May 23, 2021
De parte de Libcom
1,713 puntos de vista
鈥淟a revoluci贸n de las ratas鈥 鈥 Di峄乽 H芒u.

Una cr铆tica anarquista vietnamita al llamado 鈥渟ocialismo鈥 de Vietnam.
A translation of our piece 鈥The Broken Promises of Vietnam鈥 into Spanish. Translated by Grupo Anarquista Aurora.

Vietnam, a帽o 2021, el ambiente parece ser de optimismo. La incesante b煤squeda del gobierno de una estrategia de 鈥渃ero-COVID鈥 le ha valido la aprobaci贸n generalizada tanto a nivel nacional como internacional. La econom铆a ha logrado un crecimiento positivo, mientras que muchos de sus vecinos han sufrido el declive de la pandemia. Sin embargo, debajo de toda esta bravuconer铆a, se puede percibir que algo falla. Hay una sensaci贸n persistente que nadie parece ser capaz de identificar. Casi como si hubiera un fantasma rondando Vietnam, el fantasma del comunismo, el verdadero, sin campanas ni silbatos.

Como observ贸 astutamente Emma Goldman, en la URSS no hab铆a comunismo. Lo mismo puede decirse del Vietnam actual. El partido en el poder 鈥揺l Partido Comunista de Vietnam (PCV)鈥 se ha desviado durante mucho tiempo de la senda del comunismo.

Antes de que el actual l铆der del partido asuma su tercer mandato (2020-2025), formul贸 una ambiciosa hoja de ruta, en la que para 2045 Vietnam se convertir铆a en un pa铆s 鈥渄esarrollado,鈥 a la altura de Jap贸n, Corea del Sur y Singapur. Para nosotros, los radicales, esto es una traici贸n a la clase obrera, a los pueblos ind铆genas y a los grupos marginados que tanto sacrificaron por la revoluci贸n de Vietnam. Pero como dir铆an los marxistas-leninistas de ojos brillantes y convicci贸n inflexible, todo eso forma parte del plan鈩 y 2045 ser谩 el tan esperado a帽o en que Vietnam avance finalmente hacia un pa铆s sin clases, sin dinero y sin Estado.

Sin embargo, una mirada m谩s atenta a la sociedad vietnamita actual mostrar铆a que el plan no es m谩s que una ilusi贸n, y las promesas son una mera justificaci贸n para que la clase dominante y la clase capitalista sigan chupando la vida de Vietnam durante un tiempo m谩s. La diferencia entre lo que predican las 茅lites del partido y lo que permiten que ocurra en la realidad es la que existe entre el d铆a y la noche.

A medida que la econom铆a de Vietnam crece a pasos agigantados, tambi茅n lo hace el abismo entre los ricos y los pobres. Y ninguna cantidad de bienestar y regulaci贸n puede detener la acumulaci贸n de capital o invertir el flujo de riqueza de las manos de muchos a las de unos pocos. En ning煤n lugar se manifiesta esta acumulaci贸n de forma m谩s generalizada que en el sistema de propiedad de la tierra. Este sistema permite arrebatar el control de la tierra a los campesinos y a la gente com煤n a cambio de una escasa compensaci贸n y entregarla a los capitalistas, que a menudo obtienen muchos m谩s beneficios. Por todo el pa铆s surgieron lujosos edificios residenciales, pero pocos de los desplazados por ellos pueden permitirse mudarse. El multimillonario Ph岷 Nh岷璽 V瓢峄g, cuya familia posee tanta riqueza como 800.000 vietnamitas, no podr铆a haber construido su imperio sin que las propiedades p煤blicas le llegaran al bolsillo de esta manera.



El multimillonario del pueblo Ph岷 Nh岷璽 V瓢峄g (a la izquierda) en un panel de conversaci贸n con Nguy峄卬 M岷h H霉ng (a la derecha), antiguo director general de Viettel (actual ministro de Informaci贸n y Comunicaciones de Vietnam). Junto a ellos, una estatua de H峄 Ch铆 Minh y el s铆mbolo de la hoz y el martillo.


El ya precario ecosistema de Vietnam y las comunidades ind铆genas tambi茅n pagan un alto precio por este r谩pido desarrollo econ贸mico. El plan para el sector el茅ctrico hasta 2045 daba alguna concesi贸n a las energ铆as renovables mientras apoyaba la construcci贸n de muchas nuevas centrales de carb贸n, ignorando su enorme huella de CO2 y las numerosas advertencias sobre la relaci贸n entre la energ铆a del carb贸n y la niebla de PM2,5 que cubre las grandes ciudades, amenazando el bienestar de millones de personas.

A mediados de la d茅cada de 2010, cientos de peque帽as centrales hidroel茅ctricas surgieron en la zona monta帽osa que rodea el pa铆s para saciar a las ciudades y f谩bricas 谩vidas de energ铆a. Estas centrales no s贸lo perturbaron la red fluvial y privaron de sedimentos esenciales a las tierras agr铆colas situadas aguas abajo, sino que tambi茅n causaron da帽os incalculables a las comunidades ind铆genas durante su construcci贸n y funcionamiento. Las plantas de energ铆a solar en Ninh Thu岷璶 despojaron a los ind铆genas Ch膬m de sus tierras de cultivo. El delta del Mekong, principal zona de cultivo de arroz de Vietnam, se enfrenta a una amenaza existencial por las numerosas presas que se est谩n construyendo aguas arriba en Tailandia y China. Y al mismo tiempo que se ratifica un proyecto nacional para plantar mil millones de 谩rboles, se conceden numerosas autorizaciones a los capitalistas para que puedan transformar miles de hect谩reas de tierras agr铆colas y forestales en complejos tur铆sticos y campos de golf.

Detr谩s de todo esto hay un fuerte sentimiento de nacionalismo, una herramienta eficaz para silenciar cualquier cr铆tica significativa contra el Estado, un valor que puede utilizarse para socavar la lucha de otras personas en nombre de un abstracto bien mayor. El nacionalismo se ha convertido en el valor que determina la val铆a de un ciudadano vietnamita.

Fue el nacionalismo lo que catapult贸 al Vi峄噒 Minh al poder durante la d茅cada de 1940. Fue el nacionalismo lo que motiv贸 a millones de j贸venes vietnamitas a poner el inter茅s de la naci贸n por encima del suyo propio al lanzarse contra el imperialismo extranjero. Desde los primeros d铆as del Partido, se ha hecho un esfuerzo constante por cultivar un fuerte sentimiento de nacionalismo en todas partes.

El nacionalismo est谩 en el plan de estudios de los ni帽os vietnamitas, en nuestras canciones, poemas, arte y en todos los medios de comunicaci贸n. Uno de los mayores 茅xitos del Partido ha sido la fusi贸n de la identidad nacional y la lealtad al partido. Los capitalistas vietnamitas modernos, como VinGroup o BKAV, han seguido el ejemplo de la maquinaria de propaganda estatal y han incorporado elementos nacionalistas en la comercializaci贸n de sus productos.



Dos carteles de propaganda callejera en H脿 N峄檌. El de la izquierda dice: 鈥淐elebra la gloriosa Fiesta, celebra la Primavera de 2021.鈥 El de la derecha muestra a una supuesta mujer de una minor铆a 茅tnica con su hijo, celebrando el Partido.


Ir贸nicamente, son los nacionalistas los que se declaran herederos de la revoluci贸n 鈥渃omunista鈥 de Vietnam, y sin embargo son el grupo que m谩s se manifiesta en contra de todos y cada uno de los ideales radicales, como la liberaci贸n de los animales, la liberaci贸n del g茅nero y la sexualidad, la autonom铆a ind铆gena, la despenalizaci贸n del trabajo sexual y la solidaridad con las luchas internacionales, como las de Hong Kong o Myanmar. La persuasi贸n nacionalista se transform贸, como era de esperar, en una fuerza contrarrevolucionaria y reaccionaria que se vest铆a de rojo.

Las v铆ctimas vulnerables del nacionalismo vietnamita son, entre otras, las siguientes:

  • Las personas queer, que siguen sufriendo un alto grado de discriminaci贸n en Vietnam. Los recientes avances en la liberaci贸n del g茅nero y la sexualidad han venido en gran medida de la mano de elementos liberales, como el movimiento del Orgullo, que no es m谩s que una estratagema de marketing para empresas extranjeras y locales. Cambios sustanciales, como el reconocimiento de las familias homosexuales y de las necesidades m茅dicas de los transexuales como derechos, se han retrasado una y otra vez para dar prioridad a 鈥渁suntos m谩s urgentes.鈥
  • Las trabajadoras del sexo, estigmatizadas y se帽aladas por la polic铆a. A ojos de la sociedad patriarcal vietnamita, el trabajo sexual no se reconoce como un trabajo, sino como una mera dolencia inmoral que hay que eliminar. En consecuencia, se culpa al trabajo sexual de la propagaci贸n de enfermedades de transmisi贸n sexual como el VIH, y los trabajadores del sexo, especialmente los queer, son arrojados al margen de la sociedad.
  • Las comunidades ind铆genas, que han sido el blanco de las pol铆ticas expansionistas de Kinh (o Vi峄噒) desde la 茅poca del feudalismo, no encuentran ninguna seguridad bajo el gobierno 鈥渁ntiimperialista鈥 del Estado actual. Y lo que es peor, la opresi贸n a la que se enfrentan se ha intensificado, ya que el Estado dispone de nuevas y m谩s eficaces herramientas para neutralizar cualquier resistencia, as铆 como para patrullar proactivamente a la poblaci贸n ind铆gena.

En el extranjero, muchos defensores del 鈥渟ocialismo鈥 vietnamita han sido testigos de estas evidentes se帽ales de alarma y las han ignorado, ya que todo se justifica en nombre del desarrollo de su Estado 鈥渟ocialista鈥 favorito. Esto demuestra una apat铆a e ignorancia hacia la continua lucha del pueblo vietnamita por una sociedad justa, por no hablar del abrazo al capitalismo, siempre que se cubra con una bandera roja y se diga que est谩 en contra de las ambiciones imperialistas de 鈥淥ccidente,鈥 especialmente de Estados Unidos, incluso cuando todos los indicios muestran que el comunismo no est谩 ni estuvo nunca en la agenda.

Al final, existir es en s铆 mismo una victoria, por lo que se manifiesta un papel, un papel para representar las voces de los radicales vietnamitas. Nos dirigimos a la futura clase obrera, a la juventud, que est谩 perpetuando y a la vez oprimida por el capitalismo y el Estado, para que pueda romper sus cadenas opresivas.




Fuente: Libcom.org