March 26, 2021
De parte de SAS Madrid
302 puntos de vista

“La nueva ley de eutanasia obliga a los m茅dicos a matar a los pacientes”. “Hoy en d铆a, cuando un paciente va a un hospital tiene la certeza de que lo que le van a hacer es algo bueno para 茅l. Con esta nueva ley, vamos a perder esta relaci贸n”. “Lo que se ha visto en los pa铆ses donde se ha legalizado la eutanasia es una merma de los cuidados paliativos“.

Las tajantes y pol茅micas frases las pronunci贸 el presidente del Colegio de M茅dicos de Madrid, Manuel Mart铆nez-Sell茅s, en una entrevista con El Mundo concedida apenas unos meses despu茅s de tomar posesi贸n en el cargo. Todas sus respuestas son un manifiesto contra la regulaci贸n de la eutanasia 鈥攓ue se aprob贸 con 202 votos del Congreso de los Diputados el pasado 18 de marzo鈥, contra la que se ha posicionado en incontables ocasiones. Contrapone esa regulaci贸n, adem谩s, a los cuidados paliativos que, seg煤n la Organizaci贸n Mundial de la Salud (OMS), ofrecen “un sistema de apoyo para ayudar a los pacientes a vivir tan activamente como sea posible hasta la muerte”, una definici贸n muy diferente a la de la eutanasia. Por eso, confrontarla con los cuidados paliativos no es acertado, seg煤n los 1.317 m茅dicos que han firmado, este martes, una carta dirigida al propio Colegio de M茅dicos de Madrid.

Mart铆nez-Sell茅s no es el 煤nico que ha contrapuesto una cosa con la otra. La derecha y la ultraderecha pol铆tica tambi茅n lo han hecho. El pasado mes de abril, dos meses despu茅s de que la C谩mara Baja tomara en consideraci贸n la ley que regula la eutanasia reci茅n aprobada, PP y Vox registraron sendas leyes para regular los cuidados paliativos. Y lo presentaron como alternativa al texto socialista. “El Grupo Parlamentario Popular ha registrado esta tarde en el Congreso de los Diputados una Proposici贸n de Ley Integral de Cuidados Paliativos para evitar el sufrimiento innecesario de las personas en fase terminal como alternativa a la ley de regulaci贸n de la eutanasia del Gobierno, cuya toma en consideraci贸n se estudiar谩 ma帽ana en el Parlamento”, explicaron los conservadores, que argumentaron que “la iniciativa” respond铆a “a una demanda de la sociedad”, buscaba “un marco de igualdad entre espa帽oles, la seguridad de los profesionales sanitarios” y garantizaba “la dignidad de la persona en los instantes finales de la vida evitando el sufrimiento innecesario”. El l铆der del partido, Pablo Casado, lleg贸 a decir 鈥攅n el a帽o 2018, cuando Unidos Podemos present贸 su propia propuesta para regular la muerte digna鈥 que la eutanasia es una materia en la que “hay que legislar lo menos posible”.

Los de extrema derecha, por su parte, anunciaron el pasado jueves que promover谩n la aprobaci贸n de una ley de cuidados paliativos “para dignificar al enfermo” frente “a la cultura de la muerte”. “驴Qui茅n va a destinar ahora recursos a los cuidados paliativos o a investigar enfermedades como el alzheimer si al final lo que vamos a hacer es ir matando a los pacientes?”, se pregunt贸 el senador de la formaci贸n ultra Jos茅 Manuel Mar铆n Gasc贸n, durante el debate en la C谩mara Alta de la normativa socialista reci茅n aprobada. 

Pero debatir entre una cosa y otra es crear “una pol茅mica est茅ril“. Al menos, as铆 lo entiende Carlos Velayos, m茅dico y uno de los promotores y firmantes de la carta dirigida al Colegio de M茅dicos de Madrid para denunciar que Mart铆nez-Sell茅s no les representa. “La carta, que ha sido elaborada desde la independencia de los profesionales, pretende ser respetuosa y mostrar que no hay un conflicto, sino que se puede estar a favor de que se regule la eutanasia y reclamar a la vez unos mejores cuidados paliativos”, explica. As铆 lo dice tambi茅n la misiva: “La aprobaci贸n de esta ley no entra en conflicto con la necesidad de mejorar los cuidados paliativos en Espa帽a”. Porque hace falta. Seg煤n el Atlas de Cuidados Paliativos en Europa 2019, un informe que recoge los datos m谩s recientes de los cuidados paliativos en Espa帽a, hay muchos menos servicios en los hospitales de nuestro pa铆s que en los del resto de Europa y la medicina paliativa ni siquiera se estudia de manera obligatoria en la universidad ni constituye una especialidad concreta.

Por eso confrontan con Mart铆nez-Sell茅s, fundamentalmente. “No consideramos que, tal y como ha declarado el doctor Mart铆nez-Sell茅s, ‘esta ley va en contra de la esencia de la medicina’, ya que somos muchos los m茅dicos que queremos seguir al lado de los pacientes y familiares cuando han fracasado las posibilidades de curar y no son suficientes las medidas que alivian el sufrimiento”, se帽alan en la carta. Velayos, adem谩s, recuerda que una encuesta del propio Colegio de M茅dicos de Madrid se帽al贸 que un 69,2% de los m茅dicos madrile帽os est谩 a favor de la regulaci贸n de la muerte digna, mientras que s贸lo un 5,9% est谩 en contra. “Si 茅l es el presidente del Colegio, a la hora de hacer declaraciones deber铆a resaltar que el colectivo apoya mayoritariamente la regulaci贸n. No debe hablar de forma tan parcial y tan poco independiente, nos gustar铆a que el doctor fuera presidente de todos. No nos representa”, denuncia Velayos. Junto a 茅l, numerosos profesionales han empleado el hashtag #NoNosRepresenta para mostrar a trav茅s de las redes sociales su oposici贸n a las palabras de Mart铆nez-Sell茅s.

infoLibre se puso en contacto con el Colegio de M茅dicos de Madrid para conocer su reacci贸n a la carta, as铆 como para ver si la oposici贸n a la eutanasia manifestada por su presidente constituye la posici贸n oficial del organismo, pero a la hora de cierre de este art铆culo todav铆a no obtuvo respuesta.

0,23 servicios paliativos en los hospitales por cada 100.000 habitantes

Ni Velayos ni sus compa帽eros y compa帽eras firmantes, no obstante, le quitan importancia a los cuidados paliativos. Simplemente, quieren eliminar del imaginario colectivo que una cosa sea sustitutiva de la otra. Es m谩s, en la misiva tambi茅n reclaman una mejora del sistema de paliativos. “Consideramos que es una prioridad que se mejoren los cuidados al final de la vida con m谩s recursos humanos y materiales con independencia de la entrada en vigor de esta ley [la de eutanasia]. Tambi茅n debe ser mejorada la dotaci贸n presupuestaria de la ley de dependencia y otras muchas que garantizan un estado del bienestar justo, solidario y que hagan posibles unos cuidados de calidad a las personas m谩s vulnerables”, dice la carta.

“Reclamar mejores cuidados paliativos es algo que hacemos todos los m茅dicos. Cualquiera que haya tenido a alg煤n familiar muy grave sabe de su importancia y que se regule la eutanasia no va en perjuicio de esto. No planteamos que la ley de eutanasia tenga que estar por encima o sea m谩s relevante que mejorar los cuidados paliativos, a los que hay que poner medios, humanos y materiales. Hay un enorme d茅ficit“, a帽ade Velayos.

Y no miente, seg煤n revelan los datos. Los m谩s recientes est谩n recogidos en el Atlas de Cuidados Paliativos en Europa 2019, que deja a Espa帽a en muy mal lugar dentro en comparaci贸n con sus vecinos europeos. Desde hace ocho a帽os, asegura el documento, nuestro pa铆s est谩 estancado en estos servicios, casi inexistentes. Hay un total de 0,23 servicios especializados en los hospitales por cada 100.000 habitantes, una cifra muy alejada del punto que se recomienda. “Estamos en el vag贸n de cola de los pa铆ses europeos occidentales de nuestro entorno, que tienen o cerca de un servicio por cada 100.000 habitantes o m谩s de uno”, lamenta Carlos Centeno, m茅dico, director del servicio de medicina paliativa de la Cl铆nica Universidad de Navarra y responsable del grupo de investigaci贸n Atlantes sobre cuidados paliativos.

Adem谩s, de los 6.388 servicios especializados en toda la regi贸n europea, Espa帽a s贸lo tiene 260, lo que le coloca detr谩s de pa铆ses como Alemania (941), Reino Unido (860), Francia (653), Polonia (587), Italia (570) y Rusia (321), pa铆ses que concentran, afirma el Atlas, el 47% del total. 

Pero hay m谩s problemas, seg煤n Centeno. La medicina paliativa no es obligatoria ni en los grados de Medicina ni en los de Enfermer铆a en la mayor铆a de universidades. “En Espa帽a, el porcentaje de facultades de Medicina que lo ense帽an de modo obligatorio es solo del 10%. En el resto, estos conocimientos se imparten de modo opcional”, explica. Lo que ocurre es que la medicina paliativa “no es ni una opci贸n ni una alternativa, sino la medicina avanzada de la enfermedad avanzada”. “La medicina paliativa es lo que la profesi贸n ha destilado al cabo de los a帽os como el modo correcto y 茅tico de tratar al enfermo terminal”, dice Centeno. 

A consecuencia de eso, contin煤a, no se reconoce la especialidad de quien trabaja en el 谩mbito de los cuidados paliativos. “En los pa铆ses de Polonia, Francia, Portugal, Italia, Irlanda, Alemania, Noruega… Ah铆 todos tienen su especialidad. Aqu铆 no y es un bochorno porque eso no protege ni al paciente ni al profesional. Reconocer el proceso de formaci贸n es cuidar la calidad de los cuidados paliativos”, sentencia. Por 煤ltimo, dice Centeno, otro de los problemas es que Espa帽a no tiene una ley nacional de cuidados paliativos como la que s铆 tienen en Portugal, Francia, B茅lgica, Luxemburgo, Italia o Alemania. Centeno, en este sentido, cree que es prioritaria esta normativa. “Es un derecho a conquistar”, sentencia.

Enlace relacionado InfoLibre.es (25/03/2021).




Fuente: Sasmadrid.org