November 26, 2020
De parte de CGT Las Palmas
579 puntos de vista

Este 8 de marzo la CNT vuelve a colocarse detr谩s del movimiento
feminista estatal y convoca, tal y como es su mandato, una huelga
general de 24 horas
en todos los sectores laborales. Escuchamos muy
atentamente al movimiento feminista y compartimos su an谩lisis, siendo
conscientes de la responsabilidad que como organizaci贸n obrera y
feminista tenemos en el momento hist贸rico nos toca vivir. La huelga
llamar谩 tanto a mujeres como a hombres, igual que el pasado 8 de marzo
de 2018.


Las mujeres de clase obrera nos enfrentamos d铆a tras d铆a a un sistema
capitalista y patriarcal cuya existencia misma depende de la opresi贸n
de la mujer, por lo que comprendemos que esta huelga no puede
circunscribirse 煤nicamente al 谩mbito laboral. Nos unimos al movimiento
feminista en la exigencia de que el trabajo de cuidados se equipare al
trabajo productivo y sea reconocido como lo que es: un valor social de
primer orden sin el cual la sociedad no sobrevivir铆a.

En el 谩mbito laboral exigimos el fin de la brecha salarial, que
alcanza m谩s de un 20%, conscientes de que existen mecanismos para
anularla que no se est谩n poniendo en pr谩ctica, tales como la definici贸n
de los elementos determinantes del salario y complementos salariales
como contenido m铆nimo de los convenios, la realizaci贸n de campa帽as de
oficio por parte de Inspecci贸n de trabajo, sanciones a empresas en las
que existe brecha salarial, el establecimiento de medidas procesales
individuales y colectivas que permitan el ejercicio de acciones contra
la discriminaci贸n indirecta o la realizaci贸n de un diagn贸stico oficial
de la brecha salarial con la participaci贸n de los sindicatos y las
organizaciones feministas.


Exigimos el acceso al Empleo y la Promoci贸n Profesional estableciendo
para ello medidas objetivas por la v铆a de la negociaci贸n colectiva,
prohibiendo a las empresas que exijan disponibilidad horaria fuera de la
jornada de trabajo y oblig谩ndoles a que la formaci贸n deba realizarse
obligatoriamente dentro del horario laboral.


Exigimos el derecho de informaci贸n a todos los sindicatos con
presencia en cada empresa en lo referente a los procesos de selecci贸n,
para garantizar la no discriminaci贸n, y que se establezcan l铆mites
legales a la libertad de contrataci贸n por ser una fuente de
discriminaci贸n indirecta, as铆 como campa帽as de oficio de la Inspecci贸n
de Trabajo orientadas a comprobar el cumplimiento de la objetividad en
el acceso al empleo y promoci贸n profesional, con establecimiento de
sanciones espec铆ficas a su incumplimiento.



Exigimos que los permisos de maternidad y paternidad sean id茅nticos,
obligatorios e intransferibles y que ello vaya acompa帽ado de medidas de
fomento de la corresponsabilidad entre hombres y mujeres,
establecimiento de permisos por emergencia familiar, obligatoriedad para
las empresas con plantillas de m谩s de 250 personas de contar con
servicio de guarder铆a y centro de d铆a para personas mayores,
establecimiento como servicio m铆nimo a prestar por Ayuntamientos de m谩s
de 5.000 habitantes de centros de d铆a y guarder铆as y la derogaci贸n
Decreto 20/2012 que, entre otras cosas, elimina la cotizaci贸n a la
seguridad social de las cuidadoras no profesionales de la personas
dependientes.

La CNT estar谩 a la altura de estas reivindicaciones e ir谩 a la huelga
convencida de la victoria. No aceptamos la tibieza de los sindicatos de
concertaci贸n que quieren hacerse la foto a la vez que pretenden
desactivar el movimiento y convertir una Huelga General en una protesta
inofensiva, simb贸lica y sin capacidad transformadora. Nos vemos
obligados/as una vez m谩s a denunciar la miseria de unas organizaciones
que boicotean todas aquellas luchas que no pueden controlar.

Este 8 de marzo los hombres y mujeres de la CNT iremos a la huelga
conscientes de que cualquier peque帽o paso atr谩s puede suponer un gran
retroceso. Sabemos que m谩s pronto que tarde la represalia patriarcal
estar谩 al nivel del desaf铆o lanzado por el movimiento feminista y que,
como siempre, tendr谩 al fascismo y a la patronal de su lado. No es
momento, por tanto, de tibieza ni medias tintas.


Las mujeres de clase obrera sabemos que este es nuestro momento y que
esta lucha solo podremos ganarla desde la unidad, que no uniformidad.
Mujeres de distintas edades, de distintas procedencias, de distintos
sectores, en el campo, en la industria, en los servicios, en los pueblos
y en las ciudades, trabajadoras de dentro y de fuera de casa…
encontr谩ndonos donde nos hemos encontrado siempre las mujeres: en el
apoyo mutuo y en la solidaridad.


Viva la huelga, compa帽eras. Si lo paramos todo, no podr谩n pararnos.




Fuente: Cntlaspalmas.blogspot.com