March 13, 2021
De parte de El Libertario
30 puntos de vista


DW 
 
* En marzo de 2011, el portaaviones a propulsi贸n nuclear estadounidense “USS Ronald Reagan” recibi贸 la orden de viajar a Jap贸n para ayudar a las v铆ctimas del tsunami. El barco atraves贸 la nube radiactiva en Fukushima: los soldados a bordo fueron contaminados por radiaci贸n.

El descubrimiento del 谩tomo y la radiactividad se cuenta entre los hallazgos cient铆ficos m谩s importantes del siglo XX. Sin embargo, los investigadores se cegaron por los resultados y ocultaron los riesgos. Este reportaje narra las historias de familias japonesas que demandaron a los gestores de la compa帽铆a Tepco en Fukushima porque, despu茅s del desastre nuclear, sus hijos fueron diagnosticados con c谩ncer de tiroides. Tambi茅n dan su opini贸n los soldados estadounidenses que atravesaron la nube radiactiva de Fukushima en el portaaviones. Ante la c谩mara, describen en detalle lo que sucedi贸 en su barco. Los soldados tambi茅n han demandado a Tepco. A ambos lados del Pac铆fico, los afectados luchan contra el encubrimiento de informaci贸n. 

Pero el documental tambi茅n se remonta a los inicios de la era at贸mica y presenta a otras personas que fueron v铆ctimas del secreto militar e industrial: pescadores y veteranos que estuvieron expuestos a la radiaci贸n en pruebas estadounidenses realizadas en el atol贸n Bikini, supervivientes de Hiroshima o las j贸venes trabajadoras en las f谩bricas de radio estadounidenses de los a帽os 鈥20. La radiactividad no se puede ver u oler y tampoco tiene sabor; sin embargo, sus efectos en los seres vivos son devastadores. Un m茅dico japon茅s explica c贸mo la radiaci贸n radioactiva afecta al cuerpo humano, por qu茅 causa c谩ncer y c贸mo es posible protegerse de ella. El reportaje presenta una investigaci贸n hist贸rica exhaustiva de cien a帽os de radiactividad, conmemora a sus v铆ctimas, desde el matrimonio Curie hasta Fukushima, y expone las mentiras de la industria nuclear.

Ver el video (42 m., 36 seg. de duraci贸n) en https://www.dw.com/es/nuestro-amigo-el-%C3%A1tomo-la-era-de-la-radiactividad/av-56829164




Fuente: Periodicoellibertario.blogspot.com