July 14, 2021
De parte de SAS Madrid
211 puntos de vista


Unos contratos filtrados y una investigaci贸n desvelan c贸mo la farmac茅utica utiliza Suiza y Delaware para eludir el pago de impuestos.

Toda crisis es una oportunidad, dice el proverbio chino, y las farmac茅uticas han aprovechado hasta la 煤ltima gota de esta crisis para rentabilizarla, incluso la ingenier铆a fiscal. Seg煤n desvela una investigaci贸n realizada por la organizaci贸n Centre for Research on Multinational Corporations (SOMO) y unos contratos filtrados, el fabricante de vacunas Moderna ha utilizado t茅cnicas de elusi贸n fiscal para trasladar sus beneficios a Suiza y al estado estadounidense de Delaware, conocido por sus laxas medidas fiscales para empresas.

El contrato filtrado muestra c贸mo los pagos a Moderna por parte de la Comisi贸n Europea (CE) por las vacunas encargadas y posteriormente repartidas a los Estados miembro van a parar a una filial que la farmac茅utica ha creado recientemente en Basilea, Suiza. El secreto bancario de Suiza imposibilita comprobar si la farmac茅utica ha pagado impuestos en el pa铆s por el beneficio obtenido con las vacunas, as铆 como el destino posterior de dichos beneficios.

Adem谩s de por su casi nula fiscalidad, el estado de Delaware tambi茅n es el para铆so de las patentes. La hacienda p煤blica del estado no grava los beneficios obtenidos de activos intangibles, como las patentes. Una t茅cnica que es usada por muchas empresas en Europa mediante Pa铆ses Bajos, que tiene una fiscalidad para activos intangibles muy parecida a la de Delaware.

Seg煤n apuntan desde SOMO, es altamente probable que la farmac茅utica est茅 utilizando esas ventajas para derivar millones de euros de beneficios a Delaware a trav茅s del pago de c谩nones por el uso de las patentes de la propia vacuna por las filiales de Moderna.

鈥淐omo sociedad, pagamos tres veces鈥, afirma Vincent Kiezebrink, investigador de SOMO, que explica que 鈥渇inanciamos la investigaci贸n para el desarrollo de vacunas; pagamos precios inflados para comprar esas vacunas; y luego Moderna utiliza estructuras fiscales para evitar el impuesto de sociedades鈥.

La organizaci贸n recuerda que la Uni贸n Europea encarg贸 a la empresa farmac茅utica vacunas contra el coronavirus por valor de 10.300 millones de d贸lares y Estados Unidos encarg贸 por valor de 7.500 millones de d贸lares. Adem谩s, se han encargado un total de 1.500 millones de dosis de la vacuna Moderna para 2021 y 2022, con 460 millones de dosis para la Uni贸n Europea y 500 millones para Estados Unidos. Estos nuevos pedidos pueden conllevar un coste de 10.300 millones de d贸lares a Europa y otros 7.500 a los Estados Unidos. La organizaci贸n ha calculado que el margen de beneficio de Moderna es del 44% por dosis, lo que les podr铆a generar unos beneficios futuros de 8.000 millones solo en este a帽o. A pesar de este elevado margen, la empresa ha indicado que espera aumentar los precios de las vacunas cuando termine la pandemia.

Dado que Delaware es un para铆so fiscal y una jurisdicci贸n secreta, las cuentas anuales de ModernaTX Inc., la filial que controla las patentes, no est谩n disponibles p煤blicamente, lo que hace imposible determinar la magnitud de los pagos de c谩nones que la filial de Moderna en Delaware ha recibido y recibir谩 de empresas de todo el mundo.

鈥淟a CE y los Estados miembro de la UE deben garantizar que no se realicen grandes pagos por vacunas contra el coronavirus a filiales con sede en para铆sos fiscales en las que el socio contractual no tenga una presencia econ贸mica acorde鈥, afirman desde SOMO, que argumentan que la UE y sus Estados miembro deber铆an garantizar que las pol铆ticas de contrataci贸n p煤blica se ajusten a sus esfuerzos por combatir la evasi贸n fiscal.

Enlace relacionado ElSaltoDiario.com 13/07/2021.




Fuente: Sasmadrid.org