January 30, 2023
De parte de Federacion Anarquista Uruguaya
1,894 puntos de vista

En Per├║ se ha consumado una situaci├│n pol├ştica bastante extra├▒a: el presidente disuelve el Parlamento y el Parlamento a su vez, desplaza al presidente y coloca en su lugar a la vicepresidenta. Esta situaci├│n que a simple vista puede parecer una disputa o puja de poderes dentro del marco liberal burgu├ęs, pero tiene ra├şces m├ís profundas y que hoy vemos consolidarse en un Golpe de Estado.

La llegada de Pedro Castillo al gobierno se dio en elecciones con un margen muy ajustado. Su contrincante, Keiko Fujimori denunci├│ fraude, el cual no pudo ser comprobado. En los 15 meses que dur├│ el mandato de Castillo, ├ęste no pudo gobernar, ya que fueron constantes los ataques del sector fujimorista desde el Parlamento, haciendo renunciar a todos sus gabinetes de ministros y con las cotidianas denuncias y juicios por corrupci├│n a Castillo y su familia

La derecha peruana ha agudizado esta situaci├│n de inestabilidad pol├ştica. En a├▒os anteriores tambi├ęn cayeron otros gobiernos, como el de Kuczynski en 2016 y Mart├şn Vizcarra en 2020. El sector fujimorista tiene fuerte peso a nivel parlamentario. Por otra parte, Castillo ha perdido los apoyos incluso de su partido, Per├║ Libre. Y el hacer caer gobiernos que no son propios, es parte de la estrategia del fujimorismo para controlar el poder pol├ştico en el pa├şs. Lo que no logra en las urnas, lo logra por otras v├şas. Toda una estrategia ya conocida utilizada en varios pa├şses de la regi├│n en la ├║ltima d├ęcada.

Si algo ense├▒a la situaci├│n del Per├║, es que el poder no est├í en el gobierno ni en las instituciones electas con el ÔÇťsufragio universalÔÇŁ. El poder pol├ştico reside en otros lugares del Estado, pero tambi├ęn de las esferas econ├│mica e ideol├│gica. Los grandes grupos econ├│micos del Per├║ asociados a la derecha fujimorista pretenden controlar incluso el gobierno, no se contentan con ser el ÔÇťpoder realÔÇŁ. El discurso ÔÇťanticomunistaÔÇŁ en Per├║ es muy fuerte, se pudo apreciar en la campa├▒a pasada, cuando Castillo era presentado como como ÔÇťcomunistaÔÇŁ o ÔÇťterroristaÔÇŁ por el sector fujimorista. Estos adjetivos no son antojadizos, vienen de una larga campa├▒a iniciada por Alan Garc├şa en los a├▒os ÔÇÖ80 y bajo la feroz dictadura de Fujimori en los ÔÇÖ90, donde se aplic├│ una pol├ştica de ÔÇťguerra suciaÔÇŁ y genocidio de la poblaci├│n vinculada a las experiencias guerrilleras y la utilizaci├│n del mote de ÔÇťterrucoÔÇŁ para cualquier persona de izquierda. Tenemos a├║n en nuestra retina los cad├íveres de N├ęstor Cerpa Cartolini y otros miembros del Movimiento Revolucionario T├║pac Amaru en 1997, luego del asalto a la embajada de Jap├│n hecho a sangre y fuego por el ej├ęrcito asesino de Fujimori padre, por mencionar un ejemplo de esa pol├ştica genocida.

Como vemos, el fujimorismo no est├í muerto. Es parte del sistema pol├ştico peruano, construye discurso y logra adhesi├│n. Corrupci├│n end├ęmica a altos niveles (por lo menos desde la ├ępoca de Fujimori y los ÔÇťvladivideosÔÇŁ hasta el esc├índalo de Odebrecht que salpic├│ todo el continente). Pero el problema no es la corrupci├│n, ello es un derivado de la estructura de poder y social del Per├║. Una sociedad con una gran concentraci├│n de riqueza y poder, donde los sectores ind├şgenas y mestizos son subordinados, continuando con una estructura social proveniente de la ├ępoca colonial y profundamente racista, entre otros graves problemas que enfrenta el pueblo peruano; all├ş deben buscarse la ra├şz de los problemas pol├şticos en el Per├║ y las causas del levantamiento popular y que varias regiones se hayan declarado en ÔÇťinsurgenciaÔÇŁ. No es solo por el retorno de Castillo o que se realicen nuevas elecciones, son las necesidades m├ís sentidas del pueblo peruano que llevan siglos sin ser contempladas.

Hoy esas necesidades, esos reclamos cobran vida en la exigencia de una asamblea constituyente que elabora una nueva Constituci├│n que suplante la de 1993, la fujimorista. El problema de fondo sigue siendo el poder real y eso es lo que comienza a asomarse con este levantamiento popular en el Per├║. La derecha sigue controlando el Poder Pol├ştico en el pa├şs o el pueblo construye su propia fuerza, su Poder Popular que dispute en la vida cotidiana el control de la econom├şa, de la salud, de la vivienda, del reparto de tierras, de los recursos, es decir de la vida social. No hay otra opci├│n: los de arriba o los de abajo. Poder de la burgues├şa y del Estado o poder del pueblo. La soluci├│n no pasa por las instituciones burguesas ni radica all├ş.

Al momento de escribir estas l├şneas son m├ís de medio centenar los compa├▒eros del pueblo hermano del Per├║, fallecidos por la represi├│n policial. El pa├şs ha sido militarizado. Seguramente vendr├ín d├şas y meses de lucha m├ís ardua, con m├ís pueblo en la calle y en las rutas. El pueblo peruano tiene una inmensa tradici├│n de pelea y resistencia, lejos est├í de terminar esta situaci├│n de conflicto. Los de arriba se pensaron que el pueblo se iba a quedar en sus casas, pero el pueblo dijo presente. Est├í en la calle, en estado de insurgencia.

Como Anarquistas apoyamos la lucha popular peruana contra toda dictadura y por la forja de un destino propio para las clases populares del Per├║. Hoy est├ín presentes T├║pac Amaru, Micaela Bastidas, N├ęstor Cerpa y todos los y las combatientes de ese dign├şsimo pueblo hermano.

¡POR LA CONSTRUCCIÓN DE PODER POPULAR!

¡VIVA EL LEVANTAMIENTO POPULAR EN PERÚ!

¡ARRIBA LOS Y LAS QUE LUCHAN!

COORDINACIÓN ANARQUISTA LATINOAMERICANA (CALA)

Federaci├│n Anarquista Uruguaya (FAU)

Coordinaci├│n Anarquista Brasilera (CAB)

Federaci├│n Anarquista de Rosario

Organizaciones hermanas:

Organización Anarquista de Tucumán

Organizaci├│n Anarquista de C├│rdoba

Organizaci├│n Anarquista de Santa Cruz




Fuente: Federacionanarquistauruguaya.uy