March 30, 2022
De parte de SAS Madrid
205 puntos de vista

Hoy 30 de marzo a mediodía, una delegación de trabajadoras de hogar y cuidados acudirá a la sede del Ministerio de trabajo y economía social, en Paseo de la Castellana, 63, con un documento, a consignar. Se trata de una carta, promovida por casi una veintena de organizaciones de todo el Estado, y que cuenta con medio millar de firmas y adhesiones, donde exigen la ratificación del Convenio 189 sobre las trabajadoras y trabajadores domésticos, firmado en el seno de la Organización Internacional del Trabajo en 2011. Mientras esperan que el España ratifique (y aplique) este documento, las personas que trabajan en este sector siguen privadas de derecho al subsidio por desempleo, están sujetas a la fórmula de despido por desestimiento, y afrontan las condiciones impuestas en el régimen de interna, un régimen al que acusan de vulnerar directamente los derechos humanos. Además, como recuerdan en el texto que entregarán durante este 30 de marzo, hay aproximadamente “200.000 trabajadoras sin contrato que están del todo excluidas de cualquier protección”.

El documento, dirigido al presidente  Pedro Sánchez, a la vicepresidenta segunda y Ministra de Trabajo Yolanda Díaz, al titular de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, al Defensor del Pueblo, Ángel Gabilondo y a la Presidenta del Consejo de Estado, María Teresa Fernández de la Vega, exige “igualdad de trato y respeto a los derechos fundamentales” de las trabajadoras. 

Asociaciones y colectivos se han movilizado los últimos días en varias comunidades autónomas,  protagonizando una sentada estatal el pasado domingo 27. En Madrid, la concentración se celebró frente al Jardín Botánico en el Paseo del Prado y estuvo organizada por Territorio Doméstico, SINTRAHOCU (Sindicato de Trabajadoras del Hogar y de Cuidados), SEDOAC (Servicio Doméstico Activo), y Observatorio Jeanneth Beltrán.

La cooperación y coordinación entre diversos colectivos y asociaciones a nivel autonómico y estatal no es nueva: “Nosotras venimos organizándonos ya hace un montón de tiempo, desde 2018, cuando fue la ley de presupuestos donde se nos excluía nuevamente de esa ansiada equiparación”.  Desde entonces, recuerda Dolores Jacinto del colectivo de Valencia AIPHYC (Asociación Intercultural de Profesionales del Hogar y los Cuidados), que se ha venido trabajando de manera estatal y en encuentros como los organizados en Valencia (2019), o en Barcelona (2020), para articularse en torno a “una misma línea de trabajo”.

Entre aquella decepción que supuso la introducción de una enmienda en los presupuestos de 2018 a propuesta del PP, que postergaba el reclamo de la equiparación a 2024, y el momento actual, se ha dado una coyuntura que ha puesto de relieve lo imprescindible de la labor de estas trabajadoras, que fueron consideradas esenciales durante el confinamiento general de primavera del 2020, mientras muchas de ellas quedaban en una situación de de extrema vulnerabilidad. En aquel contexto, “por nuestra lucha colectiva se aprobó un subsidio extraordinario para las trabajadoras del hogar que fue concedido sólo a un 10% de las trabajadoras”, recuerdan los colectivos en su misiva al gobierno, apuntando además que “muchas mujeres realizan este trabajo sin contrato por su situación administrativa irregular, abocándolas a la desprotección, pobreza y exclusión social”.

“Los magistrados del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, a través de una sentencia, concluyeron que negar el acceso a la prestación por desempleo a las casi 400.000 mujeres, es contrario a la Directiva Europea de Igualdad de Trato entre Hombres y Mujeres”

Son ya tres las sentencias que han corroborado el derecho de las trabajadoras del hogar y los cuidados a cobrar subsidio de desempleo, enfatiza por su parte Edith Espínola, de SEDOAC. La misma Europa, a través del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, ha apremiado al Estado español para que cese la discriminación que supone que las trabajadoras no se encuentren en el Régimen General del estatuto de trabajadoras y se ratifique el Convenio  189.

“Los magistrados del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, a través de una sentencia, concluyeron que negar el acceso a la prestación por desempleo a las casi 400.000 mujeres, es contrario a la Directiva Europea de Igualdad de Trato entre Hombres y Mujeres; y es discriminatoria”, recuerdan las organizaciones firmantes de la carta, en nota de prensa. Al dictamen de este tribunal se referiría la ministra de trabajo Yolanda Díaz este martes 29 de marzo, en la víspera del día internacional del trabajo del hogar. La ministra afirmó que “con carácter casi inmediato”, el gobierno ratificará finalmente el Convenio 189, “el proyecto está en la antesala del Ministerio de exteriores”, adelantó.

“Son once años de espera, once años de lucha. Cada discurso a favor a nuestra lucha nos alegra, pero queremos hechos, que se pare la discriminación, la desigualdad”, afirmaba Marina Díaz de SINTRAHOCU, respecto a la afirmación de la ministra. En el mismo sentido se manifiesta Espínola: “Nos sigue pareciendo una simple declaración decir que España va a ratificar el Convenio 189, lo venimos escuchando desde hace más de once años y España sigue sin dar el paso”, objeta la activista, quien se pregunta, si el expediente está aún en exteriores, cuánto más tiempo ha de pasar para que llegue al Congreso y sea ratificado.  “No nos creemos nada hasta que no esté el BOE diciendo: España ratificó el convenio 189 y a partir de aquí se van a implementar qué cosas. Para nosotras hasta entonces las declaraciones seguirán siendo propaganda”.

A las trabajadoras no solo les preocupa la ratificación del 189 si no cuál van a ser las políticas a concretar. Denuncian que no se cuente con ellas para perfilar en qué consistirán estos cambios, y que el Ministerio solo se reuna con los sindicatos grandes que, consideran, no las representan. “No se les ocurre llamar a las trabajadoras de hogar y decir: sentémonos en una mesa y digan ustedes qué es lo que se necesita cambiar y desde dónde”, lamenta Jacinto.

En su carta, las trabajadoras enumeran los derechos laborales básicos que aún entrado el siglo XXI no se les ven reconocidos: desde la ya mencionada prestación de desempleo, a una ley de prevención de riesgos laborales, acceso a medidas de conciliación, pensiones dignas, o la prevención frente al despido. Insisten también en que en el caso del “régimen de interna se vulneran directamente los derechos humanos”.

Las organizaciones de trabajadoras del hogar y los cuidados denuncian que el Régimen Especial al que están adscritas: “es el eufemismo con el que se justifica la falta de condiciones laborales decentes y los múltiples abusos que a diario se comenten en este sector del trabajo”

Por todo ello demandan, una vez más, la inclusión de este sector en el Régimen General de la Seguridad Social, pues, denuncian, el Régimen Especial al que están adscritas estas trabajadoras: “es el eufemismo con el que se justifica la falta de condiciones laborales decentes y los múltiples abusos que a diario se comenten en este sector del trabajo”, manifiestan en un documento en el que además exigen que se garantice su derecho a cobrar desempleo, que se aborde desde la raiz el problema de las compañeras administrativamente desprotegidas, mediante la regularización y la derogación de la ley de extranjería, o que haya políticas públicas que garanticen los cuidados como un derecho humano, con todo lo que ello implica. Se trataría de proteger el derecho de las personas a ser cuidadas, pero también, los derechos de las personas que cuidan. “Seguimos siendo las esenciales y seguimos siendo esas personas tan especiales que tenemos un sistema súper especial que nos discrimina”, ironiza Espínola.

Lo que desean estas trabajadoras, concluyen, es concreción, plazos, y transparencia respecto a de qué manera se van a aplicar las exigencias del Tribunal europeo de justicia. “Si no, aunque quede muy bonito, de nada nos sirve,  un día antes del día 30 día internacional de las trabajadoras salir a decir: estamos con el proceso, lo vamos a ratificar ya”, apunta Jacinto desde Valencia. Hoy a las 12 estarán recordando a las puertas del Ministerio, una vez más, que no pueden seguir esperando ser tratadas como el resto de trabajadores.

Enlace relacionado ElSaltoDiario.com (30/03/2022).




Fuente: Sasmadrid.org