April 30, 2022
De parte de ANRed
168 puntos de vista

Un grupo de seguidoras de La Renga que viven en La Plata comenzó a cuestionarse por qué en los «banquetes», como se le llama a los recitales de la banda de rock, los varones abusan sexualmente a las pibas. Así las «rengueras» desnaturalizaron las violencias machistas que vienen denunciando y se organizan para encontrar estrategias para poder visibilizarlo, y en concreto disfrutar juntas. Un paso atrás – No me toques cuyo lema es «no nos callamos más» es el movimiento social que las reúne. Conversamos con Yésica, una de las gestoras quien explica de qué se trata la propuesta participativa que realizarán en el Estadio Único de La Plata hoy a las 17hs para visibilizar y concientizar sobre la violencia patriarcal, y por qué es importante que la banda se manifieste desde su lugar, el escenario. «Que paren el recital y nos nombren». Por Manuela Wilhelm (ANRed)

Hace más de 30 años que La Renga inició su camino en Mataderos hasta convertirse en una de las bandas de rock con más «aguante» de la Argentina. Sus shows organizados tanto en pueblos como en capitales reúnen a miles de personas de todo el país que se organizan para viajar con meses de antelación, ansiosas por participar de esta fiesta.

En el marco de los shows que viene realizando La Renga en 2022, un grupo de pibas creó grupos y páginas en las redes sociales para organizar contención y acompañamiento hacia las pibas que vienen a los recitales de la Plata desde la provincia de Buenos Aires y otros puntos del país. Sucede que el «banquete» incluye un público con lógicas patriarcales, donde una mayoría compuesta por varones toca sin consentimiento el cuerpo de las mujeres. Por eso la necesidad de autogestionarse los cuidados.

Hablamos con Yésica, estudiante en la facultad de Bellas Artes de la Universidad Nacional de La Plata que integra el grupo de Facebook y creó una cuenta de Ig llamada Un paso atrás No me toques que reúne los testimonios de abuso sexual que han sufrido las seguidoras de la banda de rock La Renga “rengueras” de La Plata.

ANRed: ¿Cómo surge la iniciativa para crear Un paso atrás – No me toques? Desde qué perspectiva retoman el lema No nos callamos más, que denuncia abusos de las bandas de rock, como Cristián Aldana, líder de El Otro Yo?

Un paso atrás – No me toques: La movida surgió por Flor, una compañera de la facu de artes donde yo también estudio. Hizo una convocatoria por facebook (fb) para compañeras rengueras de la plata o seguidoras para contener pibas que vinieran para que no estén solas, más si no conocen la ciudad. Somos 30 pibas aproximadamente. A raíz de esto se me ocurrió por un trabajo de la facu que se trataba de hacer una propuesta participativa por una problemática en común. Elegí el tema de los abusos dentro del público del rock, y en los recitales de La Renga, que últimamente había dado 4 shows y muchas pibas se quejaban a través de las redes sociales que sufrían abusos y pasaban malos momentos en el pogo o dentro del recital, que tendría que ser un espacio común para todos, seguro y libre y no nosotras sentirnos oprimidas por el hecho de ser mujer, y los varones aprovechando su privilegio para oprimirnos.

Cuando le conté a las profesoras lo que quería hacer a ellas les dio un poco de miedo, no conocían la banda, no sabían cómo lo iban a tomar, pensaban que se iba a enojar o molestar que nosotras hagamos un poco de bochinche, pero la realidad es que La renga si bien está compuesta por hombres defienden las causas feministas, sus familiares van a las marchas. Las pibas del grupo de fb me ayudaron a visibilizar esto para que a través de testimonios las chicas me cuenten y pueda compartir y generar concientización acerca de esta problemática dentro de los shows.

El tema del Otro Yo y las denuncias que surgieron a raíz de eso nosotras no lo relacionamos porque nosotras no denunciamos a la banda sino al público. Denunciamos al público retrógrado y patriarcal que sigue ocupando esos espacios y que no nos respeta. Pero bueno, un poco también se relaciona, se trata que ninguna de las pibas se quede callada y denuncie.

ANRed: ¿Cómo funciona el grupo de facebook que busca apañar a las pibas que vienen a los recitales en La Plata?

Un paso atrás – No me toques: Con las chicas nos re organizamos, somos alrededor de 30 y tenemos ese grupo donde nos repartimos para asistir a las pibas. Las que quieren ir al baño, por ejemplo las que tienen casa cerca del estadio, sino una tiene auto va a buscar a las que están en la estación de Tolosa y no saben cómo llegar, otra que puede dar alojamiento. Así nos venimos organizando desde el 23 pero recién se visibilizó cuando saqué la propuesta del grupo de instagram, aparte organizamos un grupo de WhatsApp con las pibas que van a venir hoy para poder encontrarnos en la jornada y entrar todas juntas y sentirnos seguras. Ahí somos 250.

También Flor la gestora del grupo «Insoportablemente vivas» hizo un grupo de Facebook y ahí también organizan con las chicas que van a ir al próximo banquete en Corrientes. Ya se están organizando porque queremos que se replique lo que hicimos acá, que las chicas puedan sentirse contenidas y asistidas por las locales.

ANRed: Los testimonios que difunden relatan experiencias traumáticas. Una de ellas cuestionaba por qué la banda detiene el recital por una bengala encendida pero no por el abuso a las pibas. ¿Qué opinan de esto, piensan que hay medidas concretas que la banda podría hacer para frenar los abusos?

Un paso atrás – No me toques: Coincido totalmente, es un sueño utópico que tenemos que paren el recital y digan, nos nombren si ven. Porque son cosas que entre la euforia y toda la adrenalina de estar viviendo un recital se torna difícil que Chizzo (el cantante) lo vea y diga que se dejen de romper las bolas con las pibas. Pero bueno nos gustaría que aunque sea hoy nos nombre. Sabemos que mas allá de que somos casi 5000 en la pagina de Instagram no todas las pibas están enteradas de este movimiento, y que como lo queremos replicar en otros banquetes y nos pidieron si podíamos replicar en otros públicos de otras bandas nos gustaría que por lo menos nos nombren y concienticen de ese lado porque es una de las pocas maneras que tenemos de llegar a la gente que comete estos abusos. La única manera es que la banda lo diga y lo visibilice desde su lugar, desde el escenario.

ANRed: ¿Tuviste comentarios de varones «rengueros» que haya comentado tanto apoyando como bardeando esta iniciativa?

Un paso atrás – No me toques: Al principio cuando empezamos a hacer viral esta iniciativa tanto pibes y pibas, porque el patriarcado no tiene género, nos decían «qué exageradas, si no les gusta el pogo vayan a la platea», nos trataban de feminazis. Después me sorprendió ver muchos chicos que decían yo voy mi hermana y mi prima, y estas cosas pasan, hay que visibilizarlas. Tengo un amigo que quiso formar parte de la iniciativa grabando los videos y llevando registro de lo que va a hacer hoy la propuesta participativa y también Javi es escenógrafo de La Renga se involucró con la propuesta al toque, y nos agregó afuera de los paneles del estadio. Un pibe nos puso «a nosotros también nos tocan y yo le contesté: y mirá flaco decile a los pibes abusados nos escriban. Porque el pibe minimizaba la problemática.

ANRed: ¿Cuál es la propuesta participativa durante el recital el día de hoy y el «banquete» del 7 de mayo?

Un paso atrás – No me toques: La propuesta de hoy es hacer estampa en stencil sobre pañuelos, papeles, telas, nosotras vamos a llevar algunas cosas y otras también esperamos que cada quien traiga lo que quiera intervenir. Armamos unas frases que son las que aparecen en el instagram, y vamos a tratar de tener cada una un pañuelo o algo que nos identifique pero no sabemos todavía cuántas vamos a hacer. Somos casi 30 en el grupo de La Plata y 250 en el grupo de las que vienen y en cuanto al protocolo adentro del reci no tenemos nada planeado aún, somos muchas y cuesta ponernos de acuerdo en un mensaje de whatsapp, por eso hoy cuando nos encontremos vamos a charlar. No nos gustaría ir a la parte violenta porque no lleva a nada. Si una chica sufre un abuso lo que haríamos es rescatarla, llevarla para otro lugar, tranquilizarla, y acompañarla. Nuestro sueño utópico es que se haga un pogo de mujeres y estemos todas abrazadas saltando.





Fuente: Anred.org