February 21, 2021
De parte de Amor Y Rabia
319 puntos de vista


por Jorge Mat铆as

Desde jovencito viv铆 en mis abundantes carnes la actitud de higienistas de clase media jugando a revolucionarios. Sufr铆 su pureza ideol贸gica solo apta para quien se la puede pagar con holgura y vi con estos ojos lo mucho que les gusta acariciar el lomo de los pobres y decir que estamos todos en el mismo barco. Despu茅s de alguna de sus charlas llenas de entusiasmo, se iban a su chal茅 o a su piso con piscina y t煤 te volv铆as a los bloques de hormig贸n apenas iluminados, a tu portal sin ascensor, a tu casa sin calefacci贸n y a tu ausencia de futuro. Pero est谩bamos en el mismo barco.

Con los a帽os, aprend铆 a leer por dentro a este tipo de gente. Comprend铆 que en realidad les importaban menos los pobres que el aparentar estar de su lado. Lo cierto es que era extra帽o que un tipo como yo, que hab铆a crecido y viv铆a en un barrio marginal, se acercara a reuniones y charlas de ese tipo. Me sent铆a como un pez fuera del agua, era muy raro escuchar a personas que viv铆an tan bien hablando de los problemas de las personas que viv铆an regular con tanta pasi贸n. Por lo general, el 煤nico que no hablaba all铆 era yo. Todo esto me ha venido a la cabeza estos d铆as, mientras miraba en las redes sociales v铆deos sobre los acontecimientos en Catalu帽a.

Vecinos del barrio de Sant Roc, en Badalona, apedrean una manifestaci贸n independentista.

A su paso por el barrio de Sant Roc, en Badalona, una autoproclamada marcha por la libertad en protesta por la sentencia del llamado 芦proc茅s禄, fue recibida por algunos energ煤menos, es de suponer que aut贸ctonos del barrio, a pedradas. Las respuestas a las im谩genes fueron contundentes en redes sociales: gentuza, colonos analfabetos, pobres, quinquis, etc茅tera. Alguien incluso se atrevi贸 a hablar de hacer una purga cuando Catalu帽a sea independiente.

El 5 de enero de este mismo a帽o hubo un incendio en Sant Roc. Fallecieron tres personas y hubo cinco heridos, uno de ellos un beb茅. Al parecer, el incendio se inici贸 en una vivienda ocupada ilegalmente. La cosa acab贸 tiempo despu茅s con seis detenidos en total por haber manipulado un cuadro para conseguir m谩s potencia el茅ctrica. No me cabe duda alguna de que esa potencia de m谩s iba destinada a calentar la vivienda en pleno invierno. Aquellos incautos probablemente solo pretend铆an calentarse un poco en sus cochambrosos cincuenta metros cuadrados.

Cuando era ni帽o, en el barrio, las explosiones e incendios eran relativamente frecuentes en invierno. Estufas catal铆ticas que hac铆a a帽os que deber铆an haberse jubilado acababan explotando, braseros el茅ctricos bajo la mesa camilla terminaban incendiando las faldillas, todo con lo que la gente intentaba sacarse el fr铆o del cuerpo pod铆a provocar una desgracia. Una mujer con el s铆ndrome de Down muri贸 por una explosi贸n de butano. Hac铆a fr铆o, y parece que tuvo alg煤n problema con la estufa. Medio piso sali贸 por la terraza y la mujer falleci贸 sola mientras su madre, desde abajo, contemplaba impotente c贸mo el piso era devorado por las llamas.

En enero le铆 testimonios de algunos vecinos de Sant Roc. Uno de ellos se mostraba comprensivo con la familia del incendio, aduciendo que todo eso de pinchar la luz era debido a la pobreza y que tampoco se puede culpar a la gente por querer sobrevivir al invierno. Otro dec铆a que la gente ocupaba esas viviendas porque no ten铆an otro lugar donde ir, y que vivir en una pocilga de esas caracter铆sticas no se hace por gusto.  As铆 que luego de todo esto, la gente de un lugar que sufre una pobreza end茅mica ve pasar por delante de sus narices una columna en defensa de quienes llevan gobernando Catalu帽a d茅cadas sin que aquello que les rodea, condiciones materiales imposibles de mejorar sin apoyo institucional, se vea alterado.

Incendio el pasado 5 de enero de una vivienda ocupada ilegalmente en el barrio de Sant Roc, en el que fallecieron tres personas y hubo cinco heridos

Enti茅ndanme: no apoyo la violencia, y encuentro lamentable que se arrojen piedras a la gente, en general. Pero no puedo evitar pensar en ello. En cierto modo, aquellos higienistas de la izquierda que me aleccionaban de chaval (algunos de los cuales, por cierto, acabaron militando en Podemos y de ah铆 al ayuntamiento de mi ciudad), eran un poco mejores en sus intenciones que todos estos de la columna. Al menos, aquellos ten铆an la deferencia de asegurar que todos estamos en el mismo barco, aunque sea una mentira grosera, y en su pureza sin igual alentaban un cambio sociopol铆tico en el que en el fondo no cre铆an. Pero los de la columna saben, o creen saber, que las gentes de Sant Roc no son como ellos ni navegan en el mismo barco, que son colonos y pobres, una cosa un tanto extra帽a, si me permiten el matiz. Uno no va por ah铆 a colonizar para terminar siendo m谩s pobre que la civilizaci贸n colonizada, aunque hoy en d铆a las cosas son al rev茅s y son las partes ricas de los pa铆ses las que se sublevan sin sonrojo alguno, y de ah铆 quiz谩 surgen las columnas y de ah铆 con toda seguridad ha surgido Vox y su peculiar e imp煤dica exhibici贸n de opresiones sufridas siendo como son parte indisoluble de la 茅lite econ贸mica de este pa铆s.

Por todo esto y algunas otras cosas, mis ideas tienden cada vez m谩s al posibilismo. Me cuesta un trabajo horroroso creer a gente que vive mejor de lo que he vivido y vivir茅 yo intentando venderme un brillante porvenir para todos al que, no me enga帽o, al final no me invitar谩n. Los cantos de sirena, las promesas de que te tocar谩 a ti mejorar cuando esto acabe, no me las creo de quienes no necesitan un cambio. No me cuesta ning煤n trabajo comprender los sentimientos de las personas cuyos sentimientos no cuentan, pero cada d铆a me cuesta m谩s trabajo comprender en qu茅 se est谩 transformando la parte izquierda del espectro pol铆tico.




Fuente: Noticiasayr.blogspot.com