July 13, 2021
De parte de Nodo50
215 puntos de vista


Francisco Javier, hermano de Juan Ma帽as, durante su intervenci贸n en el curso de verano de la Universidad de C谩diz. O. C.

Con un polo verde, vaqueros y la correspondiente mascarilla, Francisco Javier Ma帽as prepara unas diapositivas en la sala Palafox, en el edificio de la Constituci贸n de 1812 de la Universidad de C谩diz. All铆 se est谩 desarrollando un curso de verano sobre una 茅poca, la Transici贸n, que viene a ser como un limbo entre la dictadura y la democracia, o ese lugar al que el Estado siempre mira desde una 煤nica direcci贸n. 鈥淵o soy el ni帽o que iba a hacer la comuni贸n, hermano de Juan Ma帽as鈥, dice en presencia de los participantes 鈥搕odos hombres鈥. Su hija lo graba con un tel茅fono m贸vil, sentada en una silla al fondo, junto a su madre. La escena, y el empe帽o de esta familia andaluza por saber toda la verdad sobre el crimen de su hermano y dos compa帽eros m谩s en 1981, a煤n impresiona.

鈥淓ste mayo se han cumplido 40 a帽os. Para alguna gente, esto hace mucho tiempo. Para nosotros, los familiares y quienes estamos en esto, es como si hubiera pasado ayer鈥, prosigue. En ese ayer que hoy, 12 de julio de 2021, explica este ni帽o ya adulto, fue asesinado su hermano, Juan, y sus compa帽eros Luis Cobo y Luis Montero en el conocido como caso Almer铆a. O, mejor dicho, en el denominado caso Almer铆a. Porque algunos de los alumnos presentes en la sala, estudiantes de Historia, admiten que hasta hoy no ten铆an conocimiento de este ayer. 鈥淗oy he visto los homenajes a Miguel 脕ngel Blanco, todos merecid铆simos. Pero siempre estamos con lo mismo. 驴Y nosotros? 驴Nosotros no los merecemos?鈥, reflexiona Francisco Javier, siempre con templanza y dispuesto a contar hoy qui茅n fue su hermano. 

Nueva ley de memoria y v铆ctimas hasta 1978

La nueva ley de memoria hist贸rica, que est谩 pendiente de llegar al Consejo de Ministros, ahora con F茅lix Bola帽os al frente de la materia, vuelve a dejar al margen los cr铆menes que quedaron impunes en ese espacio de tiempo que va desde la aprobaci贸n de la Constituci贸n a principios de la democracia. No se acuerda, en principio, de v铆ctimas que todav铆a hoy siguen sin ser reconocidas por el Estado y que contin煤an sufriendo las consecuencias de unos hechos que, en muchos casos, no llegaron ni siquiera a ser juzgados, como el caso de Mar铆a Jos茅 Bravo del Valle, violada y asesinada en un crimen reivindicado por el grupo de ultraderecha Batall贸n Vasco Espa帽ol.

De momento, tal como est谩 redactada la ley abarcar谩 hasta 1978 y se queda atr谩s en ese aspecto con respecto a la andaluza, que llega hasta 1982. 芦Mi hermano era un trabajador, el segundo de cinco hermanos de una familia humilde. 脡l era muy emprendedor y quer铆a ser algo鈥, va narrando Francisco mientras muestra fotos antiguas de Juan Ma帽as en el servicio militar, en su trabajo como ferroviario en Santander鈥 鈥淧ero su vida dur贸 poco鈥, a帽ade. En Andaluc铆a, a pesar de la ley, tampoco han encontrado el reconocimiento que buscan.

La vida acab贸 para Juan y sus amigos en el viaje que emprendieron desde Cantabria hasta Almer铆a para asistir a la comuni贸n de quien hoy, en este edificio con historia, denuncia que persiste el silencio y el ocultamiento de esta otra parte de la historia de Espa帽a. Varios guardias civiles los detuvieron, seg煤n dijeron entonces, confundidos con etarras. Los torturaron, los desmembraron y los calcinaron. De los 11 agentes implicados, solo tres fueron juzgados en una causa donde los familiares, que eran las v铆ctimas, recibieron amenazas; donde el abogado de las v铆ctimas era el amenazado y donde los periodistas que quer铆an investigar tambi茅n eran se帽alados. Esos tres guardias civiles fueron condenados finalmente por homicidio, no por asesinato. Y cumplieron buena parte de la condena en centros militares.

Reparaci贸n para estas familias

驴Tiene el Gobierno pensado alg煤n tipo de reparaci贸n para las familias de v铆ctimas cuyos cr铆menes en fechas posteriores a la aprobaci贸n de la Constituci贸n no fueron juzgados o fueron despachados sin justicia real? 驴Qu茅 soluci贸n puede darse a esas familias que, en algunas ocasiones, se han autodefinido como v铆ctimas de segunda? En una entrevista con la lamarea.com, el secretario de Estado de Memoria Democr谩tica, Fernando Mart铆nez, respondi贸 lo siguiente 鈥搎ue es pr谩cticamente lo mismo que evitar responder鈥:

芦Este anteproyecto tiene por objeto el reconocimiento de quienes padecieron persecuci贸n o violencia, por razones pol铆ticas, ideol贸gicas, de conciencia o creencia religiosa o de orientaci贸n sexual, durante el periodo comprendido entre el golpe de Estado de 18 de julio de 1936, la guerra civil y la dictadura franquista, hasta la promulgaci贸n de la Constituci贸n de 1978. En coherencia, a los efectos de la misma, se considera v铆ctima a toda persona que haya sufrido, individual o colectivamente, da帽o f铆sico, moral o psicol贸gico, da帽os patrimoniales o menoscabo sustancial de sus derechos fundamentales, como consecuencia de acciones u omisiones que constituyan violaci贸n de los derechos humanos durante dicho periodo鈥.

En una entrevista en 2019 publicada en El Pa铆s, la entonces vicepresidenta en funciones y hoy exvicepresidenta, Carmen Calvo, afirm贸: 芦Salimos de una manera tan brillante de la dictadura a la democracia, sin un solo roce de violencia, salvo ETA, salvo ETA禄.

Las exhumaciones como deber del Estado

La futura ley tiene como base la asunci贸n por parte del Estado de las exhumaciones y, entre otras novedades, prev茅 la creaci贸n de una Fiscal铆a espec铆fica para investigar los cr铆menes franquistas. Entre los familiares de v铆ctimas se preguntan c贸mo es posible esto sin la derogaci贸n de la Ley de Amnist铆a, que es lo que, en la pr谩ctica, alegan los jueces para no investigar los asesinatos denunciados. Esos obst谩culos fueron los que los llevaron a recurrir a la justicia argentina.

Hasta este mi茅rcoles, varias v铆ctimas relatar谩n sus vivencias en este seminario 鈥V铆ctimas de la Transici贸n. Luchando contra el silencio y el olvido鈥 de la 71陋 Edici贸n de los Cursos de Verano de C谩diz. La organizaci贸n destac贸 la importancia de que estos encuentros se difundan en la Universidad. En la mesa tambi茅n estar谩n Manuel Ruiz, hermano de Arturo Ruiz, asesinado en una manifestaci贸n en Madrid el 23 de enero de 1977, la v铆spera de la matanza de Atocha; Andoni Txasko, v铆ctima de la masacre del 3 de marzo de 1976 en Vitoria; y Ferm铆n Rodr铆guez, hermano de Germ谩n Rodr铆guez, asesinado durante los sanfermines de 1978.




Fuente: Lamarea.com