August 7, 2021
De parte de Nodo50
2,430 puntos de vista

Chiatura, o “la ciudad del oro negro” como se la conoci贸 durante la 茅poca sovi茅tica debido a la explotaci贸n minera de magnesio, vive varada en el tiempo, y pese a que a d铆a de hoy todav铆a se la considera el centro de extracci贸n y procesamiento de magnesio en el C谩ucaso sur, sus ciudadanos viven inmersos entre la pobreza extrema, graves problemas de salud e inestabilidad.

Captura de pantalla 2021-07-26 095627

Y es que cuando se escribe inestabilidad, no se habla 煤nicamente del concepto vital, tambi茅n, de las decenas de viviendas derrumbadas, y en riesgo de derrumbe debido a la extracci贸n minera, que desde hace d茅cadas, acecha a sus habitantes sin que nadie se haga responsable.

Los habitantes de Shukruti han estado gritando con la boca cerrada, y cosida, y ha sido al llegar a este extremo cuando alguien ha querido escucharlos.

Ia y Sergo se conocen desde la escuela, y ahora forman una familia. Ambos tienen 37 a帽os, y son habitantes de Shukruti. Desde 2017 su vivienda se ha ido deteriorando hasta el punto de no ser habitable:

DSC_5818

“Nuestros hijos viven como animales, como en una granja”, manifiesta Ia, que junto a su marido Sergo se han cosido los labios y desplazado hasta Tbilisi para protestar en frente de la embajada de los Estados Unidos. Ten铆an la esperanza de que protestando en la embajada de EEUU alguien les hiciera caso, ped铆an una mediaci贸n. Y finalmente la han tenido, pero no ha sido f谩cil.

“Llevaremos la huelga hasta donde haga falta, y si hay que morir, moriremos. De cualquier manera, la vida que llevamos no es vida”. Dec铆a Ia, en el d铆a 26 en huelga de hambre. Los 谩nimos ca铆an, estaban d茅biles y cansados.

Captura de pantalla 2021-07-26 095806

Despu茅s de 30 d铆as en huelga de hambre, los 煤ltimos cuatro, habiendo renunciado tambi茅n a los l铆quidos, la compa帽铆a Georgiana “Georgian Manganese” ha accedido a negociar con las familias, que no esperaban un gran resultado de esta negociaci贸n. Finalmente, la compa帽铆a ha llegado a un acuerdo con los afectados, a los que ha hecho prometer, que este acuerdo ser铆a confidencial.

“Chiatura pronto se derribar谩 entera, la explotaci贸n es muy agresiva, y toda la ciudad est谩 en muy malas condiciones”, prosigui贸 Ia, a quien no le bastaba solamente con una compensaci贸n econ贸mica, sin贸 que tambi茅n, alguna garant铆a de que en caso de arreglar sus viviendas, o construir una de nueva, no volviesen a encontrarse en esta misma situaci贸n.

Captura de pantalla 2021-07-26 095540

La protestas y huelgas comenzaron en 2016, cuando varias familias del distrito de Shukruti se vieron afectadas por la explotaci贸n minera, desde entonces, nadie se hace directamente responsable. Los shukurtienses creen que no es suficiente con una compensaci贸n econ贸mica, la mina debe parar, o al menos, modificar algunas cosas.

“Volveremos a la huelga si es necesario, pero ahora volvemos a Chiatura para comenzar estas negociaciones”. Indica Tornike, que ha estado apoyando a sus vecinos y familiares desde el inicio de la huelga, uno de los manifestantes ha vuelto a Chiatura.

Captura de pantalla 2021-07-26 095513

Para Tornike, de 25 a帽os, residente en Shukruti y trabajador de la mina, la forma de protestar que han elegido sus vecinos y familiares es demasiado extrema, 茅l no la ha realizado, pero s铆 apoyado:

Cuando estaba con ellos, no tomaba l铆quidos ni com铆a, les apoyo. Pero creo que debemos buscar otras formas de protestar que no impliquen graves consecuencias para la salud. Tenemos que estar aqu铆 para poder reclamar lo que es justo.

Y es que sus reivindicaciones han sido sencillas, que el gobierno cumpla la ley y se haga responsable de las viviendas de las familias afectadas por los trabajos de la mina. Hace dos a帽os, durante una huelga que tambi茅n realizaban los trabajadores de la mina, y en la que la mina par贸 por completo, el alcalde de Chiatura fue a negociar con los manifestantes que estudiar铆a la situaci贸n y lo trasladar铆an al gobierno para buscar una soluci贸n, pero no fue as铆. Y en este punto fue cuando las protestas de los habitantes de Shukruti comenzaron a intensificarse, incluso, durante la crisis del Covid-19.

Captura de pantalla 2021-07-26 095525

Eter Gaprindashvili de 49 a帽os nunca hab铆a tenido ning煤n tipo de relaci贸n con la mina. Ni ella, ni ninguno de sus familiares se ha dedicado nuca al sector. Fue cuando la compa帽铆a Georgian Manganese comenz贸 a explotar en su aldea que comenz贸 a interesarse y estudiar la situaci贸n. En 2016 comenzaron las protestas, a las que ella no pudo acudir por estar cuidando de su madre enferma, cuando ella muri贸, se uni贸 a sus vecinos. A diferencia de los dem谩s, Eter comenz贸 la huelga de hambre cuando se desplazaron a Tbilisi, y tambi茅n ha estado dispuesta a llevarla hasta el final.

Tiene que haber una soluci贸n, un acuerdo s铆 o s铆, de otra manera, no tendr谩 sentido todo lo que hemos hecho y luchado.

A d铆a de hoy los habitantes de Shukruti se encuentran en negociaciones con el gobierno y la compa帽铆a Georgian Manganese por una compensaci贸n justa y digna. En paralelo, sus viviendas, siguen derrumb谩ndose a la espera de una alternativa. Muchos residentes siguen viviendo en ellas por falta de recursos o sitios donde ir, aunque estas, no cumplan con ning煤n tipo de estabilidad ni seguridad. Otros, como es el caso de Ia y Sergo han preferido dejar a sus hijos con otros familiares para evitar un disgusto.

Captura de pantalla 2021-07-26 095554

La salud de algunos de los manifestantes se ha visto gravemente afectada debido a los treinta d铆as en huelga de hambre.

Por su lado, el departamento de prensa y comunicaci贸n del Gobierno de Georgia ha hecho llegar a los medios un comunicado en el que indican haber solucionado el problema, un comunicado que ha hecho reaccionar a entornos cercanos a los shukrutienses calificando esta afirmaci贸n de “falsa y escandalosa”. Y es que la salud de algunos de los manifestantes se ha visto gravemente afectada debido a los treinta d铆as en huelga de hambre. Se ha tenido que llevar al extremo para que alguien los escuchara, despu茅s de a帽os ignorados. Los shukurtienses vuelven a “casa” con un acuerdo, pero Chiatura sigue deterior谩ndose f铆sica y emocionalmente.

Captura de pantalla 2021-07-26 095501

Texto y fotos: Lorena Sopena.




Fuente: Eulixe.com