September 13, 2021
De parte de SAS Madrid
192 puntos de vista


Con la tercera dosis de la vacuna de la covid-19 ya aprobada para las personas en grave situaci贸n de inmunosupresi贸n, la mayor铆a de las Consejer铆as de Sanidad ya han comenzado a administrar el pinchazo adicional para aquellas con trasplante de 贸rgano s贸lido (unas 60.000), receptores de trasplante de progenitores hematopoy茅ticos (unas 20.000) y enfermos en tratamiento con f谩rmacos anti-CD20 (otros 20.000). El objetivo de la tercera dosis es reforzar la protecci贸n de los ciudadanos cuyo debilitado sistema inmunitario no ha respondido lo suficiente a los dos primeros pinchazos. Pero, 驴c贸mo se mide la respuesta inmunitaria? Hay varias formas.

Medir la respuesta inmune-celular de las personas tras haber pasado la infecci贸n por SARS-CoV-2 o tras haberse vacunado, para as铆 estimar cu谩n protegidas estar铆an de cara a una posible futura infecci贸n (o reinfecci贸n), es una t茅cnica complicada. De ah铆 tambi茅n la complejidad de la decisi贸n sobre la necesidad real de una tercera dosis. Sin embargo, ahora, un equipo de investigadores del Hospital Universitario de Canarias liderado por la inmun贸loga Yvelise Barrios ha creado un nuevo test de bajo coste y f谩cil manejo que ofrece informaci贸n sobre la respuesta inmune de una persona frente a la covid-19.

Una cosa es testear si tenemos anticuerpos o no (con los test serol贸gicos) y otra es medir la capacidad neutralizante de los anticuerpos. Adem谩s, cuando la cantidad de anticuerpos generados tras la vacuna o la infecci贸n comienza a decaer, como se ha visto que empieza a suceder pasados seis-siete meses, lo hay que buscar son c茅lulas T, que son las que activan las c茅lulas B de memoria, que son las que generan una respuesta inmunitaria m谩s estable en el organismo (son las que activan el sistema inmune produciendo anticuerpos tras la ‘orden’ de las c茅lulas T).

El equipo de la doctora Barrios, tambi茅n vocal de la Sociedad Espa帽ola de Inmunolog铆a (SEI), ha presentado los resultados de un nuevo test que ha desarrollado junto al alerg贸logo V铆ctor Matheu y que detecta linfocitos T espec铆ficos para la prote铆na Spike (S) del nuevo coronavirus. 

Seg煤n han explicado los investigadores canarios, estos test son f谩ciles de realizar, de bajo coste y su fiabilidad es pr谩cticamente del 100%, tal y como mostraron los resultados obtenidos tras los ensayos con personal sanitario inmunocompetente del Hospital Universitario de Canarias que hab铆a pasado la infecci贸n y/o que hab铆a sido vacunado con las dos dosis de Pfizer dos semanas antes. Ahora, seis meses despu茅s de la vacunaci贸n, est谩n reevaluando el test con el primer grupo de ensayo. Este test tambi茅n ha sido probado en personal vacunado con Moderna, Janssen, AstraZeneca y una persona que recibi贸 Sputnik.

Seg煤n explica la cient铆fica Barrios, recientemente han presentado los resultados con otros dos grupos y el equipo est谩 pendiente de que sean publicados en una revista cient铆fica. Se refiere a las pruebas de este test en personas trasplantadas renales, a quienes se les prob贸 cinco semanas despu茅s de la pauta completa -“en personas inmunosuprimidas hay que dar m谩s tiempo para que la respuesta inmune sea m谩s vigorosa y la evaluaci贸n sea mejor”-, y en personas con inmunodeficiencias. 

驴C贸mo funciona?

Esta prueba implica un “pinchacito” en el brazo por el que se inocula “una parte de la prote铆na S del coronavirus fabricada en laboratorio y sin ning煤n efecto da帽ino (no estamos metiendo virus vivos) en el organismo”, aclara Barrios. Entonces entra en juego nuestra piel, que mostrar谩 en un plazo de entre uno y tres d铆as una peque帽a y localizada reacci贸n en forma de inflamaci贸n, enrojecimiento o un poco de hinchaz贸n en el lugar del pinchazo, se帽al que indicar谩 que en el organismo las c茅lulas T siguen estando “entrenadas” para actuar contra el coronavirus. 

Este test, en realidad, es un “cl谩sico” similar al de las alergias, pero modificado para reconocer el SARS-CoV-2. “Se  trata de una reacci贸n de hipersensibilidad retardada como la que se usa para la tuberculina”, explica la investigadora.

Al poder emplearse de forma masiva, este test ser铆a “muy 煤til” para decidir si hay que administrar dosis de refuerzo a pacientes m谩s vulnerables a la covid-19, como los mayores que viven en residencias. Una petici贸n que han realizado ya varias Comunidades pero que de momento Sanidad sigue aplazando a la espera de mayor evidencia cient铆fica.

Barrios: “Es m谩s relevante que existan c茅lulas T que anticuerpos”

Los mayores residentes en geri谩tricos fueron los primeros en empezar a vacunarse en Espa帽a a finales de diciembre de 2020, seguidos del personal sanitario que les atend铆a y que estaba en primera fila para luchar contra la pandemia. Pasados ya m谩s de nueve meses y llegados a septiembre, podr铆a darse que muchas de estas personas presentaran actualmente un nivel bajo o inexistente de anticuerpos pero que conserven una efectiva respuesta celular. Y esto es lo que mide este test, recibido por la comunidad cient铆fica con “ilusi贸n” y como una “buen铆sima noticia”. 

Es m谩s relevante que existan c茅lulas T que anticuerpos porque los anticuerpos son prote铆nas circulantes que al cabo del tiempo disminuyen y desaparecen. En cambio, las c茅lulas T espec铆ficas se mantienen en activo mucho m谩s tiempo porque ah铆 es donde reside la memoria inmunol贸gica”, expone Barrios.

Barrios se帽ala que est谩n “colaborando con una empresa canadiense para su comercializaci贸n“, que espera que llegue en “unos pocos meses” al mercado. Seg煤n el resultado de esta prueba una persona sabr铆a si necesita una dosis de refuerzo de la vacuna contra la covid-19 o no.

Utilidad

“Lo que interpreta este test es respuesta inmune celular, pero no hemos correlacionado nuestro test con protecci贸n”, matiza Barrios al tel茅fono entre reuni贸n y reuni贸n. “Es muy importante-defiende la inmun贸loga- porque hasta ahora, todos los estudios que se han hecho para medir la efectividad de las vacunas o para medir la inmunidad a largo plazo despu茅s de haber pasado la enfermedad se basan en anticuerpos y eso es err贸neo y, adem谩s, supone infraestimar la respuesta inmune, que sabemos que se basa en las c茅lulas T”.

En este sentido, esta nueva herramienta podr铆a utilizarse a nivel masivo porque es “f谩cil de interpretar y de realizar”. Por ejemplo, indican los investigadores, en residencias de ancianos. “Ahora se est谩 hablando de terceras dosis y nosotros creemos que en muchos casos se est谩 haciendo una infraestimaci贸n de qu茅 personas necesitan estos refuerzos porque solo se est谩n midiendo anticuerpos. Est谩 claramente infravalorada la inmunidad celular”, objeta Yvelise Barrios.

驴Para qui茅n est谩 indicado?

Los desarrolladores creen que este test ser铆a “muy 煤til” para las personas mayores institucionalizadas y para aquellas con movilidad reducida y dif铆cil traslado a un hospital para realizarles una extracci贸n de sangre. Y no solo por log铆stica sino tambi茅n porque son el grupo de poblaci贸n que m谩s dudas ofrece sobre la protecci贸n de las vacunas. 

“Tambi茅n para los m谩s peque帽os, a quienes tambi茅n es complicado extraer sangre. Y para ver hasta qu茅 punto desarrollan inmunidad natural despu茅s de haber pasado la enfermedad, en muchos casos, de forma asintom谩tica, y ver si han estado expuestos al virus”, agrega.

Con todo, este test se lo podr铆a hacer cualquier persona que quiera saber si cuenta con respuesta inmunitaria frente a la covid-19 y, al menos, dos semanas despu茅s de haber recibido la vacunaci贸n completa (pues es el marco estudiado).

La carencia que presenta este nuevo test cut谩neo, desarrollado con “mucho esfuerzo y poca o nula financiaci贸n” es que su resultado es positivo o negativo, pero no ofrece una escala de cantidades de inmunidad celular frente a la covid-19. 

Cabe aclarar que la inmunidad celular es la rama de la respuesta espec铆fica a un pat贸geno que se tiene que activar de forma inicial. Una vez que se activan las c茅lulas T, se activan las B y se producen anticuerpos. Es diferente a la respuesta inespec铆fica e innata, que siempre responde igual a los microorganismos.

驴Qu茅 dice la EMA sobre la tercera dosis?

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) reconoci贸 el pasado jueves que “la evidencia es m谩s clara sobre la necesidad de considerar dosis adicionales” en personas inmunodeprimidas y de edad avanzada, y subray贸 la necesidad de acelerar y completar la vacunaci贸n de la poblaci贸n general contra la covid-19.

Sin embargo, el jefe de estrategia de vacunas de la EMA, Marco Cavalieri, reiter贸 que “no est谩 claro” cu谩ndo se debe empezar a considerar una dosis de refuerzo en la poblaci贸n general, porque la evidencia actual se帽ala que “las vacunas ofrecen un grado alto de protecci贸n” contra la hospitalizaci贸n, la muerte y la covid-19 grave con todas las variantes.

“Desde un punto de vista sanitario, la prioridad debe estar en asegurarse de que el n煤mero m谩ximo de personas est茅n completamente vacunadas (…) La evidencia es cada vez m谩s clara sobre la necesidad de considerar dosis adicionales para las personas que pueden responder mal a la vacuna, como aquellos con sistemas inmunol贸gicos severamente deprimidos o algunos pacientes de edad avanzada”, subray贸.

Enlace relacionado 20Minutos.es (13/09/2021).




Fuente: Sasmadrid.org