November 13, 2022
De parte de Indymedia Argentina
195 puntos de vista

Laura Borràs ha contratado a un fascista asesino condenado y colaborador de las fuerzas de seguridad del estado como perito para su defensa judicial. Es inadmisible que alguien que dice ser víctima de la guerra sucia del estado español recurra precisamente a las alcantarillas del estado para proteger sus intereses. Incluso le paga dinero. Desde Lucha Internacionalista exigimos a Borrás que rompa inmediatamente el contrato con el perito informático Emilio Hellín, que en 1980 asesinó a nuestra compañera Yolanda González. Es inadmisible este blanqueamiento de un fascista, asesino confeso y que nunca mostró arrepentimiento, que sigue colaborando con las fuerzas de seguridad del estado.

El diario.es ha publicado la noticia de que el abogado Gonzalo Boye, como defensor de Laura Borràs ha contratado como perito a Emilio Hellín, en la causa sobre el presunto fraccionamiento de pagos en el Institució de les Lletres Catalanes. Hellín, militante de Fuerza Nueva y del Batallón Vasco-Español, asesinó en 1980 a nuestra compañera Yolanda González, militante del trotskista Partido Socialista de los Trabajadores. Fue condenado a 43 años de prisión de los que solo cumplió 14, se fugó en varias ocasiones y en una de ellas, estuvo cuatro años en Paraguay al servicio del sanguinario dictador Alfredo Stroessner. Boye ha defendido la contratación de Hellín “porque es el mejor” y porque “han pasado 40 años”.

Ni Borrás ni su partido, Junts per Catalunya, pueden decir que no sabían quién es Hellín. Periódicamente ha aparecido en los medios su colaboración con la policía o la Guardia Civil. Desde Lucha Internacionalista acudimos en 2013 al entonces conseller d’Interior, Ramon Espadaler, de CiU, para denunciar que (con el nuevo nombre de Luís Enrique) había impartido cursos de formación a los Mossos de Esquadra. Espadaler “no pudo recibirnos” y delegó en su Jefa de Gabinete, que recibió la denuncia de manos del hermano de Yolanda, Asier, y de nuestros compañeros. Dijeron a la prensa que sólo un mosso había recibido un curso, en 2007, en épocas del tripartito, con Saura, de ICV, como Conseller de Interior. Oficialmente, nunca nos respondieron por escrito.

El Fiscal ha pedido que sea retirado de la causa porque “No parece que una persona [Hellín] con los antecedentes y hechos publicados pueda aportar un informe a la causa que disponga de credibilidad y aptitud, pues no solo fue condenado por delitos graves, sino que también habría sido un prófugo de la Justicia”. Nos alegramos del pedido al juez de que lo retiren de la causa, sólo que preocupa que haya tardado dos años. Fue expulsado por lo mismo del caso Taula de corrupción del PP en Valencia, pero participó del juicio a la expresidenta madrileña del PP Cifuentes, y un largo currículum que viene a demostrar que a un asesino que ni cumplió condena ni se arrepintió, si es fascista, se le permite “hacer justicia”.

Emilio Hellín, que se cambió el nombre por el de Luis Enrique, es una persona que aparece siempre, como perito en los casos de corrupción y que ha seguido trabajando, desde que está en libertad para las fuerzas policiales y para el aparato judicial, cobrando dinero público. Él mismo presume de esta colaboración en su currículum. Denunciamos la actual connivencia con el sistema policial y judicial, de los que debiera estar absolutamente apartado. Desde hace años, la familia y los compañeros y compañeras de Yolanda reiteramos la exigencia de que cese totalmente la contratación pública de Emilio Hellín.

Laura Borràs y su abogado Gonzalo Boye deberían renunciar inmediatamente a la colaboración con Emilio Hellín no porque no puedan, sino porque no deberían contribuir a blanquear la trágica trayectoria de este individuo que nunca se ha arrepentido de su acción asesina, que ha estado ligado desde siempre a los servicios secretos del estado y cuya acción profesional ha estado relacionada con los aparatos policiales.

Lucha Internacionalista

11/11/2022




Fuente: Argentina.indymedia.org