August 4, 2022
De parte de Lobo Suelto
163 puntos de vista

Hay una historia de la percepci贸n de los asuntos colectivos en la que se justifica la expresi贸n 鈥渇ormaci贸n pol铆tica鈥. La evidente circularidad del asunto consiste en que la historia de cada punto vista remite a un punto de vista sobre la historia misma y sobre la propia perspectiva. Con esta lente son presentados los personajes de 鈥溌縌ui茅n mat贸 a Rosendo?鈥 La historia de Raymundo Villaflor (que se prolonga en la leyenda resistente de la ciudad Avellaneda), la de Augusto Timoteo Vandor (y el sindicalismo del neoperonista). As铆 presenta Walsh las dos almas de la clase obrera de los a帽os sesentas. De ese juego de contrastes surge La menci贸n de Amado Olmos 鈥渦no de los pocos dirigentes leales a su clase鈥. La expresi贸n 鈥渓eal a su clase鈥 dice mucho, porque -se sobre entiende- no hay formaci贸n de la mirada pol铆tica sin una impl铆cita reflexi贸n que atraviesa la cuesti贸n de la traici贸n. En una sociedad de clases solo cabe ser coherente en la dominaci贸n, lo dem谩s supone siempre traicionar a alguien, y Olmos encuentra su orientaci贸n en el clasismo. Walsh pule el lente con el que mira -su propia lealtad con el grupo de 鈥淟os Villaflor de Avellaneda鈥, como los llama Enrique Arrosagaray- al presentar a los personajes que se enfrentan en La Real de Avellaneda (1966). Pulir el lente, forjar la mirada supone siempre preguntar: 鈥渄esde d贸nde鈥. En el caso de Walsh, no se trata s贸lo redactar los resultados de su indagaci贸n, sino tambi茅n publicarlos por cap铆tulos en el semanario 鈥淐GT鈥, que 茅l mismo dirige. Esa noche en la pizzer铆a La Real se cruzan dos grupos. El de los Villaflor, el de Vandor. Antes del tiroteo se produce una discusi贸n en el ba帽o. Imbelloni, del grupo-Vandor, advierte: 鈥渆s una l谩stima porque somos todos peronistas鈥, y Rogelio -hermano menor de Raymundo- responde: 鈥渘o te confundas, peronistas somos nosotros y ustedes son una manga de traidores al movimiento y no solo al obrero鈥. A lo que Imbelloni replica que su grupo esta armado, que se rajen nomas. Se trata, por supuesto, de un recorte. De un episodio tr谩gico para la militancia -el asesinato de Domingo Bajaquis y Juan Zalazar-, de un acto de encubrimiento de lo que Walsh llama la burocracia sindical -haber asesinado a un hombre de sus filas, Rosendo Garc铆a-; un fragmento de 鈥渟uperficie鈥 que permite leer un proceso 鈥渄e fondo鈥. Se trata de un ejercicio literario, de una escritura period铆stica para la formaci贸n pol铆tica de una clase obrera antagonista en formaci贸n, de una literatura que no se desentiende de crear los artificios capaces de producir ciertas lecturas. Hay una historia pol铆tica de la mirada pol铆tica, una tradici贸n que ayuda a elaborar nuevos espacios de comprensi贸n, una sensibilidad que al ligar superficie y fondo no permite que se separe 鈥渓o simb贸lico鈥 de lo 鈥渆con贸mico鈥, como si justamente no precis谩ramos comprender sus relaciones. Tener a Walsh cerca para no perecer ante la escena a la que asistimos.




Fuente: Lobosuelto.com