March 8, 2021
De parte de SAS Madrid
318 puntos de vista


La igualdad de género se ha resentido, y mucho, durante la pandemia. Según el informe oficial anual de la Comisión Europea el impacto negativo ha sido mayor en las mujeres y ha hecho retroceder los logros alcanzados en años anteriores. Se ha incrementado notablemente la violencia doméstica durante los confinamientos y las mujeres han estado en la primera línea para hacer frente a la pandemia (personal sanitario, maestras, dependientas…) según los datos facilitados en ese informe.

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, la Comisión ha hecho público el estudio que considera que las mujeres además de enfrentarse a la situación sanitaria “asumieron mayores responsabilidades en el hogar, debido a los estereotipos en torno al cuidado de la familia” y añade que la igualdad de género nunca ha sido tan prioritaria como ahora, puesto que pese a su contribución crucial en la lucha contra el virus “las mujeres apenas estaban representadas en los procesos de toma de decisiones”. Por ejemplo, en los grupos de trabajo nacionales dedicados a COVID-19 en 87 países, incluidos 17 Estados miembros de la UE, había un 85,2% de hombres.

Por todo ello las autoridades comunitarias plantean que es el momento de redoblar los esfuerzos para aplicar la Estrategia de Igualdad Género adoptada hace un año y añaden que debe estar en el centro de la recuperación pospandémica y que Europa siga siendo un referente en los derechos de las mujeres. Y a tal fin se ha puesto en marcha estos días un portal de seguimiento de estrategia de igualdad de género que seguirá, supervisará y comparará las medidas que adopten los 27 estados miembros en esa dirección.

LOS DATOS

De acuerdo con las informaciones recabadas por la entidad comunitaria, se ha registrado un aumento considerable de los conflictos en el hogar en todos los estados y pone como ejemplo que el número de informes sobre violencia doméstica en Francia aumentó un 32% durante la primera semana del confinamiento, y en Lituania un 20% en las tres primeras semanas. En Irlanda se quintuplicaron las órdenes de violencia doméstica y las autoridades españolas informaron de un aumento del 18% de las llamadas durante los primeros quince días de encierro.

Respecto a la contribución para enfrentarse a la pandemia establece que son mujeres el 76% de los trabajadores de la sanidad y la asistencia social, y el 86% del personal de los servicios sanitarios. Estos sectores vieron un aumento sin precedentes de la carga de trabajo, del riesgo para la salud y de los retos para la conciliación de la vida laboral y familiar.

También señala que se vieron muy afectadas en el mercado laboral porque están sobrerrepresentadas en los sectores más afectados por la crisis (comercio minorista, hostelería, cuidados y trabajo doméstico) y porque estos trabajos no pueden realizarse a distancia. Y se encontraron con más dificultades para reincorporarse al mercado laboral durante la recuperación parcial del pasado verano de 2020, ya que las tasas de empleo aumentaron un 1,4% para los hombres, pero sólo un 0,8% para las mujeres entre el segundo y el tercer trimestre de 2020.

CUIDADOS NO REMUNERADOS

El informe pone el acento también en que las mujeres se ocupan principalmente de los cuidados no remunerados son responsables en gran medida del equilibrio entre la vida laboral y personal. Dedican por término medio, 62 horas semanales al cuidado de los hijos (frente a las 36 horas de los hombres) y 23 horas semanales a las tareas del hogar (15 horas para los hombres).

La Comisión revela que solo el 30% de los ministros de Sanidad de la UE son mujeres y que en el grupo de trabajo interno de este organismo formado por cinco comisarios y presidido por Ursula von der Leyen, tres son mujeres.

La Estrategia de Igualdad de Género 2020-2025, adoptada hace un año, pretende poner en  marcha medidas para reducir y contribuir a la eliminación de la violencia de género, acabar con los estereotipos y ayudar a que todas las mujeres tengan las mismas oportunidades para prosperar y liderar en sus ámbitos de actuación.

También prevé acciones durante cinco años y se compromete a garantizar que se incluya una perspectiva de igualdad en todos los ámbitos políticos de la UE. Entre las primeras medidas se encuentra la intensificación de la lucha contra la violencia y la propuesta de Ley de Servicios Digitales, de diciembre de 2020, que intenta abordar el acoso en línea con la implicación de las plataformas de Internet.

Enlace relacionado ElBoletin.com (07/03/2021).




Fuente: Sasmadrid.org