August 8, 2021
De parte de ANRed
2,607 puntos de vista

Suele asociarse la conducta de los pasivo-agresivos con el denominado Trastorno de Personalidad, 鈥渜ue algunos varones tengan un TP y sean pasivo-agresivos, no significa que todos los varones que sean violentos pasivos-agresivos vayan a tener un TP, esa conducta es aprendida y estimulada en nuestra cultura鈥.[1] Por Lenny C谩ceres (Diario Femenino)


Hablamos de una forma de violencia casi imperceptible, tanto que, al padecerla, podemos demorar mucho tiempo en notarla. Esta es distinta a la violencia psicol贸gica, definida en la Ley N掳 26.485 como un tipo de violencia 鈥渜ue causa da帽o emocional y disminuci贸n de la autoestima o perjudica y perturba el pleno desarrollo personal o que busca degradar o controlar sus acciones, comportamientos, creencias y decisiones, mediante amenaza, acoso, hostigamiento, restricci贸n, humillaci贸n, deshonra, descr茅dito, manipulaci贸n y aislamiento. Incluye tambi茅n la culpabilizaci贸n, vigilancia constante, exigencia de obediencia, sumisi贸n, coerci贸n verbal, persecuci贸n, insulto, indiferencia, abandono, celos excesivos, chantaje, ridiculizaci贸n, explotaci贸n y limitaci贸n del derecho de circulaci贸n o cualquier otro medio que cause perjuicio a su salud psicol贸gica y a la autodeterminaci贸n鈥.

Si bien la violencia silenciosa se manifiesta de muchas de las maneras mencionadas, asociadas a la psicol贸gica, es, en su ejercicio, a煤n m谩s sutil. Es muy dif铆cil de distinguir y provoca el mismo o mayor da帽o que todas las otras formas de violencia. Esta diferencia se da en las formas de ejercerla, esa sutileza de la que hablamos hace que demoremos m谩s tiempo en notarla, en darnos cuenta de que nos violenta y lastima.

Es com煤n en relaciones sexo-afectivas, y se da, con mucha frecuencia, en relaciones laborales. Este punto es complejo, puesto que, por diversas razones, no siempre podemos tomar distancia con esas personas, reducir el contacto y mantener el di谩logo 煤nicamente a lo imprescindible para el trabajo. El pasivo agresivo aprovechar谩 cualquier ocasi贸n, la m铆nima que tenga, para ejercer su violencia.

Tambi茅n es muy com煤n encontrarla en el comportamiento de varones 鈥渁liados鈥. Los que est谩n a favor de la libertad, autonom铆a y poder de las mujeres. Esos a quienes, desde los feminismos, solemos denominar feministOs.

Algunas se帽ales para detectarla

En las relaciones afectivas:

  • No har谩 ning煤n esfuerzo para compartir tiempo, salvo que le interese puntualmente. El tiempo lo manejar谩, siempre, a su gusto, y te relegar谩 a lo que le sobra. Un rato, en la semana, en d铆as irrelevantes, de trabajo y compromisos, y te har谩 notar que le prestes atenci贸n para el relato de sus maravillosas actividades compartidas, con otras personas, los fines de semana.
  • Las comparaciones son otro punto. Sutilmente comparar谩 tu cabello, manos, u帽as, zapatos, modo de vestirte, de ser y de andar con cualquier otra mujer, no precisamente portadora de 鈥渂elleza hegem贸nica鈥. Jam谩s apelar谩 a los estereotipos, es violento, pero no tonto. Te va a agredir, pero no de manera abierta y notoria. Jam谩s elevar谩 la voz, ni utilizar谩 insultos. Aprendi贸 bien las formas y las ejerce casi profesionalmente.
  • Otra es ignorarte. No escuchar, mirar el celular mientras hablas y luego negar que le comentaste tal o cual cosa. Entra o sale sin saludarte, como no d谩ndose cuenta de que est谩s all铆 y, si se te ocurriera hac茅rselo notar, bajar谩 una enorme cantidad de argumentos que demuestren lo persona ocupada y con compromisos que es, mientras vos鈥
  • Es una forma de violencia que se siente, pero no se hace; la agresi贸n que se intuye, pero no se identifica con claridad. Tampoco es detectable para quien no lo sufre y caemos en el remanido discurso de 鈥減ero si es un divino鈥, 鈥渦n gran amigo鈥 y as铆.

En el trabajo:

  • Te piden que les 鈥渁yudes鈥 con una tarea y, si no la haces a la brevedad que exigen, te lo har谩n notar el resto del d铆a, con suerte; a veces, el tiempo que les sirva. Y son los mismos que, cuando vos u otra persona le solicit贸 algo con car谩cter de urgente, lo minimizaban con frases tales como: 鈥渆l mundo no se va a acabar en cinco minutos鈥, 鈥渄icen urgente y lo usan en una semana鈥.
  • Otra de las formas es descalificarte en el trabajo o compararte con 鈥渁lguien鈥. Seguramente no mencionar谩 algo puntual, agregar谩 un 鈥減ero鈥 cuando se hable de tu trabajo, y en p煤blico.
  • Exponiendo tu trabajo ante un equipo interrumpe, siempre de manera sutil y con opini贸n pretendidamente elevada, para cerrar mencionando: 芦sorprende lo brillante que es fulana, c贸mo me gustar铆a tenerla en mi equipo鈥.
  • Te ignora mirando el celular o la computadora mientras est谩s hablando, e incluso suele hacerlo cuando no hay nadie m谩s presente.

La lista es interminable y seguramente sentiste algunas de estas formas de violencia, e incluso hayas ca铆do en esa trampa sosteni茅ndola en el tiempo. A veces son conductas aprendidas y no registradas que pueden revertirse y hay casos en que son la base de la personalidad, del car谩cter, elegidas como forma de vida.

Las formas de abordarla o quitar a la persona pasiva-agresiva de nuestra vida es salir corriendo, aunque no siempre se puede. De todas maneras, debemos identificarla y hablar con otras personas, especialmente cuando al 谩mbito laboral nos referimos, para que la identifiquen tambi茅n y se puedan tomar medidas. Cuando es en relaciones interpersonales, sexo-afectivas, la manera es hablarlo. Hablar en espacios de comprensi贸n y contenci贸n para fortalecer nuestras herramientas o conocer nuevas y poder tomar la decisi贸n de alejar a la persona que da帽a.

[1] Enrique Stola, m茅dico psiquiatra. Feminista.





Fuente: Anred.org