July 18, 2021
De parte de Nodo50
256 puntos de vista


V√≠ctimas del conflicto armado al Congreso de la Rep√ļblica

En respuesta a una demanda, la Corte Constitucional profirió una sentencia que exige respetar el Acuerdo de Paz y garantizar el derecho de las víctimas a participar en las próximas elecciones a la Cámara de Representantes con las 16 circunscripciones especiales de paz. Entrevista con Juan Carlos Quintero, dirigente de la Ascamcat

Carolina Tejada
@carolltejada

El pasado 21 de mayo la Corte Constitucional profiri√≥ la sentencia SU-150 de 2021, en donde ampara el derecho de las v√≠ctimas a ser elegidas por medio de 16 circunscripciones especiales de paz y, por otro lado, mediante un fallo del 1¬ļ. de julio de 2021, la Secci√≥n Primera del Consejo de Estado decidi√≥ declarar la nulidad del acto administrativo verbal de 6 de diciembre de 2017, a trav√©s del cual el presidente del Senado de la Rep√ļblica neg√≥ la remisi√≥n del proyecto de Acto Legislativo 017 de 2017 C√°mara-005 de 2017 Senado, por medio del cual se creaban 16 circunscripciones transitorias especiales de paz para la C√°mara de Representantes, representando a los 166 municipios m√°s golpeados por el conflicto armado y a 6.670.368 habitantes.

Las 16 circunscripciones son parte del Acuerdo de Paz, y hasta ese momento, habían sido torpedeadas por quienes han pretendido hacerlo trizas. Estas definiciones las ratifican para los próximos dos periodos legislativos y el proceso de elección deberá elaborarse teniendo en cuenta el principio de equidad e igualdad de género y serán elegidas las víctimas con mayor votación.

La acción de nulidad fue iniciada por Guillermo Rivera Flórez y la demanda que da efecto a la resolución de la Corte, fue impulsada por Roy Barreras y coadyuvada por el líder campesino del Catatumbo Juan Carlos Quintero.

Las 16 circunscripciones transitorias especiales de paz son un logro del Acuerdo de Paz. ¬ŅC√≥mo se lleg√≥ a ese debate o definici√≥n, de d√≥nde surgi√≥?

‚ÄďEfectivamente las 16 circunscripciones transitorias especiales de paz en la C√°mara de Representantes son un logro innegable del Acuerdo Final de Paz, lo que demuestra su importancia al dar una garant√≠a en materia de derechos pol√≠ticos y medidas de reparaci√≥n a favor de las v√≠ctimas del conflicto interno armado establecido en el punto 2.3.6 del acuerdo de paz.

Este debate sobre las 16 curules se da ante la necesidad de que las víctimas cuenten con el derecho igualitario a la participación política, en la creación de leyes de alcance integral sobre las realidades de los territorios y, sobre todo, que este ejercicio sea una apertura a la democracia en las regiones mas afectadas por el rigor de la guerra.

En este mismo sentido el debate por la vida jur√≠dica de las 16 curules de paz se da con ocasi√≥n al archivo del proyecto del acto legislativo el pasado 30 de noviembre de 2017, cuando seg√ļn la mesa directiva del Senado de la Rep√ļblica, este no cumpli√≥ con la votaci√≥n requerida para su aprobaci√≥n.

¬ŅQu√© es lo que est√° detr√°s de ese ejercicio de torpedear las circunscripciones?

‚ÄďLa decisi√≥n sobre dar vida jur√≠dica a las 16 curules genera, sin duda alguna, un gran descontento en varios sectores pol√≠ticos tradicionales, especialmente de aquellos que han manifestado su inter√©s de ‚Äúhacer trizas el Acuerdo de Paz‚ÄĚ, pues en este sentido se determina la causa de fondo de las diferentes actuaciones de no permitir la participaci√≥n pol√≠tica de las v√≠ctimas, es decir, que para esta clase pol√≠tica dominante y tradicional no es conveniente permitir que quienes hemos sufrido la guerra de frente y hemos sido parte de la oposici√≥n pol√≠tica, podamos dar a conocer las oscuras maniobras que han tenido sumidas a Colombia en la pobreza y la falta de participaci√≥n en las decisiones que nos puedan afectar.

¬ŅQu√© sigue luego de esta decisi√≥n del Consejo de Estado y de la Corte Constitucional? ¬ŅC√≥mo podr√≠an participar las v√≠ctimas?

‚ÄďComo es de p√ļblico conocimiento, el pasado 21 de mayo la Corte Constitucional profiri√≥ la sentencia SU-150 de 2021, acci√≥n judicial de la cual soy demandante a favor de las v√≠ctimas y mediante la cual se protegieron los derechos al debido proceso en el tr√°mite legislativo, a la reparaci√≥n integral, a la igualdad y participaci√≥n pol√≠tica, dando as√≠ vida jur√≠dica al acto legislativo que crea las 16 curules de paz en la C√°mara de Representantes.

En este mismo sentido el Consejo de Estado declaró la nulidad del acto administrativo que archivó el proyecto de acto legislativo 05 de 2017 Senado y 017 en la Cámara, reconociendo que 50 era la votación requerida para la aprobación del mencionado acto legislativo.

En estricto sentido, de las √≥rdenes judiciales se despliegan una serie de actuaciones que recaen sobre la C√°mara de Representantes y el Senado de la Rep√ļblica para que ensamblen el documento final del acto legislativo, el cual deber√° ser suscrito por los presidentes y secretarios de ambas c√°maras. Posteriormente deber√° ser enviado por el Secretario General del Senado al Presidente de la Rep√ļblica para que este cumpla con la publicidad, mediante la promulgaci√≥n en el Diario Oficial, luego la secretar√≠a jur√≠dica de la presidencia debe enviar copia del acto legislativo a la Corte Constitucional para realizar su control autom√°tico.

En este mismo esquema se ordena a la organización electoral para que inscriba en el calendario electoral las nuevas elecciones y realice los actos especiales correspondientes para la inscripción de candidaturas que serán elegidas el próximo 13 de marzo de 2022.

Ahora, en cuanto a la participaci√≥n de las v√≠ctimas que aspiren a las 16 curules de paz, estas deben cumplir los requisitos establecidos en el acto legislativo, como, por ejemplo; que los candidatos o candidatas solo pueden ser inscritos por organizaciones de v√≠ctimas, organizaciones campesinas y de mujeres, las cuales deben demostrar su trabajo en el territorio de la circunscripci√≥n y su personer√≠a jur√≠dica con un m√≠nimo de existencia de cinco a√Īos de antelaci√≥n a las elecciones. As√≠ mismo, deben demostrar su condici√≥n de v√≠ctimas del conflicto, residir en el territorio o por lo menos haber residido en cualquier √©poca durante tres a√Īos continuos.

¬ŅEstas circunscripciones pueden representar un desequilibrio para quienes, desde la extrema derecha, toman decisiones sobre la pol√≠tica del pa√≠s desde el congreso?

‚ÄďDe entrada el solo hecho que las v√≠ctimas puedan ser parte de la C√°mara de representantes ya genera un desequilibrio en las distintas fuerzas pol√≠ticas que se han opuesto a esta participaci√≥n especial, pero creer√≠a que mas que un desequilibrio a la derecha, se genera en equilibrio y oportunidad  a favor de las comunidades del pa√≠s de los territorios mas afectados por el abandono estatal y por el rigor de la guerra, teniendo en cuenta las nuevas proyecciones pol√≠ticas, que no busquen una adaptaci√≥n al sistema, sino un cambio que debe ser progresivo e integral en el territorio nacional a trav√©s de acciones pol√≠ticas.

¬ŅParticipar√≠a en este proceso?

‚ÄďComo es natural, por el impacto que produce esta medida de reparaci√≥n pol√≠tica, es una gran oportunidad para el pueblo colombiano en su conjunto y, por consiguiente, es muy probable que haga parte de esta nueva apuesta pol√≠tica, aclarando que, en esa eventual oportunidad, no se tratar√° de un acto de oportunismo, pues siempre he manifestado mi profundo compromiso con la paz de Colombia, la defensa de los derechos humanos del campesinado en el Catatumbo, la defensa del territorio y la b√ļsqueda de alternativas pol√≠ticas que nos permitan un desarrollo social y organizativo en nuestra regi√≥n, labor que he desempe√Īado desde hace 16 a√Īos a trav√©s de la Asociaci√≥n Campesina del Catatumbo ‚Äď Ascamcat.




Fuente: Semanariovoz.com