February 19, 2022
De parte de La Haine
1,949 puntos de vista

Hagamos un repaso a la revoluci贸n francesa, y a la inglesa, de 1878[1]. Tras la Edad Media, fue naciendo un grueso de burgues铆a y peque帽a burgues铆a que se postulaba para subir en el escalaf贸n social al nivel de la aristocracia, la clase social de 茅lite de la 茅poca. Por activa y por pasiva, lo intentaron durante a帽os; tantos que, finalmente, la burgues铆a se dio cuenta de que la aristocracia se resist铆a a que la burgues铆a ascendiera en el escalaf贸n social y dej贸 de intentar hacerlo al modo de la aristocracia; busc贸 su propio camino, aunque, sin duda, hered贸 e imit贸 maneras. Su construcci贸n ideol贸gica diferenciada, un incipiente capitalismo ideol贸gico, (adecuaci贸n cristiana y calvinista de la usura), se mezcl贸 con sentimientos de resentimiento y animadversi贸n hacia la clase social privilegiada, que no dejaba hueco ni lugar para hacer sitio en su estatus a una clase burguesa cada vez m谩s activa social y pol铆ticamente, y, m谩s numerosa. De tal gisa, que el malestar y la resistencia fueron convirti茅ndose en protesta, reivindicaci贸n y revuelta. La llamada revoluci贸n burguesa. Pero percatarse de que la aristocracia no dejaba sitio entre sus filas tard贸 a帽os en cuajarse, tal vez, los doscientos; dado que, al principio, supon铆an que la pleites铆a, el convencimiento, la compraventa nobiliaria o el casamiento de conveniencia iban a hacer que fueran aceptados como miembros de la aristocracia de pleno derecho. La aristocracia miraba por encima del hombro a la incipiente burgues铆a y no ten铆a la m谩s m铆nima intenci贸n de compartir privilegios. Finalmente, abrieron los ojos: revoluci贸n; pero la clase burguesa no era homog茅nea, compuesta por diferentes estratos, el m谩s alto de ellos utiliz贸 mediante la alianza y la artima帽a, a los peque帽os productores independientes (la mayor铆a en los san cullotes[2]) y las clases marginadas para conseguir una revoluci贸n a su medida, marginando posteriormente a la mayor铆a obrera depauperada, buena parte de los san cullots, y, en bloque, a todas las mujeres, pues los derechos 鈥渦niversales鈥 fueron siempre concebidos 鈥渄el hombre y del ciudadano鈥. Hasta aqu铆 la lecci贸n de la historia.

Puede que algo similar ocurra hoy en d铆a. El sue帽o de una clase media acomodada en el estado del bienestar equivaldr铆a a formar parte de la 茅lite socioecon贸mica y de poder instalada en las altas instancias empresariales y estatales. Las aristocracias de los partidos, los sindicatos, las instituciones judiciales, burocr谩ticas y empresariales son, sin embargo, las que por medio de una sofisticada maquinaria ideol贸gica, burocr谩tica y normativa que habla en nombre del pueblo, la participaci贸n o la gobernanza, de la igualdad de todos ante la ley o de una supuesta representaci贸n de todos en el gobierno; sigue, de hecho, tratando a la clase obrera, a los m谩s precarios y a una clase media que sube y baja de escalaf贸n seg煤n la gesti贸n puntual del capitalismo, como 煤tiles infantilizados y subalternos a los que una y otra vez se nos hace creer que formaremos parte del sistema, sin que, finalmente, se nos haga hueco ni lugar en 茅l. La gesti贸n de la crisis permanente sirve precisamente para la reproducci贸n de las desigualdades. La llamada casta pol铆tica, las 茅lites socioecon贸micas, militares, judiciales y burocr谩ticas son realmente quienes detentan el gobierno de una clase media, en gran parte ideol贸gicamente capitalista y consumista, preparada y dispuesta para la reproducci贸n del individualismo, la jerarquizaci贸n, la competitividad y todos los elementos narrativos que la hacen 煤til al dominio de las aristocracias del siglo XXI. Con la crisis del 2008, una bolsa importante de esa clase media se vio en el nivel de la precariedad y tal vez se dio medianamente cuenta de la condici贸n de clase obrera precaria y del mito de la meritocracia. Con la crisis del 2019, detonada por un agente biol贸gico que sirve de estresor social, parece que se vuelve a repetir el proceso. Cada vez m谩s normas, m谩s autoritarias, y, cada vez menos derechos, m谩s vaciados. M谩s desigualdad y una nueva acumulaci贸n de poder y de capital en manos de las 茅lites, ahora en nombre del inter茅s general de la salud p煤blica. Buena treta; como si la ciencia fuera puro altruismo y no un embrollo de intereses creados, esencialmente de clase.

Pero, para que el enga帽o ocurra (seguimos pensando en el proceso previo a la revoluci贸n francesa) hace falta una ideolog铆a que se postule como cercana al pueblo, y, al mismo tiempo, sustente las bases del dominio de unas clases sobre otras. Una ideolog铆a ilustrada, es decir, puesta al d铆a en la nomenclatura contempor谩nea, que controle la narrativa de las relaciones sociales y vitales, y que produzca la ficci贸n de la participaci贸n popular, de cierto control por parte de la sociedad. Nace as铆, desgajada de las construcciones ideol贸gicas transformadoras (marxista y anarquista, que curiosamente tienen de com煤n un escenario ut贸pico sin clases) la ideolog铆a socialdem贸crata liberal que apuntala el sistema clasista para instalarse como acomodo a la propiedad privada de los medios de producci贸n, re-nominada como espacio inviolable de libertad. Y sus engendros posmodernos: populismo socialista, capitalismo verde, neoconservadurismo, etc. Un acomodo de sus cuadros y sus 茅lites de partido, claro est谩, con diversas formas de 鈥渁ristocraciamiento鈥: puertas giratorias, negociaciones financieras (鈥渞escate鈥), fijaci贸n o aumento de sus sueldazos, etc. Son el techo, el parapeto, el tope y el principal obst谩culo en la defensa de una sociedad sin clases y de abolici贸n de las desigualdades sociales. Abolici贸n. Es como se ha llegado a una sofisticada integraci贸n de las identidades (de g茅nero, 茅tnicas, etc.), dejando de lado o marginando la inclusi贸n de la igualdad social. Trat谩ndola como algo que nos queda bien, en cualquier caso, sin contenido (pink y greenwashing, lavados de cara). Un bluff: el feminismo corporativo o empresarial, por ejemplo. Esto es el PSOE desde hace a帽os y la deriva del 鈥渆quilibrismo鈥 de Podemos, y, por supuesto, Geroa Bai con su TAV y sus proyectos macrocapitalistas de Ayerdi & C铆a.

En el caso de la izquierda abertzale oficial (Bildu, Sortu?, Alternativa) y con todos los respetos que merece una fuerza de izquierda tradicionalmente contestataria por su constancia militante, su coherencia y por ser habitual punto de mira represivo; su decisi贸n de apoyar los presupuestos del PSOE en 2020 podr铆a calificarse, como m铆nimo, de precipitada desde el punto de vista que aqu铆 se analiza; ya que la estructura pol铆tica que sustenta la sociedad de clases no parece haber sufrido ning煤n rasgu帽o significativo, se trata m谩s bien de reformas posibles dentro del capitalismo 鈥渢radicional鈥. Ni topes a los sueldazos, ni restricciones fiscales a las fortunas ni nada que se le parezca. Un proceso de domesticaci贸n y de integraci贸n institucional dicen algunas voces cr铆ticas[3].

Piensa la 鈥渋zquierda鈥 que contemporizando, es decir, acerc谩ndose al PSOE, el puntal del capitalismo ideol贸gico neoilustrado, tendr谩 posibilidades de hacer pol铆tica (la profesionalizaci贸n es el primer paso de la reproducci贸n); en lugar de que sea la socialdemocracia (que incluso perdi贸 el discurso diferenciador del socialismo democr谩tico de clase[4]) la que vaya hacia la izquierda. Pero dado que esto 煤ltimo no es m谩s que una ficci贸n鈥 Esperemos 200 a帽os m谩s para comprenderlo…, como aquella burgues铆a revolucionaria del 78. As铆 nos va: Monarqu铆a & Parlamentaria. Militocracia & Intervenciones de Paz; Fascismo & 鈥淐ampechano鈥-Ilustrado. Los Gonzalez, Borrel y C铆a., su 155 y su 鈥減alito de aboyar ideolog铆as鈥 como dijo sabiamente Mafalda. Ocurri贸 algo similar en otros pa铆ses y procesos, por ejemplo, en la Nicaragua de los Comit茅s de Defensa Sandinista, inicialmente transformadores, posteriormente socialdemocratizados y, finalmente, reconvertidos en movimientos vecinales sin un horizonte revolucionario[5].

Viendo el documental 鈥淪er谩s un hombre鈥, un documental proselitista del PSOE; es f谩cil darse cuenta de la falsedad del debate abolicionismo/sindicalismo del asunto prostituci贸n y del tope que suponen las ideolog铆as neoliberal-socialdem贸cratas. Un abolicionismo sin un plan de ofertas concretas de trabajo para las trabajadoras concretas del sistema prostitucional, es un bluf. Un sindicalismo que d茅 como resultado una legalizaci贸n de la explotaci贸n y la precariedad, una ETT prostitucional, otro. Ninguna de las dos opciones acaba con la explotaci贸n ni con la trata, que seguir谩n teniendo su dimensi贸n en la econom铆a sumergida (por ejemplo, pisos 鈥渄e alterne鈥), pues el asunto es m谩s global. Es decir, la consideraci贸n de unos trabajos como inferiores y destinados a determinadas clases sociales frente a otros de prestigio social, con buenas condiciones y bien pagados. Por ejemplo, con el Covid-19, ha quedado meridianamente claro la precaria situaci贸n de las residencias de la tercera edad. 驴Va a ver un plan para un sistema p煤blico de residencias[6] y una inspecci贸n que ponga l铆mites al sistema privado de explotaci贸n?. Parece que no. Ah铆 tienen Vds. un nicho de trabajo para mujeres prostitutas que podr铆an formarse a corto plazo como auxiliares de enfermer铆a o personal de limpieza. Profesiones ambas que, en buenas condiciones y bien pagadas, como corresponde a limpiar todos los d铆as, con cari帽o, el culo del personal, sus diarreas o sus v贸mitos, son tan o m谩s dignas que las de m茅dico o dentista. Eso s铆, invisibilizadas, a pesar de constituir realmente la primera l铆nea contra el Covid-19. Los cuidados en el centro, dicen; pues ah铆 est谩n las TCAE, teniendo que salir con sus pancartas a la calle para que se le reconozca su labor[7]. A eso me refiero cuando digo que la consideraci贸n de unos trabajos como inferiores y otros como superiores es un elemento clave para la reproducci贸n de las clases. El prestigio social es una construcci贸n ideol贸gica promovida por activa y por pasiva por las clases dominantes para su beneficio. Pero que nadie piense o sue帽e que con el eterno tope de la socialdemocracia va a ver un verdadero sistema p煤blico de salud en el que se integran asuntos como el dentista, la vista, el o铆do o la salud laboral (uno en el que desaparecieran las mutuas o fueran integradas en dicho sistema), o, cuestiones sociosanitarias comunitarias y educacionales que quedan hoy en d铆a en el limbo burocr谩tico de la precariedad.

Imaginemos, como el t铆tulo de esta reflexi贸n, una ley de semejante gisa, a la manera en la que se han confeccionado las de igualdad entre hombres y mujeres. Inimaginable, 驴no?. Se trata de eso, de dejar de pensar, 鈥que no te pagan para ello鈥, te repiten una y otra vez como mantra nihilista de la ideolog铆a burguesa que nos inoculan desde el primer trabajo. 驴Soluciones?. No hay otra idea que no sea la rotaci贸n de tareas (en casa y en el trabajo), por tanto el reparto no solo de tareas, sino del empleo, de la econom铆a o igualdad socioecon贸mica de oportunidades y del poder o empoderamiento social de la gobernanza, autogesti贸n en t茅rminos libertarios. La nueva contabilidad de los Estados que infiera equivalencias en el mercado de la econom铆a de los cuidados, las tareas dom茅sticas o las domo-burocr谩ticas no nos lleva a nada si no hay un cambio de la econom铆a reproductora de desigualdades (o sea, de clases) a otra de equivalencias en tiempos: trabajo, formaci贸n, vida. Por ello, tiene poco sentido feminizar ciertos trabajos por el hecho s贸lo de que hayan sido hist贸ricamente asignados a 鈥渧ar贸n鈥 y viceversa, sin igualizar los trabajos que han sido hist贸ricamente asignados por las elites de poder como 鈥渘o-prestigio-manual-simples-rutina-etc.鈥 frente a los de 鈥減restigio-de gran responsabilidad social-expertos-complejos-intelectuales鈥, etc. 驴Cu谩nto habr铆a de cobrar ahora un@ trabajador/trabajadora de una empresa de desamiantaci贸n? 驴Menos que un directivo de una multinacional?. No hay otra soluci贸n que la de la educaci贸n universal gratuita para todo el mundo, (驴el sistema finland茅s o el sistema 鈥渟udado鈥 cubano?). Universal quiere decir gratuita, totalmente gratuita desde la infancia a la universidad; no las migajas en forma de becas y subvenciones con las que el neoliberalismo pretende colar caridad social por igualdad de oportunidades. Masculinizar sin m谩s ciertos trabajos hist贸ricamente 鈥渇emeninos鈥, nos lleva a la contradicci贸n de masculinizar la pobreza. El engranaje patriarcado/capitalismo requiere otros cambios. Lo llaman discriminaci贸n m煤ltiple, pero le dedican poco espacio a ello. 驴Podr铆amos visualizar si quiera Unidades de Igualdad Social en todos los departamentos y ministerios?. 驴Contra las castas?. 驴Os imagin谩is el principio de transversalidad para la abolici贸n de las clases sociales?. 驴Por qu茅 es m谩s medi谩tico y conocido popularmente el t茅rmino 鈥渢echo de cristal鈥 que el de 鈥渟uelo pegajoso鈥?. El fascismo ilustrado del capitalismo controla el discurso en los medios culturales y simb贸licos, Gramsci lo llam贸 hegemon铆a. Clase, jerarqu铆as, poder, van de la mano. Abolici贸n.

Las clases sociales desaparecieron de los discursos electorales, porque los partidos son gobernados por clases medias altas interesadas en mantener cierto status quo social a su medida, y, a la medida de la reproducci贸n del elitismo de hecho. Cobran bien, viven bien, se enrocan. Apuntalando los sueldazos de la industria pol铆tica y los puestos llamados de responsabilidad, algunos partidos blanquean su voto diciendo que en realidad sus parlamentarios y concejales cobran menos y una parte de sus n贸minas se destina a la financiaci贸n del partido. Otros justifican su voto diciendo que tambi茅n los suyos tambi茅n cobran menos y el resto va a un fondo para causas sociales. De una u otra manera, lo cierto es que es bastante contradictorio pertenecer a tradiciones ideol贸gicas de base socialista, es decir, si entendimos bien la lecci贸n, que postulaban la desaparici贸n de las clases sociales, y, al mismo tiempo, votar para asentir con y asentar las enormes diferencias salariales de parlamentarios, concejales, cargos directivos de instituciones y entidades p煤blicas, etc. en nombre de una causa superior y posterior (!?). Luego dicen que la contradicci贸n de las contradicciones es no votar, supuestamente porque significa votar a la derecha. Paja del ojo ajeno. 隆26.285鈧 al mes es lo que cobra el 鈥渟ocialista鈥 Borrell y no se les cae la cara de verg眉enza![8]. Abolici贸n ya.

Las clases sociales, las castas, las 茅lites de poder鈥; aberchales (euskara + castellano: h铆brido en un juego con la palabra 鈥渁bertzale鈥: patriota + chale: casa de campo asociada a lujo y estatus econ贸mico), adinerados, acaudalados, alta alcurnia, alto copete, amos, el amo (rural), los amos del mundo, aristocracia, alta aristocracia, aristocracia sindical, arriba de la bola (Cuba), barandas (porque siempre hablan para p煤blico del que est谩n separados por una baranda), batxokarea (鈥渦na carretada de gente del Batxoki), bereziak (euskara: especiales, especialitos鈥), bien nacidos, borjamaris, burgues铆a, cacique, capo de capi, la casta, cayetanos, celsitud, chetos (Argentina), chorizos, chusma, clase dirigente, corte, cortijeros, crack, cuna, cuna alta, cuneteros, c煤pula, c煤spide, dandis, directivos, due帽os del mundo, ejecutivos, el Don o los Don, el no va m谩s, el que parte y reparte, eminencias, su eminencia, enchaquetados, encomenderos, espuma, excelencias, su excelencia, exquisitos, fariseos, figuras, flor y nata, gente bien, gente guapa, gente importante, gentiles, gentilhombres, gerifalte, geriarcas, geris, gobierno en la sombra, handi-mandiak, haundikiak (鈥渓os haundiquis鈥), iluminatis, jailones (grupo de j贸venes de la 茅lite boliviana), jauntxoak, jetas, jet, jet set, jet society, junkers (alem谩n), la cr猫me de la cr猫me, la jai (Cuba, high), los de arriba, los de la casa grande o casa rica o casa fuerte (rural), los del club de Bildelberg, los elegidos, los guays de la alta sociedad, los mandamases, los popes (finanza), los que cortan el bacalao, los que m谩s mean (Cuba), los que saben, los putos amos, los que pilotan (lenguaje de adolescentes), los varones/ los barones, la mafia, banda, mala hierba, minor铆a social, millonetis, millonarios, morralla, natas (Andaluz鈥), nobleza, nube, number One, oligarqu铆a, par谩sitos, pastosos, pata negra, patricios, patrones, pijo peperos, pijos, pijer铆o, pinchos (Cuba, clase gobernante), poderosos, potestados, privilegiados, pro, pr贸ceres, pr贸ceres de la patria, progenie, propietarios del IBEX, prosapia, PTVs (鈥渄e Pamplona de Toda la Vida鈥), pudientes, rancio abolengo, rentistas, ricachones, ricos, salido del sobaco de Buda (creerse salido鈥), gente selecta, se帽oritos, se帽oritingos, snobs, socialit茅, solistas, super, the best, the very best, the upper crust (ingl茅s, lit.: corteza superior, capa superior o que est谩 en los m谩s alto, m谩s arriba), fresas (Sudam.), tierrahabientes, todopoderosos, top ten, VIPs.

Todos y todas esas, seg煤n la gente, incluso existen. Abolici贸n. Lo dijo la revolucionaria Assata Shakur: 鈥淣adie en el mundo, nadie en la historia ha conseguido nunca su libertad apelando al sentido moral de sus opresores鈥. 驴Han de pasar otros 200 a帽os para darnos cuenta?. Seguimos con las rebajas y las migajas que nos ofrece la neo-aristocracia. Abolici贸n: ahora o nunca.

B.A.F.

[1] Sigo fundamentalmente a Terence Turner: Clase, cultura y capitalismo: perspectivas hist贸ricas y antropol贸gicas de la globalizaci贸n. In: Antropolog铆a pol铆tica: temas contempor谩neos / Montserrat Ca帽edo Rodr铆guez y Aurora Marquina Espinosa (eds.). Barcelona: Bellaterra, 2011 . P谩gs.: 69-82.

[2] Facundo Lafit: La relaci贸n entre el movimiento sans culottes y el jacobinismo: acuerdos y contradicciones. Revista Derecho y Ciencias Sociales. Febrero 2010. N潞2.Pgs.202-214. ISNN 1852-2971. Instituto de Cultura Jur铆dica y Maestr铆a en Sociolog铆a Jur铆dica. FCJyS.UNLP. Accesible on line.

[3] https://zuzeu.eus/euskal-herria/psoe-pozik-eh-bilduren-bilakaerarekin/ (Kontsulta: 19/10/2020) https://gedar.eus/koiuntura/manexGM/aurrekontuak (Kontsulta: 12/22/2020) https://vientosur.info/eh-bildu-y-los-presupuestos-generales-del-estado/ (Consulta: 1/23/2021) https://ezkeriraultzailea.net/index.php/gaur-egungo-albisteak/euskal-herria/1853-psoe-unidos-podemosen-gobernua-eh-bildu-eta-aurrekontuak (Consulta: 25/01/2021) https://www.noticiasdenavarra.com/actualidad/politica/2021/01/16/navarra-aht-gelditu-critica-partidas/1111852.html (Consulta: 25/01/2021) http://www.e-ribera.com/2021/02/el-giro-socialdemocrata-de-eh-bildu-y.html (Consulta: 02/03/2021)

[4] L茅ase por ejemplo la ponencia introductoria de Ignacio Sotelo, 鈥淪ocialismo y cultura鈥 [p谩gs.: 17-36] en: Propuestas culturales PSOE / introducci贸n, Felipe Gonz谩lez; pr贸logo, Rafael Ballesteros. Edici贸n a cargo de Rafael Castellanos, responsable del Frente Cultural del Partido Socialista Obrero Espa帽ol. Madrid: Ma帽ana, 1978. Felipe Gonz谩lez apuntaba en aquella 茅poca que 鈥減or lo que respecta al Partido Socialista Obrero Espa帽ol sigue siendo v谩lido, hoy como ayer, este resumen de su Declaraci贸n de Principios: 芦el ideal del Partido Socialista Obrero espa帽ol es la completa emancipaci贸n de la clase trabajadora; es decir la abolici贸n de todas las clases sociales y su conversi贸n en una sola de trabajadores due帽os de su trabajo, libres e iguales, honrados e inteligentes禄. P谩g. 2. Como se sabe hoy en d铆a no es m谩s que un representante de las oligarqu铆as capitalistas; adem谩s del presunto cabecilla de la organizaci贸n fascista GAL, a la fecha de hoy sin pasar por un banquillo.

[5] Ted C. Lewellen: Introducci贸n a la antropolog铆a pol铆tica. Tercera edici贸n. Edicions Bellaterra, 2003. P谩gs. 169-173.

[6] Me refiero no al sistema actual que, seg煤n parece ha quedado obsoleto porque deja sin derechos y autonom铆a a las personas mayores, sino en el tipo de residencias-vivienda con unidades convivenciales, con asistencia de profesionales en su caso, en el que se prioriza las capacidades de las personas mayores y la convivencia compartida.

[7]Las T茅cnico/as en Cuidados Auxiliares de Enfermer铆a, coloquialmente conocidas como auxiliares de enfermer铆a, son realmente quienes han enfrentado la pandemia por su contacto diario y estrecho con el paciente. Todos los d铆as hay que limpiar v贸mitos, heces, l铆quidos postquir煤rgicos, etc., etc.; su exposici贸n a riesgos es alt铆sima, y, sin embargo, son un nivel salarial bajo y su especialidad no es reconocida. Son unos de los trabajos 鈥渟in prestigio鈥 del sistema: https://www.noticiasdenavarra.com/actualidad/sociedad/2021/05/27/tecnicas-enfermeria-hartas/1149724.html; https://www.pamplonaactual.com/articulo/salud/tecnicos-sanitarios-concentran-pamplona-pedir-reconocimiento-carrera-profesional/20220202201544291514.html (Consulta: 16/02/22)

[8] https://sueldospublicos.eleconomista.es/texto-diario/mostrar/1471300/borell-percibira-130-salario-base-funcionario-europeo-cobra-como-alto-representante-union / https://www.publico.es/internacional/salarios-europa-borrell-cuadriplica-salario-convertirse-jefe-diplomacia-europea.html / https://ec.europa.eu/commission/commissioners/2019-2024/borrell-fontelles_es (Consulta: 11/11/2020)




Fuente: Lahaine.org