February 9, 2023
De parte de Valladolor
2,338 puntos de vista

LAS PRIVATIZACIONES MATAN

 

Todos los trabajos que tienen una repercusi贸n social colectiva (cuidados, sanidad, educaci贸n, 

psicolog铆a鈥) en tanto cubren necesidades de la clase (a煤n en manos capitalistas), son susceptibles 

de ser mercantilizados, tanto por la empresa privada como por el estado, pues ambos son los mayores

sustentos del capitalismo.

En el caso de la sanidad, la intromisi贸n del sector privado se incrementa cada a帽o gracias a varios 

factores como las leyes 15/97 y el art. 90 de la LGS que abrieron la sanidad al mercado y que 

ning煤n partido pol铆tico quiere suprimir; las externalizaciones y subrogaciones de muchas tareas 

como la restauraci贸n y la limpieza de los hospitales; de los conciertos y convenios con las empresas 

privadas por parte del Sistema Nacional de Salud (SNS) para derivar ciertos tratamientos; las 

competencias sanitarias de las mutuas y aseguradoras de accidentes de trabajo en las contrataciones 

laborales; las financiaciones con dinero p煤blico de estos centros y entidades (las derivaciones 

tambi茅n lo son); los pelotazos inmobiliarios derivados de las construcciones de muchos centros 

hospitalarios; del poder que ejercen las farmac茅uticas en el control sanitario; los anuncios y 

publicidad sobre sanidad privada que inundan todos los medios de formaci贸n de masas鈥 

los gobiernos nacionales y regionales provocan el colapso de la sanidad al no invertir lo suficiente 

en ella, como vemos en la atenci贸n primaria con la falta de medios y personal, las urgencias 

abarrotadas de m煤ltiples hospitales o las listas de espera que nunca desaparecen, para crear 

en la poblaci贸n esa sensaci贸n de que la sanidad p煤blica no es suficiente y as铆, ante la falta de 

expectativas, la gente se tenga que hacer un seguro privado como forma complementaria a la 

seguridad social. De este modo, lanzan el mensaje de que la sanidad privada es necesaria porque 

el SNS, que el propio gobierno limita, no da abasto. Una vez m谩s, nos chantajean con el miedo.

 

Seg煤n estad铆sticas del 2020, 13 grupos hospitalarios concentran  el 47% de los hospitales privados 

y el 59,4% de camas privadas en todo el territorio estatal. Concentr谩ndose la mayor parte en Madrid,

Andaluc铆a y Catalu帽a. Quir贸nsalud concentra el 11% de los hospitales privados y el 14% de camas

y la Orden de San Juan de Dios cuenta con el 8% de los hospitales y otro 14% de camas. 

Les siguen Vithas y HM Hospitales. Con todo, se帽alan una subida anual del 3,96% para el 

mercado hospitalario privado entre 2015 y 2019.

 

El n煤mero de seguros privados crece cada a帽o y en 2019 super贸 los 10,5 millones de personas 

(76% de seguros m茅dicos), un 3,1% m谩s respecto al a帽o anterior, salvo en Valladolid y 

Ciudad Real para ese a帽o. A la cabeza est谩n Madrid y Catalu帽a, respectivamente, que de hecho,

son las comunidades con menor gasto sanitario per c谩pita. Las principales aseguradoras y en 

orden descendente de primas son: Caixa Adeslas, Sanitas, Asisa, DKV y Mapfre.

 

El gasto sanitario privado en el estado espa帽ol supera la media de la OCDE, un 23,1%, seg煤n

datos de la Fundaci贸n IDIS (Instituto para el Desarrollo e Integraci贸n de la Sanidad). Del mismo

modo, el gasto sanitario p煤blico ha ido increment谩ndose en los 煤ltimos a帽os (1,63%), pero aun as铆, 

sigue por debajo de la tasa de crecimiento anual del privado, que entre 2008 y 2018 supuso un 

2,63%. El 57% de los hospitales del estado son privados, y se concentran en Madrid, Catalu帽a 

y Andaluc铆a. Disponen del 32% del total de camas hospitalarias, unas 51.000 en suma. 

Destacando los centros generales, m茅dico quir煤rgicos y materno infantiles, como el 52% de 

todos los centros de este tipo a nivel estatal. Catalu帽a representa la 煤nica Comunidad Aut贸noma 

donde hay m谩s camas privadas que p煤blicas, el 57% de ellas. Proporcionalmente respecto a su 

poblaci贸n y al total de camas por comunidad, le sigue Navarra con el 39,3% de ellas en manos 

privadas.

 

Esta forma de sistema sanitario es un atentado contra la clase obrera puesto que el derecho a 

una atenci贸n sanitaria se refiere a una cuesti贸n de renta y nivel econ贸mico. Nos quieren llevar 

al modelo estadounidense donde no hay atenci贸n gratuita alguna, donde cualquier cuidado 

que precises lo tienes que pagar, y si no, te endeudas o te mueres. La sanidad p煤blica o gratuita 

pasar铆a a un tercer plano en relaci贸n a un sistema de beneficencia para las personas m谩s 

desfavorecidas. Si esto no es una declaraci贸n de guerra encubierta por parte de los capitalistas 

y su estado contra la clase trabajadora, no sabemos c贸mo llamarlo. Porque a Isabel D. Ayuso 

o al Em茅rito o a su nieta o Ana Bot铆n est谩 claro que no les va a faltar de nada, volcar谩n todos 

los recursos privados y/o p煤blicos para cuidarles, m谩s del segundo en verdad鈥

 

El mayor pelotazo de la sanidad privada son, sin duda, las Mutuas de Accidentes de Trabajo 

y Enfermedades Profesionales. Cuyo baluarte son las mutuas del funcionariado p煤blico 

(MUFACE), porque alrededor del 80% de ellos eligen una entidad privada. La Asociaci贸n 

de Mutuas de Accidentes de Trabajo (AMAT) present贸 en Junio del a帽o pasado el informe 

sobre absentismo laboral derivado de la Incapacidad Temporal por Contingencias Comunes 

(ITCC) del ejercicio 2021. En el cual, entre otras barbaridades, atacan al Sistema P煤blico 

de Salud por su mala gesti贸n de la prestaci贸n, reclamando mayores competencias en su 

control e incluso arremetiendo contra los trabajadores en el disfrute de su derecho por dudar 

de su veracidad. El papel de estas mutuas es fundamental para el mercado sanitario privado 

y para la represi贸n laboral, pues suponen el 50% de la actividad sanitaria privada estatal.

Ni hablemos de la gran aportaci贸n de estos centros privados en la gesti贸n de la pandemia 

de covid-19 驴verdad? 隆Salvaron much铆simas vidas y arrimaron el hombro cuando los hospitales 

p煤blicos no daban abasto! Evidentemente no. No hay otro ejemplo tan claro donde veamos 

el verdadero car谩cter can铆bal que tienen y las intenciones gubernamentales demostradas en 

no hacer nada para cambiarlo, m谩s si cabe, fomentarlo.

 

Ning煤n partido pol铆tico y ning煤n sindicato se dignan a cuestionar el poder de la patronal 

sanitaria privada, todos quieren su parte del pastel aunque ello suponga el detrimento del 

sistema sanitario que financiamos con nuestros impuestos y que da soporte a toda la clase. 

Incluso, el clasismo dentro del sector de medicina juega a dos bandas, trabajando en muchos 

casos tanto para la sanidad p煤blica, como para la privada. Las derivaciones en ambos sentidos 

siempre benefician a los centros privados, por ello las listas de espera nunca van a desaparecer. 

Si queremos acabar con ellas, as铆 como con las deficiencias de medios y los abusos al personal 

en el SNS debemos plantar cara tambi茅n a estos par谩sitos

 

隆DEDICACI脫N EXCLUSIVA DE TODO EL PERSONAL SANITARIO DEL SNS!

隆RESCATE DE TODO LO PRIVATIZADO!

 

Febrero 2023 / 324 Comit茅 de Solidaridad de los Trabajadores




Fuente: Valladolorentodaspartes.blogspot.com