September 5, 2022
De parte de CGT Valencia
46 puntos de vista

El pasado uno de mayo la Confederaci贸n General del Trabajo sali贸 a la calle en Valencia, como viene haciendo tradicionalmente en todos los territorios del Estado. Sabido es que la manifestaci贸n del primero de mayo es irrenunciable para sindicatos y clase trabajadora, es un d铆a que combina la lucha, el car谩cter festivo, la uni贸n de la clase obrera y el encuentro entre trabajadoras de diferentes gremios que exigen derechos laborales y anuncian sus logros y luchas en sus diferentes sectores.

La Confederaci贸n lleva a帽os haciendo un recorrido propio en Valencia acompa帽ada de toda aquella asociaci贸n, organizaci贸n y colectivo de trabajadoras que luche por un cambio social, separada de los sindicatos mayoritarios y que hace tiempo que perdieron la perspectiva de lo que es bajar al barro y trabajar codo a codo con sus iguales. Aunque hay cosas parecidas entre las distintas organizaciones sindicales; todas llevan sus banderas, sus distintivos y sus siglas relucientes para que sean vistas por todo aquel que quiera mirar, todas cantan sus m谩s o menos acertadas consignas y todas se intentan hacer o铆r y ver, con globos enormes, botes de humo y alg煤n que otro espect谩culo, pero hay una gran e importante diferencia entre ellas y  es que no todas estas organizaciones son tratadas igual por las llamadas fuerzas de seguridad del Estado. Mientras la manifestaci贸n de los sindicatos del r茅gimen transcurre sin ning煤n impedimento ni restricci贸n, la cada vez m谩s numerosa manifestaci贸n de CGT est谩 rodeada de polic铆a que controla cada movimiento de las personas asistentes, hasta incluso identifica a tres personas por llevar tres botes de humo como alegor铆a a la bandera de la organizaci贸n, la bandera anarcosindicalista rojinegra. Las personas que llevan los botes de humo se ven rodeadas de polic铆a que les pide de muy malas formas que tiren los botes y que se identifiquen con la promesa de no abrir expediente, pero con la advertencia de que 鈥 toman nota por si se produce alg煤n incendio en la ciudad de Valencia ese d铆a鈥. Por suerte no se dio esa desafortunada situaci贸n y los portadores de los botes acabaron la jornada tranquilos pensando que ning煤n incendio provocado en la ciudad recaer铆a sobre sus hombros o sobre su conciencia. Pero no lo olvidemos, todos los sindicatos no son iguales ni a todos se les trata igual. Por lo que un apacible y tranquilo d铆a de agosto, a los portadores de los botes les lleg贸 una multa de 601 euros a cada uno, por hacer lo que hacen el uno de mayo todos los sindicatos, sacar sus mejores galas y salir a la calle, por sostener un bote de humo con los colores de la bandera que les representa como trabajadores. En definitiva, por defender sus derechos como trabajadoras en el d铆a mundial de los trabajadores y trabajadoras.

La Confederaci贸n se pregunta si estas denuncias no responder谩n a motivos pol铆ticos, si la aplicaci贸n de la 鈥渓ey de seguridad ciudadana鈥 no est谩 hecha para defender los intereses de solo una parte de la ciudadan铆a, la que le conviene al poder en cada momento y si no ser谩 que estos garantes de la seguridad del Estado miran con diferentes ojos a unos y a otras.

Inma Sell茅s Ors

Secretaria de Organizaci贸n de la Secci贸 Sindical d麓ensenyament de CGT-Val猫ncia




Fuente: Cgtvalencia.org