January 25, 2021
De parte de CGT Unisono Madrid
207 puntos de vista


Cuando se produce el nacimiento, la adopción o acogimiento de un hijo/a, si el padre está trabajando, tiene derecho a un permiso retribuido que a partir de 2021 será de 16 semanas, equiparándose al permiso de maternidad. Para disfrutar del permiso hay que tener cotizados 180 días en los últimos 7 años o 360 en toda la vida laboral.

La empresa debe hacernos un certificado de baja para solicitar el permiso por paternidad. En ese certificado debe indicarse el importe de la última nómina para que la Seguridad Social pueda calcular el importe de la retribución que nos corresponde, ya que es esta quien nos pagará el permiso. Para ello debemos acudir a una oficina de la Seguridad Social y rellenar el modelo de solicitud de permiso de paternidad, adjuntando la documentación requerida.

Las seis semanas posteriores al parto deberán disfrutarse forma obligatoria e ininterrumpida y las diez semanas restantes se podrán repartir en periodos semanales, de forma acumulada o interrumpida, dentro de los 12 meses siguientes al parto. No se puede renunciar al permiso de paternidad y tampoco es posible cederlo al otro/a progenitor/a.

Con esta situación se equiparan las bajas de maternidad y paternidad, pero esta situación era discriminatoria para las madres, ya que el padre hasta ahora ha venido disfrutando por convenio del mal llamado permiso de paternidad, que en realidad es un permiso por nacimiento de hijo/a y que también deben disfrutar las madres. Unísono estaba
denegando este permiso hasta la denuncia de CGT en solitario ante la Inspección de Trabajo que nos ha dado la razón, y por tanto los tres días de este permiso lo podrán disfrutar tanto padres como madres acumulándolo a las 6 primeras semanas y tiene carácter retroactivo desde 11 de junio de 2020.




Fuente: Cgtunisono.org