July 9, 2021
De parte de SAS Madrid
380 puntos de vista


El grupo DomusVi, líder del sector geriátrico español y tercero más grande de Europa, realiza una ampliación de capital de 333 millones de euros que suscriben de forma mayoritaria los actuales accionistas.

– La consejera delegada de DomusVi en España, Josefina Fernández Miguélez, invirtió 2,7 millones en acciones de la compañía a finales de 2017 y ahora han sido valoradas en 11,3 millones.

РEn la nueva estructura accionarial pierde peso el fondo Intermediate Capital Group, hasta ahora mayoritario, y lo gana otro fondo que entra en el capital, M̩rieux Equity Partners.

Las residencias de mayores, pese a la catástrofe que vivieron durante la pandemia en España y otros países europeos, siguen atrayendo a los fondos de capital privado y a los grandes inversores en busca de negocio. El último ejemplo lo protagoniza DomusVi, grupo claramente hegemónico en España y tercero más grande del sector en Europa, que acaba de cerrar una ampliación de capital por importe de 333 millones de euros.

La operación conlleva una “simplificación de la estructura accionarial”, según los documentos mercantiles de DomusVi consultados por infoLibre, que incluye la desaparición de las tres sociedades francesas donde tenían aparcadas sus acciones de DomusVi los principales directivos de la compañía, entre ellos la consejera delegada del grupo en España, Josefina Fernández Miguélez. Esas tres compañías –denominadas Mancare I SAS, Mancare II SAS y Mancare III SAS– serán  absorbidas por la matriz del grupo en Francia.

Las cifras que figuran en el proyecto de reordenación societaria de DomusVi son indicativas del enorme negocio que son para algunos las residencias de mayores. Los directivos agrupados en Mancare I SAS cuentan con acciones de DomusVi que les costaron 20.511.933 euros y ahora han sido valoradas en 85.493.002 euros. Ello supone un incremento del 316% en poco más de tres años, ya que la casi totalidad de las acciones fueron adquiridas por Mancare I SAS a finales de 2017 y la valoración actual se realizó en la primavera de este año.

De acuerdo con la información que consta en el Registro Mercantil de Nanterre (Francia), Josefina Fernández Miguélez es la principal dueña de Mancare I SAS, con un 13,32% del capital. Las acciones de DomusVi le costaron 2,70 millones de euros y ahora han sido valoradas en 11,38 millones

infoLibre se puso en contacto con DomusVi para preguntar si las únicas acciones de la compañía que tiene Fernández Miguélez son las que controla a través de Mancare I SAS –o si también ha invertido a través de las otras dos sociedades de los directivos–, pero su portavoz declinó contestar. Tampoco quiso confirmar las cifras sobre la valoración inicial y actual de sus acciones.

DomusVi se ha convertido desde el estallido de la pandemia en uno de los símbolos de lo que funciona mal en el sector geriátrico español. Por dos razones al menos. Primero, por la enorme mortalidad registrada en sus residencias. En la primavera de 2020, DomusVi gestionaba 140 centros, que contaban con 18.700 plazas. Durante la primera ola fallecieron en sus geriátricos más de 1.800 ancianos, de acuerdo con los datos oficiales conseguidos por infoLibre. En la segunda ola murieron otros 300 mayores hasta final de año. En total, en 2020 perdieron la vida más de 2.100 personas en residencias de DomusVi, una cifra claramente por encima en términos proporcionales al de plazas gestionadas en el conjunto de España.

La segunda razón fueron las polémicas declaraciones realizadas por Josefina Fernández Miguélez, a quien todo el mundo conoce como Chefi. La sede de DomusVi en España está en Vigo y a Chefi la citaron en una comisión sobre la pandemia en el Parlamento gallego. “No nos avergüenza ganar dinero cuidando a los que más lo necesitan”, aseguró desafiante aquel 13 de noviembre de 2020, fecha en la que ya habían fallecido más de 2.000 personas en sus centros. Durante toda su intervención mostró una gran preocupación por los “costes” que supondría introducir determinadas mejoras en el sector residencial –por ejemplo que los mayores pudieran vivir en habitaciones individuales y no dobles como ahora– y hasta se permitió aleccionar a los diputados: “Sé perfectamente que cuando se deja andar la imaginación, en vez de avanzar sobre estudios muy serios de los servicios, de su organización y de su coste, y en vez de programar residencias reales se programan paraísos terrenales. Se recurre fácilmente a la idea de estatalizar el servicio, de crear consorcios de empresas públicas a costa de los presupuestos del Estado y se deja de hablar de costes para hablar sólo de derechos“.

Hay que destacar, por otra parte, que la mayoría de ese dinero que ganan grupos como DomusVi procede en España de las arcas públicas. De los 140 geriátricos que explotaba el año pasado, apenas 15 contaban solo con plazas privadas, mientras que 35 eran de gestión indirecta –centros de titularidad pública que están privatizados– y 90 tenían algún tipo de concierto con la Administración.

LA NUEVA ESTRUCTURA ACCIONARIAL

En un comunicado de apenas diez líneas que colgó en su web el pasado 1 de julio, DomusVi anunciaba un plan estratégico hasta el año 2025 que incluye la “renovación” de la alianza con sus accionistas “históricos”. El texto se limita a señalar que el fundador del grupo Yves Journel “incrementa significativamente su participación”, que en el capital permanece el fondo ICG –que controlaba hasta ahora el 55% de las acciones– y que entra como nuevo inversor otro fondo, Mérieux Equity Partners. En el texto no se aportan cifras de inversión y tampoco se aclara cómo queda el nuevo reparto de capital. Ese mismo día, en declaraciones al periódico Les Echos, el presidente de DomusVi a nivel global, Sylvain Rabuel, aseguró que el grupo había logrado captar “varios cientos de millones de euros”.

Algo más de concreción aporta el nuevo fondo que entra en el accionariado, Mérieux Equity Partners, que cifró su inversión en 135 millones. O incluso alguna entidad asesora en la operación, que indicó que el dinero total captado ascendía a 333 millones. En todo caso, dada la escasa transparencia de DomusVi, resulta de momento imposible saber cómo queda exactamente el nuevo reparto de capital.

En julio de 2020, infoLibre desveló cuál era entonces la estructura societaria de DomusVi y cómo utilizaba dos sociedades en Luxemburgo para reducir al mínimo el pago de impuestos.

De la complejidad de la estructura da cuenta el siguiente hecho: entre la empresa que gestiona una de las 140 residencia en España y la sociedad última situada en el paraíso fiscal de la isla de Jersey se interponen más de una veintena de firmas, en España, Francia y Luxemburgo. La matriz en España se llama Geriavi SLU, y tiene su sede en Vigo, mientras que la matriz operativa del grupo se encuentra en Francia y se denomina Kervita SAS.

En Kervita SAS es donde confluyen los tres grupos de accionistas que tenía hasta ahora DomusVi: el fondo de capital privado ICG –dueño del 55%–, la compañía francesa Société d’Investissements DVH (SIDVH), y los principales ejecutivos del grupo de residencias.

SIDVH es un vehículo de inversión controlado por Sagesse Retraite Santé (SRS), firma creada por el fundador del grupo DomusVi Yves Journel, pero en cuyo capital tenían hasta ahora la mayoría el banco público BPI France y el fondo soberano del Gobierno de Emiratos Árabes Unidos, Mubadala Investment Company.

En cuanto a las tres sociedades de los directivos, los documentos mercantiles relacionados con la reorganización del grupo muestran que en la actualidad disponen en total del 5,94% de las acciones de DomusVi: Mancare I SAS es dueña del 3,05%, Mancare II SAS posee el 0,48% y Mancare III dispone del 2,41%.

Estas tres compañías serán absorbidas de forma inmediata por Kervita SAS, de forma que Chefi y el resto de directivos pasarán a ser accionistas directos de esta sociedad. Pero eso es solo el primer paso porque, tal y como consta en el proyecto de absorción, está previsto que a su vez Kervita SAS aporte sus acciones de DomusVi a “una entidad de nueva creación”.

La portavoz de DomusVi en España tampoco respondió a las preguntas de este periódico sobre la nueva estructura accionarial, al alegar que “se trata de una operación liderada desde Francia”, pero sí destacó la importancia que la ampliación de capital tenía para el futuro del grupo: “Evidencia el reconocimiento de las competencias y la profesionalidad del equipo humano de DomusVi. Con esta operación, los accionistas históricos reafirman su plena confianza en DomusVi, en su gestión y en sus 40.000 empleados. Además, estos fondos permiten al grupo contar con los medios necesarios para acelerar su desarrollo y transformación a través de la implementación de nuestro plan estratégico Domus2025”.

Enlace relacionado InfoLibre.es 08/07/2021.




Fuente: Sasmadrid.org