March 22, 2021
De parte de ANRed
126 puntos de vista

El Proyecto Filosofar con Niñxs de Córdoba, en conjunto con la editorial Chirimbote, lanzaron «Filosofar en Pandemia», un espacio para «invitar a las infancias a jugar, reflexionar y re(crear) en estos tiempos». Consiste en un cuadernillo gratuito y descargable de actividades para la casa y la escuela, «para que las niñeces reflexionen de manera activa en este tiempo de pandemia mundial, porque cuando les invitamos a tomar la palabra, también fomentamos que se sumerjan en la pausa que nos impone este momento para pensarnos en el nuevo contexto, para escuchar lo que sentimos y ponerle palabras a lo que atravesamos. Actividades para charlar, jugar, dibujar, escribir en familia o en el contexto de la escuela», detallan. «Pensamos particularmente en lxs niñxs, porque han sido históricamente sujetxs excluidxs de la escena pública, de la participación activa y propia. Porque, si se piensa en las infancias, se hace siempre desde fuera, como sujetxs a formar y cuerpos a disciplinar en función de un mundo ya dado y construido desde intereses que buscan sostenerse», sostienen Desde Filosofar con Niñxs. Por ANRed.


«Con mucha alegría, les compartimos esta hermosa producción que realizamos desde el Proyecto – Filosofar con Niñxs junto con Chirimbote, para invitar a las infancias a jugar, reflexionar y re(crear) en estos tiempos», detalla la gacetilla que da cuenta del lanzamiento de «Filosofar en Pandemia», un cuadernillo gratuito y que se puede descargar online, que fue realizado en conjunto por Ayelén Branca y Constanza San Pedro, y que cuenta con dibujos de Pitu Saá y Ramiro Azcurra.

«¿Qué le preguntarías al Covid-19? ¿Cómo cambió el tiempo en la cuarentena? ¿Cambiará el mundo después de una pandemia?«, son algunas de las preguntas que dispara el cuadernillo, que tiene el objetivo de «que las niñeces reflexionen de manera activa en este tiempo de pandemia  mundial, porque cuando les invitamos a tomar la palabra, también fomentamos que se sumerjan en la pausa que nos impone este momento para pensarnos en el nuevo contexto, para escuchar lo que sentimos y ponerle palabras a lo que atravesamos. Actividades para charlar, jugar, dibujar, escribir en familia o en el contexto de la escuela», detallan quienes llevan adelante la propuesta.

«La invitación y la decisión de expandir el PDF libremente por las redes, junto a Chirimbote, es parte de una decisión política no solo por darle la palabra a lxs niñxs y espacio para su propia reflexión sino también por la democratización de estas herramientas – amplían las realizadoras – Cuando Chirimbore nos propuso la publicación en conjunto, fue una alegría inmensa, tanto por la llegada de la editorial como por su perspectiva política y de trabajo en torno a las infancias. Si bien este cuadernillo ya fue trabajado y distribuido en diferentes espacios, el hecho de que sea publicado junto a Chirimbote le da otro aire, otra distribución, llegada y belleza con las ilustraciones de Pitu Saá y Ramiro Azcurra. Chirimbote llega a muchas casas, a espacios de educación popular, organizaciones territoriales y escuelas, este alcance le da una potencias democratizadora que consideramos urgente seguir construyendo. Es por eso que juntxs decidimos producir este material y darle circulación libre».

Desde el «Proyecto Filosofar con niñxs» explican, además, la razón de ser del espacio nacido en Córdona: «es un proyecto de práctica pedagógica y de investigación que llevamos adelante un equipo de profesorxs y estudiantxs de Filosofía de la Universidad Nacional de Córdoba desde hace 25 años. En nuestras prácticas, indagamos sobre aquello que lxs niñxs reflexionan, teorizan y problematizan en búsqueda de la expresión del pensamiento a través del juego, propiciando espacios de intercambio y de preguntas, en contra de  la idea de que sólo se piensa cuando nos ‘sentamos a pensar’ y que sólo algunxs pocxs pueden ‘filosofar’.

En la misma línea, sostienen: «y nuestra premisa es que lxs niñxs son lxs protagonistas de esta historia y que es imperante la necesidad de tematizar y de reflexionar sobre las infancias, lxs sujetxs que la encarnan, sobre aquello que se puede hablar de y con ellxs. Pensamos particularmente en lxs niñxs, porque han sido históricamente sujetxs excluidxs de la escena pública, de la participación activa y propia. Porque, si se piensa en las infancias, se hace siempre desde fuera, como sujetxs a formar y cuerpos a disciplinar en función de un mundo ya dado y construido desde intereses que buscan sostenerse. Asumimos las infancias como sujetxs políticxs y de derechxs, como tiempos y formas de habitar y experimentar el mundo. La invitación del proyecto es también la de dejarnos interpelar e infanciar(nos) pero también la de desnaturalizar y cuestionar la forma en que muchas veces se ha pensado y reproducido concepciones de infancias. Ya sea al considerar la infancia en singular, como una etapa etaria romantizada por el idilio del juego y la inocencia, ya sea al ponerla en un lugar de inferioridad o incompletitud, o como un periodo de tránsito a ser (otra cosa) y por tanto un momento de ‘negación’ que se convierte en imposición. En este mundo tan adultocéntrico, es difícil encontrar un lugar donde las infancias sean protagonistas», remarcan. 

Asimismo, agregan: «sabemos que las infancias son múltiples y que están atravesadas por marcadores de clase, género, que son racializadas y que no siempre se viven y transitan de la misma manera. Que entre la multiplicidad también hay desigualdad y que en vez de naturalizarla, debemos construir herramientas que propongan transformaciones desde y con las infancias. Sabemos que los territorios son distintos, que las familias tienen muchas formas y que cuando construimos colectivamente lo hacemos desde esta pluralidad y desde la convicción de que son nuestros encuentros con esxs otrxs, lxs que nos invitan a reflexionar y transformar nuestras prácticas. Así, con el tiempo y los años también nos hemos ido transformando en nuestras ideas, proyectos y orientaciones. Entendemos que la reflexión crítica sobre nosotrxs mismxs y el mundo que nos rodea es siempre necesaria y que todxs lxs niñxs tienen que ser sujetxs activxs en sus propias reflexiones».

Finalmente, con respecto al porqué de esta experiencia en el marco de la pandemia, explican: «en estos tiempos de pandemia, se expresaron con mayor claridad las contradicciones que atraviesan nuestras sociedades. Las desigualdades en todas sus expresiones -de género, étnicas y de clase- se no sólo se hicieron visibles sino que también se agudizaron. Muchas de las medidas que se adoptaron parten desde una homogeneización de un sujetx que desconoce la multiplicidad que somos y las desigualdades que nos atraviesan: ‘quédate en casa’, cuando sabemos que no todxs tienen un lugar donde vivir o que hay familias donde quedarse en casa es insostenible por las condiciones de hacinamiento de las viviendas; ‘lávate las manos’, cuando hay poblaciones sin acceso al agua; o ‘la escuela en casa’ cuando las posibilidades de conectividad o acceso a medios de conexión son de lo más limitadas. Y frente a toda esta nueva situación, ¿quién ha pensado en lxs niñxs? Entre la vorágine, una economía en decadencia, cientos de muertes por día y un sistema de salud por sostener, la pregunta por qué hacer con las infancias, además de suspender la presencialidad en las escuelas, parece haber quedado muy abajo en la lista de prioridades. Pero en ningún sentido ha sido ni es un problema menor. ¿Cómo atravesaron las infancias los periodos de ASPO y DISPO? ¿Cuales fueron sus sentires, sus emociones y sensaciones? ¿Qué problemáticas se vieron agravadas? ¿Cómo transitaron esta nueva forma de estar en sus casas, con sus familias tantas horas y tantos días? ¿Qué extrañaron? ¿Cómo hicieron lxs niñxs para comprender algo que para todxs era incomprensible? ¿Cómo habitaron las dudas, incertidumbres y los miedos en un mundo que hasta entonces sólo les ofrecía certezas?», son algunas de las preguntas que dejan flotando.


Más información:





Fuente: Anred.org