November 24, 2021
De parte de Terraindomite
260 puntos de vista


En este art铆culo, el Dr. Christian Fiala, fundador y director m茅dico de la Cl铆nica Gymned de Viena, describe claramente c贸mo funcionan las 鈥渧acunas鈥 de ARNm y los riesgos que se asocian a ellas. Como buen m茅dico industrial, Fiala tiene una concepci贸n militarista de la salud (basta con leer los t茅rminos 鈥渄isparar al propio bando鈥, 鈥渁tacar y destruir鈥, etc.) bastante alejada de la de la medicina natural que simplemente concibe el 鈥渟istema inmune鈥 como una funci贸n de limpieza dentro del cuerpo frente a part铆culas o microorganismos extra帽os o que est谩n en desequilibrio (en demas铆a o realizando funciones que no deber铆an en lugares que no deber铆an). No obstante nos parece una interesante explicaci贸n del funcionamiento de la vacuna y de lo que puede hacer en nuestro cuerpo a nivel fisiol贸gico, pese a no compartir los t茅rminos en los que se expresa.

As铆 mismo, hay que destacar que en muchos viales de la vacuna se est谩n encontrando no s贸lo ARNm para la fabricaci贸n de prote铆nas de espiga (esto ser铆a el est谩ndar de este tipo de vacunas) e incluso para una 鈥渞eprogramaci贸n gen茅tica鈥 m谩s amplia sino tambi茅n otra serie de part铆culas que amplifican el magnetismo del cuerpo, nanometales pesados y otras sustancias nocivas e incluso hongos y cuerpos extra帽os.

Creemos que estas 鈥渧acunas鈥 son un experimento en el que se quieren probar muchas cosas pero sobre todo son una operaci贸n para enfermarnos con la finalidad de someternos. A la vista de lo publicado en este blog desde que naci贸, tambi茅n creemos que intentan hacer pruebas mediante estas sustancias y tecnolog铆as para controlar nuestra voluntad (esto a futuro, probablemente) con mecanismos bioqu铆micos y f铆sicos para hacer al esclavo perfecto y para probar cambios fisiol贸gicos que permitan la fusi贸n cerebro-m谩quina, as铆 como tambi茅n reducir la poblaci贸n. Dichos experimentos se viene llevando a cabo a lo largo de toda la d茅cada de 2010-2020 y ahora se est谩n extendiendo de manera generalizada. Sea como fuere y de manera m谩s b谩sica e inmediata, y sea con el fin que sea, lo que est谩 claro es que estas 鈥渧acunas鈥 enferman y el Doctor Fiala nos lo explica clara y concisamente en este art铆culo. Las cursivas son nuestras

 

Ante todo, nuestro sistema inmunitario es muy complejo. Identifica un pat贸geno o una c茅lula extra帽a a partir de su superficie celular y destruye la c茅lula portadora de estos ant铆genos. Este es el principio en el que se apoya la vacunaci贸n. Para hacerse, el pat贸geno generalmente se inactiva para que no pueda causar una infecci贸n. Vivir con buena salud solo es posible con esta condici贸n

Es precisamente esta distinci贸n esencial y este fundamento de la vida lo que se pone en tela de juicio con la inyecci贸n que estamos experimentando y que se difunde bajo el nombre de 鈥渧acuna鈥 contra el Covid. Las ahora famosas prote铆nas de espiga son una caracter铆stica que permite reconocer el virus Covid, un ant铆geno.

Disparar al propio bando

Cuando el virus Covid penetra en el organismo, el sistema inmunitario reconoce al invasor gracias al ant铆geno de la prote铆na espiga y lo destruye o destruye las c茅lulas ya infectadas.

Con la 鈥渧acunaci贸n鈥 de ARNm contra el Covid, las c茅lulas del cuerpo son, por primera vez en la historia, programadas gen茅ticamente de forma deliberada mediante ARNm para producir la prote铆na de espiga como ant铆geno (extra帽o) en su superficie, aunque est茅n completamente sanas y no est茅n infectadas por el virus.

El mecanismo de acci贸n de la 鈥渧acuna鈥 contra el Covid consiste en marcar las c茅lulas sanas como extra帽as

En consecuencia, el sistema inmunitario reacciona inmediatamente; reconoce el ant铆geno como extra帽o, fabrica anticuerpos para combatirlo y destruye la prote铆na espiga destruyendo la c茅lula que la porta.

Esto significa que la 鈥渧acunaci贸n鈥 contra el Covid enga帽a a nuestro sistema inmunitario empuj谩ndolo a  atacar  y destruir nuestras propias c茅lulas sanas. En el ej茅rcito, esto se llama 鈥渄isparar al propio bando鈥. Esto representa un peligro radical no s贸lo para nuestra salud, sino tambi茅n para nuestra supervivencia. Conocemos este fen贸meno por las enfermedades autoinmunes. Poco frecuentes, generalmente suelen ser graves y pueden ser mortales.

La dosis hace el veneno

Para evaluar mejor el peligro de la 鈥渧acunaci贸n鈥  Covid, es importante saber qu茅 cantidad de ARNm es administrada con una dosis de vacuna, es decir, cu谩ntas c茅lulas del cuerpo son estimuladas para producir la prote铆na espiga, y por tanto soltadas para ser destruidas por el sistema inmunitario. Por desgracia, esta informaci贸n esencial no se menciona en los estudios de aprobaci贸n. S贸lo existe una estimaci贸n cient铆fica del n煤mero de part铆culas en las que el ARNm es transportado por las nanopart铆culas lip铆dicas: unos 2.000 millones.

No todas las part铆culas alcanzan una c茅lula sana y algunas c茅lulas del organismo entran en contacto con m谩s de una part铆cula. Adem谩s, no todas las part铆culas son necesariamente funcionales. Sin embargo, el n煤mero de part铆culas es particularmente importante si se considera que el cuerpo humano est谩 formado por unos 37.000 millones de c茅lulas.

驴Cu谩les son los 贸rganos da帽ados por la 鈥渧acunaci贸n鈥 contra el Covid?

La 鈥渧acunaci贸n鈥 contra el Covid est谩 programada de manera a que el sistema inmunitario destruya las c茅lulas del organismo que han producido la prote铆na espiga en su superficie. 驴Podr铆a esto afectar a los 贸rganos vitales?

La respuesta a esta pregunta puede encontrarse, junto con otras, en los experimentos con animales realizados por el fabricante de vacunas BionTech/Pfizer. La informaci贸n gen茅tica de la prote铆na espiga, que se halla en un segmento del genoma, el ARNm, est谩 envuelta en peque帽as esferas de grasa, las nanopart铆culas lip铆dicas. Al cabo de una hora, la mitad de ellas ya se hab铆an extendido por todo el cuerpo. En los experimentos con animales mencionados anteriormente, estas nanopart铆culas se encontraron en todos los 贸rganos, especialmente en el h铆gado.

Tambi茅n se han encontrado en el cerebro, lo que demuestra que son capaces de atravesar la barrera hematoencef谩lica. Tambi茅n se han detectado otras en los ovarios y los test铆culos. Esto significa que las c茅lulas del organismo crean la prote铆na espiga en estos 贸rganos, lo que explica sin duda por qu茅 los m煤ltiples efectos secundarios y los da帽os causados por la vacuna son igualmente repartidos de manera aleatoria en un gran n煤mero de 贸rganos.

Puesto que las nanopart铆culas est谩n distribu铆das en la sangre, las c茅lulas endoteliales quedan especialmente afectadas. Esto explica los numerosos co谩gulos de sangre (trombos o embolias) observados tras la 鈥渧acunaci贸n鈥 contra el Covid. Este fen贸meno se observa en el cerebro, entre otros lugares, y provoca da帽os parcialmente irreversibles. Esto es especialmente preocupante porque demuestra que incluso estos 贸rganos, que est谩n separados del sistema inmunitario por una barrera especial, son ahora vulnerables.

La 鈥渧acuna鈥 de refuerzo 鈥搇o suficiente no es suficiente

La 鈥渧acuna鈥 contra el Covid est谩 dise帽ada para ser administrada en intervalos cortos. Por lo tanto, caduca al cabo de 6 a 9 meses, tras lo cual las personas vacunadas se consideran no vacunadas. Muchos gobiernos ya han encargado varios millones de dosis para los pr贸ximos a帽os. En Israel, una gran proporci贸n de la poblaci贸n, ya ha sido vacunada por tercera vez

La pregunta clave es: 驴cu谩l es el efecto de una inyecci贸n repetida en el organismo?

Nuestro sistema inmunitario es capaz de aprender. Cuando un agente pat贸geno penetra por primera vez en el cuerpo, es reconocido como extra帽o, pero hace falta varios d铆as para que el sistema inmunitario act煤e. Durante este tiempo, el pat贸geno tiene ventaja durante un corto per铆odo de tiempo. S贸lo despu茅s de unos d铆as el sistema inmunitario es lo suficientemente fuerte como para destruir el pat贸geno y recuperamos la salud. 

Afortunadamente, la siguiente vez, el sistema inmunitario recuerda el 鈥渁specto鈥 del pat贸geno y se activa m谩s r谩pidamente y con m谩s fuerza. Esta poderosa defensa nos protege y no volvemos a enfermar; somos inmunes.

Este mecanismo vital tambi茅n se repite con cada nueva 鈥渧acunaci贸n鈥 contra el Covid, salvo que la reacci贸n masiva del sistema inmunitario a cada inyecci贸n posterior no se dirige contra un agente pat贸geno, sino contra nuestras propias c茅lulas sanas, marcadas una vez m谩s por la prote铆na espiga. Consideradas como un agente pat贸geno, estas c茅lulas, por lo dem谩s sanas, son objeto de destrucci贸n. La eficacia y la ferocidad de esta destrucci贸n aumentan con cada inyecci贸n. Esto significa que las 鈥渃茅lulas marcadas鈥, aunque est茅n sanas, son destru铆das con mayor eficacia que durante la primera inyecci贸n.

As铆, esta capacidad de memorizaci贸n del sistema inmunitario se convierte en un arma peligrosa contra nosotros mismos.

En lugar de hacer inofensivos a los pat贸genos extra帽os, el sistema inmunitario destruye ahora las propias c茅lulas del cuerpo que han recibido la orden de producir la prote铆na espiga. Por lo tanto, cada inyecci贸n suplementaria de una 鈥渧acuna鈥 contra el Covid representa un gran riesgo. Lo que corresponde a las complicaciones de las vacunas cada vez m谩s numerosas y m谩s fuertes que se observan despu茅s de la segunda vacunaci贸n.

Lo mismo ocurre con las personas que han tenido una infecci贸n de Covid en el pasado, se han recuperado y reciben a煤n as铆 una 鈥渧acuna contra el Covid.

Afortunadamente, las personas que ya han sido vacunadas pueden decidir salirse del ciclo de vacunaci贸n en todo momento, y as铆 evitar con toda seguridad riesgos adicionales para la salud.

Conclusi贸n

Con la 鈥渧acunaci贸n鈥 de ARNm contra el Covid, un n煤mero incre铆blemente alto de c茅lulas end贸genas sanas son marcadas como c茅lulas extra帽as por la prote铆na espiga, dando as铆 luz verde al sistema inmunitario para destruirlas. El sistema inmunol贸gico ha sido enga帽ado para matar a miles  de millones de c茅lulas sanas. 

Los procesos descritos forman parte de los conocimientos m茅dicos de base y son bien conocidos. Esto hace que sea a煤n m谩s preocupante que estos aspectos importantes est茅n pr谩cticamente ausentes de los discursos cient铆ficos y p煤blicos.

Christian Fiala

(Traducci贸n verdadypaciencia)




Fuente: Terraindomita.blackblogs.org