February 24, 2021
De parte de Rojo Y Negro
290 puntos de vista


En pasado 19 de febrero, el peñil Erick Montoya fue detenido tras resistir 10 años en la clandestinidad acusado de la recuperación del territorio ancestral mapuche en Lavkenmapu.

Carabineros vestidos de civiles le detuvieron en la Región de Octava en las cercanías de Contulmo sin una orden de aprensión conocida por el secuestrado, por parte de las fuerzas de represión del Estado Chileno.

Tal y como denuncian los medios libres, el pasado 19 de febrero, “hasta esta hora le someten a detención clandestina y apremios ilegítimos, golpes y tortura sin dar a conocer la noticia como corresponde de forma oficial y sin llevar a cabo los protocolos de detención. La fiscalía insiste en inculparlo por el asesinato del carabinero Hugo albornoz caído mientras fuerzas policiales irrumpían a la comunidad Wente Winkul Mapu. 2 De abril 2012, “Caso Ercilla”, con la complicidad de Luis Chamorro, fiscal rastrero del poderío empresarial en la novena región”.

No es la primera vez que el Estado Chileno protege la arbitrariedad de las detenciones, fabricación de pruebas falsas, falta de transparencia y justicia en los procesos judiciales. No sólo ocurrió así en la fraudulenta “Operación Huracán”. Desde el Wallmapú se están documentando los casos de mafias en los cuerpos de represión del Estado Chileno que realizan operaciones de montaje y autoatentados para robar madera, como en Metrenko.

Desde CGT seguimos de cerca esta nueva violación de derechos humanos en Chile y responsabilizamos al cuerpo de carabineros así como al mal gobierno de cuanto le ocurra a Erick Montoya, a su familia o a sus compañeras y compañeros comuneros.

Basta ya de montajes policiales

Libertad para Erick Montoya

Libertad a los presos políticos mapuche

Libertad a los presos de la revuelta social

Justicia para los caídos en lucha




Fuente: Rojoynegro.info