January 25, 2022
De parte de A Las Barricadas
31 puntos de vista

Fuentes: Rebeli贸n [Imagen: CGT Arag贸n La Rioja]

La Universitat Popular La F猫nix organiza el Curs d鈥橦ist貌ria Pol铆tica de les Esquerres Valencianes

Pocos meses antes 鈥揳bril de 1936- que comenzara la guerra de Espa帽a, se constituy贸 una asociaci贸n espec铆ficamente femenina e integrada en el movimiento anarquista, Mujeres Libres.

Con el objetivo de emancipar a la mujer obrera de su 鈥渆sclavitud鈥 y el impulso de luchadoras como Amparo Poch y Gasc贸n, Luc铆a S谩nchez Saornil o Mercedes Comaposada, cont贸 durante la guerra con m谩s de 20.000 afiliadas y 170 agrupaciones locales en el estado espa帽ol.

Adem谩s de recoger esta informaci贸n, el historiador y profesor de la Universitat de Val茅ncia, Javier Navarro, subraya que a partir de 1937 surgieron en el Pa铆s Valenciano secciones de Mujeres Libres 鈥揷erca de 30- en barrios de las ciudades de Valencia y Alicante; y en municipios como Cullera, Elda, Camporrobles, Chella, Carcaixent, Elche y Utiel. Destacaban la necesidad de trabajar por la formaci贸n integral de las mujeres y la transmisi贸n de una 鈥渄eterminada cultura 茅tica鈥 (Ateneos y Grupos 谩cratas, 2002).

Finalizada la guerra, en abril de 1939, el movimiento guerrillero continu贸 la batalla contra el fascismo y la dictadura. Fernanda Romeu Alfaro dedic贸 un libro a la Agrupaci贸n Guerrillera de Levante (Alfons el Magn脿nim, 1987), vinculada al PCE, que desarroll贸 sus acciones armadas en el monte entre 1945 y 1952, en las provincias de Cuenca, Teruel, Valencia y Castell贸n.

De las entrevistas realizadas a mujeres guerrilleras, la historiadora destaca que 鈥揻ueran adolescentes o madres de familia, y con escasa formaci贸n por el medio que habitaban- ten铆an claros los objetivos y la lucha cotidiana contra la represi贸n, por ejemplo de la Guardia Civil. A Menudo las mujeres actuaron como puntos de apoyo y enlaces, en municipios como Cofrentes, Higueruelas, Calles o Arcos de las Salinas.

鈥淚gual amasaban pan, como les suministraban lo que encargaban, con gran riesgo de su integridad. En un gran n煤mero de casos, compromet铆an en esta ayuda hasta sus propios hijos, chiquillos de escasos a帽os, pero que ya sab铆an de los peligros que supon铆a esta clase de ayuda鈥, escribe Fernanda Romeu Alfaro.

D茅cadas despu茅s, durante la Transici贸n, se desarroll贸 el Movimiento Feminista Valenciano; constituy贸 una de sus primeras expresiones el Movimiento Democr谩tico de Mujeres (MDM), organizado en 1969 en el entorno del PCE, pero asimismo tomaron parte socialistas, independientes y cat贸licas, resalta la historiadora y docente Vicenta Verdugo (art铆culo El movimiento feminista valenciano durante la Transici贸n democr谩tica, 2009).

Trabajaban, entre otros frentes, con las asociaciones de vecinos y de las amas de casa; y denunciaban que el sistema capitalista relegaba las mujeres al 谩mbito dom茅stico. En 1976 el MDM, que contaba con cerca de 2.000 militantes en el Pa铆s Valenciano, inclu铆a entre sus reivindicaciones el aborto, el divorcio y la libertad sexual, explica Vicenta Verdugo; su programa inclu铆a adem谩s la perspectiva nacionalista.

El art铆culo se hace eco de las principales iniciativas del movimiento feminista; por ejemplo, 鈥渆n enero de 1977, la Coordinadora de Grupos de Mujeres valenciana inici贸 una campa帽a por la igualdad de derechos, divorcio, aborto, anticonceptivos y la petici贸n de amnist铆a total (鈥); se solidarizaban con las luchas obreras y denunciaban las agresiones de las bandas fascistas鈥. Consideraban que estas reivindicaciones no eran compatibles con los gobiernos de una Monarqu铆a sucesora de la dictadura. En noviembre de 1978, se constituy贸 la Asamblea de Mujeres.

Esta evoluci贸n e hitos en la lucha feminista fue recogida en la ponencia -y un art铆culo en La Directa- de las investigadoras Andrea Aguilar y Laura Bellver, titulado Llibert脿ries i comunistes del Pa铆s Valenci脿, s铆mbols de l鈥檃lliberament de g猫nere al segle XX.

La ponencia fue compartida en el Curs d鈥橦ist貌ria Pol铆tica de les Esquerres Valencianes,organizado por la Universitat Popular La F猫nix; el curso se celebra hasta el 2 de marzo en la Facultat de Geografia i Hist貌ria de la Universitat de Val猫ncia. Impartido en colaboraci贸n con La Directa y con ocho sesiones presenciales y gratuitas, responde a razones como narrar 鈥渓a historia de las esclavas, aquellas que viven de sus manos, que dependen de otros para vivir y murieron enterradas fuera del nicho de la historia鈥.

Entre noviembre de 1936 y octubre de 1937 Valencia fue capital de la II Rep煤blica espa帽ola. Andrea Aguilar y Laura Bellver recuerdan que en la calle La Paz de la capital valenciana se emplazaban cuatro edificios de Mujeres Libres y que, en la citada v铆a, el colectivo anarcofeminista tuvo su sede estatal; adem谩s del trabajo en los ateneos, la asociaci贸n desarrollaba su labor cultural mediante exposiciones, charlas, programas de radio o bibliotecas ambulantes.

Durante la misma 茅poca despleg贸 su actividad la Agrupaci贸n de Mujeres Antifascistas (AMA), surgida en 1933 de la Internacional Comunista (Comintern), con la presencia relevante de Dolores Ib谩rruri. La Agrupaci贸n tuvo un eco destacado en el Pa铆s Valenciano.

De hecho, 鈥渆n la provincia de Castell贸n se crearon sedes en los municipios de Vall d鈥橴ix贸, Burriana, Villarreal, Coves de Vinrom脿 y en la capital; la presentaci贸n p煤blica consisti贸 en un gran mitin en el Teatro Municipal, realizaron numerosas acciones de refuerzo en la retaguardia y ayuda a los heridos en los hospitales鈥, remarcan las dos historiadoras.

En las secciones del AMA en Alicante, durante la guerra, se ha documentado la divisi贸n en grupos de visitadoras a hospitales; talleres, en colaboraci贸n con los sindicatos; cursos de formaci贸n primaria e instrucci贸n de enfermeras; y de propaganda, en la que tomaban parte oradoras, dibujantes y repartidoras de folletos. En ciudades como Alcoi se dio el caso de aproximaci贸n 鈥搈ediante comit茅s de enlace- entre el AMA y Mujeres Libres para combatir el fascismo.

En Valencia, uno de los colectivos con mayor peso del AMA se ubicaba en el barrio de Russafa. Adem谩s de recoger alimentos para el frente, as铆 como dinero para refugios y hospitales, este comit茅 realizaba 鈥揷omo instrumento de formaci贸n pol铆tica- lecturas de la prensa para las afiliadas.

Andrea Aguilar es miembro de La F猫nix y el colectivo Arada de memorias feministas; Laura Bellver es integrante de La F猫nix y colaboradora de La Directa. A partir de 1939 llegaron los tiempos de la represi贸n franquista, la clandestinidad y el exilio, subrayan las historiadoras; en el interior, las organizaciones de mujeres fueron 鈥渁hogadas鈥 por la secci贸n Femenina de Falange y Acci贸n Cat贸lica de la Mujer; ejemplos de c谩rceles fueron la Prisi贸n Provincial de Mujeres y la Prisi贸n Nueva Convento de Santa Clara, las dos en Valencia.

Fallecido el dictador (noviembre de 1975) y ya en la Transici贸n, el movimiento feminista del Pa铆s Valenciano 鈥渟e nutri贸 de muchos debates que ya estaban produci茅ndose en Estados Unidos y el resto de Europa鈥, apuntan Aguilar y Bellver en su ponencia; por otra parte consideran preferible la elecci贸n del plural 鈥撯渇eminismos鈥- para analizar la complejidad del movimiento feminista.

Prueba de esta complejidad fueron los 鈥渄esacuerdos鈥, en 1977, dentro del Movimiento Democr谩tico de Mujeres (MDM) del Pa铆s Valenciano; un sector puso en cuesti贸n la 鈥渄oble militancia鈥, ya que consideraba que esta lucha pol铆tica 鈥済eneral鈥 priorizaba los intereses del PCE sobre las reivindicaciones de g茅nero. As铆, 鈥渙tras mujeres, que conceb铆an el feminismo como una alternativa global y un proyecto de liberaci贸n, crearon grupos aut贸nomos que defend铆an la militancia 煤nica; fue el caso del Grup Terra鈥.

En diciembre de 1977 se celebraron las I Jornades de la Dona del Pa铆s Valenci脿 en la Facultat d鈥橢conomia de la Universitat de Val猫ncia; se produjo la ruptura de la Coordinadora y la puesta en marcha 鈥揳 finales de 1978- de la Asamblea de Mujeres, lo que implicaba la divisi贸n del Movimiento.

鈥淧or una parte -concluyen Laura Bellver y Andrea Aguilar- la antigua Coordinadora de Grups de Dones y, por otra, la Assemblea Feminista, partidaria en mayor medida de la independencia partidista y el feminismo radical鈥. Les distingu铆an no tanto los objetivos como los planteamientos y pr谩cticas, 鈥渃uesti贸n que no est谩 exenta de conflicto y que llega hasta nuestros d铆as鈥.




Fuente: Alasbarricadas.org