December 1, 2020
De parte de SAS Madrid
272 puntos de vista


El desgaste despu茅s de dos meses de protestas parece no hacer mella en la lucha vecinal de las familias del sector V y VI de la Ca帽ada Real. M谩s ruidosas que nunca, con m谩s uni贸n que nunca, en la ma帽ana de este lunes volvieron a traer su protesta al centro de la ciudad, esta vez frente a la consejer铆a de Vivienda y Administraci贸n Local de la comunidad de Madrid, 鈥減ara que los medios nos escuchan, para que la gente nos vea鈥.

Son 800 las familias que desde el pasado 2 de octubre se han quedado sin servicio. Unas 4.500 personas, de ellas 1.500 menores de edad, que ven dificultadas las tareas diarias m谩s elementales, la ducha caliente, poder disponer de un ordenador o un m贸vil con la bater铆a cargada para hacer las tareas y enviarlas a su profesorado. Lavar la ropa o, lo que es peor, que se seque en tiempos de fr铆o y lluvias continuadas, como la semana pasada.

鈥淟levamos dos meses sin luz, la cosa est谩 en negativo, seguimos sin tener respuesta, en las reuniones que tenemos con la Comunidad de Madrid, con los  comisionados, nos siguen diciendo que ellos no pueden hacer nada鈥, afirma Cristina Pozas, vecina del sector 5 e integrante de Comisi贸n por la Luz de la Ca帽ada.

Seg煤n explica, en los dos meses de protestas no han podido acceder a reunirse con los responsables de la empresa Naturgi, encargada del servicio en la zona afectada por el corte de luz. 鈥淨ueremos reunirnos con ellos para que nos expliquen si hay una orden por parte de alg煤n ministerio o de alguna administraci贸n de acometer esta medida de dejarnos sin luz, pero se niegan. Al menos, seg煤n testimonio del Comisionado de la Ca帽ada Real de la Comunidad de Madrid, que es el interlocutor y quien nos dice que la empresa no quiere estar presente en las reuniones que nosotros estamos teniendo. As铆 que son reuniones est茅riles del todo, en las que no llegamos a ning煤n punto鈥, lamenta esta vecina.

鈥淧edimos el restablecimiento de la luz ya, y que se termine la estrategia de que en el nombre de huertas il铆citas corten la luz a 4.500 personas, una poblaci贸n formada por ni帽os, ancianos, enfermos, gente muy sana y trabajadora鈥

鈥淓ntonces nosotras creemos que las administraciones son las responsables 煤ltimas de la actuaci贸n de la empresa, porque ante el atentado contra la vida que estamos sufriendo, deben ser las administraciones las que respondan. Pedimos el restablecimiento de la luz ya, y que se termine la estrategia de que en el nombre de huertas il铆citas corten la luz a 4.500 personas, una poblaci贸n formada por ni帽os, ancianos, enfermos, gente muy sana y trabajadora. Pero los pocos que estamos sanos vamos a caer enfermos por su culpa鈥, denuncia.

Para las vecinas no resulta casual que hace cuatro semanas, cuando las protestas vecinales empezaron a llegar a la opini贸n p煤blica, saltaran en diversos medios de comunicaci贸n noticias sobre operaciones contra cultivos ilegales de marihuana.

鈥淟a primera justificaci贸n fue que quieren terminar con actividades il铆citas, eso ya se est谩 saliendo totalmente de contexto, si hay personas capaces de analizar un poco qu茅 son los cultivos, qui茅n tiene que intervenir y c贸mo, que intervengan, no s茅 a qu茅 est谩n esperando para intervenir. La soluci贸n de ninguna manera puede ser dejar sin luz a 4.500 personas. Es tan absurda la excusa que a cualquier que la escucha le parece tan mediocre鈥, Pozas.

Situaciones que se agravan

Entre las vecinas que se acercaron a la manifestaci贸n est谩 F谩tima, vecina del sector 5, que reclama la urgente restituci贸n del servicio. 鈥淨ueremos una soluci贸n, queremos pagar, de verdad, queremos pagar. Tengo que lavar la ropa a mano. Somos 8 personas en mi familia, tengo 6 hijos, necesitamos una soluci贸n. No podemos estar as铆 con este fr铆o鈥, exclama.

鈥淟a ni帽a lo lleva fatal, necesita wifi, hacer deberes, mandarlos al colegio y no tenemos posibilidad. Yo como madre tengo que salir afuera a cargar m贸viles, el ordenador, para d谩rselos a ella luego y que al menos pueda hacer algo mientras hay luz del d铆a鈥

Tiene una ni帽a que va a primero del bachillerato y a quien esta semana no hubiera podido lavar ni secar la ropa si no es por la ayuda de la familia de una compa帽era de clase. 鈥淟a ni帽a lo lleva fatal, necesita wifi, hacer deberes, mandarlos al colegio y no tenemos posibilidad. Yo como madre tengo que salir afuera a cargar m贸viles, el ordenador, para d谩rselos a ella luego y que al menos pueda hacer algo mientras hay luz del d铆a. Eso hacemos todas鈥, describe.

Para Faouzia la situaci贸n es a煤n peor, con un ni帽o de 10 a帽os con problemas de autismo no encuentra soluci贸n para aliviar lo que est谩 sufriendo su hija. 鈥淟o lleva muy mal sin luz, porque para dormir no puede con la oscuridad, hay que tener por lo menos una bombilla encendida. Est谩 todo el rato llorando y no hay soluci贸n, una vez que oscurece no hay soluci贸n鈥, lamenta.

鈥淭odos nuestros hijos lo est谩n pasando fatal, pero un ni帽o con discapacidad es peor, porque no entiende que tengamos que estar sin luz. Te dicen venga, enciende la luz y lo lleva fatal. Los m茅dicos le han subido la medicaci贸n porque est谩 m谩s nervioso, m谩s alterado, no puede dormir. Va a un cole especial y los profesores nos han dicho que est谩 muy nervioso con sus compa帽eritos. Y yo lo sufro el doble al verlo a 茅l y no poder hacer nada. A un ni帽o autista no sabes c贸mo explicarle lo que pasa y no sabes c贸mo solucionarlo鈥, enfatiza.

Denuncia en Fiscal铆a

Con la extensi贸n del corte de luz, el personal sanitario que forma parte del Equipo de Intervenci贸n con Poblaci贸n Excluida (EIPE) 鈥攁nexo al CS Ensanche de Vallecas鈥, responsable de la atenci贸n de la poblaci贸n que habita el sector VI de la Ca帽ada Real Galiana, ha presentado un escrito ante Fiscal铆a expresando su 鈥減rofunda preocupaci贸n por las continuas y constantes interrupciones del suministro el茅ctrico que est谩 sufriendo dicha poblaci贸n鈥.

鈥淎dem谩s de vulnerar numerosos derechos fundamentales y afectar a la actividad econ贸mica, la educaci贸n, la comunicaci贸n, la dignidad y la vida social y cotidiana de las personas y de la comunidad, es bien sabido que la falta de suministro el茅ctrico tiene un impacto sobre la salud a trav茅s del aumento de la mortalidad y de la incidencia de numerosas morbilidades tales como enfermedades cardiovasculares, reumatol贸gicas, infecciones respiratorias, crisis de asma, problemas de salud mental, accidentes dom茅sticos, ca铆das, o bajo peso al nacer, entre otras鈥, denuncia en el escrito.

En tal sentido, explica que 鈥渓as interrupciones del suministro el茅ctrico dan lugar a temperaturas extremas e impiden el desarrollo de las actividades m谩s elementales tales como iluminaci贸n, calefacci贸n, conexi贸n a internet, uso de electrodom茅sticos, carga de bater铆as, higiene diaria, lavado 鈥攜 desinfecci贸n鈥 de la ropa, cocina y alimentaci贸n, lectura y estudio, lo cual afecta a las actividades b谩sicas de la vida, a la nutrici贸n, a la escolarizaci贸n 鈥攜a obstaculizada en muchos casos鈥, o implica un aislamiento social a煤n mayor, por mencionar s贸lo algunas consecuencias鈥.

El personal sanitario denuncia la imposibilidad 鈥渄el uso necesario de oxigenoterapia cr贸nica domiciliaria o la ventilaci贸n no invasiva domiciliaria, como es en el caso de al menos dos personas ancianas y una ni帽a de 3 a帽os”

A modo de ejemplo, el grupo de profesionales profundiza en alguna de las situaciones encontradas, como la imposibilidad 鈥渄el uso necesario de oxigenoterapia cr贸nica domiciliaria (administrada habitualmente durante un m铆nimo de 15-16 horas al d铆a) o la ventilaci贸n no invasiva domiciliaria (CPAP), todos ellos dispositivos electrodependientes, como es en el caso de al menos dos personas ancianas y una ni帽a de 3 a帽os鈥.

Tambi茅n hace hincapi茅 en que el empleo o el uso de chimeneas como alternativas a la calefacci贸n el茅ctrica han demostrado aumentar las exacerbaciones y la mortalidad por EPOC. 鈥淎umenta el riesgo de intoxicaciones por mon贸xido de carbono cuando se emplean estufas de butano para el calentamiento de los hogares, adem谩s de que contribuyen a un hacinamiento alrededor del fuego que en el contexto epidemiol贸gico actual puede aumentar el riesgo de contagio entre personas no convivientes鈥, advierte.

El escrito presentado ante la Fiscal铆a tambi茅n menciona casos de diabetes mellitus (que se trata con insulina, producto que necesita una conservaci贸n entre 2潞 y 8潞, porque disminuye su efecto a temperatura ambiente) o el empeoramiento de condiciones reum谩ticas en situaciones de fr铆o, como es el caso de la artritis.

Tras enumerar otros perfiles sanitarios que se ven agravados bajo las circunstancias de extrema precariedad a la que condena el vivir en electricidad, los profesionales que integran el EIPE expresan a la Fiscal铆a su apoyo a la poblaci贸n. 鈥淨ueremos denunciar esta situaci贸n por la vulneraci贸n de derechos b谩sicos y alertar a las instituciones y organismos p煤blicos y privados implicados en esta situaci贸n, e instamos a que se act煤e en la mayor brevedad posible para resolver esta situaci贸n鈥, concluyen.

Enlace relacionado ElSaltoDiario.com (30/11/2020).




Fuente: Sasmadrid.org