July 17, 2021
De parte de La Haine
301 puntos de vista


Foto: “El malec贸n de La Habana en estos momentos. Miles de cubanos siguen llegando para reclamar democracia”. Era de una marcha en Egipto

Tanto va el c谩ntaro a la fuente鈥 hasta que se descubre que muchas de las noticias sobre Cuba que corren en estos d铆as en redes sociales y en importantes medios de comunicaci贸n son falsas o sacadas de contexto, lo que alimenta la tesis de que los disturbios fueron parte de una operaci贸n encubierta de desestabilizaci贸n.

Desde “asegurar” que el expresidente Ra煤l Castro hab铆a huido a Venezuela, pasando por las “dimisiones” de generales, la “toma” de ciudades y plazas p煤blicas, el “secuestro” de l铆deres comunistas, o la “muerte” de un sinn煤mero de personas, las redes sociales y las principales planas de honorables medios las distribuyeron, sin el menor 铆ndice de contraste o confirmaci贸n, y se hicieron eco de las populares y da帽inas fake news que tanto abundan en estos tiempos.

Aun cuando muchos de los manifestantes que participaron de las protestas callejeras en La Habana y otras ciudades del pa铆s defend铆an leg铆timos reclamos, la manipulaci贸n de estos actos por operadores externos contribuy贸 a descalificarlos, y a generar una abierta violencia entre protestantes 鈥搃ncluido un sector marginal que aprovech贸 la coyuntura para delinquir- y las fuerzas del orden.

Un muerto, una buena cantidad de heridos [sobre todo por la acci贸n de v谩ndalos pagados], m谩s de un centenar de arrestos, y decenas de personas a la espera de ser presentadas ante los tribunales de justicia, fue el resultado de un reclamo en principio justo, que sirvi贸 de pretexto para quienes dentro y sobre todo fuera de la isla no escatiman esfuerzos por provocar un estallido social que derrumbe al Gobierno socialista y a sus instituciones.

De mentiras, falsedades y otros temas

Una de las primeras fake news que se diseminaron por redes y medios fue el anuncio de que el expresidente Ra煤l Castro (2008-2018) hab铆a huido de Cuba; unos dec铆an que rumbo a Venezuela y otros a Galicia, Espa帽a, usando como “argumento” una foto del l铆der descendiendo de la escalerilla de un avi贸n a su llegada a Costa Rica, para participar en III Cumbre de la CELAC en 2015.

Por su parte, el diario derechista espa帽ol ABC public贸 en sus p谩ginas la “dimisi贸n” de un general cubano, viceministro del Interior, supuestamente por desacuerdos con las medidas adoptadas para frenar las manifestaciones y las acciones de vandalismo, que tambi茅n fue desmentida p煤blicamente por la Canciller铆a del pa铆s caribe帽o y por el propio general.

Otra de las fotos m谩s comentadas fue una que pareci贸 por estos d铆as en redes sociales con un texto fechado el 11 de julio: “El malec贸n de La Habana en estos momentos. Miles de cubanos siguen llegando para reclamar democracia”, insist铆a el pie de la gr谩fica鈥 hasta que la verdad aflor贸 y se comprob贸 que la instant谩nea hab铆a sido tomada en la ciudad egipcia de Alejandr铆a, durante una manifestaci贸n el 11 de febrero de 2011.

Otra foto, identificada como “un ni帽o cubano acaba de ser violentamente atacado por las fuerzas comunistas de Cuba” 鈥攖ambi茅n el 11 de julio鈥, result贸 ser una imagen publicada 隆tres d铆as antes! 鈥攅l 8 de julio鈥, despu茅s de un tiroteo entre narcos sucedido en el barrio Cota 905, en Caracas, capital de Venezuela.

Otro mensaje aparecido en redes sociales y asociado a las manifestaciones en La Habana expresaba: “Cuba despert贸 隆Abajo la dictadura! 隆Abajo el comunismo! 隆Libertad para Cuba! #SOSCuba”, acompa帽ado de una fotograf铆a donde se ve a un joven encapuchado y con la cara tapada, arrojando una botella incendiaria, mientras tras 茅l se observa una pared con la fotograf铆a del legendario guerrillero cubano-argentino Ernesto Che Guevara y la frase “No m谩s comunismo”.

Despu茅s se supo que la imagen, del fot贸grafo estadounidense David McNew, se tom贸 el 30 de mayo de 2020 en Los 脕ngeles, California, en EEUU, durante las protestas por el asesinato del afroamericano George Floyd.

Varios medios de prensa tambi茅n emplearon fotos de las marchas en apoyo al Gobierno cubano, que se manifestaban contra el bloqueo que impone EEUU a la isla, como si correspondieran a los reclamantes que criticaron a las autoridades.

A su vez, se dieron noticias falsas anunciando la “toma” del edificio del Instituto Cubano de Radio y Televisi贸n (ICRT) y de la emisora radial nacional Radio Progreso, ambas instituciones en La Habana, y se “denunciaron” las supuestas muertes a manos de las fuerza del orden p煤blico de varios ciudadanos, entre ellos de Juan Carlos Char贸n, en Santiago de Cuba, quien poco despu茅s apareci贸 en las redes quej谩ndose porque su imagen hab铆a sido manipulada por personas inescrupulosas.

Tambi茅n se difundieron noticias acerca de apagones el茅ctricos y cortes del suministro de agua durante la duraci贸n de las protestas, la supuesta “ca铆da” de la ciudad de Camag眉ey (este) en manos de los manifestantes a quienes se hab铆an “unido” la polic铆a y el ej茅rcito, e incluso del supuesto “arresto” del primer secretario del Partido Comunista en Camag眉ey, Ariel Santana, quien apareci贸 poco despu茅s en la televisi贸n nacional, cuando en realidad lo que ocurr铆an eran multitudinarias manifestaciones en respaldo a la Revoluci贸n cubana.

Esta vez, las redes sociales de Facebook, Twitter, Instagram, WhatsApp, entre otras, sirvieron como plataformas para desinformar, manipular la opini贸n p煤blica, e intentar subvertir el orden interno de la isla caribe帽a, un prop贸sito que nunca ha dejado de estar en la agenda de la Casa Blanca, que lleva 62 a帽os esperando ver desplomarse a la Revoluci贸n en Cuba, aunque sea con la fuerza demoledora de las fake news.

Sputnik / La Haine




Fuente: Lahaine.org