November 26, 2020
De parte de CGT-LKN Euskal Herria
346 puntos de vista


Seg煤n el borrador del decreto ley, ser谩 a trav茅s de lo que se ha denominado 鈥淧ERTE鈥, grandes proyectos de colaboraci贸n p煤blico-privada鈥 dirigidos por las grandes empresas del IBEX35, como se va a invertir el mayor volumen de los 140.000 millones fondos europeos destinados por la UE al Estado espa帽ol.

Adem谩s, se reducir谩n y acelerar谩n los procesos administrativos y se adelantar谩n gran parte de los recursos antes de las inversiones para facilitar al m谩ximo los negocios y beneficios de las grandes empresas. Las y los trabajadores en paro, en ERTE o los que est谩n a la espera de cobrar el Ingreso M铆nimo Vital, se han visto y se ven obligados a cumplir tediosos y complicados tr谩mites burocr谩ticos para, con suerte cobrar, un subsidio de miseria.

Se acaba de publicar este martes, tras la reuni贸n del Consejo de Ministros, el borrador del decreto ley por el que se regulan aspectos tan esenciales de los fondos europeos destinados a la recuperaci贸n y la resiliencia econ贸mica post Covid-19, tales como definir el 贸rgano central de control de esos fondos y los mecanismos y procedimientos de gesti贸n para aprobar y realizar el seguimiento y la fiscalizaci贸n de los fondos europeos aprobados por la Comisi贸n con un monto r茅cord de 140.000 millones de euros. De estos, recordemos, m谩s del 50% -aproximadamente 72.000 millones- son recursos a fondo perdido.

Todo el contenido del borrador del decreto ley apunta en la misma direcci贸n: poner en marcha el manguerazo de los 140.000 millones -sobre todo los 72.000 millones a fondo perdido-, al servicio de las grandes empresas del IBEX35, para el desarrollo de proyectos de grandes infraestructuras y para realizar la transformaci贸n digital y la transici贸n ecol贸gica, seg煤n declaran con enorme rimbombancia y solemnidad. Pero la realidad es otra. M谩s bien facilitar la especulaci贸n, la explotaci贸n laboral y la precariedad para garantizar los enormes beneficios que est谩n previstos gracias a estos fondos p煤blicos y que, sobre todo, llegar谩n a las grandes empresas. Todo ello en un contexto favorable para las empresas gracias a las reformas laborales que siguen vigentes y que permiten la precarizaci贸n y la devaluaci贸n salarial como se demostr贸 durante la crisis de 2008, algo que ahora vuelve a esperarse como consecuencia de la transformaci贸n de muchos de los actuales ERTE en ERE. Las propias c煤pulas burocratizadas de CCOO y UGT ya planifican moderaci贸n salarial para el a帽o 2021.

Los proyectos denominados 鈥淧ERTE鈥, que son los priorizados para obtener los fondos por su fuerte incidencia estrat茅gica en la econom铆a espa帽ola (por su volumen de inversi贸n, complejidad y movilizaci贸n de recursos) requerir谩n la direcci贸n de las grandes empresas e incluso de la propia administraci贸n. Por ello se han ideado procesos de 鈥渃olaboraci贸n p煤blico-privada鈥 que han denominado de este modo, los cuales har谩n de locomotoras y ser谩n los grandes beneficiarios de todo el proceso de desembarco de los fondos europeos.

Tensi贸n dentro del Gobierno de coalici贸n por el control del reparto de los fondos europeos

La cuesti贸n tiene tanta trascendencia pol铆tica en el seno del Gobierno de coalici贸n que el primer encontronazo de hecho ha surgido a lo largo de la propia ma帽ana, antes de la publicaci贸n del propio borrador, al filtrarse a determinados medios de comunicaci贸n que el 贸rgano central dise帽ado para la gobernanza, que estar铆a encargado de la log铆stica y la supervisi贸n directa de todo el proceso del reparto de los fondos, dejaba fuera a las y los ministros de coalici贸n de Podemos, con la excepci贸n de la ministra de trabajo, Yolanda D铆az (de Izquierda Unida). Esto hizo saltar las alarmas en el interior de Podemos, puesto que les dejar铆a sin participar de la principal palanca de intervenci贸n estrat茅gica en la econom铆a espa帽ola en decenios. Finalmente, Pedro S谩nchez acept贸 que el conjunto del Consejo de Ministros sea el 贸rgano m谩ximo y 煤ltimo de control de los fondos. 驴A cambio de qu茅 por parte de las huestes de Pablo Iglesias? No lo sabemos.

Hasta ahora los fondos europeos, que han dirigido en gran parte las tendencias y el desarrollo del capitalismo espa帽ol del 煤ltimo per铆odo, nunca hab铆an alcanzado las dimensiones de una bazuca de este calibre hist贸rico. El propio Gobierno ha calculado en cifras econ贸micas, solo para el primer a帽o -cuando se estima que recibir铆amos 27.000 millones y que ya se han incorporado al proyecto de presupuestos de 2021-, un impacto de los fondos traducible en un crecimiento de m谩s de un 2% de PIB.

Reducci贸n de plazos y controles para favorecer el manguerazo de recursos para las grandes empresas del IBEX 35

El borrador establece condiciones excepcionalmente favorables respecto a los procedimientos administrativos -los controles p煤blicos del gasto- para la aprobaci贸n y la fiscalizaci贸n de esos fondos que se est谩n dise帽ando para combatir lo que eufem铆sticamente se denomina como 鈥渆xceso de burocracia鈥, que pueda dificultar e incluso impedir que se ejecute la totalidad de ese dinero en el plazo establecido desde Bruselas.

Si bien es cierto que se viene se帽alando que el Estado espa帽ol apenas ejecuta un 30% de los fondos europeos en plazo a帽o tras a帽o, ese problema m谩s all谩 de la end茅mica burocratizaci贸n, viene determinado por la escasez de personal en todos los niveles de la administraci贸n que viene sufriendo recortes importantes desde la crisis de 2008. Adem谩s de la jerarquizaci贸n de las funciones que se viene sufriendo, sucedes como en el famoso chiste de los remeros, mucho personal lo constituyen jefes nombrados a dedo como contrapartidas pol铆ticas que, aunque marcan el ritmo, no dan una paletada contra el agua. Mientras los y las trabajadoras desde los niveles t茅cnicos a los administrativos o m谩s subalternos en todas las administraciones tienen que hacer todo el trabajo siendo cada vez menos y con menos posibilidades de desarrollo laboral cada d铆a.

En este sentido, el borrador del decreto consigna cambios importantes a la hora de establecer la concesi贸n de ayudas a los proyectos que se presenten. Uno de ellos, y no de escasa importancia precisamente, es la posibilidad de que se adelante el 50% de la cantidad solicitada para el desarrollo del proyecto. En concreto el borrador se帽ala que 鈥渟e flexibiliza la posibilidad de realizar pagos anticipados de los fondos comprometidos, con car谩cter previo a la ejecuci贸n y justificaci贸n de las prestaciones previstas en este tipo de negocios, pudiendo llegar hasta el 50% de la cantidad total a percibir鈥.

Adem谩s, esa cuant铆a adelantada puede a煤n ser mayor si forma parte de los que sean evaluados como proyectos estrat茅gicos para la econom铆a espa帽ola (鈥淧royectos PERTE鈥), y cuya ejecuci贸n como dijimos antes tendr谩 un car谩cter mixto, p煤blico-privado, debido a que estos proyectos cuentan con 鈥渓a presencia de riesgos significativos que obstaculizan la iniciativa privada鈥. En estos casos, podr铆an alcanzar 鈥渦n l铆mite m谩ximo del 90% de la cantidad total a percibir correspondiente a cada anualidad鈥.

Al mismo tiempo, estos proyectos se considerar谩n prioritarios en la tramitaci贸n, por lo que ser谩n los primeros en lograr las subvenciones, en mayor cuant铆a y con mayores posibilidades de ejecuci贸n ante el paraguas permanente que la propia administraci贸n ofrecer谩, por tratarse de proyectos de car谩cter mixto. Es indudable que esos proyectos tendr谩n que ser de un volumen inalcanzable -m谩s all谩 de las posibles subcontrataciones que acarreen los trabajos a realizar en la cadena de valoraci贸n y siempre con menor valor a帽adido para las empresas subcontratistas- para las peque帽as y medianas empresas. La parte del le贸n, sin duda, se la llevar谩n las grandes empresas del IBEX 35.

La decisi贸n, aspecto que gana relevancia en la pelea de esta ma帽ana de Podemos por formar parte del 贸rgano de gobernanza de los fondos, de calificar a un proyecto de PERTE, correr谩 a cargo del Consejo de Ministros a propuesta del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, del que emanar谩 el registro estatal para las empresas interesadas en acogerse a esta v铆a de subvenci贸n.

Respecto al tema de los plazos legales sufrir谩n tambi茅n un importante hachazo respecto a lo que viene siendo habitual para este tipo de fondos en la Administraci贸n. As铆, se ha adoptado la decisi贸n de reducir a cinco d铆as m谩ximo lo que en muchos casos lleva meses, fundamentalmente por los procesos internos de control del gasto de la propia Administraci贸n. En concreto, el borrador del decreto se帽ala que 鈥渆l despacho de estos expedientes gozar谩 de prioridad respecto de cualquier otro, debiendo pronunciarse el 贸rgano de control en el plazo de cinco d铆as h谩biles鈥, todo ello 鈥渃on independencia del tipo de expediente y de cuant铆a鈥. Algo absolutamente llamativo si tenemos en cuenta que van a ser muchos de ellos, sobre todo los PERTE, proyectos muy grandes por el volumen de inversi贸n y gasto y muy complejos para su fiscalizaci贸n p煤blica. Otro aspecto relevante para facilitar la entrada de los proyectos ser谩 la habilitaci贸n de una ventanilla 煤nica de admisi贸n de los proyectos, algo hasta ahora in茅dito para la Administraci贸n espa帽ola.

Ya hubieran querido estas facilidades, reducci贸n de plazos y de tr谩mites burocr谩ticos largos y tediosos, los y las trabajadoras que se quedaron en paro en los primeros momentos o en ERTE y que tardaron meses en cobrar sus prestaciones; o los 800.000 beneficiarios previstos del Ingreso M铆nimo Vital, de los cuales apenas lo han cobrado la mitad a d铆a de hoy por no reunir requisitos, sin tener en cuenta las condiciones de excepcionalidad por la pandemia, o por dificultades administrativas.

El control y la lucha por estos fondos estrat茅gicos para el futuro econ贸mico del Estado espa帽ol van a formar parte esencial de las disputas pol铆ticas y econ贸micas de las fuerzas del R茅gimen, pol铆ticas y econ贸micas, en el pr贸ximo per铆odo. Sin embargo, las y los trabajadores no van a obtener ning煤n beneficio directo de esos fondos tal y como est谩n dise帽ados, b谩sicamente para garantizar las ganancias empresariales y sobre todo de las grandes empresas. Es necesario ocupar las calles arrebat谩ndoselas a la reacci贸n e imponer a las burocracias sindicales un plan de lucha por un programa de emergencia para que la crisis la paguen los capitalistas.

Fuente: Izquierda Diario

Share



Fuente: Cgt-lkn.org