January 7, 2022
De parte de SAS Madrid
249 puntos de vista


En el último año con datos oficiales (el 2019), 57 millones de personas en el mundo sufrían algún tipo de demencia, como la enfermedad de alzhéimer. Pero factores de riesgo como el consumo de tabaco, la obesidad y los altos niveles de azúcar en sangre aumentarán casi por tres los casos de demencia de aquí al año 2050, alcanzando los 153 millones de personas afectadas.

Este es el duro pronóstico del mayor informe científico sobre el impacto de la demencia en 200 países que publica hoy la prestigiosa revista médica “The Lancet” y que ha sido elaborado por un equipo internacional de investigadores coordinados por la Universidad de Washington. En España, el aumento será del 83% pasando de los 820.000 casos que se detectan ahora, cada año, a un millón y medio en el 2050.

Sin embargo, los casos de demencia aumentarán en todos los países del mundo, aunque el incremento será mayor en África, Oriente Medio y el este de Europa, porque otro de los grandes factores de riesgo es el bajo nivel educativo, porque aumenta el consumo de comida poco saludable. De hecho, el equipo internacional de científicos que ha elaborado este amplio estudio subraya que un mejor acceso a la educación podría reducir 6 millones de casos de demencia en todo el mundo para mediados de este siglo.

En total, este informe pronostica que el número de adultos (de 40 años o más) que viven con demencia en todo el mundo casi se triplicará durante las próximas tres décadas, al pasar de los 57 millones en 2019 a 153 millones en 2050.

Aparte del progresivo envejecimiento de la población, este informe analiza los cuatro factores de riesgo de la demencia más importantes, pero que se pueden evitar: el tabaquismo, la obesidad, el consumo de niveles altos de azúcar y el bajo nivel educativo. Según la autora principal de este macroestudio, Emma Nichols del Instituto Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington, “debemos centrarnos más en la prevención y el control de los factores de riesgo antes de que provoquen demencia”.

Séptima causa de muerte

En la actualidad, la demencia es ya la séptima causa de muerte en todo el mundo y, además, produce unas pérdidas económicas que alcanzan el billón de euros, por ejemplo, en costes sanitarios.

Sin embargo, según este informe científico, casi la mitad de los casos de demencia podrían prevenirse o retrasarse si se eliminara la exposición a 12 factores de riesgo ampliamente conocidos: baja educación, presión arterial alta, discapacidad auditiva, tabaquismo, obesidad en la mediana edad, depresión, inactividad física, diabetes, aislamiento social, consumo excesivo de alcohol, traumatismo craneoencefálico y contaminación del aire.

Este nuevo informe internacional destaca que el mayor aumento en los casos de demencia en el este de África subsahariana, donde se espera que crezca un 357%.

Por países

De manera similar, en el norte de África y Medio Oriente, se prevé que los casos crecerán en un 367%, pasando de casi 3 millones a casi 14 millones, con aumentos particularmente grandes en Qatar (1926%), los Emiratos Árabes Unidos (1795%) y Bahréin. (1084%).

Mientras tanto, en Europa occidental, se espera que el número de casos de demencia aumente en un 74%, pasando de casi 8 millones en 2019 a casi 14 millones en 2050. Por ejemplo, el incremento de casos será, de menor a mayor: Grecia (45%), Italia (56%), Finlandia (58%), Suecia (62%), Alemania (65%) y el Reino Unido (un 75%).

A nivel mundial, la demencia afecta más a las mujeres que a los hombres y se espera que este patrón se mantenga en 2050. “No es solo porque las mujeres tienden a vivir más tiempo”, explica la coautora doctora Jaimie Steinmetz, de la Universidad de Washington, “sino porque la enfermedad de Alzhéimer se puede propagar de manera diferente en el cerebro de las mujeres que en el de los hombres”.

Enlace relacionado CadenaSer.com (07/01/2022).




Fuente: Sasmadrid.org