acuerdo en la parte laboral est谩 pr谩cticamente cerrado.

Seg煤n fuentes al tanto de las negociaciones, uno de los asuntos que m谩s preocupa en el 谩rea laboral es la temporalidad, un fallo end茅mico del mercado de trabajo espa帽ol desde los a帽os ochenta. Bruselas insiste en enarbolar como soluciones el contrato 煤nico y la mochila austriaca, un sistema con el que el coste del despido se va anticipando mes a mes en una bolsa que el trabajador acumula y puede llevar a otra empresa o a la jubilaci贸n.

El Gobierno quiere simplificar contratos

Sin embargo, el Gobierno rechaza de plano ambas f贸rmulas y trabaja en otras. Propone simplificar contratos, obligar a que est茅 m谩s justificada la contrataci贸n temporal 鈥攍o que en la jerga se conoce como endurecer la causalidad鈥, promover el uso del fijo discontinuo all谩 donde no se utilice, y aplicar la sentencia del Supremo que limita el uso del temporal en la subcontrataci贸n.

A cambio de este endurecimiento del contrato temporal, el Ejecutivo quiere ofrecer a los empresarios los ERTE estructurales, sobre cuyo dise帽o Econom铆a elabora un estudio para ver c贸mo reparte los costes entre Estado, empresa y trabajador. Y ha pedido a Bruselas que financie la transici贸n a este sistema con cargo al plan durante los primeros a帽os. Pero la Comisi贸n lo ha rechazado.

La temporalidad en Espa帽a ronda tasas de entre el 25% y el 30%. En la UE solo Polonia arroja unos niveles tan altos. Cuando se analizan los motivos, una peque帽a parte puede explicarse con la presencia de sectores estacionales como el turismo. No obstante, un estudio de la Comisi贸n concluye que Espa帽a sufre m谩s temporalidad en todos los sectores salvo la banca. Y, entre todos ellos, uno de los que destaca es la Administraci贸n. El Gobierno lo achaca sobre todo a sanidad y educaci贸n.

El problema de maestros y enfermeras

En Espa帽a hay casi 700.000 interinos. En la administraci贸n central su cuota se sit煤a en el 8%. Y en las comunidades el porcentaje se dispara a cifras de dos d铆gitos. En algunas incluso ronda el 30%, seg煤n fuentes de Funci贸n P煤blica. “Es un problema que sufren maestros y enfermeras”, sostiene una fuente del Ejecutivo. El caso de los profesores de escuela es harto conocido: sus contratos se rescinden con las vacaciones de verano y se les vuelve a fichar con el inicio del curso. Y las enfermeras llegan a acumular decenas de contrataciones en un a帽o.

Por esa raz贸n, seg煤n fuentes del Gobierno, el Ministerio de Pol铆tica Territorial y Funci贸n P煤blica prepara un cambio del art铆culo 10 del estatuto b谩sico del empleado p煤blico para limitar el uso de los interinos. Esta modificaci贸n se est谩 negociando con los sindicatos y la anterior ministra ya lo hab铆a discutido con las comunidades. Una fuente de Funci贸n P煤blica apunta: “Hay que conseguir que personas que desempe帽an un trabajo estructural en la administraci贸n lo hagan con una plaza fija. Hay que ver c贸mo se hace, qu茅 costes tiene y en cu谩nto tiempo podemos abordarlo”.

Fuentes de la Administraci贸n explican que el uso de temporales se ha disparado en los 煤ltimos a帽os por varias razones. La primera, que las comunidades pasan al Estado parte de los costes. As铆, en el caso de los maestros los meses de vacaciones los soporta el sistema de desempleo en lugar del presupuesto auton贸mico. Dos, se trata de una forma de saltarse los l铆mites legales a las tasas de reposici贸n, es decir, la ratio de sustituciones por cada jubilaci贸n.

Menos plazas en propiedad

Tres, los estatutos del empleo p煤blico son muy r铆gidos a la hora de asignar funciones, horarios, puestos o las localizaciones territoriales. Con los contratos temporales se intenta dar flexibilidad a la plantilla, sobre todo en la sanidad. Y al final el resultado es que hay menos plazas en propiedad mediante oposiciones.

Y cuatro, las comunidades han vuelto a contar con m谩s recursos en los 煤ltimos a帽os y han contratado fundamentalmente temporales. En algunas incluso han recuperado la plantilla perdida con la crisis en educaci贸n y sanidad.

Nueve de cada diez empleos creados en la Administraci贸n desde el inicio de la recuperaci贸n, all谩 por 2014, son temporales. Y uno de cada cuatro asalariados con contrato temporal pertenece a las administraciones p煤blicas.

En 2017, el ministro Crist贸bal Montoro y las organizaciones sindicales pactaron rebajar la tasa de temporalidad del sector p煤blico al 8% desde el 23% que presentaba por aquel entonces. Pero de nada ha servido. Fuentes del sindicato CSIF aseguran que “la temporalidad en el sector p煤blico es ahora mismo casi 10 puntos m谩s elevada que en el privado. Y con la covid, los ocupados temporales en la Administraci贸n han superado el mill贸n. Est谩 claro que el actual marco no sirve para contener la interinidad y sus abusos”.

En general, el exceso de temporales provoca una mayor destrucci贸n de empleo en las crisis, reduce la productividad y la formaci贸n de los trabajadores, dificulta su toma de decisiones a largo plazo y disminuye su protecci贸n social.

Enlace relacionado ElPa铆s.com 04/03/2021.




Fuente: Sasmadrid.org