November 23, 2021
De parte de ANRed
2,439 puntos de vista

Compartimos las palabras del fot├│grafo Anibal Aguaisol integrante de Luan-Colectiva de Acci├│n Fotogr├ífica quien particip├│ del acampe en la Lof Quemquemtrew registrando la lucha del pueblo mapuche por recuperar las tierras ancestrales. Aguaisol prest├│ su c├ímara a un ni├▒o de 8 a├▒os quien retrat├│ a El├şas Garay y quiz├ís sean las ├║ltimas im├ígenes del joven antes de ser asesinado el domingo por la tarde cuando dos sicarios ingresaron al territorio y lo fusilaron. ┬źHac├şa muchos a├▒os que la angustia no me invad├şa el cuerpo de la manera en la que lo hizo cuando comenc├ę a resignificar cada uno de los momentos vividos con ├ęl, un pibe joven, c├ílido y lleno de humor, vida, amor y verdadera solidaridad. Comparto estas fotos apenas reencuadradas y con muy poca edici├│n, casi como las vio el pichi al mirar por el visor de la c├ímara. Espero sirvan para homenajear a este jovenc├şsimo weichafe que dej├│ su vida defendiendo su libertad y el territorio que leg├ştimamente le corresponde al pueblo Mapuche┬╗. Por ANRed


Compartimos las palabras del fot├│grafo Anibal Aguaisol

Lxs que integramos Luan-Colectiva de Acci├│n Fotogr├ífica acompa├▒amos el acampe en Quemquemtrew desde los primeros d├şas. Los que vivimos en la costa hicimos dos viajes, uno a pocos d├şas de iniciarse el acampe y el ├║ltimo unos 10 d├şas antes de que asesinaran a El├şas. Durante los ├║ltimos d├şas dej├ę de subir y bajar a Cuesta del Ternero y decid├ş quedarme a dormir en el territorio, no s├│lo para registrar fotogr├íficamente sino para sumarme plenamente en el apoyo a esta recuperaci├│n hist├│rica. All├ş conoc├ş a muchas personas que hoy considero mis hermanxs y compa├▒erxs de lucha y tambi├ęn conoc├ş a lxs ni├▒xs que acompa├▒aban a sus familias en el proceso de recuperaci├│n.

Generalmente, cuando hay ni├▒xs, suelo prestarles mi c├ímara para que experimenten, jueguen y se acerquen un poquito a la fotograf├şa. Las fotos que acompa├▒an este texto las sac├│ un pichi de 8 a├▒os que estuvo acompa├▒ando a su mam├í en el acampe. Es el mismo al que la polic├şa le hab├şa metido una rodilla en la espalda en el violento intento de desalojo que se realiz├│ en la Lof un mes atr├ís. Muchas veces me pidi├│ la c├ímara y sali├│ a documentar el acampe y sus alrededores a trav├ęs de su mirada de ni├▒o. Cuando llegu├ę a mi casa encontr├ę decenas de fotos de los chanchitos, patos, la vaca y ├írboles que hab├şa alrededor. Tambi├ęn le sac├│ a ┬źlos milicos┬╗ y, por supuesto, a nosotrxs en lo cotidiano del acampe. Tal vez por eso las tomas son tan naturales y suelen estar acompa├▒adas por una sonrisa o gesto c├│mplice de quien fue fotofrafiadx.

Es posible que estas sean las ├║ltimas fotos de El├şas Garay antes de su asesinato porque fueron sacadas el d├şa 49 y 50 del acampe. A El├şas lo hab├şa visto en la recuperaci├│n pero siento que realmente lo conoc├ş durante esos d├şas que compartimos cuando comenc├ę a quedarme a dormir ah├ş. Compartimos guardias a la noche; luchamos en las madrugadas contra el agua que se acumulaba en el techo de nylon por las lluvias; cortamos le├▒a juntos; fuimos a buscar agua hasta la vertiente (lo recuerdo pidi├ęndole permiso al arroyo antes de sacar el agua) y nos ense├▒amos cosas en la guitarra.

El d├şa que emprend├ş el regreso a Trelew lo llev├ę en el auto hasta su casa, en un terreno bien arriba de una monta├▒a. Cuando subi├│ al auto en el lugar que hab├şamos pautado, ten├şa un pu├▒adito de hierbas que hab├şa cortado para sahumar su casita (me cont├│ cu├íl era cada uno). Nos despedimos con un abrazo y quedamos en que cuando nos reencontr├íramos ├şbamos a tocar algo. Antes de ayer a todxs nos conmovi├│ la noticia de que alguien hab├şa sido asesinado en el territorio y la informaci├│n comenz├│ a llegar de a poco y fragmentada, pero pronto fue tomando forma la certeza de que ├ęl era el pe├▒i muerto. Hac├şa muchos a├▒os que la angustia no me invad├şa el cuerpo de la manera en la que lo hizo cuando comenc├ę a resignificar cada uno de los momentos vividos con ├ęl, un pibe joven, c├ílido y lleno de humor, vida, amor y verdadera solidaridad. Comparto estas fotos apenas reencuadradas y con muy poca edici├│n, casi como las vio el pichi al mirar por el visor de la c├ímara. Espero sirvan para homenajear a este jovenc├şsimo weichafe que dej├│ su vida defendiendo su libertad y el territorio que leg├ştimamente le corresponde al pueblo Mapuche.





Fuente: Anred.org