July 29, 2021
De parte de SAS Madrid
117 puntos de vista


El Covid-19 no está dando tregua a los hospitales en Cataluña. La situación en las UCI de estos centros es crítica. Más del 44% de sus camas están ocupadas por pacientes con coronavirus, según los últimos datos publicados por el Ministerio de Sanidad. Y la previsión no es que bajen los ingresos. Ante esto, la posible anulación de las vacaciones de verano de los profesionales sanitarios de la comunidad gana peso por momentos.

El consejero de Salud de la Generalitat, Josep Maria Argimon, ha admitido que este escenario está sobre la mesa. “Lo de las vacaciones es una posibilidad real y no la niego”, afirma en una entrevista a El País. “Me pregunta si corren riesgo las vacaciones, la respuesta es sí”, asegura el responsable de esta cartera, que deja claro que la decisión no la tomará él, sino los centros sanitarios.

“Hay que decidirlo en cada hospital y cada centro de atención primaria porque aparte de su autonomía propia, cada circunstancia es distinta”, detalla al mencionado diario. Según Argimon, el “malestar” que hay entre los profesionales “es porque parece que existen dos realidades: la realidad de lo que uno se encuentra cuando entra en un hospital o un centro de atención primaria, y la realidad cuando sale a la calle, que parece que no haya pandemia”.

Ante el hartazgo más que evidente entre los sanitarios catalanes, el consejero sostiene que “se podrán enfadar y molestar, pero va a ser después de tener que solucionar un problema sanitario que tenemos en estos momentos”. Dicho esto, incide en que la situación es “muy comprometida” y, pese a que los contagios descienden, “no hemos llegado al pico de ingresos hospitalarios”.

Los médicos amenazan con recurrir ante la Justicia

Antes de las declaraciones del titular de Salud de la Generalitat, el sindicato Médicos de Cataluña (Metges de Catalunya) ya habían alertado que, en caso de que se cancelen las vacaciones del personal de los centros hospitalarios y de atención primaria por la quinta ola, presentarían batalla. En concreto, recurrirán a instancias jurídicas y harán frente a la medida “por todas las vías posibles”.

Según la organización, esta decisión sería “un punto de inflexión” que rompería los consensos que ha habido hasta ahora entre la Administración y los profesionales del sistema sanitario. Y es que, afea tanto a la Consejería como al Govern la “falta de planificación y preparación ante una variante del coronavirus conocida y mucho más contagiosa que podía afectar especialmente a la población joven, con menor porcentaje de vacunación”.

“Se tomaron decisiones equivocadas y precipitadas, se permitieron reaperturas, viajes y actividades masivas que han facilitado la transmisión del virus”, critica el sindicato. Algo ante lo que asegura que “ahora no se puede hacer recaer aquella irresponsabilidad sobre las espaldas de los facultativos, que están agotados y con un estado anímico muy bajo”.

“Una crueldad y una injusticia”

Para Médicos de Cataluña, además de ser un derecho, las vacaciones son una necesidad “física y mental” para estos profesionales después de 16 meses interrumpidos de emergencia sanitaria. Plantear su anulación es “una crueldad y una injusticia”, remarca el sindicato.

Tras esto, insiste en que Salud mejore de manera “sustancial y lineal” las condiciones laborales y retributivas de los facultativos “para retener el talento y hacer el sistema atractivo para facilitar las incorporaciones”. En caso de que no se incrementen los recursos, el futuro inmediato del sistema será “como una pandemia perpetua”, con plantillas insuficientes para hacer frente a la demanda asistencial de la población.

Enlace relacionado ElBoletin.com (28/07/2021).




Fuente: Sasmadrid.org