June 16, 2021
De parte de Indymedia Argentina
234 puntos de vista


El poder es opaco, necesita de esa opacidad para operar. Las nuevas derechas en la Argentina vienen trabajando con un poder de persuasi贸n que utiliza las redes y algunos medios de comunicaci贸n como replicadores de un supuesto 鈥渟entido com煤n鈥 que es en realidad una restauraci贸n de un orden. Por eso sus principales blancos son los transfeminismos, la militancia pol铆tica 鈥損orque ellos encarnan 鈥渁lgo鈥 que no ser铆a pol铆tica, sino un estado de naturaleza鈥, las pol铆ticas p煤blicas. De lo que se trata es de azuzar pasiones. Descalifican actores pol铆ticos y sociales, los se帽alan como el origen de los males y lideran ataques por las redes que resultan en linchamientos.

El fen贸meno viene siendo estudiado por investigadores como Pablo Stefanoni, en su libro La rebeld铆a se volvi贸 de derecha, y Natalia Aruguete, coautora junto a Ernesto Calvo de Fake news, trolls y otros encantos.

Lo que hicieron les seis periodistas que durante un a帽o trabajaron en La Reacci贸n Conservadora fue echar luz sobre esas formas de actuar, conectar sus estrategias, ponerlos en evidencia. 驴Listas negras? Si tienen actuaci贸n p煤blica, est谩n expuestos y los datos recabados son todos verificables. As铆, la acusaci贸n a este grupo de periodistas que tom贸 ribetes delirantes con el hashtag 鈥淕estapo鈥 tiene su origen en un malentendido que estos sectores se ocupan de sembrar de manera evidente: ellos 鈥搎ue en realidad est谩n organizados y agrupados鈥攏ecesitan aparecer como 鈥渆spont谩neos鈥, portadores de un bien y un sentido com煤n que se opone a un 鈥減oder organizado鈥 que ser铆a el feminismo. En el reino del rev茅s, aseguran que el problema es que ellos no se 鈥渁rrodillan鈥 frente a una agenda de ampliaci贸n de derechos, claro que no la llaman as铆.

驴Por qu茅 entonces, al ser puestos en evidencia hablan de persecuci贸n? 驴Ser谩 que su principal activo es la opacidad? Que formen parte de una derecha organizada, con objetivos claros y precisos como la instalaci贸n de candidatos para las elecciones, no deber铆a ser un problema en una sociedad democr谩tica.

驴Por qu茅 entonces el ataque personal, insidioso, dirigido a cada una de las personas que particip贸 de la investigaci贸n? 驴Por qu茅 la descalificaci贸n masiva en redes y tambi茅n a trav茅s de los medios masivos de comunicaci贸n?

En La Reacci贸n Conservadora hay informaci贸n veraz, firmada, chequeable y verificable. Los mecanismos del terror son bien diferentes: las fake news con acusaciones que apuntan a provocar la reacci贸n indignada de quienes leen. Se hace con fake news, se hace en base a las opiniones de esas periodistas o figuras. Ah铆 s铆 hay persecuci贸n. Inventan noticias, las lanzan en las redes, y en pocos minutos hay cientos de twits arrobando a la persona cuestionada. Generalmente tiene que ver con el dinero: parece que los obsesiona que la gente cobre por su trabajo. Convierten una tarea remunerada en algo il铆cito: tal periodista cobr贸 tanto por tal trabajo. Y s铆, las personas venden su fuerza de trabajo haciendo lo que saben hacer. As铆 se organiza este sistema econ贸mico.

Dicho as铆 puede sonar un poco abstracto, pero lo que se evita es reproducir la cantidad de ataques con mentiras que recibieron las periodistas que hicieron esta investigaci贸n y antes, otras tantas personas. La artiller铆a de hashtag y mentiras no se utiliza s贸lo contra periodistas: el tema es con los feminismos, el veganismo, el activismo lgttbiq y cualquier militancia que no sea de derecha. Y as铆, en una curiosa reapropiaci贸n de t茅rminos, hablan de listas negras -pero ellos son los que se la pasan acusando a gente en las redes sociales y en los medios de comunicaci贸n-, y hablan de feminazis, cuando son ellos los que apuntan a acallar a otres.

驴Cu谩l es el problema de ser mencionados por su actividad p煤blica? Quienes instalaron 鈥渆s de La C谩mpora鈥 como una descalificaci贸n -y se recuerda que La C谩mpora es un espacio pol铆tico de la democracia- salen a gritar que es persecuci贸n un mapa donde se relacionan cuentas en redes sociales y personas a partir de sus actividades.

La embestida es m谩s grave de lo que parece, y ya parece grave. Desde hace a帽os, periodistas y otras figuras p煤blicas ven peligrar su participaci贸n en redes sociales -o directamente se van- porque los ataques organizados son c铆clicos. Es importante saber qui茅nes los organizan. Es necesario que la sociedad sepa que no son 鈥渆spont谩neos鈥, que no es una reacci贸n 鈥渘atural鈥 de una 鈥渟ociedad enojada鈥, sino una puesta orquestada para se帽alar a algunos sectores, a algunas figuras, y convertirlas en chivos expiatorios.

驴Un mapa de los feminismos en la Argentina? Est谩 a la vista: los debates son p煤blicos, las formas de hacer son transparentes, nadie oculta donde milita y qu茅 ideas lleva adelante. A quienes hoy se dicen perseguidos, la opacidad les permite actuar como si fueran muchos, demasiados, contra quienes s铆 hacen su trabajo a plena luz.

Por eso, lo ocurrido en estos tres 煤ltimos d铆as resulta inaceptable. La informaci贸n es un derecho. Saber qui茅nes forman parte de las nuevas derechas y c贸mo est谩n coordinados es informaci贸n p煤blica necesaria para entender este momento de la sociedad.




Fuente: Argentina.indymedia.org