February 11, 2022
De parte de Indymedia Argentina
234 puntos de vista
El Procés Catalán con su â€œÂ¡Espanya ens roba!”revive en México con inusitada fiereza.

Ya sea en catalán o en castellano esa es la pura verdad: “¡Espanya ens roba!” España roba a México a manos llenas y con nocturnidad y alevosía. Y en comparación el filibustero Hernán Cortés no es más que un pícaro ladronzuelo que ha sisado del cepillo de la iglesia unas cuantas monedas de oro. Porque la conquista no ha terminado y ahora es mucho más sutil y despiadada.   Ese orgullo patrio tan característico entre los mexicanos de celebrar con grandes paradas militares la independencia no es más que puro cuento porque aquí los que mandan y ordenan son los EE.UU y España. El imperialismo sigue esquilmando México, sigue expoliado los recursos naturales y las materias primas y vampirizando el “capital humano” imprescindible para alcanzar sus más altas cotas de productividad.

Cataluña el país más próspero y rico de la península Ibérica  tanto que se le considera el motor de la economía española. Pero el régimen monárquico y centralista quiere engullirlo y devorar en un buen porcentaje su producto interior bruto.  Los tributos que pagan los ciudadanos catalanes sirven para pagar los presupuestos del reino de España,  que acumula una deuda pública de más de 75.000 millones de euros. Cataluña cuenta con un saldo fiscal negativo y si se proclama la independencia al menos se libraría de las oprobiosas cadenas de la esclavitud económica.

El reino de España es una hidra de grandes tentáculos de empresas y multinacionales que está decidido a reconquistar el terreno perdido. Claro, quién pude contradecirlos si las inversiones españolas contribuyen al progreso del país y crean miles de puestos de trabajo (basura) Si todo este latrocinio se pude llevar a cabo es gracias  componendas entre los políticos del PRI y el PAN y sus alianzas con las mafias de la Iberosfera, y de la Marca España.  Aquí lo que prima es el clientelismo, el tráfico de influencias y negocios sucios tan propios del neoliberalismo. Y encima en muchos casos sin ni siquiera pagar impuestos.  Por no hablar de los nexos con los grupos delincuenciales y los carteles del narcotráfico que son los que cobran el derecho de piso.

Según datos del ICEX (España Exportación e Inversiones) en México hay 7.000 empresas, compañías, multinacionales o holdings financieros con una inversión superior a los 70.000 millones de euros. España es el segundo inversor mundial en México.  En primer término tenemos que destacar el sector energético (que está en vilo por la polémica  reforma propuesta por el presidente) Iberdrola, Repsol, Abengoa, Alten, X-Elio, Naturgy, Fisterra Energy, Ektria, Alter Enersun, Bas Corporation, FVR, Cox Energy; en el ramo de la construcción: Siemens-Gamesa, Grupo Ortiz, OHL Energoya, Ingeteam, Dhamma Energy, Eosol, Elawan Energy, Sampol, Elecnor; en la banca:  BBVA, BANCOMER, Santander (entre ambos suman el 40% del sistema financiero mexicano) y Sabadell; en la industria del petróleo (Pemex está técnicamente en quiebra)  Cepsa, Enagas, Gas Natural, Unión Fenosa, técnicas Reunidas ACS Avanzia y CHL.  España hasta el año pasado era el país con mayor inversión directa extranjera en el sector energético. Iberdrola es la empresa con mayores intereses en México. España tiene una participación de 19,7% (9.800 millones de dólares) muchas de las grandes obras de infraestructura  como carreteras, puentes, aguas, energía, transporte las han concesionado a empresas españolas como la ultracorrupta OHL, Naturgy, FCC, Isolux, Abengoa, ACS-Dragados, Acciona Agua, CAF, COBRA, Alesa, Gamesa, Aldesa, Assignia, Elecnor;  en la hostelería especialmente en la Riviera Maya donde el 65 % de las plazas hoteleras pertenecen a grupos españoles como Sol Meliá, RIU, Barceló, NH, Iberostar, Oasis; en telefonía: Telefónica Móviles es el segundo operador de telefonía celular detrás de TELCEL (Carlos Slim) en la industria del diseño textil lo domina Inditex con marcas como Zara, Zara Home, Massimo Dutti, Oysho, Uterque, Pull&Bear, Bershka, Stradivarius y Lefties, Moda y belleza Adolfo Domínguez, Devota, Lomba, Nestar, Auguro Sempre;  IDRA ha implantado el telepeaje para toda la red de autopistas públicas de México y es el mayor proveedor para el nuevo aeropuerto de la CDMX, Airbus e ITP contribuyen igualmente en el desarrollo de la industria aeronáutica mexicana, en el ramo automotriz la marca más relevante es Seat México con concesionarios en todos los estados, componentes de automoción: Infamol, Gestamp, Grupo Antolín, Garay, Fagor, Arrasate, Corporación Mondragón, en la gestión de varios aeropuertos operan Aena y Albertis, Mapfre está presente en el gremio de los seguros, en las editoriales: Bilbao, Océano, Planeta, Santillana y Tusquets, en la prensa el grupo Prisa, en el sector inmobiliario Lar, Mall, Grand Coral, en alimentación el Corte Inglés, Oroca Foods, Iberomex,  en el campo de la tecnología digital: Bnext, ITravex, Anteco Systems, y mil y una compañías especializadas en los videojuegos, marketing, ventas online, apuestas online, casinos online, teletrabajo, call center, aplicaciones o diseño del ciberespacio. Y para rematar las mayores fanaticadas del Real Madrid o el Barcelona se encuentran en México, lo mismo que miles de aficionados a las corridas de toros que mantienen viva la tradición de la fiesta nacional.

Como ustedes pueden comprobar en el nuevo desembarco los conquistadores ya no llegan en carabelas sino en lujosos aviones privados. Pero igual a lo que sucedió en la caida de Tenochtitlan,  la cúpula del gobierno federal y estatal mexicano, los altos funcionarios les abren las puertas de par en par a los invasores – previo pago de las consabidas mordidas o comisiones, chantajes y sobornos – Para legalizar el saqueo se ha establecido una compleja ingeniería criminal imposible de desmantelar sin la hipotética intervención del ejército y la policía. Porque todas las instituciones están podridas y maleadas . El “malinchismo” es el directo culpable de este vil acto de piratería. Todo es válido pues cada persona tiene su precio y sin ningún escrúpulo son capaces de prostituir hasta sus propios hijos. Todo se arregla con algunos cuantos millones de propina y un apretón de manos.  La impunidad capea a sus anchas y no nos queda más que rasgarnos las vestiduras y patalear como único derecho de protesta. México no es México, sino que aún sigue vigente el virreinato de la Nueva España. Donde la nobleza y la aristocracia se amparan en las Leyes de Indias para defender sus privilegios. Pero este fenómeno no solo acontece en México, sino que se extienden por toda América Latina

Entre los presidentes o, mejor dicho, “emperadores” mexicanos responsables de tamaño latrocinio hay que mencionar a:  Salinas de Gortari, Zedillo, Fox, Felipe Calderón y Peña Nieto. López Obrador fue elegido mayoritariamente para intentar reflotar una nave  a la deriva que está  a punto de hundirse.  Lo cierto es que con la reforma energética que planea la 4T de Morena perjudica notablemente a Iberdrola y Repsol y OHL (ahora renombrada OHLA para maquillar sus tropelías) o el BBVA. Empresas acusadas de actos de clientelismo y corrupción especialmente durante el periodo en que gobernó el Partido Popular (además, cómplice de fraudes electorales cometidos en México)  México en el año 2.000 firmó un Tratado de Libre Comercio con la Unión Europea donde el reino de España por sus lazos históricos de “hermandad”es su socio preferente. Por lo tanto, todo ya está atado y bien atado. López Obrador dijo en su rueda de prensa diaria que deseaba hacer una “pausa” en su relación con España. ¿Romper las relaciones como lo hizo Lázaro Cárdenas con el franquismo? Es tan solo una advertencia de que las cosas han cambiado y deben adaptarse a los nuevos tiempos. “Las empresas privadas españolas no pueden seguir explotando al pueblo mexicano”

México es  un país con 57.000.000 de pobres y 32.000.000 de personas en el empleo informal, un país que arrastra una deuda externa impagable que junto a la crisis socioeconómica generada por la pandemia del coronavirus lo mantiene al borde del precipicio.

Además, hay un asunto que todavía no se ha resuelto y es que el gobierno de México  exige al reino de España que pida perdón por los crímenes cometidos durante la conquista y la colonia.  Y no solo eso, sino también una justa reparación económica a los pueblos indígenas. La monarquía española  contesta que jamás lo hará porque ellos lo que hicieron en América fue “dar más de lo que se llevaron” “civilizar, evangelizar y liberar a los pueblos indígenas de la opresión ” Y entonces ¿por qué el gobierno alemán les ofreció un perdón a los judíos por lo del holocausto?  Â¿Acaso las nuevas generaciones son culpables de esos crímenes? Pero con todo el coraje y la valentía asumieron responsablemente las atrocidades cometidas por el nazismo. En cambio,  la soberbia españolista del partido de derechista PP y la ultraderecha VOX y hasta el mismo PSOE, no están dispuestos a rendirse ante las evidencias y prefieren sembrar el rencor, la confrontación y el odio.

Con toda la razón del mundo y con toda la contundencia el presidente López Obrador ha expresado amargo en el estrado que “España nos roba”. No es posible que todos los subsidios o el dinero del presupuesto nacional que debía utilizar para erradicar la pobreza y darle un futuro más digno al pueblo mexicano  se haya dedicado a favorecer a las empresas y multinacionales españolas o extranjeras. Se robaron millones y millones de pesos a manos llenas estos infelices fascistas que celebran en los más reputados restaurantes y burdeles de lujo el éxito de su transas y componendas. “Pero se acabó.  Ya no se va a saquear a México impunemente” Desde luego que se sentían los dueños del país y que con espejitos y cuentas de vidrio engañaban a los “pobres indiecitos”. Todas estas tropelías se vienen cometiendo desde muy vieja data y como no existe una auténtica oposición que las denuncie jamás se han judicializado a los culpables. Al final como suele suceder en esta tragicomedia: no hay pruebas ni evidencias así que todo este asunto no es más que una mera confabulación por parte de los “enemigos de la patria”.

Recordemos que el rey emérito Juan Carlos I también tuvo y ¿tiene? intereses en todo este entramado pues movió dinero sucio en actividades fraudulentas y negocios ilícitos llevadas a cabo junto a su amigo Allen Sanginés Krause, un multimillonario mexicano relacionado con Goldman Sachs que “desinteresadamente” y por alguna razón desconocida puso a disposición del soberano importantes fondos de los que éste y sus allegados se beneficiaron a través de tarjetas de crédito opacas. Las cuentas a las que iban asociadas estas tarjetas no estaban a nombre de ninguno de los dos, sino de un testaferro llamado Nicolás Murga, ayudante de Campo del Palacio de la Zarzuela, que habría facilitado a don Juan Carlos el acceso a altas sumas de dinero. Al rey emérito no solo le gustaba las playas tropicales de la Riviera Maya,  sino también sus esplendorosos paraísos fiscales.  Y es que  aquí a los gánster y malhechores por un extraño sortilegio se  convierten en licenciados y doctores y las entidades financieras les facilitan lavar tranquilamente el dinero negro o el producto de sus acciones delictivas. Como lo demuestra que bancos tan prestigiosos como el BBVA, BANAMEX, BANORTE, SCOTIABANK, HSBC se haya visto implicados en operaciones de lavado de dinero por un monto de 500.000.000 millones de pesos -así lo revelaron las investigaciones del FBI.  Es imprescindible esclarecer muchísimos secretos de la Marca España que ahora preside con tanta “prestancia”  el  soberano  Felipe VI.

El reino de España rechaza tajantemente las descalificaciones realizadas por el presidente de México López Obrador contra España y las empresas españolas. ¿Qué argumentos esgrimirá el españolismo monárquico en su defensa? Los mexicanos como ocurrió con los catalanes son unos súbditos desleales a la corona que deben pagar bien caro sus impertinencias.

 

Carlos de Urabá 2022 




Fuente: Argentina.indymedia.org