July 19, 2021
De parte de Indymedia Argentina
206 puntos de vista


Desde hace a帽os los vecinos y las vecinas de Laferrere buscan crear una Reserva Natural en un predio de m谩s de 80 hect谩reas que les brindar铆a un gran pulm贸n verde, un bien escaso en la zona. Sin embargo, desde el Ministerio de Desarrollo Territorial y la Municipalidad de La Matanza, impulsados por los intereses de la C谩mara Argentina de la Construcci贸n, abrieron una licitaci贸n para edificar viviendas en ese lugar.

En la localidad de Laferrere, partido de La Matanza, Jorge Newbery fund贸 en 1943 un Aeroclub en un predio de 83 hect谩reas. Aunque hace muchos a帽os que ya no funciona y permanece desprotegido, sigue formando parte de la identidad de la ciudad y del barrio.

En 2005, la ley provincial 13.393 lo declar贸 鈥淏ien de Inter茅s Hist贸rico Testimonial鈥 (modificatoria 14.675-a帽o 2015), y en 2006 se sum贸 la Ordenanza 14.898 de 2006 que caracteriz贸 al predio como 鈥淶ona de preservaci贸n ecol贸gica ambiental a forestar鈥. En 2007, la Ordenanza 15.391 ratific贸 el espacio como zona a preservar, por ser un verdadero pulm贸n ecol贸gico y reserva natural, convirtiendo al ex Aeroclub en patrimonio de inter茅s hist贸rico y cultural.

Hoy ese predio es uno de los espacios verdes m谩s grandes de La Matanza. Sin embargo, seg煤n el 煤ltimo censo realizado en Argentina, en 2010, en Laferrere hay 0,56 metros cuadrados de espacios verdes por habitante, mientras que seg煤n la Organizaci贸n Mundial de la Salud por cada habitante de una localidad debe haber entre 10 y 15 metros cuadrados de espacio verde de acceso p煤blico.

Desde hace a帽os vecinos y vecinas proponen transformar el predio del Aeroclub en una reserva natural. Si se toma en cuenta este predio, los espacios verdes de acceso p煤blico en Laferrere se distribuir铆an as铆: 鈥淩eserva鈥 81%, Plazas 11%, Canchas 5%, Bordes 3%, Plazoletas 0%. Por lo que el predio tiene particular relevancia para Laferrere, pero tambi茅n para localidades cercanas como Isidro Casanova, Rafael Castillo, Gonz谩lez Cat谩n, que comparten la misma problem谩tica.

鈥淓s un lugar que queremos proteger por su funci贸n ecosist茅mica que tiene mucha relevancia para este lugar porque se sufren much铆simas inundaciones, sobre todo en la parte baja, en la desembocadura del Matanza; y si se siguen destruyendo los espacios verdes la situaci贸n ser谩 peor. (鈥) Queremos salvar lo que llamamos el 煤ltimo pulm贸n verde鈥, asegur贸 Sergio Barraza, docente y uno de los vecinos promotores de la Reserva Natural de Laferrere.

Lo hizo en el marco del conversatorio 鈥溌緾贸mo planificamos nuestras ciudades? La tensi贸n entre urbanizaci贸n, acceso a la vivienda y ambiente鈥, que organiz贸 la Tecnicatura Superior en Econom铆a Social de La Matanza, la APDH La Matanza, J贸venes por el Clima, entre otros; y de la que tambi茅n participaron el matem谩tico Rafael Grimson, que trabaja en el Laboratorio de Ecolog铆a, Teledetecci贸n y Ecoinform谩tica del Instituto de Investigaci贸n e Ingenier铆a Ambiental de la Universidad Nacional de San Mart铆n; y Eduardo Reese, urbanista y especialista en Desarrollo Urbano.

El proyecto de los vecinos y vecinas no ha recibido el aval y apoyo necesario por parte de organismos y fuerzas pol铆ticas para que pueda concretarse; y actualmente est谩 en vigencia una licitaci贸n para la construcci贸n de 2406 viviendas en ese predio, en el marco del Plan Procrear.

Esta instancia del Plan incluye 207 unidades de Planta Baja, 665 unidades de planta baja y un piso, 39 unidades de 2 pisos y planta baja, 22 torres de 8 pisos y planta baja. 鈥淣o se puede construir edificios en Laferrere, pero seguramente el Concejo Deliberante lo apruebe pronto. Esto no solo llevar谩 impacto en el predio de la Reserva, sino tambi茅n dentro de la ciudad, porque si se habilita la construcci贸n dentro del predio tambi茅n se lo har谩 para el resto de la ciudad. (鈥) Esto dejar铆a pr谩cticamente sin reserva, se pierde superficie de retenci贸n y absorci贸n de agua鈥, explic贸 Barraza.

La importancia de los humedales

鈥淒urante mucho tiempo se cre铆a o se dec铆a que hab铆a que sanear los humedales, que tra铆an enfermedades, mosquitos, que hab铆a que secarlos, drenarlos. Esa concepci贸n cambi贸 y hoy se sabe que tienen muchas funciones importantes para el ecosistema. Hoy se considera que son un ecosistema aparte, diferente a los terrestres y acu谩ticos鈥, se帽al贸 el matem谩tico Rafael Grimson, que trabaja en el Laboratorio de Ecolog铆a, Teledetecci贸n y Ecoinform谩tica del Instituto de Investigaci贸n e Ingenier铆a Ambiental de la Universidad Nacional de San Mart铆n y forma parte del Grupo de Estudio de Humedales Urbanos.

Grimson explic贸 que existen tres tipos de ocupaci贸n de espacios de humedales. Por un lado la ocupaci贸n privada, siendo el ejemplo m谩s claro el de los barrios privados como Nordelta que se imponen en el paisaje y lo transforman. En este punto, Grimson mencion贸 tambi茅n el Barrio Privado San Sebasti谩n, ubicado en el valle de inundaci贸n del R铆o Luj谩n: 鈥淓l barrio est谩 elevado, para evitar que el agua ingrese. Con el barrio se modific贸 la estructura del valle de inundaci贸n y se modifican las funciones ecosist茅micas, el agua corre de otra manera. El tama帽o del valle tiene que ver con lo que el agua necesita, si se modifica no puede no haber consecuencias鈥.

Otra forma de ocupaci贸n es la informal que implica ocupaciones m谩s precarias, peque帽as, realizadas por personas que viven en mucha vulnerabilidad. En este sentido, Sergio Barraza detall贸 que en los a帽os 鈥80, e incluso antes durante la dictadura, hubo en la zona de La Matanza hist贸ricas tomas de tierra por necesidad, esta presi贸n urbana hizo desaparecer en parte los espacios verdes y pobl贸 lo que hoy es Laferrere. Especific贸 adem谩s que localidades como Ramos Mej铆a, Lomas del Mirador, Madero, son densamente pobladas, pero tienen edificios, complejos habitacionales importantes; mientras que el centro de La Matanza, Rafael Castillo y Laferrere, en los que se superan los mil habitantes por kil贸metro cuadrado, no tienen este tipo de construcciones: 鈥淗ay una situaci贸n de hacinamiento muy importante, que se nota en la p茅rdida de los espacios verdes que quedaban, hay varias viviendas por lote, construcci贸n y hacinamiento en el mismo lote, porque no hay acceso a la tierra, a la vivienda digna鈥.

Finalmente, est谩 la ocupaci贸n estatal, que es la que se propone para el predio de Laferrere y otras localidades como Ciudad Evita. Se trata, seg煤n Grimson, de 鈥渙cupaci贸n estatal de espacios verdes que deber铆an ser reservas naturales鈥, aunque subray贸 que la licitaci贸n prevista para Laferrere 鈥渘o contempla en lo m谩s m铆nimo el ambiente, ni el bienestar de la gente鈥.

Proyecto de Reserva Natural de Laferrere

La iniciativa empez贸 hace cuatro a帽os con gran participaci贸n de vecinos y vecinas que hoy forman un colectivo. Sergio Barraza es uno de ellos y se帽al贸 que los tres ejes del proyecto son: la Reserva Natural, que protege el pastizal pampeano, que es un ecosistema muy amenazado y poco protegido; parquizaci贸n con sectores de recreaci贸n y deportes alrededor de todo este sistema de reserva; y el Museo y Centro de Interpretaci贸n en las instalaciones de ex Aeroclub Argentino, todo con acceso p煤blico y gratuito.

Actualmente en el predio hay 156 especies vegetales registradas, de las cuales el 70% son nativas; en cuanto a la fauna hay 59 especies de aves, adem谩s de anfibios, reptiles y mam铆feros.

Respecto a los servicios ecosist茅micos que la Reserva podr铆a brindar a Laferrere, Barraza enumer贸 depuraci贸n del aire y agua; recarga de acu铆feros; retenci贸n y absorci贸n de excedentes h铆dricos durante las lluvias; protecci贸n de suelos y riberas de erosi贸n; regulaci贸n de temperaturas; captura de carbono; sanidad en el ambiente; sitios de esparcimiento y recreaci贸n; espacio para educaci贸n ambiental.

En estos cuatro a帽os se han organizado caminatas, las primeras se hicieron para que los vecinos y las  vecinas conocieran el predio y entendieran su importancia; jornadas de trabajo, plantaci贸n de 谩rboles, limpieza, barrileteada, festivales, siempre con mucha participaci贸n y ganas de recuperar el espacio verde.

Sin embargo, las ganas y necesidades de los vecinos y vecinas se chocan con ciertos obst谩culos y/o intereses, que impiden la concreci贸n de este proyecto.

Ya en 2010 se hab铆a derogado la Ordenanza 14.898, que declaraba este predio como zona de preservaci贸n ecol贸gica ambiental a forestar, para construir un hospital. Aunque el nosocomio termin贸 ocupando s贸lo 7 de las 83 hect谩reas originales, se dej贸 desprotegida a la totalidad del terreno.

Hace poco los vecinos y vecinas presentaron un amparo en el que plantearon la inconstitucionalidad de esta derogaci贸n y su incongruencia con la Ley General del Ambiente: 鈥淓ntre sus principios est谩 el de progresividad, que lleva impl铆cito el de no regresi贸n, no se puede derogar algo que daba protecci贸n ambiental a un lugar, no se puede dar marcha atr谩s con una protecci贸n ambiental鈥, explic贸 Barraza.

A su vez, en 2019 elaboraron un proyecto fundamentado para poner en marcha la ordenanza y en 2020 presentaron directamente el texto del proyecto ya escrito para que los integrantes del Concejo Deliberante de La Matanza solo tengan que debatirlo y aprobarlo, pero no lo hicieron: 鈥淗oy se est谩 en la actual situaci贸n cr铆tica, sin protecci贸n legal del predio, que corre grave peligro. Reclamamos adem谩s que se haga una audiencia p煤blica y se elabore el impacto ambiental鈥, remarc贸 Barraza.

Ley de Humedales pendiente

Durante el 2020 la necesidad de una Ley de Humedales estuvo al frente de la agenda luego de que miles de hect谩reas de humedales fueran v铆ctimas de incendios provocados. Sin embargo, el tema ya lleva d茅cadas de negociaci贸n en el pa铆s. En 1991 Argentina suscribi贸 el Convenio de Ramsar, vigente desde 1975, que promueve la  cooperaci贸n internacional para enfrentar la p茅rdida de humedales. Esta Convenci贸n sobre los Humedales es un tratado intergubernamental que brinda un marco para la conservaci贸n y el uso racional de los humedales y sus recursos. En este marco, se declararon de inter茅s internacional 23 humedales de todo el pa铆s.

Desde 2013 se han presentado varios proyectos en defensa de los humedales en el Congreso Nacional, que fueron perdiendo estado parlamentario. El a帽o pasado se presentaron 13 iniciativas en este sentido y a fin de a帽o la Comisi贸n de Recursos Naturales y Conservaci贸n del Ambiente Humano de la C谩mara de Diputados dio dictamen favorable al proyecto de Ley de Presupuestos M铆nimos para la Conservaci贸n, Protecci贸n, Restauraci贸n Ecol贸gica y Uso Racional y Sostenible de los Humedales, que nuclea a 10 de los proyectos debatidos.

Esta iniciativa propone la creaci贸n de un inventario nacional de humedales; plantea la restauraci贸n ecol贸gica, es decir la recuperaci贸n de un sistema da帽ado, degradado o destruido por acci贸n de los seres humanos; penaliza los incendios intencionales y proh铆be la aplicaci贸n de sustancias o elementos contaminantes, productos qu铆micos o residuos de cualquier naturaleza y origen, incluidas las fumigaciones a茅reas y terrestres. Adem谩s se crea el Fondo Nacional de Humedales, con fondos del presupuesto nacional, pr茅stamos y donaciones.

Para poder ser tratado en el recinto, este proyecto debe obtener a su vez dictamen en otras comisiones de la C谩mara Baja como las de Agricultura y Ganader铆a; Intereses Mar铆timos, Fluviales, Pesqueros y Portuarios; Presupuesto y Hacienda; y Legislaci贸n Penal. Es imprescindible que esto ocurra este a帽o para que el proyecto no pierda estado parlamentario.

En este marco, se vienen realizando distintas actividades y protestas para exigir el tratamiento y aprobaci贸n de esta iniciativa. Una de ellas es la Gran Traves铆a por los Humedales que organiza la Multisectorial Humedales para el mes que viene. Invitan a sumarse con veh铆culo por tierra o embarcaci贸n (a remo o motor) por agua a los vecinos y vecinas de las localidades por las que pasar谩 esta gran traves铆a, que partir谩 el 11 de agosto desde Rosario para llegar a la Ciudad de Buenos Aires el 18 de agosto, d铆a en que se llevar谩 adelante una marcha que ir谩 desde la Casa Rosada al Congreso, donde se entregar谩 un petitorio a los presidentes de las comisiones que deben tratar el proyecto.

La falsa dicotom铆a ambiente-vivienda

Para entender qu茅 pasa (y no pasa) con el proyecto de Reserva Natural de Laferrere alcanza, quiz谩s, con ver desde d贸nde se piensan y elaboran las pol铆ticas p煤blicas urbanas, la mirada que tiene el Estado sobre qu茅 hacer con el ordenamiento territorial y ambiental, con los espacios sin construir.

Para el urbanista y especialista en Desarrollo Urbano Eduardo Reese existe una idea respecto a que 鈥渟i un espacio est谩 vac铆o hay que llenarlo鈥, y es un enfoque que aparece en la actual legislaci贸n territorial, vigente desde los a帽os de la 煤ltima dictadura c铆vico militar. Efectivamente, una ley de la dictadura es la que rige la manera de ver la ciudad y el territorio en general.

En este sentido, Reese expres贸: 鈥(Se trata de una) mirada tecnocr谩tica sobre el territorio que sigue impregnando esta idea de que si tengo un espacio vac铆o hay que llenarlo, porque si est谩 vac铆o no sirve. Si es el mercado lo llena con barrios privados, centros log铆sticos, etc. (鈥) En la Capital Federal se discute la venta y la construcci贸n de la costa del R铆o de la Plata, como est谩 vac铆a, al secretario de Planeamiento porte帽o no se le ocurri贸 mejor idea que decir que se puede llenar con catorce torres, para que la Ciudad pueda llegar al r铆o. Pero qui茅n dijo que esa es la forma de llegar鈥.

El Decreto-Ley 8912/77 de Ordenamiento Territorial y Uso del Suelo de Argentina rige justamente el ordenamiento del territorio de la Provincia de Buenos Aires, y regula el uso, ocupaci贸n, subdivisi贸n y equipamiento del suelo.

Reese mencion贸 tambi茅n el hecho de que los municipios tienen una ley org谩nica del a帽o 鈥34: 鈥淢uestra el atraso en la concepci贸n de la pol铆tica p煤blica de la provincia, atraso que tambi茅n se mide en la pr谩ctica territorial cotidiana鈥.

El urbanista remarc贸 entonces la necesidad de cambiar esta perspectiva por una que vincule estos temas con los derechos humanos: 鈥淯na pol铆tica de ordenamiento territorial, ambiental, es una pol铆tica de derechos humanos en la medida en que afecta las condiciones y la calidad de vida de la poblaci贸n. Estamos hablando de la construcci贸n de derechos. (鈥) El objetivo 煤ltimo es garantizar los derechos colectivos de la poblaci贸n. (鈥) Ocupar un humedal con la idea de que eso es parte de una pol铆tica p煤blica es tambi茅n un acto de violencia institucional para perjudicar las condiciones de vida de la poblaci贸n鈥.

En este punto, Reese pidi贸 romper con la trampa de la dicotom铆a ambiente-vivienda: 鈥淓s humedal, calidad ambiental y vivienda, as铆 se entiende el h谩bitat. La noci贸n de h谩bitat que gui贸 la Ley de Acceso Justo al H谩bitat es la de un entendimiento general, integral de las condiciones de vida de la poblaci贸n鈥.

En noviembre de 2012 se aprob贸 la Ley 14.449 de Acceso Justo al H谩bitat, y fue publicada en el Bolet铆n Oficial en octubre de 2013. Su principal objetivo es la promoci贸n del derecho a la vivienda y a un h谩bitat digno y sustentable en la Provincia de Buenos Aires. Apunta a producir suelo urbano, facilitar la regularizaci贸n urbano dominial de barrios informales, atender de manera integral la diversidad y complejidad de la demanda urbano habitacional y generar nuevos recursos a trav茅s de instrumentos que permitan, al mismo tiempo, reducir las expectativas especulativas de valorizaci贸n del suelo.

La Ley incluye adem谩s la participaci贸n social: 鈥淓ntendida como el mecanismo que ayuda a construir decisiones m谩s democr谩ticas, y m谩s sabias tambi茅n, en t茅rminos de que construir un espacio de articulaci贸n entre Estado y sociedad civil es la clave para construir una mejor pol铆tica ambiental, de vivienda, urbana. (鈥) La Ley de Acceso Justo al H谩bitat en su art铆culo 57 hace obligatoria la participaci贸n social frente a esta cuesti贸n, no dice que los gobiernos nacional y provincial pueden convocar a una mejor o mayor participaci贸n, dice 鈥榙ebe鈥. Es obligaci贸n del Estado construir y dise帽ar estas instancias para poder tomar las mejores decisiones. Nunca va a ser extraordinaria, o compartida por todos, pero seguro que si est谩 participada y la sociedad tuvo espacio para opinar y aportar va a ser infinitamente mejor que cualquier decisi贸n autocr谩tica, como esta que uno se levanta una ma帽ana y se entera que sali贸 la licitaci贸n de 2400 viviendas en este terreno鈥, expres贸 Reese.

鈥淓sta decisi贸n (de construir en el predio de la Reserva) no es del Ministerio de Desarrollo Territorial, no es de la Municipalidad de La Matanza, es una decisi贸n de la C谩mara Argentina de la Construcci贸n, que es quien ordena al Ministerio y a la Municipalidad que ah铆 tiene que haber 2400 viviendas. Para la C谩mara esas viviendas no pueden estar en otro lado o en terrenos dispersos, m谩s peque帽os, porque la renta de construcci贸n que tiene una masiva repetici贸n de tipolog铆as habitacionales en ese enorme terreno de m谩s de 80 hect谩reas obviamente es mucho mayor que si esto se esparciera en peque帽os terrenos de la Ciudad. Pero desde el punto de vista urban铆stico es infinitamente m谩s importante poder construir peque帽os conjuntos esparcidos en territorios del municipio en situaciones urbanas adecuadas que meter 2400 viviendas arriba de un humedal, en un terreno que se supone no sirve para nada. (鈥)

Esto responde a esa l铆nea vigente desde 1977 hasta ac谩, que es que el desarrollo urbano lo gobiernan los sectores concentrados de esta sociedad鈥, agreg贸 Reese al tiempo que advirti贸 que hay una clara violaci贸n a la ley de h谩bitat de la provincia, motivo para una demanda judicial: 鈥淯n juez deber铆a tomarla, que esto se licite sin evaluaci贸n previa del impacto ambiental tambi茅n es violatorio de la ley鈥.

Durante el Conversatorio, Reese insisti贸 en que el Decreto-Ley 8912/77 debe modificarse por  obsoleto: 鈥淧ero no ha podido ser revisado, salvo con las modificaciones que se lograron con la Ley de Acceso Justo al H谩bitat, y esto se debe a que es una ley elitista que construye una ciudad para pocos, legisla exhaustivamente para favorecer a los countries y de ninguna manera se preocupa de los sectores populares y de la tierra, y es por eso que un municipio como La Matanza que tendr铆a que tener un banco de tierras para poder afrontar las pol铆ticas de vivienda no lo tiene, y eso es herencia de ese urbanismo burocr谩tico. La idea elitista de una ciudad para pocos, que no tiene ambiente, que lo 煤nico que hay que hacer es construir para poner la maquinaria de la construcci贸n en marcha y por eso no se modifica, porque ten茅s esas fuerzas atr谩s鈥.

Las evidencias muestran que existen opciones, hay otros espacios disponibles para que el Estado construya y garantice el acceso a una vivienda digna, sin tener que ir contra otros derechos, como son el acceso justo al h谩bitat, al ambiente y a la salud, derechos que los vecinos y vecinas de Laferrere buscan concretar a trav茅s de la Reserva Natural.


Fuente: http://redeco.com.ar/nacional/ambiente/33429-laferrere-reserva-natural-contra-la-maquinaria-de-la-construcci%C3%B3n




Fuente: Argentina.indymedia.org