April 7, 2021
De parte de SAS Madrid
84 puntos de vista


Madrid publicita que se ha reunido en al menos tres ocasiones con responsables de la vacuna Sputnik V para “explorar negociaciones” sobre un suero que ni siquiera ha sido aprobado por la Agencia Europea del Medicamento.

– Las compras de vacunas contra el covid-19 son negociadas entre el Gobierno central y la Comisión Europea, pero siempre después de su aprobación.

– Las reuniones se han desvelado a menos de un mes de las elecciones autonómicas y menos de 24 horas después de que el CIS proyectara un empate técnico entre bloques el próximo 4M.

“Igual que trajimos 26 aviones llenos de material sanitario, buscamos vacunas y lo que haga falta. Es nuestra obligación”. “Si tenemos la opción de poder traer la vacuna Sputnik lo haremos, además con la máxima velocidad posible”. Lejos de calmar las aguas que se agitaron en la mañana de este martes, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y su consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, defendieron con estas palabras las reuiones mantenidas con los intermediarios que negocian la producción y distribución de la vacuna rusa Sputnik V desveladas por el periódico Abc y confirmadas, por tanto, por el Ejecutivo regional. Fueron al menos tres encuentros, según el citado diario, y el objetivo, en palabras de la Consejería, era “explorar negociaciones ante la inoperancia del Gobierno”.

Lo que no dijeron, sin embargo, es que el suero ruso todavía no ha sido aprobado por la Agencia Europea del Medicamento. Ni que es el Gobierno y no las comunidades el que encara la tarea de negociar con la UE las dosis que se compran y que luego, ya sí, reparte entre las autonomías. Ni que en otros países como Eslovaquia, estas maniobras han tenido un coste político. Ni tampoco se ha mencionado, además, que el movimiento se ha desvelado a menos un mes de las elecciones autonómicas del 4 de mayo en las que, según el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), la batalla será ajustada. Estas son las cuatro trampas que esconde el movimiento del PP madrileño. 

1. LA EMA NO HA AUTORIZADO LA VACUNA

La de este martes ha sido la primera noticia que se ha publicado en todo este año de pandemia sobre la negociación de una comunidad autónoma con los representantes de una vacuna concreta para adquirir ciertas dosis. Y eso es porque, aunque la Comunidad de Madrid haya querido mostrar una imagen de responsabilidad frente a, como ha justificado, “la inoperancia del Gobierno” de Pedro Sánchez, las autonomías no son quienes compran los sueros. El 17 de junio de 2020, la Comisión Europea presentó la Estrategia Europea de Vacunas, que preveía, según explicó la propia institución, que sería la propia Comisión la que forjaría acuerdos con productores individuales en nombre de los países de la Unión Europea. “Una vez disponibles, seguras y eficaces, y autorizadas a nivel de la UE, todos los Estados miembros tendrán acceso a las vacunas contra el covid-19 al mismo tiempo, y la distribución se realizará per cápita para garantizar un acceso equitativo”, señaló la Comisión. 

No obstante, no es todo llegar a acuerdos. La Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) es la encargada de autorizar, previamente, cualquier vacuna antes de que viajen a los países europeos. La Sputnik todavía no ha sido autorizada, pero el proceso ya está en marcha. Según Abc, una delegación de la EMA se trasladará esta semana a Moscú para revisar los ensayos clínicos y ver, de este modo, si le da luz verde al suero ruso o no. Hasta que esto no se haga, las vacunas no llegan a ningún país. Ni a Madrid, claro.

2. LAS VACUNAS LAS COMPRA EL GOBIERNO, NO LAS COMUNIDADES

Entonces, ¿por qué hay países como Eslovaquia o como Hungría que ya han recibido cargamentos de Sputnik? Según explica la farmacéutica experta en vacunas Raquel Carnero, porque hay un instrumento por el que los gobiernos centrales de los distintos países pueden autorizar un medicamento concreto para una situación de emergencia —en este caso la pandemia la justificaría—, para un momento concreto y sin esperar a la decisión de la EMA. Pero eso, apunta Carnero, podría hacerlo el Gobierno central, no uno autonómico como el de Ayuso. Y Sánchez, precisamente este martes, descartó esa posibilidad. “Sputnik está en un proceso de validación por la EMA y nosotros, porque queremos garantizar una máxima seguridad en la vacunación, lógicamnete estamos suministrando aquellas dosis que cuentan con la validación de la EMA”, dijo en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en la que también dijo, en referencia al Ejecutivo de Ayuso, que hay que ser “responsables, serios, leales y también solidarios”. “Uno de los principales éxitos de la estrategia europea ha sido que todos vamos juntos, que hayamos centralizado las compras en la Comisión Europea”, añadió. 

Madrid sabe que sin autorización de la EMA no puede hacer nada y por eso Abc asegura que fuentes conocedoras de las negociaciones explicaron que el Gobierno regional dejó claro en todo momento que cualquier operación de adquisición de viales estaba condicionada a que la Unión Europea autorizara la vacuna. Si así ocurre, en cambio, y según Carnero, Madrid tampoco podría adquirirlas. A la UE no porque esta, dice, nunca negocia con regiones, sino con países. Y al fabricante tampoco, defiende, porque el Ministerio “no lo permitiría”, ya que acabaría con el plan de vacunación, que es nacional. “Daría al traste con todo”, lamenta, y recuerda que un movimiento así no ha ocurrido jamás, con ninguna vacuna, ni con la que cada año llega a nuestro país para frenar la gripe estacional. 

El Gobierno madrileño, no obstante, asegura que su intención era adelantar las negociaciones para que luego la vacuna se repartiera a todo el Sistema Nacional de Salud. Pero eso ya se hace a nivel europeo, en esa estrategia aprobada el 17 de junio del año pasado. 

3. EN OTROS PAÍSES, UN MOVIMIENTO SIMILAR HA COSTADO CARGOS POLÍTICOS

Salvando las distancias, en Eslovaquia ocurrió algo parecido a estas negociaciones que ha mantenido la Comunidad de Madrid. El conservador Igor Matovic dimitió de su cargo como primer ministro el pasado 29 de marzo, semanas después de desatarse una crisis en el Gobierno al desvelarse sus negociaciones secretas —al margen de sus socios del Ejecutivo de coalición— para comprar dos millones de dosis del suero ruso. Otros seis ministros también tuvieron que dimitir. El país centroeuropeo ya ha recibido 200.000 dosis de las vacunas Sputnik, pero todavía no ha realizado las pruebas pertinentes del lote para comenzar a inyectar las dosis en la población.

4. MENOS DE UN MES PARA LAS ELECCIONES

Las negociaciones han sido desveladas este martes, menos de 24 horas después de que el CIS vaticinara la victoria de Ayuso en las urnas el próximo 4 de mayo y le proyectara al mismo tiempo un empate técnico con el bloque de izquierdas que le complicaría la formación de Gobierno. La campaña, técnicamente, no ha comenzado, pero el movimiento de Ayuso revela que en la práctica sí lo ha hecho. Las conversaciones admitidas por el Ejecutivo conservador, justificadas por la “inoperancia” del Gobierno central de Sánchez, situarían a Ayuso como la artífice de una eficaz gestión de la vacunación y podrían borrar, al mismo tiempo, las polémicas que ha generado en los últimos días. 

Por ejemplo, la de la interrupción de la vacunación de mayores de 80 años y grupos dependientes desde el Jueves Santo hasta este lunes por el cierre de los centros de salud, según informó la Cadena Ser. O la de las colas interminables en el Hospital Enfermera Isabel Zendal y en el estadio Wanda Metropolitano para vacunar a las personas de entre 60 y 65 años. O la de situarse entre las comunidades con mayor incidencia acumulada (272 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días, según los datos de Sanidad de este lunes), sólo por detrás de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla y de la comunidad de Navarra. O la de encabezar el número de camas de hospital ocupadas (hay actualmente 2.460 pacientes hospitalizados y 460 en unidades de cuidados intensivos). 

Ayuso, en cambio, cargó este martes contra el uso “bochornoso” que, a su juicio, realiza la Moncloa de la vacunación. “Hemos conocido, como el Gobierno de La Moncloa está una y otra vez en campaña, que ahora sí que se puede vacunar de manera masiva y rápida. Es algo que llevamos reclamando desde hace muchísimos meses en España“, señaló ante los medios de comunicación a su llegada del Hospital La Paz. Para Ayuso, “la Moncloa press ha entrado ya en campaña utilizando el CIS, utilizando la fuerza mediática que tiene desde el despacho Iván Redondo”. “Hemos sabido que ahora sí que ya hay vacunas para la gente, lo que celebro porque lo llevamos pidiendo muchísimos meses, lo que desde luego denuncio es el uso bochornoso que están haciendo desde La Moncloa de la vacunación, de la pandemia, en un momento como este”, manifestó. Y en este sentido, precisamente, criticó que durante toda la Semana Santa estuviesen “lanzando insidias contra la Sanidad madrileña” así como “atacando el proceso de vacunación en Madrid” cuando el único problema que tienen es que no tienen vacunas.

CRÍTICAS DE LA OPOSICIÓN

La oposición madrileña no tardó en salir a criticar las negociaciones mantenidas por el Gobierno de Ayuso. La candidata de Más Madrid a las elecciones autonómicas, Mónica García, censuró que la Comunidad pretenda “comprar la vacuna Sputnik cuando la Agencia Europea del Medicamento no lo tiene aprobado” y mientras deja a los centros de salud de la región “sin refuerzos”. “No somos capaces de vacunar en nuestros centros de salud porque Ayuso ha aprovechando una pandemia para seguir dilapidando nuestra sanidad pública y haciendo contratos. Ahora nos explicamos por qué no se vacuna en los centros de salud: porque de ahí no se sacan contratos millonarios para empresas como Indra o Telefónica”, argumentó.

El líder de Más País, Íñigo Errejón, aseguró que “no tiene mucho sentido” que la Comunidad de Madrid fuera a Moscú a negociar la compra de unidades de la vacuna rusa Sputnik cuando hay “atasco” a la hora de inmunizar a la población madrileña por falta de recursos. “No tiene sentido estar negociando en Moscú una vacuna cuando en Semana Santa los centros de salud de cada barrio no estaban operativos para vacunar. No tiene que irse a Moscú, tiene que ir al centro de salud de cada barrio”, apuntó en rueda de prensa en el Congreso. 

El candidato del PSOE, Ángel Gabilondo, acusó por su parte a Ayuso de querer “romper la estrategia de vacunación europea”. “No puede tomar esas medidas. Por su cuenta propone buscar unas vacunas cuando tiene aquí y rompe con toda la estrategia europea”, lamentó. “Hay vacunas para hacer las cosas bien y debería vacunarse en los centros de salud y no en grandes instalaciones que provocan grandes colas”, añadió, en línea con García.

Enlace relacionado InfoLibre.es 06/04/2021.




Fuente: Sasmadrid.org