September 20, 2022
De parte de Anarquia.info
22 puntos de vista

En este ensayo hist贸rico, queremos presentarles las historias de dos mujeres activistas de la C.N.A.que estuvieron en la base de la estructura de solidaridad anarquista organizada. Este art铆culo y los retratos de las activistas fueron preparados por el artista anarquista NoBonzo (https://twitter.com/NoBonzo).

Este art铆culo coincide con el lanzamiento de las nuevas camisetas de la C.N.A., que pueden adquirirse a trav茅s de nuestras actividades o en la p谩gina web de Black Mosquito (Taratuta, Stepanova).

Olga Taratuta naci贸 como Elka Ruvinskaya en el seno de una familia jud铆a de comerciantes en 1876, en el pueblo de Novodmitrovka, que formaba parte de la gobernaci贸n de Ekaterinoslav del Imperio Ruso. Se convirti贸 en una de las figuras m谩s significativas del anarquismo ruso, abarcando dos generaciones de organizaci贸n y llegando a ser conocida como la abuela del anarquismo ruso. Tras sus primeros estudios, se form贸 como maestra y m谩s tarde se dedic贸 a la metalurgia. Su primera detenci贸n se produjo a los 19 a帽os por 芦sospecha pol铆tica禄, aunque fue liberada.

Se uni贸 a los socialdem贸cratas de Elisavetgrad en 1897 y particip贸 en sus comit茅s y en el Sindicato de Trabajadores de Rusia del Sur hasta que en 1901, evitando ser arrestada, huy贸 a vivir a Alemania y Suiza. All铆 conoci贸 a Lenin, su futuro carcelero y verdugo, mientras trabajaba junto a 茅l en el texto marxista Iskra. Iskra era un proyecto del Partido Laborista Socialdem贸crata del que Lenin, junto con Potresov y Martov, se consideraba un equipo de tres hombres que guiar铆an a su generaci贸n hacia la revoluci贸n. El peri贸dico tuvo que ser introducido de contrabando en Rusia en aquella 茅poca.

Fue en las p谩ginas de la Iskra donde Plej谩nov atac贸 a Lenin, prediciendo su futuro, proyectando que Lenin utilizar铆a 芦el Comit茅 Central en todas partes contra los elementos con los que est谩 descontento, ubicando en todas partes a sus propias criaturas y, llenando todos los comit茅s con sus sequitos, se garantiza sin dificultad una mayor铆a totalmente sumisa en el congreso. El congreso, constituido por las criaturas del Comit茅 Central, grita amablemente 隆Viva!, aprueba todas sus acciones exitosas y fracasadas, y aplaude todos sus planes e iniciativas.禄 Finalmente, Lenin dej贸 el peri贸dico para crear su propia prensa bolchevique.

En 1903 Olga se uni贸 a un grupo de anarquistas en Ginebra y se cas贸 con Alexander Taratuta, adoptando su apellido. Los dos viajaron de vuelta a Odessa a principios de 1904, ya que la llamada del anarquismo era demasiado fuerte para mantenerse alejada. Ella y su marido se unieron a la Uni贸n de los Irreconciliables con su hermana Kahyla, un a帽o menor que ella, y su marido Kopel Moiseyevich Erdelevsky en 1903. El grupo organiz贸 imprentas y laboratorios clandestinos para fabricar sus bombas. El 12 de abril de 1904 la polic铆a hizo una redada y arrest贸 a 39 de sus 80 miembros y destruy贸 sus imprentas y su literatura. A partir de este ataque se reagruparon en el Grupo de Anarco-comunista del Sur de Rusia, el Rebelde, y luego Pan y Libertad.

En oto帽o sus miembros volvieron a ser unas 70 personas y ten铆an varios cientos de simpatizantes. Despu茅s de un viaje a Bialystok, Olga ayud贸 a establecer una secci贸n en Odessa de la Bandera Negra. Los Irreconciliables hab铆an conocido a los anarquistas de Bialystok cuando un miembro hab铆a viajado a Odessa en busca de ayuda para imprimir dinero tras o铆r hablar del grupo. Itsjok Blejer viaj贸 de poliz贸n en un tren a Odessa y durmi贸 en parques durante tres d铆as mientras buscaba a los anarquistas. Al cabo de tres d铆as se encontr贸 con un anarquista que conoc铆a de Bialystok y que se hab铆a trasladado a Odesa y se hab铆a unido a los Irreconciliables. Fue acogido calurosamente y le dieron dinero y literatura para que ayudara a los anarquistas de Bialystok en sus esfuerzos.

Antes de su detenci贸n por el atentado del caf茅 Liebman, tambi茅n fue detenida en 1904, pero liberada por una clara falta de pruebas. Luego volvi贸 a serlo en octubre de 1905, pero fue liberada en virtud de la amnist铆a de octubre como resultado de la revoluci贸n de ese mismo a帽o. Khayla hab铆a sido detenida en enero de 1905 durante un registro en las dependencias de Olga y no fue liberada hasta abril. Ambas hermanas, como destacadas anarquistas, fueron objeto de mucho escrutinio. Cuando se produjo el atentado de Liebman, la condena de Olga a 17 a帽os de trabajos forzados no fue una sorpresa, aunque pronto escap贸 en diciembre de 1906. Corriendo alocada y valientemente desde la prisi贸n de Odessa hasta la frontera, ayudada por su marido Alexander.

Ese mismo a帽o, Kahyla fue condenada a la pena de muerte por luchar en la resistencia armada junto con uno de sus compa帽eros de la Bandera Negra, Lev Tarlo, aunque su sentencia fue conmutada por 20 a帽os de trabajos forzados. El gobierno zarista de Nicol谩s el Sangriento hab铆a establecido una prisi贸n para mujeres 芦terroristas禄 en el este de Siberia, la prisi贸n de Maltsev, situada en un remoto distrito minero cerca de la frontera con China. Su marido, que tambi茅n hab铆a sido detenido, muri贸 en 1908 al quitarse la vida despu茅s de un asedio de muchas horas en el que la polic铆a intent贸 detenerlo tras dos fugas exitosas de la prisi贸n. Aunque Kahyla fue liberada en 1911 debido a un diagn贸stico de epilepsia, fue enviada a un asentamiento y su destino fue desconocido.

En 1906, los anarquistas de Odesa se mostraron m谩s activos en su agitaci贸n, ayudaron a formar m谩s de 50 organizaciones campesinas en todo el pa铆s y participaron en la uni贸n de los colectivos laborales de trabajadores portuarios y marineros. Organizaron huelgas y mantuvieron una l铆nea de resistencia militante absoluta y sin complejos. Cuando la direcci贸n de una compa帽铆a naviera intent贸 romper la huelga utilizando como esquiroles a miembros de los ultra nacionalistas Black-Hundreds (Uni贸n del Pueblo Ruso), que fueron los organizadores de muchos ataques contra la poblaci贸n jud铆a de Odessa, simplemente volaron un vapor entero. Durante el tiempo que Olga estuvo en Odessa, tambi茅n lanz贸 bombas contra los Black-Hundreds.

Los anarquistas de Yekaterinoslav con los que Olga y su hermana se hab铆an organizado emitieron esta declaraci贸n en el a帽o

芦隆Compa帽eros trabajadores!
Creemos firmemente que vendr谩n a reponer nuestro n煤mero, no hagan o铆dos sordos a nuestra llamada:
si no escuchan nuestra propaganda de palabra, se escuchar谩 nuestra propaganda de hecho, porque nuestra voz es la voz retumbante del estallido, de la bomba, de la dinamita, de la m谩quina del infierno.
隆Respondan a la violencia con violencia! Muerte a los chupasangres: los burgueses y su sequito sanguinario: todos los gobiernos.
Eterno recuerdo a los luchadores ca铆dos por la libertad.
隆Viva el terror!
隆Viva la revoluci贸n social!
隆Viva el socialismo sin Estado, el anarcocomunismo!禄

Olga huy贸 de la prisi贸n de Odessa cruzando las fronteras hasta Ginebra y de vuelta a Suiza. All铆 se uni贸 a los Buntar (amotinados) formados por su casi codefensor Liebman que hab铆a escapado a Suiza, Erdelevskii, y edit贸 el peri贸dico del mismo nombre junto con Alexander. Se uni贸 al Destacamento Internacional de Lucha de los Anarcos-comunistas, el primer grupo anarquista militante en Suiza. Aqu铆 se reencontr贸 con Rozalia Moiseyevna Tarlo, la madre del anarquista Lev I. Tarlo, asesinado en 1907. Lev hab铆a formado parte de la misma organizaci贸n de la Bandera Negra a la que Olga y su hermana hab铆an pertenecido en Odesa, organizando destacamentos de lucha, asumiendo valientemente muchos riesgos antes de ser capturado y ejecutado por las fuerzas zaristas. Tras el asesinato de su hijo, Rozalia se hab铆a propuesto vengarse. Ella y Olga regresaron a Odesa en 1907.

Olga volvi贸 a su trabajo de planificar y participar en expropiaciones y asesinatos pol铆ticos a los que se uni贸 Rozalia y muchos otros. El grupo incluso planea atentar contra el comandante del ej茅rcito de Odessa y su gobernador, junto con una explosi贸n en el tribunal de Odessa. Taratuta comenz贸 su larga carrera de ayuda a los presos anarquistas cuando empez贸 a planear una explosi贸n en la prisi贸n de Lukyanovka, en Kiev, y la fuga de sus numerosos encarcelados. Lamentablemente, fue detenida en diciembre de 1908 en Yekaterinoslav con una bolsa llena de bombas de mano y condenada a 21 a帽os de prisi贸n en la c谩rcel de Lukyanovskaya.

Rozalia tambi茅n fue detenida en 1908. El grupo Bandera Negra hab铆a tenido un informante de la polic铆a que la delat贸. Estuvo casi dos a帽os en prisi贸n antes de ser liberada por falta de pruebas. Sin embargo, el informante, el agente de polic铆a Boris Chizikov, lleg贸 a su fin el 25 de mayo de 1908 cuando fue asesinado en Ginebra por el hermano de un destacado anarquista. Su posici贸n de confianza dentro de los c铆rculos anarquistas le hab铆a dado el prestigio necesario para enviar a muchos j贸venes valientes a las prisiones y verdugos zaristas.

Olga no escap贸 de la Lukyanovskaya y cumpli贸 nueve a帽os hasta que la Revoluci贸n de Febrero liber贸 a miles y miles en todo el pa铆s. Sali贸 con el coraz贸n roto. Le hab铆an arrancado a su hijo y hab铆a empezado a crecer como un extra帽o. Gran parte del antiguo movimiento hab铆a desaparecido. Muchos de sus queridos amigos hab铆an pagado con sus vidas. Su hermana perdida. Su cu帽ado hab铆a muerto. Las estrategias y las t谩cticas tambi茅n estaban cambiando. Muchos de los anarquistas actuales denunciaban el terrorismo de la generaci贸n anterior. Entre 1912 y 1917, los sindicalistas anarquistas hab铆an sido el principal grupo anarquista que hab铆a sobrevivido. Olga se tom贸 meses para reflexionar y pensar, pasando tiempo con su hijo.

Tras unos meses de descanso, Olga ya no pudo ignorar las condiciones de Ucrania, especialmente la brutalidad de Pavlo Skoropadsky. Como resultado de la Revoluci贸n de Febrero, Pavlo, un arist贸crata y l铆der militar, hab铆a tomado el poder mediante un golpe de estado en Ucrania para convertirse en Hetman, un t铆tulo utilizado para los l铆deres y comandantes militares. El golpe hab铆a sido sancionado por el Ej茅rcito Imperial Alem谩n y Pavlo ten铆a como objetivo a bolcheviques, anarquistas, obreros, campesinos y revolucionarios. Pas贸 dos a帽os en Kiev trabajando para apoyar a todas las v铆ctimas del terror pol铆tico.

Olga volvi贸 a organizarse con la Cruz Roja Anarquista, el grupo de apoyo anarquista expl铆cito que se hab铆a formado a partir de la Cruz Roja Pol铆tica. La CRP se form贸 en 1881 como respuesta a la represi贸n del r茅gimen zarista, que apoyaba a todos los presos pol铆ticos independientemente de su tendencia. Aunque la Cruz Roja Pol铆tica deb铆a apoyar a todos los presos, no pas贸 mucho tiempo antes de que los bolcheviques se hicieran con el control de la organizaci贸n y los fondos se redujeran a los presos no bolcheviques. Los anarquistas, en respuesta, formaron la Cruz Roja Anarquista para seguir asegurando que sus compa帽eros y otros recibieran apoyo.

Se desconoce la fecha exacta en que se form贸 la CRA, pero lleg贸 en alg煤n momento entre 1905 y 1907, convirti茅ndose r谩pidamente en una organizaci贸n de ayuda internacional. Llev贸 a cabo la misi贸n inicialmente prevista por la Cruz Roja Pol铆tica y apoy贸 a todos los revolucionarios sociales, en lugar de limitarse a la marca preferida de la ideolog铆a pol铆tica practicada por las personas que manejaban sus hilos.

Para Olga era de suma importancia que los prisioneros no fueran olvidados, y que se les proporcionara comida, dinero, cartas, presi贸n para su liberaci贸n y refugio a su salida. Al igual que hab铆a trabajado en el r茅gimen zarista, continu贸 tambi茅n bajo el bolchevique, llegando a salvar o apoyar directamente a cientos y cientos de presos de todas las tendencias pol铆ticas, incluidos los comunistas que llegaron a ser sus carceleros.

En junio de 1920, viaj贸 a Ucrania y fue elegida para la secretar铆a del Nabat, trabaj贸 con Golos Truda y fue elegida representante de los makhnovistas en Kharkov. Viajaba a menudo a los campamentos de los makhnovistas y era muy respetada por Makhno. Recibi贸 5 millones de rublos para fundar la Cruz Roja Anarquista Ucraniana, que fue rebautizada como Cruz Negra, y se le prometi贸 que en su papel recibir铆a un amplio apoyo de los bolcheviques. Su represi贸n contra los anarquistas hab铆a ido en aumento. Mediante constantes traslados dificultaban el seguimiento de los prisioneros y las condiciones eran indeciblemente brutales. El C.N.A. rastre贸, apoy贸 y ayud贸 en las fugas planeadas por sus amigos encarcelados.

La Cruz Negra en Ucrania ten铆a unas caracter铆sticas 煤nicas y diferentes a las de otros cap铆tulos de la Cruz Negra, y tambi茅n se organizaban seg煤n las l铆neas de autodefensa y unidades m茅dicas. En los momentos de violencia activa en las calles, los miembros sol铆an distinguirse por llevar monos y una banda en el brazo. Nunca estuvieron al nivel defensivo del ej茅rcito rebelde insurgente, pero se pod铆a contar con ellos para organizar inmediatamente una unidad defensiva cuando aparec铆a una amenaza en su ciudad.

Una de sus destacadas coorganizadoras fue Anna Ivanovna Stepanova, que era de su misma generaci贸n y empez贸 tambi茅n como maestra. Nacida en la regi贸n de Ekaterinoslav en 1885, se uni贸 a la Bandera Negra y fue detenida en 1908, por lo que fue condenada en 1911 a cuatro a帽os de trabajos forzados. Su condena fue prorrogada y s贸lo fue liberada despu茅s de la Revoluci贸n de Febrero. Hab铆a sufrido una tuberculosis continua y hab铆a visto a su marido brutalmente asesinado ante sus ojos, pero se lanz贸 a la labor de apoyo pol铆tico junto a Olga, por lo que ambas se enfrentaron a una persecuci贸n continua.

Olga, junto con muchos otros, fue detenida durante la redada de la Cheka en la conferencia de Kharkov el 26 de abril. Stepanova fue detenida unos meses despu茅s, en noviembre, y enviada al exilio. S贸lo una de los cientos y cientos de traiciones de los bolcheviques. El centro de la Cruz Negra fue atacado y destruido. La sede de Makhno y el Golos Truda fueron asaltados. Olga fue golpeada junto a Fanya y Leah en la prisi贸n de Butyurki y trasladada con ellas a Ryazan. En enero de 1921 fue trasladada junto con otras 40 personas a Mosc煤, y el 13 de febrero sali贸 de la prisi贸n por un d铆a para llevar el f茅retro de Kropotkin a su 煤ltima morada.

En mayo de 1921, los sovi茅ticos se ofrecieron a liberarla por su venerable edad. Ten铆a m谩s de cuarenta a帽os en el momento de la revoluci贸n de febrero y sus amigos la describ铆an como una leona de pelo gris. Ya hab铆a adoptado el apodo de 芦babushka禄 o abuela. Su liberaci贸n s贸lo se producir铆a si hac铆a una declaraci贸n de rechazo a la acci贸n, pero ella se neg贸 con indignaci贸n. Una decisi贸n dif铆cil. La hab铆an vuelto a separar de su hijo y 茅l estaba siempre en su mente. Cuando los compa帽eros hac铆an una gira para escribir sobre las horribles condiciones de los gulags, se encontraron con Olga en la prisi贸n central de Orel y escribieron.

芦鈥 aqu铆 est谩 Olga Taratuta, una vieja terrorista revolucionaria, gris como una leona, una de las representantes del terror que se desarroll贸 con fuerza en el sur de Rusia en 1905-1906. Ella estaba cumpliendo la servidumbre penal cuando lleg贸 la Revoluci贸n. Siempre valiente, jovial, su alegr铆a ocultaba en las arrugas de su rostro un anhelo muy conmovedor. Conoc铆amos una cuerda enferma de su coraz贸n que siempre evit谩bamos tocar. Ten铆a un hijo, un ni帽o mayor. Vivi贸 muy poco con 茅l; creci贸 en su ausencia. Cu谩ntas veces quiz谩s el coraz贸n de la madre anhelaba a su hijo.

Cumpliendo una larga, largu铆sima condena penal, escond铆a en su alma la esperanza de verlo, de vivir cerca de 茅l por un tiempo. En la c谩rcel, envuelta en las tinieblas del sufrimiento, la pregunta angustiosa la inquietaba: 驴Perdonar铆a 茅l, comprender铆a sus nobles aspiraciones, no condenar铆a la Revoluci贸n en nombre de la cual su madre le hab铆a 芦abandonado禄? Nos enteramos de que esto no ocurri贸禄.

En la Central de Orel particip贸 en la organizaci贸n de los presos contra las condiciones brutales. Particip贸 en una huelga de hambre de 11 d铆as para protestar. Durante esta huelga, su amigo y compa帽ero Aron Baron fue informado del asesinato de su amada esposa Fanya y de su hermano. La huelga no obtuvo resultados y las condiciones no mejoraron. Olga desarroll贸 un grave escorbuto y perdi贸 casi todos sus dientes. M谩s tarde escribi贸 que un a帽o y medio en una prisi贸n sovi茅tica le hab铆a quitado m谩s vida que diez a帽os de trabajos forzados en un campo de prisioneros zarista.

En 1922 ella y Stepanova fueron deportadas a Voldoga en el exilio y liberadas en 1924, donde se trasladaron a Kiev y se unieron a la Sociedad de Antiguos Presos Pol铆ticos y Colonos Exiliados. Como parte de la sociedad disfrutaron de un peque帽o estipendio y de la solidaridad compartida con otros miembros. La Sociedad deb铆a ser un lugar donde los antiguos presos pol铆ticos y exiliados fueran bienvenidos, que funcionara de forma aut贸noma y al margen de cualquier partido oficial.

Lamentablemente, la sociedad pronto qued贸 bajo el mando de los bolcheviques y se pidi贸 a los miembros que firmaran compromisos con diversas organizaciones bolcheviques. Se empezaron a incluir art铆culos en su declaraci贸n que llevaron a la exclusi贸n de algunos antiguos pol铆ticos y exiliados. Olga escribi贸 una carta condenando y neg谩ndose a formar parte de la organizaci贸n a la que Stepanova se adhiri贸 y ambas se marcharon. Ambas cre铆an en la declaraci贸n fundacional y en los objetivos de la Sociedad, pero les horrorizaba encontrarla bajo el mando de un partido autoritario. La carta de Olga terminaba con

芦A los miembros comunistas de la sociedad me gustar铆a recordarles una vez m谩s, que en el medio de afirmarse hoy, se han olvidado del ma帽ana. La historia no la hacen ellos solos, aunque intenten apoderarse de ella, y la historia no termina con ellos, aunque monten su caballo victorioso. Una estrella lejana pero brillante, ahora m谩s tenue detr谩s de las nubes, ahora reapareciendo, una gran revoluci贸n est谩 llegando a nosotros, y victoriosamente llegar谩. Una vez m谩s, la idea de una Sociedad de los Presos Pol铆ticos y del Exilio en su belleza y vida originales ha sido sofocada en las garras del partidismo.

La voz viva y poderosa de la verdadera historia del pasado movimiento revolucionario volver谩 a resonar. La historia les llevar谩 a las p谩ginas de nuestro pasado. La historia marcar谩 tambi茅n el surgimiento y la muerte espiritual de nuestra Sociedad de Antiguos Condenados Pol铆ticos y Presos del Exilio.

Los miembros comunistas de la Sociedad quedar谩n marcados con el sello de Ca铆n: los Ca铆nes, los asesinos de la moral, y los asesinos de sus mejores camaradas en el movimiento y en la lucha contra los enemigos de la revoluci贸n de ayer y en la lucha por el ma帽ana venidero鈥β

Tras dejar la sociedad, las dos viajaron a Kiev. Stepanova cay贸 enferma y Olga la cuid贸 con esmero hasta su muerte el 27 de octubre de 1925. Escribi贸 un art铆culo sobre su querida amiga en ese momento y contribuy贸 con un art铆culo sobre las condiciones de la prisi贸n de Lukyanka publicado en el libro Kartoga y Exilio: La historia del movimiento revolucionario en Rusia, publicado en 1924. A mediados de a帽o fue detenida de nuevo por seguir distribuyendo propaganda anarquista, pero pronto fue liberada.

Desde aqu铆 se traslad贸 a Odessa en 1927. Al aparecer folletos en la ciudad defendiendo diversos puntos anarquistas, Olga fue detenida, pero pronto fue liberada por falta de pruebas. Cuando se produjo la detenci贸n y el procesamiento de Sacco y Vanzetti, la indignaci贸n se apoder贸 de la comunidad anarquista mundial. La Oficina de Anarquistas para la Protecci贸n de Sacco y Vanzetti se estableci贸 ilegalmente en Mosc煤, y Olga mantuvo correspondencia con ellos. El anarquista N. Varshavsky viaj贸 de Mosc煤 a Odesa el 22 de septiembre y se reuni贸 con Olga, entreg谩ndole muchos folletos elaborados por el bur贸. El panfleto inclu铆a un llamamiento a denunciar la continua represi贸n contra los anarquistas por parte de los bolcheviques.

Al d铆a siguiente, el apartamento de Olga fue registrado y Varshavsky fue arrestado, acusado de ser un 芦activista anarquista禄 y condenado a tres a帽os. Olga fue puesta en libertad, pero exigi贸 su detenci贸n en solidaridad y protesta por el trato dado a Varshavsky. Seg煤n la vigilancia estatal de la 茅poca, la consideraban valiosa para obtener informaci贸n sobre otros anarquistas y sus actividades, por lo que decidieron no detenerla. Escribi贸 un art铆culo condenando la persecuci贸n de Vashavsky.

芦Si est谩n tratando de exterminar a todos los anarquistas sin sentido ni raz贸n, 驴por qu茅 lo hacen de una manera tan solapada y cobarde? Si est谩n convencidos de que les conviene dejar que todos los anarquistas-idealistas se pudran y mueran en la c谩rcel, 驴por qu茅 se emocionan tanto cuando alguien habla de estos hechos o los publica en los peri贸dicos? Si el Llamamiento Anarquista (el folleto de Sacco y Vanzetti) es criminal, 驴por qu茅 no me arrestan por ello? Si los dos ejemplares del Llamamiento encontrados en mi poder no son criminales, entonces 驴por qu茅 arrestaron a esos dos compa帽eros que, como bien saben, no tuvieron nada que ver con la publicaci贸n y distribuci贸n de ese panfleto?

芦La vergonzosa pr谩ctica de la continua persecuci贸n de los anarquistas durante los 煤ltimos diez a帽os los ha marcado como criminales incluso desde el punto de vista de la ley que ustedes mismos han hecho. 驴En base a qu茅 p谩rrafo de su C贸digo Penal tienen derecho a mantener a esos dos anarquistas en prisi贸n durante seis semanas, sin haber presentado ning煤n cargo contra ellos? Pretenden que los han detenido en relaci贸n con alg煤n otro asunto, pero es una mentira y lo saben. Su prop贸sito y sus m茅todos son demasiado evidentes. El contenido del llamamiento no justifica que detengan a Olga Taratuta, porque saben que su detenci贸n por ello causar铆a demasiadas protestas tanto en Rusia como en el extranjero. Pero como temen el efecto que el 芦Llamamiento禄 pueda tener entre las masas rusas, se vengan deteniendo a dos v铆ctimas inocentes.

芦Por la presente, le declaro con toda rotundidad que su acci贸n es tan despreciable e indignante que debe ser conocida por las masas. Les anuncio que utilizar茅 todos los medios a mi alcance para informar a los trabajadores sobre el asunto. Soy plenamente consciente de las consecuencias de esta, mi declaraci贸n. Pero recuerden que los m茅todos empleados por el Zar no lograron sus prop贸sitos. Tampoco conseguir谩 acabar con las ideas a base de balas y c谩rceles. En cuanto a m铆, me da lo mismo que me metan en la c谩rcel peque帽a o que me dejen en la grande en la que han convertido a la Rusia sovi茅tica.禄

Debido a esta represi贸n del pensamiento anarquista, Olga hab铆a organizado un sistema de contrabando de literatura y publicaciones anarquistas dentro y fuera de la Uni贸n Sovi茅tica. Hab铆a establecido un canal ilegal a trav茅s de la frontera sovi茅tica y polaca cerca de Rovno. El corredor era utilizado por los anarquistas de todo el mundo. El contrabando de literatura y cartas a Ucrania, Mosc煤, Leningrado, Kursk, la regi贸n del Volga y m谩s. Una de las pocas l铆neas de vida bajo la dominaci贸n bolchevique. Ella misma utiliz贸 el pasillo para escribir en avocaci贸n al apoyo de los anarquistas encarcelados por los bolcheviques.

En 1927 intervino en un acto conmemorativo en homenaje a Lev Tarlo, tan brutalmente asesinado 20 a帽os antes. Los restos de Lev Tarlo hab铆an sido trasladados desde el cementerio de la prisi贸n y enterrados con el debido respeto en el Segundo Cementerio Jud铆o. Fue una ceremonia solemne a la que asistieron unos 20 anarquistas. El valiente joven con el que hab铆a luchado 20 a帽os antes fue finalmente llorado y celebrado abiertamente, aunque bajo la mirada de la polic铆a secreta que grab贸 el evento, al que asistieron muchas decenas de anarquistas.

En 1929 se traslad贸 de nuevo a Odessa, donde fue arrestada de nuevo durante dos a帽os, esta vez por ayudar a organizar a los trabajadores del ferrocarril. Tras ser liberada en 1931, se traslad贸 a Mosc煤, donde en su vejez, con la salud destrozada, trabaj贸 en una f谩brica de metales como operadora de taladros. 6 a帽os m谩s tarde fue detenida de nuevo y acusada de vagas actividades antisovi茅ticas. El 8 de febrero de 1938 fue juzgada, condenada a muerte y fusilada en el mismo d铆a.

De Anatolli Gorelik, que sobrevivi贸 a Rusia para escapar a Buenos Aires

Olga Taratuta pertenece a lo mejor de los viejos revolucionarios: No se dejar谩 humillar ante el poder o los gobernantes. No puede, bajo ninguna circunstancia, sucumbir.

Siempre es orgullosa, independiente, con un car谩cter fuerte y una naturaleza de hierro, como corresponde a una mujer de honor intemporal. Y s贸lo por eso, los se帽ores 芦comunistas禄 rusos decidieron reprimirla y destruirla: s贸lo por eso llevan m谩s de un a帽o mat谩ndola de hambre, congel谩ndola y envenen谩ndola en sus c谩rceles socialistas鈥

Tal es el destino de nuestros compa帽eros en Rusia.




Fuente: Anarquia.info