May 24, 2022
De parte de Todo Por Hacer
230 puntos de vista

Mohamed Benhalima es un argelino que en 2019 se uni贸 al movimiento Hirak (que reclamaba cambios en el gobierno y la renuncia del presidente, Abdelaziz Buteflika, que llevaba casi 20 a帽os en el poder sostenido por el ej茅rcito) y comenz贸 a asistir a sus protestas. Benhalima desert贸 del ej茅rcito y comenz贸 a denunciar en redes sociales la corrupci贸n que hab铆a visto en 茅l. Una vez hizo eso, sab铆a que su 煤nico camino era el del exilio si no quer铆a terminar en el Centro Antar, sede de la Direcci贸n General de Seguridad Interior, donde se interroga bajo tortura a los opositores pol铆ticos por parte de los servicios secretos argelinos. Se march贸 del pa铆s justo cuando sus autoridades le acusaban de haber cometido delitos de terrorismo.

Lleg贸 a Espa帽a, solicit贸 el asilo pol铆tico, la petici贸n se admiti贸 a tr谩mite y vivi贸 a caballo entre Espa帽a, Francia y Portugal con relativa tranquilidad. Sin embargo, el pasado 14 de marzo, coincidiendo con el momento en el que el Gobierno espa帽ol hab铆a manifestado que entend铆a que el S谩hara Occidental pertenec铆a a Marruecos y hab铆a provocado el enfado de Argelia (nuestro principal proveedor de gas natural), Benhalima fue detenido en Zaragoza y se le abri贸 un expediente de expulsi贸n por infracci贸n de la Ley de Extranjer铆a. La polic铆a aplic贸 el tr谩mite preferente de expulsi贸n por considerar que el argelino es un riesgo para la Seguridad Nacional (sin aportar ni una sola prueba) y, pese a ostentar la condici贸n de solicitante de asilo, se le encerr贸 en un CIE con el benepl谩cito de una jueza ma帽a.

Diversas organizaciones, como Amnist铆a Internacional, ACNUR, The Cairo Institute for Human Rights Studies, CIES No, etc. informaron al Ministerio del Interior que la vida y la integridad f铆sica de Benhalima correr铆an peligro si se le entregara a Argelia. Pese a ello, el 24 de marzo a las 17:35 se le notific贸 la denegaci贸n del asilo. Tres minutos despu茅s, a las 17:38, se le notific贸 la orden de expulsi贸n. A las 18:41 la Comisar铆a General de Extranjer铆a y Fronteras remiti贸 por correo electr贸nico la resoluci贸n de expulsi贸n a sus abogados y a las 19:45 el avi贸n que traslad贸 a Benhalima a Argelia despeg贸 del aeropuerto de Val茅ncia.

Es decir, se nos da a sus abogados una hora y cuatro minutos para redactar el recurso contencioso-administrativo con solicitud de medidas cautelar铆simas, ordenar y adjuntar la documentaci贸n, llevarlo al juzgado de guardia, que la jueza, o juez, se lo lea, redacte una resoluci贸n, avise a la comisar铆a en caso de que la misma sea estimatoria y que de la comisar铆a lo comunique a los agentes ejecutantes para que paralicen la expulsi贸n鈥, explica en un art铆culo de P煤blico Eduardo G贸mez, uno de los abogados espa帽oles de Benhalima. 鈥Algo as铆 como jugar ocho partidas de ajedrez simult谩neas contra Bobby Fischer y ganarlas todas.

Con la certeza de que todo nuestro esfuerzo iba a ser en vano, puesto que ya nos estaban llegando rumores de que Benhalima hab铆a sido entregado a las autoridades argelinas, presentamos la solicitud de paralizaci贸n de la expulsi贸n en el juzgado de guardia. Durante la espera a la resoluci贸n judicial nos lleg贸 la confirmaci贸n, v铆deo de Youtube incluido, de que efectivamente se encontraba ya en Argelia.

El juzgado de guardia, tras un par de horas de espera en la sala habilitada para ello, finalmente desestim贸 la solicitud de paralizaci贸n cautelar de la expulsi贸n, argumentando que 芦el posible peligro para la seguridad nacional, alegado en el expediente de expulsi贸n, supone un argumento suficiente contra la permanencia cautelar del extranjero en nuestro pa铆s芦. Novena partida de ajedrez contra Fischer鈥.

Pero Mohamed Benhalima no volvi贸 solo en el avi贸n que le llev贸 a Argel. Le acompa帽aba, entre otros Abderrahim L., otro ciudadano argelino que corr铆a riesgo de sufrir torturas. En su caso, la Audiencia Nacional hab铆a dictado un auto diciendo que apreciaban la concurrencia de factores para otorgarle la protecci贸n internacional y no deportarle. Sin embargo, el Gobierno le expuls贸 a Argelia 鈥por un error de interpretaci贸n鈥 de la resoluci贸n judicial. Otra muestra de la poca importancia que le merecen a algunos la vida e integridad de determinadas personas.

Y aqu铆 es donde nos topamos con otro escollo insalvable en estos casos: la relativizaci贸n de los derechos鈥, dice Eduardo G贸mez. 鈥Si eres extranjero y te acusan, a煤n sin pruebas, de que eres un peligro para seguridad nacional, date por expulsado. Cualquier posibilidad de defensa de tu inocencia se tramitar谩 con el exquisito ninguneo de la burocracia administrativa.

A帽adamos una d茅cima, y 煤ltima partida de ajedrez contra el genio norteamericano: el contexto internacional. La inmensa mayor铆a del gas natural que consumimos procede de Argelia y, como consecuencia de la guerra de Ucrania, vamos a tener que incrementar ese suministro. Jaque. Adem谩s, est谩n profundamente cabreados con el Gobierno de Espa帽a por su decisi贸n de arrimar el ascua del S谩hara Occidental al caldero de Marruecos y algo hay que hacer para tranquilizarles. Mate鈥.

Al poco de llegar a Argelia, los medios de su pa铆s publicaron un v铆deo, grabado en una celda, en el que el activista del Hirak confesaba haber cometido una serie de cr铆menes. Antes de su expulsi贸n hab铆a avisado a miembros del colectivo CIES No que si esto suced铆a, significar铆a que le hab铆an torturado.

Pero la noticia gorda llegar铆a unos 50 d铆as despu茅s de la llegada de Benhalima a Argelia: ha sido condenado a muerte por un tribunal militar. Es cierto que el Estado argelino lleva a帽os sin ejecutar una pena de muerte, pero no deja de ser preocupante. Y evidencia que el ministerio de Marlaska se cubri贸 de gloria y vulner贸 el Derecho espa帽ol e internacional, que consagra el 鈥減rincipio de no devoluci贸n鈥: est谩 prohibido deportar a una persona cuando su vida o integridad f铆sica corren peligro.

Al d铆a siguiente de que el abogado argelino de Benhalima, Abdelkader Chohra, se reuniera con la madre de Benhalima y difundiera la condena a muerte del ex-militar, el letrado fue detenido y trasladado a la prisi贸n de Chlef. Otro da帽o colateral de la actuaci贸n del Ministerio del Interior del gobierno m谩s progresista de la historia de Espa帽a y el mundo mundial.

Comparte y difunde



Fuente: Todoporhacer.org