January 3, 2022
De parte de SAS Madrid
289 puntos de vista

Más dinero, pero todavía por debajo de los países europeos referentes y con muchas diferencias entre comunidades autónomas. Los presupuestos para Sanidad previstos por los Gobiernos regionales subirán en 2022 respecto a este 2021 que viene con carácter general, aunque con comportamiento distinto según los territorios. La Atención Primaria, colapsada desde hace tiempo en muchas autonomías, será la destinataria de buena parte de estas subidas aunque, de nuevo, no en todas las comunidades. Que vayan a subir los presupuestos y que los Ejecutivos regionales vayan a tener superávit por primera vez en años no va a impedir, sin embargo, los despidos masivos (o no renovaciones) de sanitarios en la entrada del nuevo año.

Con el impulso de los fondos europeos por la pandemia, muchas comunidades van a destinar este 2022 cifras récord a su sistema sanitario. Es por ejemplo el caso de Islas Baleares, que por primera vez en su historia superará los 2.000 millones de euros, o Cantabria, con 1.028 millones, entre otras. En términos absolutos, la tónica general es de subida, aunque hay comunidades, como Castilla-La Mancha, que gastarán menos dinero en Sanidad que el año pasado. Entre las que sí incrementan sus partidas también hay subidas y subidas, desde el 0,28% de Cantabria al 13% largo de Catalunya o Murcia. Entre medias quedan Andalucía o Castilla y León, que no han aprobado cuentas para 2022 y repetirán las del ejercicio anterior.

Más allá de las cifras brutas, el desglose de la inversión per cápita permite comparar el comportamiento de las distintas comunidades. Según esta aproximación, y a partir de un informe de la Federación de Asociaciones en Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) 12 autonomías suben su gasto por persona respecto al año pasado, tres lo bajan (Aragón, Asturias y Castilla-La Mancha) y Andalucía y Castilla y León los mantienen. La subida media se queda en 66 euros per cápita, apenas un 4,15% más.

“A pesar de todas las promesas y los supuestos compromisos sobre el reforzamiento de la Sanidad Pública, esto no se traslada a los presupuestos, que siguen siendo insuficientes para el sistema sanitario”, explica Marciano Sánchez Bayle, presidente de la FADSP. Esta organización reclama un aumento de 1.000 euros per cápita, lo que supondría incrementar los presupuestos un 60% de media.

El portavoz de FADSP también llama la atención sobre el hecho, “no muy nuevo, de que hay una gran variabilidad entre el dinero de unas comunidades y otras, una cantidad muy grande que evidentemente no puede garantizar las mismas prestaciones entre autonomías”. La diferencia entre la región que más invierte (Euskadi con 1.991 euros por persona y año) y la que menos (Madrid, 1.300 euros) está en un 53%.

La FADSP también ha elaborado un informe en el que analiza con carácter general los servicios sanitarios de cada comunidad autónoma. Para ello la federación realiza un estudio sobre diferentes elementos del sistema sanitario de cada autonomía: la financiación, recursos y funcionamiento; la política farmacéutica; la valoración de los ciudadanos; la lista de espera y la privatización sanitaria. El informe otorga puntos a cada categoría, dividida a su vez en subcategorías, y ordena las comunidades en función de los resultados.

“Evidentemente, una variabilidad tan amplia dificulta que se puedan proveer los mismos servicios sanitarios, en cantidad y/o en calidad, y rompe con la necesaria equidad y cohesión entre las comunidades”, adelanta Sánchez Bayle. Y, efectivamente, la clasificación se relaciona mucho con la inversión sanitaria que hace cada región. Euskadi aparece arriba del todo de la tabla con 98 puntos, junto a Navarra, Asturias y La Rioja en el grupo de “comunidades con mejores servicios sanitarios”. Las tres primeras son las que más gastan en Sanidad per cápita. En el último escalón, clasificadas como “comunidades con peores servicios sanitarios”, aparecen Canarias, la Comunitat Valenciana, Andalucía y Murcia, que cierra esta tabla. Si se cambia a la Comunitat Valenciana por Madrid, esas cinco autonomías son las que menos invierten en sanidad.

Subidas en la Atención Primaria

Buena parte de las subidas en muchas regiones van a ir a parar a la Atención Primaria. La partida de Asturias, por ejemplo, sube un 12,5% en esta categoría, cuando las cuentas totales apenas lo hacen un 2,3%, lo mismo que en Cantabria, donde recibe un 7,3% más de presupuesto. En Catalunya asciende un 32%.

También las hay donde sube en términos absolutos, pero parece que baja si compara con otras partidas. En Madrid, el montante para la primera línea de la sanidad pública asciende un 3,9% hasta los 2.055,8 millones de euros, pero la cifra es menor de lo que se acabó gastando en 2019 y es la partida que menos crece de todas las cuentas, pese a que en la comunidad los centros de salud están colapsados e incluso algunos servicios, como los de las urgencias de Atención Primaria, cerrados. En el caso de Galicia, ni siquiera es una menor subida: directamente baja. Habrá dos millones de euros menos para la AP, una reducción insignificante en 1.389 millones de euros, pero reducción a fin de cuentas.

La Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen) recuerda que el presupuesto necesario para el primer nivel de atención debe rondar el 25% del total del gasto sanitario, pero la mayoría de las comunidades se mueven entre el 11% y el 18%. Sin embargo, hay algunas que sí cumplen en este apartado, como Catalunya, que dedica un tercio de su inversión sanitaria a la AP.

La Atención Primaria también está pendiente del Plan de Acción de Atención Primaria y Comunitaria que aprobó el pasado 15 de diciembre el Consejo Interterritorial de Salud, que reúne al Gobierno central y las comunidades autónomas, por el que se pretende, entre otras cuestiones, dedicar “un presupuesto específico y suficiente” a este nivel cofinanciado por La Moncloa y los ejecutivos regionales. Por el momento, el plan ha recibido el rechazo de los sindicatos por ambiguo. “Está lleno de buenos propósitos e inconcreciones en los puntos fundamentales, como la financiación y la política de personal. No se cuantifica la dotación presupuestaria”, resume CCOO.

Lejos de los países punteros europeos

Las comparaciones con nuestros vecinos europeos sitúan a España relativamente cerca de la media europea (2.153 euros por persona y año), pero lejos de los países punteros en este apartado. Los 1.679,26 euros de gasto medio per cápita españoles (1.703 según las cuentas del Ministerio de Sanidad) contrastan con los 4.108 de Alemania, los 3.515 austriacos, los 3.355 de Francia o los 4.460 de Dinamarca, el país europeo que más dinero dedica por ciudadano a la Sanidad. Las magnitudes que se manejan en España ubican al país en un tercer escalón, al nivel de naciones como Eslovenia (1.438) o Italia (1.921).

Si se observa la inversión sobre el PIB, el 6,6% que se destina a Sanidad en nuestro país tampoco sale bien parado frente al 9,9% alemán (el país con mayor gasto relativo) o el 9,2% sueco. El entorno español respecto a este indicador lo conforman la República Checa (6,4%) o Finlandia (7,1%).

Además, los sindicatos de algunas comunidades autónomas lamentan que pese a que este año a los Gobiernos regionales les han cuadrado las cuentas por las transferencias que ha realizado el Gobierno central y por los fondos europeos, se hayan producido despidos –o no renovaciones– de sanitarios. En Andalucía, UGT y CCOO denuncian que la Junta recurra “a la desesperada” a personal jubilado cuando no renovó a 8.000 profesionales en noviembre. En Madrid, la Comunidad ha decidido a última hora prorrogar dos meses los contratos de 11.200 sanitarios que iban a irse a la calle, pero las asociaciones médicas señalan que seguirán siendo necesarios dentro de 60 días. En la Comunitat Valenciana se calculan en 3.500 y otros 2.700 en Castilla La Mancha para un total que supera los 20.000 despidos en todo el país, según cálculos de Redacción Médica.

Las líneas básicas de los presupuestos, comunidad a comunidad

ANDALUCÍA

En Andalucía no fue posible lograr un acuerdo para aprobar las cuentas para 2022, que se preveían como las más abultadas de la historia, informa Javier Ramajo. El pasado 24 de noviembre, el Parlamento autonómico aprobó las enmiendas a la totalidad de PSOE, Unidas Podemos y Vox y devolvió el proyecto de ley de Presupuestos para 2022 a la Junta. Desde la Consejería de Salud y Familias aseguran en ese sentido que no se disponen aún de cifras cerradas de cara al año que viene y que es una cuestión que se está ‘cocinando’ todavía en el Palacio de San Telmo, sede de la Presidencia de la Junta gobernada por el popular Juan Manuel Moreno.

Por el momento, la sexta ola de la Covid-19 está destapando las necesidades en la Atención Primaria, que venían siendo anunciadas meses atrás. Asimismo, los sindicatos sanitarios siguen movilizándose por el despido de 8.000 profesionales de la salud en noviembre, sin tener en cuenta que el Servicio Andaluz de Salud ya sufría un déficit de profesionales en su plantilla. Por otra parte, la Junta ha aumentado un 43% en un año el presupuesto para externalizar la sanidad pública hacia la privada. De hecho, el nuevo decreto andaluz de simplificación aprobado hace unos días reduce los trámites para autorizar conciertos sanitarios con centros privados.

ARAGÓN

El Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón tendrá un presupuesto global para 2022 de 2.242,9 millones de euros, un 3,68% menos que en 2021, pero casi un 8% más que el de 2020, previo a la pandemia, informa Candela Canales.

De esos 2.242 millones totales, el grueso de la inversión está destinada al Servicio Aragonés de Salud, responsable de la atención sanitaria a la población, con 2.097 millones de euros, un 3,64% menos que en 2021, pero cerca de un 10% más que antes de la pandemia. Dentro de su presupuesto, el capítulo de personal supone casi la mitad: 1.198 millones, 21 millones más.

Entre los proyectos con más peso destacan las obras del Hospital de Teruel y el Hospital de Alcañiz, cuyo gasto asciende a 35,8 millones de euros y 33,6 millones de euros. También se mencionan en los presupuestos el Plan Inveat para la renovación de equipos de alta tecnología, que supone una inversión de 16,6 millones de euros, y el programa de vacunaciones, con 8,9 millones de euros.

ASTURIAS

El Gobierno asturiano ha aprobado un presupuesto para la Consejería de Salud que asciende a 1.958 millones de euros, un 2,3% más que en 2021. Especialmente favorecida por estas cuentas públicas se va a ver la Atención Primaria, que recibe 322,6 millones de euros, lo que supone un 12,5% más. También merece especial atención en las cuentas la partida dedicada a la AP para personal, que absorberá un 25% de todo el capítulo de los presupuestos sanitarios dedicado a nóminas.

La directora general de Política y Planificación Sanitarias, Lidia Clara Rodríguez, señaló que estas cuentas “son una apuesta clara por la Atención Primaria, la salud mental, la salud bucodental o para incidir en la estrategia contra el cáncer, también en la estrategia por la tecnología y la salud digital y en infraestructuras y obras”. A este respecto, destaca la dotación de 12,2 millones de euros destinados a las obras de ampliación del Hospital de Cabueñes.

ISLAS BALEARES

2022 va a ser el primer año en el que la Sanidad balear tenga más de 2.000 millones de euros para gastar, dato que supone haber subido la inversión en esta partida un 50% en siete años. Respecto al año pasado el incremento es de un 4%.

Como en otras regiones, la Atención Primaria sube por encima de la media con un 9,2%, para alcanzar los 497 millones de euros. La Consejera de Salut y Consum, Patricia Gómez, anunció en su momento que en 2022 se dedicarán seis millones de euros a cuatro planes de recursos humanos, destinados a aumentar la contratación de personal para reforzar determinados servicios en las áreas de salud de Ibiza y de Menorca, así como también en salud mental.

ISLAS CANARIAS

El Servicio Canario de Salud (SCS) contará con 3.461 millones de euros de presupuesto para 2022, informa Iván Suárez. Esta cifra supone un incremento del 4,85% sobre las cuentas del año pasado (3.301 millones) y de más de un 10% con respecto a la época prepandemia (3.140). Los fondos destinados a Sanidad en el Archipiélago se han ido incrementando en la última década en porcentajes que oscilan entre el 3 y el 8% anual. A pesar de este aumento, las Islas continúan entre las comunidades con menor gasto sanitario per cápita.

Los presupuestos para este ejercicio crecen un 6,4% en el capítulo de personal con el objetivo de mantener al personal contratado durante la pandemia. Se destinan 71 millones de euros para reforzar las plantillas de atención a la COVID-19. También se asignan más fondos a la Atención Primaria (23,5 millones de euros) y a la Salud Mental. Las partidas específicas dedicadas a reducir las listas de espera ascienden a 106 millones de euros. La Consejería de Sanidad del Gobierno canario aprobó el año pasado el Plan Aborda, que está financiado con 200 millones y que pretende disminuir en un 30% el número de pacientes que aguardan por una intervención quirúrgica en el Archipiélago, reducir la demora media para operarse por debajo de los tres meses y que ninguna persona con cáncer tenga que esperar más de 30 días por una intervención.

CANTABRIA

El presupuesto de Cantabria en Sanidad para 2022 alcanza una cifra récord, 1.028 millones, frente a los 1.000 de 2021 y los 922 de 2020, presentados antes de la pandemia, informa Laro García. Las cuentas, aprobadas en el Parlamento con la mayoría del bipartito PRC-PSOE, crecen tanto en la partida destinada a la Consejería (un 6,8% hasta los 27,7 millones) como en la del Servicio Cántabro de Salud (SCS), cuya cuantía supera los 1.000 millones, un 3% más. Asimismo, la Atención Primaria ve incrementado su presupuesto un 7,3% respecto a 2021.

CASTILLA–LA MANCHA

Castilla-La Mancha destinará a la Sanidad en 2022 el 29,4% de sus presupuestos, informa Carmen Bachiller. Para el año que está a punto de comenzar se prevé un gasto de 3.620,2 millones de euros, del total de los 12.273,5 millones de euros del presupuesto global.

La cantidad supone 45 millones de euros menos que en 2021 o, lo que es lo mismo, un recorte de un 1,2%. Sin embargo, el Gobierno que encabeza Emiliano García-Page defiende que la inversión en este capítulo ha crecido en más de 1.000 millones respecto a los últimos presupuestos de María Dolores de Cospedal.

CASTILLA Y LEÓN

Castilla y León afrontará 2022 con unos presupuestos prorrogados, informa Laura Cornejo. El adelanto electoral y por lo tanto la ruptura del gobierno de coalición se anunció cuando aún se negociaban las cuentas y con un importante escollo, ya que aprobarlo requería un voto de un partido de la oposición y Por Ávila, el único con el que se negociaba no estuvo dispuesto a renunciar a lo que pedía para su provincia, enmiendas por valor de 35 millones de euros. Así, la prórroga presupuestaria lleva a la Consejería de Sanidad a contar con la misma cantidad que el año pasado, 4.365 millones de euros. El presupuesto total de la Comunidad es de 12.291 millones.

Las cuentas que se habían previsto para 2022 eran ligeramente superiores: un presupuesto total de 12.835 millones, lo que suponía un crecimiento del 4,42% respecto a 2021. Si los presupuestos hubiesen salido adelante, Sanidad habría contado con 4.449 millones, un 2 % más.

CATALUNYA

En Catalunya, los presupuestos aprobados recientemente por el Govern –con el apoyo de los comuns– aumentan hasta casi un 13% el dinero destinado al gasto sanitario en 2022, informa Pol Pareja. 

Las nuevas cuentas dedican más del 26,6% del total del dinero a Sanidad: 11.244 millones de euros, de los cuales 10.798 millones van directamente al Servei Català de la Salut. La cifra de dinero destinado directamente a este ente –que gestiona la mayoría del sistema público sanitario catalán– supone 1.339,5 millones de euros más que en 2021.

El Govern ha aumentado en más de un 32% el dinero directo destinado a la Atención Primaria –a la que dedicará 390,4 millones de euros– y un 10,4% más en salud mental, una partida que recibirá 505,1 millones de euros.

La partida destinada a empresas privadas que tienen un concierto con el sistema público aumenta un 12,3% y supone 4.986,1 millones de euros. Parte de este dinero también irá al sistema de atención primaria o a programas de salud mental. A su vez, se dedicarán 160 millones de euros a la recuperación de toda la actividad atrasada –tanto quirúrgica como diagnostica– por culpa de la pandemia.

Las infraestructuras sanitarias también se verán en principio reforzadas y el Servei Català de la Salut destinará 513,8 millones de euros a inversiones, el 85,7% de las cuales serán para nuevos proyectos y el resto para pagar actuaciones ya realizadas.

COMUNITAT VALENCIANA

La Generalitat Valenciana tiene en la Conselleria de Sanidad y Salud Pública el departamento con mayor presupuesto, con 7.837,7 millones de euros sobre unas cifras globales para el año 2022 que rozan los 28.000 millones de euros (aproximadamente un 28%), lo que se traduce en 141,7 millones de euros más que el ejercicio de 2021, informa Miguel Giménez. Respecto al último presupuesto previo a la pandemia, la partida para Sanidad se ve incrementada en 1.072 millones de euros, un 15,8%.

La Conselleria se marca como objetivo prioritario para el próximo ejercicio el refuerzo de la plantilla del sistema valenciano público de salud para garantizar “una asistencia sanitaria de calidad y la reducción de las listas de espera”. Para ello, se incrementa el partida de personal, con el objetivo de consolidar las plazas creadas para la pandemia, hasta alcanzar los 3.473,1 millones. También se duplica el presupuesto destinado a la mejora de las infraestructuras sanitarias y hospitalarias, que llega a los 435 millones para impulsar una serie de actuaciones entre las que destacan la ampliación del Clínico de València, el Hospital General de Castellón o las reformas, ampliaciones y mejoras en los hospitales de Orihuela, Elche, Torrevieja, Marina Baixa, Provincial de Castellón y de Vinarós. Sanidad también refuerza la inversión en la rama de la salud mental que le corresponde –otra parte de la inversión se da a través de Políticas Inclusivas– con un global de 116 millones de euros, (un 19,33% más). De está cifra, 28,54 millones se destinarán a infraestructuras para el Plan de Salud Mental, presentado en agosto, y para centros de media y larga estancia. Además, eleva el presupuesto de investigación en ciencias de la salud y enfermedades infecciosas hasta los 28,5 millones (un 50% más).

EUSKADI

En Euskadi, la cartera de Salud siempre es también la más dotada, informa Iker Rioja. En 2022 dispondrá de 4.352 millones de euros, unos 200 millones más que en 2021. Son casi uno de cada tres euros del gasto del Gobierno autonómico. La consejera, Gotzone Sagardui, suele destacar que “el gasto sanitario per cápita mantiene a Euskadi en las posiciones de cabeza en gasto público de todo el Estado”, con unos 1.984 euros por habitante. La oposición suele reprochar que no es tanto el cuánto se gasta sino el cómo. El acuerdo presupuestario con EH Bildu incluye algunas partidas de refuerzo para la atención primaria –ahora saturada en esta ola de COVID-19– y el consejero de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu, ha afirmado que no escatimarán ni un euro que sea necesario para reforzar el sistema en 2022 en caso de que sea preciso.

EXTREMADURA

El Servicio Extremeño de Salud (SES) dispondrá en 2022 del mayor presupuesto de su historia: 1.990 millones de euros, un 7,1% más que este ejercicio. La inversión prevista en Sanidad por la Junta de Extremadura es de 1.638 euros por habitante, informa Santiago Manchado.

Entre las partidas más destacadas figuran 38,4 millones de euros en una oferta de 940 plazas de personal sanitario en formación, 16 millones para la primera fase del nuevo hospital Don Benito-Villanueva y la construcción de cinco centros de salud en entornos rurales. También habrá inversiones en mejoras de las actuales infraestructuras sanitarias y en “alta tecnología”.

La Asamblea de Extremadura aprobó los presupuestos autonómicos el pasado 23 de diciembre. En el debate, la oposición logró incluir enmiendas, aunque transaccionadas por el PSOE,  para reducir las listas de espera sanitarias (300.000 euros), abordar los problemas de salud mental desde la etapa de infancia y adolescencia (100.000 euros), realizar un estudio sobre el alto número de cesáreas en Extremadura (50.000 euros) e iniciar el proyecto y dirección de obra de la segunda fase del Hospital Universitario de Cáceres (50.000 euros), cuya construcción se acometerá con fondos europeos.

GALICIA

Los fondos para sanidad se han incrementado en Galicia con la pandemia, aunque han perdido peso en el conjunto de los presupuestos, informa Beatriz Muñoz. En 2019, las últimas cuentas públicas no afectadas por el coronavirus, el Gobierno gallego reservó 3.984 millones de euros para la Consellería de Sanidade, el 40,4% de todo el presupuesto. En 2021 la cifra escaló hasta los 4.582 millones, pero pasó a representar el 39,6% del total. El Parlamento acaba de aprobar la distribución de gastos para 2022: 4.584 millones de euros se destinarán a la atención sanitaria, el 39,4% de los 11.627 millones de los que Galicia va a disponer en el próximo ejercicio.

De los incrementos de fondos queda excluida la Atención Primaria, que en pleno colapso del servicio va a recibir dos millones de euros menos el año que viene. Serán 1.389, el 30% de todos los que tendrá la sanidad en 2022. Los centros de salud y la medicina de familia han concentrado las protestas de los sanitarios y de la sociedad en los últimos meses, sobrepasados por las consultas rutinarias y el seguimiento de casos de COVID. El propio Gobierno gallego admite “problemas gravísimos” de personal y argumenta que no encuentra suficientes profesionales para contratar. Los sindicatos y los colegios médicos, sin embargo, apuntan a las malas condiciones y a la precariedad.

COMUNIDAD DE MADRID

En los primeros presupuestos que aprueba Isabel Díaz Ayuso en tres cursos políticos, la inversión en Sanidad supondrá al 38,1% del gasto, el porcentaje más bajo de los últimos años. La partida ascenderá este año a 8.784 millones de euros, 693 millones más que lo presupuestado en 2019. Según estas cifras, el incremento supone el 8,6%, la partida que menos sube de todas las cuentas públicas cuya media se sitúa en el 15%, pese a la tensión provocada por la pandemia en el sistema público de salud. Si se bucea un poco más en detalle, se comprueba que el Gobierno regional ha presupuestado 178 millones menos que el dinero gastado en esta partida en 2019, año previo a la pandemia, cuando la cifra ascendió a 8.962 millones.

Con este nuevo presupuesto, Sanidad vuelve a perder un año más peso en las cuentas madrileñas, una disminución que viene produciéndose desde 2015, cuando el gasto en sanidad ascendió al 45,16% del total. En 2016, cayó hasta el 44,13%, y así sucesivamente. La Atención Primaria recibirá 2.055,8 millones de euros, 76,6 millones más que lo que se presupuestó 2019, pero menos de lo que se acabó gastando ese año realmente. Supone apenas un incremento del 3,9%, la partida que menos crece de todas las sanitarias a pesar de los graves problemas que arrastra.

REGIÓN DE MURCIA

El proyecto de presupuestos de la Consejería de Salud para 2022 contempla 2.212 millones de euros, 17 millones más respecto a 2021, año en el que se registró una subida del 13,7% sobre al ejercicio anterior, según datos aportados por este departamento, informa Erena Calvo. Esa cuantía supone el 41% del presupuesto autonómico.

La dotación presupuestaria para 2022 destinada a fortalecer la Atención Primaria asciende a 318 millones de euros, otro de los objetivos prioritarios es reducir las listas de espera, para lo que habilitan 8,4 millones de euros; la dotación para reforzar a los profesionales de la sanidad pública asciende a 1.422 millones.

A inversiones en hospitales y centros sanitarios se han destinado 79,5 millones de euros, a mejoras en Atención Hospitalaria, 65,3 millones de euros y a la lucha contra la pandemia y gastos derivados de la asistencia sanitaria el Gobierno Regional destinará más de 174 millones de euros..

COMUNIDAD FORAL DE NAVARRA

Navarra destinará una vez más en 2022 su mayor partida presupuestaria al Departamento de Salud, informa Rodrigo Saiz. Las cuentas, que ya han sido aprobadas en el Parlamento foral, recogen una inversión en el área sanitaria superior a los 1.200 millones de euros, que suponen un ligero incremento del 0,57% con respecto a la inversión en este área en 2020, que fue a su vez la que más aumentó con respecto al presupuesto de 2019 tras el incremento del gasto originado por la pandemia.

Entre las inversiones previstas para el 2022 se encuentran la mejora de las unidades de cuidados intensivos (UCI) y los quirófanos del Hospital Reina Sofía de Tudela, la reforma del Hospital García Orcoyen de Tudela y la construcción de diez nuevos centros de salud en un plazo de tres años. También para el 2022 se ha presupuestado el refuerzo del personal sanitario y de psicología en Atención Primaria y la creación de una empresa pública de ambulancias. Este último punto fue añadido por EH Bildu a cambio de facilitar la aprobación de las cuentas con la abstención de sus parlamentarios.

LA RIOJA

La Rioja contará con un presupuesto para sanidad de 552 millones de euros, el 30% de la dotación total de la región. La consejera de Salud riojana, Sara Alba, recalcó que se trata “de los mayores presupuestos de la historia de la comunidad”.

Entre los puntos claves de los recursos sanitarios, Alba ha destacado la necesidad de reforzar la Atención Primaria, a la que se destinará más del 42% de las inversiones sanitarias. El presupuesto también contempla un 33,27% para el gasto de personal, mientras la Atención Primaria recibirá 238 millones de euros.

Enlace relacionado ElDiario.es (01/01/2022).




Fuente: Sasmadrid.org