December 28, 2020
De parte de Nodo50
1,005 puntos de vista

Las relaciones entre la Administraci贸n y los administrados
me interesan bastante. Por ejemplo, si le dirigimos un escrito a la Administraci贸n,
驴cu谩ndo se considera que est谩 entregado? A esto se puede responder sin ser jurista: cuando el documento se pasa por registro, que te devuelven una copia sellada con el d铆a y la hora. Pero, 驴y si lo que se quiere hacer llegar no es un documento
susceptible de copia sino un elemento f铆sico, como el ladrillo que el otro d铆a
Lidia Falc贸n intent贸 entregar en el Ministerio de Igualdad? La Administraci贸n deber铆a
poder recibir toda clase de elementos que los ciudadanos quieran entregarles,
incluso ladrillos, por enloquecida que sea la petici贸n que estos elementos
fundamenten.

Hist贸ricamente el registro de la Administraci贸n era un lugar
f铆sico. Cada Ministerio, Consejer铆a, Ayuntamiento, organismo aut贸nomo o lo que
fuera ten铆a una o varias ventanillas de registro, con un se帽or funcionario
dedicado a revisar los documentos que presentaban los particulares, sellar una
copia, coger los originales y archivarlos para su env铆o a donde fuera
pertinente. Esta es la imagen que todos tenemos en la cabeza cuando pensamos en
el registro de la Administraci贸n, y la tenemos porque oficinas similares siguen
existiendo en todas partes.

Sin embargo, a nivel conceptual la cosa ya no es as铆. La Ley 39/2015, de Procedimiento Administrativo Com煤n (LPAC), privilegia la
relaci贸n electr贸nica entre Administraci贸n y administrados: esta es la que debe usarse
de forma preferente. As铆, tanto la identificaci贸n del interesado (art铆culo 9)
como su firma (art铆culo 10) se hacen por medios electr贸nicos, y el art铆culo 12
va m谩s all谩 al declarar que las Administraciones P煤blicas han de garantizar que
todo el mundo pueda relacionarse con ellas de forma electr贸nica. Incluso hay
algunos colectivos, como las personas jur铆dicas, que no pueden relacionarse con
la Administraci贸n de otra forma que no sea la electr贸nica.

Eso afecta tambi茅n a la manera en que se considera el
registro: ya no es una oficina f铆sica donde se archivan documentos, sino una entidad
b谩sicamente electr贸nica. El art铆culo 16 LPAC ordena que haya un Registro
Electr贸nico General para cada Administraci贸n, es decir, uno para la Administraci贸n
General del Estado, otro para cada Comunidad Aut贸noma, otro para cada Entidad
Local, etc. Sin embargo, esta norma general, tan ambiciosa (隆un 煤nico registro
electr贸nico por Administraci贸n!) queda rebajada enseguida, porque la propia ley
establece una excepci贸n important铆sima.

Los organismos dependientes de cada Administraci贸n pueden
tener su propio registro, que por supuesto debe ser interoperable con respecto
al general de la Administraci贸n de que depende. Dicho registro
general funciona en este caso como un simple portal que facilita el acceso a
los registros electr贸nicos propios de cada organismo dependiente. 驴Y hay muchos
de estos organismos dependientes? Pues no importa tanto su n煤mero como lo que
hacen. La AEAT (la Agencia Tributaria, que recauda todos los tributos
competencia del Estado) y el SEPE (el Servicio P煤blico de Empleo, que gestiona
toda clase de prestaciones laborales) son organismos dependientes. Y ambos tienen
su propio registro, separado del general.

Muy bien, entonces, 驴qu茅 debe hacer un ciudadano si quiere
que su documento quede registrado ante una Administraci贸n? Pues el mecanismo
obvio es presentarlo en el registro electr贸nico, claro. En su casa, desde su
ordenador, con su certificado digital, lo presenta y obtiene una copia sellada
digitalmente. 驴Debe presentarlo en el registro de la Administraci贸n a la que se
dirija? No, no tiene por qu茅. Puede presentarlo en cualquier registro
administrativo, ya que todos ellos han de ser interoperables y estar
interconectados.

驴Y si por lo que sea no puede acceder al registro
electr贸nico, por ejemplo porque no tiene certificado digital o Cl@ve PIN? El
mejor mecanismo entonces es irse a una oficina de asistencia en materia de
registros. Estas oficinas son los antiguos registros f铆sicos, pero ya no tienen
por qu茅 existir en todos los departamentos y organismos, porque funcionan bajo
el mismo principio de interoperabilidad: lo que se presente en una de ellas se
digitaliza y se env铆a a donde tenga que ir. Se han eliminado as铆 las copias en
papel: el funcionario escanea el original y se lo devuelve al interesado.

Estas oficinas cumplen un papel importante en la LPAC. Ante
ellas se hacen ciertos tr谩mites presenciales (como los apoderamientos), son
lugares donde se pueden practicar notificaciones si el interesado comparece en
ellas, asisten a los interesados que carezcan de identificaci贸n y firma
electr贸nica, etc. Cada Administraci贸n tiene que tener publicado en la sede
electr贸nica un listado de las mismas con su direcci贸n correspondiente. Pero,
como vemos, el cambio a nivel de concepto es completo: esas oficinas ya no son registros,
sino simples medidas de apoyo que ayudan a quien no puede alcanzar el registro
(que es telem谩tico) por sus propios medios, y que adem谩s cumplen otras
funciones.

Toda la normativa sobre oficinas de asistencia en materia de
registros est谩 pensada para que la presentaci贸n de documentos: la importancia
que se le da a la digitalizaci贸n, por ejemplo. Si lo que se quiere presentar es
un objeto, como el caso del famoso ladrillo de Lidia Falc贸n, la LPAC no es
clara y no he encontrado un reglamento que regule esta materia. El art铆culo 16.5
LPAC lo que hace es establecer la regla general que ya hemos visto (los
documentos presentados de manera presencial en una oficina de apoyo se
digitalizan y se devuelven) y luego un par de excepciones, entre las cueles est谩
que esta regla general se entiende sin perjuicio de los casos donde es
obligatorio presentar documentos no digitalizables u objetos.

Claro, es obvio. 鈥淓l documento se digitaliza y devuelve salvo
que no sea digitalizable o que sea un objeto鈥. Pero esta norma no nos aclara
mucho, porque al final no nos dice que se hace con ese documento no digitalizable
o con ese objeto. La raz贸n, seguramente, es que conf铆a en que la legislaci贸n
que obligue a presentar documentos no digitalizables u objetos ya establecer谩
c贸mo se tratan esos elementos. Pienso, por ejemplo, en legislaci贸n muy sectorial,
muse铆stica o arqueol贸gica.

Pero entonces nuestra pregunta inicial sigue sin contestar. 驴Y
cuando yo, en cualquier clase de procedimiento administrativo (o similar, como el
ejercicio del derecho de petici贸n) quiero adjuntar un objeto porque s铆, porque
me da la gana, porque creo que eso ampara mis argumentos, tiene un alto
componente simb贸lico o por lo que sea? Pues hasta donde yo s茅, no hay una v铆a espec铆fica
para registrar ese objeto. Supongo que lo que har铆a cualquier encargado de una
oficina de asistencia en materia de registro es levantar acta del objeto,
incluso con foto si es preciso, y extend茅rsela como recibo al peticionario para
demostrar que se ha presentado.

Hemos hablado hasta ahora de dos v铆as por las cuales presentar
documentaci贸n ante las Administraciones P煤blicas: el propio registro
electr贸nico y las oficinas de asistencia. Hay una tercera que es poco conocida
pero es importante, y que puede ayudar a alguien que necesite desesperadamente
entregar documentaci贸n administrativa un d铆a que no le funciona el ordenador y
no tenga una oficina cerca: Correos (1). Todas las oficinas de Correos sirven
como registro de entrada para todas las Administraciones P煤blicas.

El procedimiento est谩 en un reglamento de 1999. Es
necesario acudir a la oficina de Correos con sobre y dos copias de lo que se
quiere presentar. El empleado de Correos compara ambas copias y las sella
(fecha, lugar, hora y minuto); luego, una de las copias se mete en el sobre, este
se cierra y Correos extiende un resguardo de admisi贸n. El interesado se queda
con su copia sellada y con el resguardo. Un procedimiento casi lit煤rgico… que se ha visto superado por la realidad. Ahora las oficinas de Correos tambi茅n son terminales del registro digital, y tienen normas muy claras sobre qu茅 documentos se pueden entregar y cu谩les no. Por supuesto, no se menciona nada de objetos.

Esta decisi贸n de Correos plantea el interesante problema jur铆dico de que el reglamento de 1999 sigue vigente. Si el registro es una entidad f铆sica, donde me sellan los documentos que yo presente antes de cerrar el sobre, es posible incluir objetos en el paquete haciendo una interpretaci贸n pro
administrado
de la norma, el empleado de Correos no deber铆a neg谩rmelo. Sin embargo, si todo va ya por v铆a telem谩tica, nos encontramos con el mismo problema que ten铆amos en las oficinas de asistencia en materia de registro, y es que no se puede digitalizar un objeto.

Como dijo alguna vez uno de mis profesores de la carrera: 鈥渜ueda
claro que est谩 oscuro鈥. Hasta donde a m铆 se me alcanza, no hay ninguna norma
general que trate sobre las especificidades de la presentaci贸n de objetos en
registros de la Administraci贸n. Lo 煤nico que puedo pensar es que debe
solucionarse con amplitud de miras y teniendo en cuenta que es mejor garantizar
derechos que restringirlos. Total, para tirar el ladrillo a una escombrera
siempre hay tiempo.

 

 

 

 

 

(1) La cuarta v铆a son las embajadas y consulados de Espa帽a
en el extranjero, pero vamos a asumir que nuestro interesado est谩 en territorio
nacional.

     驴Te ha gustado esta entrada? 驴Quieres ayudar a que este blog siga adelante? Puedes convertirte en mi mecenas en la p谩gina de Patreon de As铆 Habl贸 Cicer贸n. A cambio podr谩s leer las entradas antes de que se publiquen, recibir谩s PDFs con recopilaciones de las mismas y otras recompensas. Si no puedes o no quieres hacer un pago mensual pero aun as铆 sigues queriendo apoyar este proyecto, en esta misma p谩gina a la derecha tienes un bot贸n de PayPal para que dones lo que te apetezca. 隆Muchas gracias!




Fuente: Asihablociceron.blogspot.com