April 23, 2021
De parte de Paco Salud
237 puntos de vista




Los Estatutos del Sindicalismo Revolucionario
(IWA)


I. INTRODUCCI脫N

La historia de la humanidad est谩 formada por
la lucha entre explotadores y explotados, que actualmente se manifiesta en los
ataques del capitalismo y el Estado a la clase trabajadora en todos los 谩mbitos
de la vida.

Los capitalistas, gerentes y pol铆ticos se
est谩n organizando para promover sus intereses tanto como sea posible. Si
queremos enfrentarnos a ellos, promover nuestros propios intereses y construir
la sociedad que deseamos, tenemos que superar la debilidad y la desorganizaci贸n
del movimiento obrero.

Para lograr esto, es necesario organizarnos
en una estructura de lucha que una a todos los trabajadores revolucionarios de
todo el mundo. Las acciones de una organizaci贸n as铆 tienen que demostrar
que es capaz de superar al capitalismo y al Estado.

Un movimiento de emancipaci贸n as铆 construido
no puede aceptar la l铆nea de acci贸n impulsada por aquellas corrientes del
movimiento obrero que aspiran a la armon铆a entre capital y trabajo, deseando
una paz internacional con el capitalismo y la incorporaci贸n al
Estado. Tampoco puede aceptar esas corrientes que propagan la existencia
del Estado o la dictadura del proletariado, lo cual es contrario a nuestro
objetivo de una sociedad basada en la mayor libertad y bienestar posible para
todos.

Contra la ofensiva del Capital y pol铆ticos de
todos los matices, todos los trabajadores revolucionarios del mundo deben
construir una verdadera Asociaci贸n Internacional de Trabajadores, en la que,
cada miembro sabr谩 que la emancipaci贸n de la clase obrera solo ser谩 posible
cuando los propios trabajadores, en su calidad de productores, logran
prepararse en sus organizaciones pol铆tico-econ贸micas para tomar posesi贸n de la
tierra y las f谩bricas y capacitarse para administrarlas conjuntamente, de tal
manera que puedan continuar la producci贸n y la vida social.

Teniendo en cuenta esta perspectiva y meta,
el deber de los trabajadores es participar en todas las acciones que conduzcan
a una transformaci贸n revolucionaria de la sociedad, esforz谩ndonos siempre por
avanzar hacia nuestras metas finales. Debemos hacer sentir nuestra fuerza
a trav茅s de esta participaci贸n, esforz谩ndonos siempre por dar a nuestro
movimiento, a trav茅s de la organizaci贸n, la acci贸n y la propaganda, los medios
necesarios para suplantar a nuestros adversarios. Del mismo modo, siempre
que sea posible, debemos realizar nuestro sistema social a trav茅s de modelos y
ejemplos, y nuestras organizaciones deben ejercer, hasta el l铆mite de sus
posibilidades, la mayor influencia posible sobre otras tendencias para que
puedan incorporarse a nuestra lucha, que es la Lucha com煤n contra todos los
adversarios estatistas y capitalistas, siempre teniendo en cuenta las
circunstancias del lugar y el tiempo,

II LOS PRINCIPIOS DEL UNIONISMO
REVOLUCIONARIO

1. El sindicalismo revolucionario, apoyado en
la lucha de clases, tiene como objetivo unir a todos los trabajadores en
organizaciones econ贸micas combativas, que luchan por liberarse del doble yugo
del capital y del Estado. Su objetivo es la reorganizaci贸n de la vida
social sobre la base del comunismo libertario a trav茅s de la acci贸n
revolucionaria de la clase trabajadora. Dado que s贸lo las organizaciones
econ贸micas del proletariado son capaces de lograr este objetivo, el sindicalismo
revolucionario se dirige a los trabajadores en su calidad de productores,
creadores de riqueza social, para arraigarse y desarrollarse entre ellos, en
oposici贸n a los partidos obreros modernos, que declara que son incapaces de la
reorganizaci贸n econ贸mica de la sociedad.

2. El sindicalismo revolucionario es el
enemigo ac茅rrimo de todo monopolio social y econ贸mico y tiene como objetivo su
abolici贸n mediante el establecimiento de comunidades econ贸micas y 贸rganos
administrativos dirigidos por los trabajadores en el campo y las f谩bricas,
formando un sistema de consejos libres sin subordinaci贸n a ninguna autoridad. o
partido pol铆tico, sin excepci贸n. Como alternativa a la pol铆tica de Estado
y de partidos, el sindicalismo revolucionario plantea la reorganizaci贸n econ贸mica
de la producci贸n, sustituyendo el dominio del hombre sobre el hombre por la
gesti贸n administrativa de las cosas. En consecuencia, el objetivo del
sindicalismo revolucionario no es la conquista del poder pol铆tico, sino la
abolici贸n de todas las funciones estatales en la vida de la sociedad. El
sindicalismo revolucionario considera que junto con la desaparici贸n del
monopolio de la propiedad, debe venir la desaparici贸n del monopolio de la
dominaci贸n;

3. El sindicalismo revolucionario tiene una
doble funci贸n: llevar a cabo la lucha revolucionaria del d铆a a d铆a por el
avance econ贸mico, social e intelectual de la clase trabajadora dentro de los
l铆mites de la sociedad actual, y educar a las masas para que estar谩n preparados
para gestionar de forma independiente los procesos de producci贸n y distribuci贸n
cuando llegue el momento de tomar posesi贸n de todos los elementos de la vida
social. El sindicalismo revolucionario no acepta la idea de que la
organizaci贸n de un sistema social basado exclusivamente en la clase productora
pueda ser ordenada por simples decretos gubernamentales y sostiene que solo
puede lograrse mediante la acci贸n com煤n de todos los trabajadores manuales e
intelectuales, en todas las ramas del pa铆s. industria, mediante la autogesti贸n
de los trabajadores, de modo que cada grupo,

4. El sindicalismo revolucionario se opone a
todas las tendencias organizativas inspiradas en el centralismo del Estado y de
la Iglesia, porque s贸lo pueden servir para prolongar la supervivencia del
Estado y la autoridad y sofocar sistem谩ticamente el esp铆ritu de iniciativa y la
independencia del pensamiento. El centralismo es una organizaci贸n
artificial que somete a las llamadas clases bajas a quienes pretenden ser
superiores, y que deja en manos de unos pocos los asuntos de toda la comunidad,
convirtiendo al individuo en un robot con gestos y movimientos
controlados. En la organizaci贸n centralizada, el bien de la sociedad se
subordina a los intereses de unos pocos, la variedad se reemplaza por la
uniformidad y la responsabilidad personal se reemplaza por una r铆gida
disciplina. En consecuencia, el sindicalismo revolucionario basa su visi贸n
social en una amplia organizaci贸n federalista; es decir,

5. El sindicalismo revolucionario rechaza
toda actividad parlamentaria y toda colaboraci贸n con los cuerpos
legislativos; porque sabe que incluso el sistema de votaci贸n m谩s libre no
puede provocar la desaparici贸n de las claras contradicciones en el n煤cleo de la
sociedad actual y porque el sistema parlamentario tiene un solo objetivo: dar
una pretensi贸n de legitimidad al reino de la falsedad y la injusticia social .

6. El sindicalismo revolucionario rechaza
todas las fronteras pol铆ticas y nacionales, que se crean arbitrariamente, y
declara que el llamado nacionalismo es solo la religi贸n del estado moderno,
detr谩s de la cual se esconden los intereses materiales de las clases
propietarias. El sindicalismo revolucionario reconoce s贸lo las diferencias
econ贸micas, regionales o nacionales, que producen jerarqu铆as, privilegios y
todo tipo de opresiones (por motivos de raza, sexo y cualquier diferencia falsa
o real), y en esp铆ritu de solidaridad reivindica el derecho a la
autodeterminaci贸n para todos los grupos econ贸micos.

7. Por id茅ntica raz贸n, el sindicalismo
revolucionario lucha contra el militarismo y la guerra. El sindicalismo
revolucionario aboga por la propaganda antib茅lica y la sustituci贸n de los
ej茅rcitos permanentes, que son s贸lo los instrumentos de la contrarrevoluci贸n al
servicio del capitalismo, por milicias obreras, que durante la revoluci贸n ser谩n
controladas por los sindicatos obreros; exige, adem谩s, el boicot y embargo
de todas las materias primas y productos necesarios para la guerra, con la
excepci贸n de un pa铆s donde los trabajadores est谩n en plena revoluci贸n social,
en cuyo caso debemos ayudarlos a defender la revoluci贸n. Finalmente, el
sindicalismo revolucionario aboga por la huelga general preventiva y
revolucionaria como medio de oposici贸n a la guerra y al militarismo.

8. El sindicalismo revolucionario reconoce la
necesidad de una producci贸n que no da帽e el medio ambiente, que trate de
minimizar el uso de recursos no renovables y utilice, siempre que sea posible,
alternativas renovables. No admite la ignorancia como origen de la actual
crisis medioambiental, sino la sed de lucro. La producci贸n capitalista
siempre busca minimizar los costos para obtener m谩s ganancias para sobrevivir,
y es incapaz de proteger el medio ambiente. En resumen, la crisis de la
deuda mundial ha acelerado la tendencia a la cosecha comercial en detrimento de
la agricultura de subsistencia. Este hecho ha producido la destrucci贸n de
la selva tropical, el hambre y las enfermedades. La lucha por salvar
nuestro planeta y la lucha por destruir el capitalismo deben ser conjuntas o
ambas fracasar谩n.

9. El sindicalismo revolucionario se afirma a
s铆 mismo como un partidario del m茅todo de acci贸n directa, y ayuda y alienta
todas las luchas que no est茅n en contradicci贸n con sus propios
objetivos. Sus m茅todos de lucha son: huelgas, boicots, sabotajes, etc. La
acci贸n directa alcanza su expresi贸n m谩s profunda en la huelga general, que debe
ser tambi茅n, desde el punto de vista del sindicalismo revolucionario, el
preludio de la revoluci贸n social.

10. Si bien el sindicalismo revolucionario se
opone a toda violencia organizada independientemente del tipo de gobierno, se
da cuenta de que habr谩 enfrentamientos extremadamente violentos durante las
luchas decisivas entre el capitalismo de hoy y el comunismo libre de
ma帽ana. En consecuencia, reconoce como v谩lido que la violencia puede ser
utilizada como medio de defensa contra los m茅todos violentos utilizados por las
clases dominantes durante las luchas que conducen a la expropiaci贸n de tierras
y medios de producci贸n por parte de la poblaci贸n revolucionaria. Como esta
expropiaci贸n s贸lo puede llevarse a cabo y llevarse a buen t茅rmino mediante la
intervenci贸n directa de las organizaciones econ贸micas revolucionarias de los
trabajadores, la defensa de la revoluci贸n debe ser tambi茅n tarea de estas
organizaciones econ贸micas y no de un organismo militar o cuasi-militar en
desarrollo. independientemente de ellos.

11. S贸lo en las organizaciones econ贸micas y
revolucionarias de la clase obrera existen fuerzas capaces de lograr su
liberaci贸n y la energ铆a creativa necesaria para la reorganizaci贸n de la
sociedad sobre la base del comunismo libertario.

III. NOMBRE DE LA ORGANIZACI脫N
INTERNACIONAL

El v铆nculo internacional de lucha y
solidaridad que une a las organizaciones sindicalistas revolucionarias del
mundo se llama Asociaci贸n Internacional de Trabajadores (AIT).

IV. METAS Y OBJETIVOS DE LA IWA

La IWA tiene los siguientes objetivos:

Organizar y presionar por la lucha
revolucionaria en todos los pa铆ses con el objetivo de destruir de una vez por
todas los actuales reg铆menes pol铆ticos y econ贸micos y establecer el Comunismo
Libertario.

Dotar a las organizaciones econ贸micas
sindicalistas de una base nacional e industrial y, donde ya exista, fortalecer
aquellas organizaciones que est茅n decididas a luchar por la destrucci贸n del
capitalismo y del Estado.

Evitar la infiltraci贸n de cualquier partido
pol铆tico en las organizaciones econ贸micas sindicalistas y luchar resueltamente
contra todo intento de los partidos pol铆ticos de controlar los sindicatos.

Cuando las circunstancias lo exijan,
establecer mediante un curso de acci贸n que no contradiga a), b) yc), alianzas
provisionales con otras organizaciones proletarias, sindicales y
revolucionarias, con el objetivo de planificar y llevar a cabo acciones internacionales
comunes. en inter茅s de la clase trabajadora. Tales alianzas nunca deben
ser con partidos pol铆ticos, es decir, con organizaciones que aceptan al Estado
como sistema de organizaci贸n social. El sindicalismo revolucionario
rechaza la colaboraci贸n de clases que se caracteriza por la participaci贸n en
comit茅s organizados bajo esquemas corporativos estatales (por ejemplo, en
elecciones sindicales para comit茅s de empresa) y por la aceptaci贸n de
subsidios, profesionales sindicales remunerados y otras pr谩cticas que pueden
estropear el anarcosindicalismo.

Desenmascarar y combatir la violencia
arbitraria de todos los gobiernos contra los revolucionarios dedicados a la
causa de la Revoluci贸n Social.

Examinar todos los problemas que preocupan al
proletariado mundial para fortalecer y desarrollar movimientos, en un pa铆s o en
varios, que ayuden a defender los derechos y las nuevas conquistas de la clase
obrera oa organizar la revoluci贸n por la emancipaci贸n misma.

Emprender acciones de ayuda mutua en caso de
importantes luchas econ贸micas o luchas cr铆ticas contra los enemigos abiertos o
encubiertos de la clase trabajadora.

Dar ayuda moral y material a los movimientos
obreros en cada pa铆s en el que la direcci贸n de la lucha est茅 en manos de la
organizaci贸n econ贸mica nacional del proletariado.

La Internacional interviene en los asuntos
sindicales de un pa铆s s贸lo cuando su organizaci贸n afiliada en ese pa铆s lo
solicita o cuando la afiliada viola los principios generales de la
Internacional.

V. Condiciones de afiliaci贸n

Pueden afiliarse a la IWA:

– Organizaciones Sindicalistas
Revolucionarias Nacionales que no pertenecen a ninguna otra
internacional. En todos los casos, solo existir谩 una secci贸n en cada
pa铆s. Las secciones afiliadas deben ratificar los Principios, T谩cticas y
Objetivos de la AIT y enviar una copia de sus Estatutos y Principios a la
Secretar铆a. El Secretariado Internacional de la IWA informar谩 a las
secciones del origen del contacto o contactos que hayan solicitado afiliarse.

– Minor铆as de sindicalistas revolucionarios
organizadas dentro de otras organizaciones nacionales afiliadas a otras
internacionales sindicales.

– Organizaciones sindicales, artesanales,
industriales o en general que sean independientes o afiliadas a organizaciones
nacionales que no pertenezcan a la IWA, que acepten la Declaraci贸n de
Principios y Objetivos de la IWA.

– Toda organizaci贸n de propaganda
sindicalista revolucionaria que acepte la Declaraci贸n de Principios y Metas de
la IWA y que trabaje en un pa铆s donde no existe una organizaci贸n nacional
afiliada a la IWA.

Dado que la IWA solo consta de secciones
legales o ilegales, con conexi贸n directa dentro de los respectivos pa铆ses, los
煤nicos grupos que pueden ser reconocidos como Secciones de la IWA son aquellos
grupos exiliados que pueden dar evidencia clara a la Secretar铆a de la IWA de
que son representantes aut茅nticos. de organizaciones que act煤an y trabajan en
los respectivos pa铆ses.

En cualquier caso, solo podr谩 existir una
Secci贸n para cada pa铆s.

Los siguientes tipos de comportamiento pueden
dar lugar a la desafiliaci贸n o suspensi贸n:

– Incumplimiento de los Principios, T谩cticas
y Objetivos de la IWA.

– Incumplimiento del pago de las cuotas de
afiliaci贸n. Si una Secci贸n no paga sus cuotas durante un a帽o, el Congreso
tendr谩 que considerar la desafiliaci贸n de las Secciones.

– Si una Secci贸n no asiste a reuniones y
Congresos de la Internacional, ni responde a las solicitudes de contacto de la
Secretar铆a de la IWA ni de las Secciones, sin explicaci贸n.

La afiliaci贸n y desafiliaci贸n se lleva a cabo
en el Congreso de la IWA. Una Secci贸n puede desafiliarse de la IWA en el
per铆odo entre Congresos.

La suspensi贸n puede acordarse durante un
Pleno o Congreso con base en una moci贸n previa, o por refer茅ndum si un Pleno o
Congreso as铆 lo acuerda.

Una Secci贸n puede ser suspendida por motivos
de incumplimiento de los Estatutos o acci贸n contra los acuerdos del Congreso o
el inter茅s de la IWA. A ser acordada por moci贸n y decisi贸n de las
Secciones.

La membres铆a puede suspenderse debido a una
divisi贸n o confusi贸n en cuanto a si una Secci贸n a煤n permanece, pendiente de una
investigaci贸n por parte de una comisi贸n.

Si una Secci贸n no est谩 al d铆a (no paga sus
cuotas durante un a帽o), pero el Congreso decidi贸 no desafiliarla, la Secci贸n
puede ser suspendida.

Suspensi贸n significa que la Secci贸n no tiene
derecho a voto en Congresos, Plenarios o referendos, ni derecho a presentar
mociones. Mantiene los mismos derechos que los Amigos de la IWA para
recibir documentos, asistir a todos los Congresos y dar opiniones.

Si una Secci贸n permanece suspendida por un
per铆odo de tiempo, el Congreso puede decidir cambiar su estado a Amigos, ante
tal moci贸n.

VI. Los Congresos Internacionales Los
Congresos


Internacionales de la IWA se celebran cada tres a帽os.

La Secretar铆a solicitar谩 a las Secciones, con
suficiente antelaci贸n al Congreso, cuestiones o sugerencias para que sean
tratadas por el Congreso. Seguidamente, la Secretar铆a elaborar谩 el Orden
del D铆a, que junto con las mociones presentadas, se enviar谩 a las
organizaciones afiliadas al menos seis meses antes del inicio del
Congreso. Cada Pleno o Congreso se registra y las actas se elaboran con la
mayor fidelidad posible. El Acta est谩 sujeta a la aprobaci贸n de las
Secciones.

Los acuerdos y resoluciones adoptados por los
Congresos Internacionales son vinculantes para todas las organizaciones
afiliadas, excepto cuando dichas organizaciones, por resoluci贸n de un Congreso
Nacional o por refer茅ndum, rechacen los acuerdos del Congreso internacional.

A solicitud de al menos tres Organizaciones nacionales
afiliadas, se puede presentar un acuerdo internacional para su revisi贸n
mediante un refer茅ndum general dentro de todas las Secciones.

En los referendos y congresos
internacionales, cada Secci贸n tiene un voto y se recomienda buscar la
unanimidad antes de proceder a la votaci贸n.

VII. Transferencia internacional

Todo miembro de una organizaci贸n afiliada a la IWA que haya pagado todas sus
cuotas de afiliaci贸n, pero que resida en un pa铆s diferente a aquel en el que se
afili贸, debe hacerlo a m谩s tardar un mes despu茅s de su llegada. Realizar su
traslado a la organizaci贸n correspondiente de la organizaci贸n nacional afiliada
a la IWA. Esta transferencia debe ser aprobada por dicha organizaci贸n
nacional sin una contribuci贸n de registro de entrada.

En el caso de un exilio masivo forzado, la
afiliaci贸n es voluntaria si existe una afiliaci贸n a una organizaci贸n exiliada
reconocida por la IWA.

VIII. La secretaria

Coordinar las actividades internacionales de
la IWA, obtener y organizar informaci贸n veraz sobre la propaganda y la lucha en
todos los pa铆ses, implementar de la mejor manera las resoluciones de los
Congresos internacionales y cuidar todo el trabajo de la IWA, Se elige una
Secretar铆a compuesta por al menos tres personas, de una o m谩s
Secciones. La (s) Secci贸n (es) que ostentan la Secretar铆a es (o son)
elegidas por el Congreso o por refer茅ndum internacional. Normalmente, la
Secretar铆a est谩 a cargo de una Secci贸n, pero esta tarea puede ser
compartida. El Secretario General, el Tesorero y los dem谩s miembros ser谩n
elegidos por quienes ostentan la Secretar铆a. Los miembros de la Secretar铆a
se distribuir谩n las tareas y el trabajo entre ellos. Tambi茅n pueden
delegar determinadas tareas a otras Secciones.

Los miembros de partidos pol铆ticos no pueden
ocupar cargos de responsabilidad en la IWA.

La Secretar铆a se elige como se indic贸
anteriormente para el per铆odo de un Congreso ordinario al siguiente. Las
mismas secciones solo deben cumplir dos per铆odos consecutivos. La secci贸n
o secciones que ocupan la Secretar铆a deben rotar. La Secretar铆a puede
regresar a una Secci贸n que la ocup贸 anteriormente solo despu茅s de un per铆odo de
rotaci贸n.

En caso de circunstancias extraordinarias en
las que el Congreso no elija una nueva Secretar铆a, deber谩 acordar las medidas a
tomar.

La Secretar铆a no aceptar谩 un salario ni
ning煤n pago personal por el cumplimiento de su mandato.

La Secretar铆a proporcionar谩 informes
financieros peri贸dicos a la IWA. Es responsable de la distribuci贸n de
comunicaciones escritas a todas las Secciones y Amigos y de mantener registros
adecuados de los mismos. Deber谩 realizar un informe escrito sobre sus
actividades durante el per铆odo comprendido entre Congresos y Plenos. El
informe debe presentarse con la suficiente antelaci贸n para que las Secciones
afiliadas se familiaricen con 茅l antes de la celebraci贸n del Congreso y el
Pleno. Al mismo tiempo, se presentar谩 y remitir谩 a las Secciones un
informe administrativo-econ贸mico. El Congreso y el Pleno nombrar谩n una
comisi贸n que durante el Congreso y el Pleno realizar谩 una inspecci贸n de las
cuentas.

Vicesecretar铆a

Una Vicesecretar铆a tambi茅n es elegida por el
Congreso o por refer茅ndum. La Vice-Secretar铆a solo tiene el mandato de
servir como reemplazo de la Secretar铆a, en caso de que se vuelva totalmente
inoperante o sea revocada por las Secciones. No tiene el mandato de
representar a la IWA ni de desempe帽ar ninguna otra funci贸n, a menos que sean
tareas delegadas por la Secretar铆a.

Capacidad de recuperaci贸n

La Secretar铆a puede ser revocada en un
refer茅ndum de las Secciones de la AIT. Para iniciar el refer茅ndum, al
menos tres Secciones de la IWA deben apoyar una moci贸n. Tras la moci贸n
apoyada por tres Secciones, se debe anunciar un refer茅ndum inmediatamente y las
Secciones tienen 90 d铆as para votar.

En el caso de que la Secretar铆a no inicie el
proceso de refer茅ndum en el plazo de una semana (desde que la tercera Secci贸n
apoy贸 la moci贸n), la Vice-Secretar铆a deber谩 hacerlo.

En caso de destituci贸n de la Secretar铆a, la
Vicesecretar铆a debe asumir su funci贸n hasta la celebraci贸n del pr贸ximo
Congreso.

En circunstancias especiales, la
Vicesecretar铆a debe reemplazar a la Secretar铆a.

a) En casos de represi贸n pol铆tica, arresto,
guerra u otros hechos de fuerza mayor que imposibiliten la ejecuci贸n del cargo.

En estos casos, la Secretar铆a no se considera
retirada, sino sustituida. Si es posible y factible, la Secretar铆a puede
volver a transferirse posteriormente a esa Secci贸n.

b) Si la Secretar铆a no ha funcionado por un
per铆odo de tiempo superior a tres meses, no ha respondido correspondencia, llamadas
o elaborado boletines, o si no ha convocado debidamente al Congreso o Pleno,
sin motivo o acuerdo, provocando su postergaci贸n para m谩s de tres meses, la
Vice-Secretar铆a deber铆a asumir las funciones de Secretar铆a para asegurar el
buen funcionamiento de la AIT.

Una vez asumidos estos deberes, el
Vice-Secretariado deber谩 informar a las Secciones y realizar la moci贸n para
revocar al Secretariado mediante el proceso de refer茅ndum descrito
anteriormente.

IX. Finanzas

Permitir que la IWA lleve a cabo y fortalezca sus actividades internacionales y
d茅 a su propaganda escrita una base s贸lida; permitirle publicar sus
publicaciones peri贸dicas a intervalos regulares; permitirle participar en
todas las manifestaciones de la vida del sindicalismo revolucionario en los
diferentes pa铆ses; para que sea capaz de promover las ideas del
sindicalismo revolucionario en pa铆ses donde nuestras ideas y t谩cticas est谩n
escasamente representadas; y, finalmente, para que la IWA pueda responder
de manera satisfactoria e inmediata a los llamados a la solidaridad que pueda
recibir, todo miembro de una organizaci贸n afiliada a la IWA deber谩 pagar
mensualmente, como cuota de afiliaci贸n internacional, la cantidad de un d贸lar
estadounidense (1 US $) o su equivalente en moneda nacional, tomando en
consideraci贸n el valor de cambio en los pa铆ses en cuesti贸n.

Para aquellas Secciones que se encuentran en
una situaci贸n dif铆cil, las cuotas se establecen de acuerdo con el resto de la
IWA.

Cada Secci贸n afiliada decidir谩 por s铆 misma
el procedimiento a seguir para recibir la cuota de afiliaci贸n de sus
miembros. La IWA tiene un sello especial para sellar la tarjeta de
membres铆a de aquellas Secciones que deseen hacerlo.
La Secci贸n de afiliados enviar谩 a la IWA la tarifa de afiliaci贸n estipulada
trimestralmente.

X. Publicaciones

La Secretar铆a publica:

Una publicaci贸n que deber铆a publicarse con la
mayor frecuencia posible. Es deseable que todos los peri贸dicos publicados
por organizaciones afiliadas a la IWA o que simpatizan con ella, reserven un
espacio especial en sus p谩ginas para informaci贸n de la IWA, para llamados a la
solidaridad internacional y para la propaganda general.

Folletos de propaganda, dirigidos
principalmente a donde nuestro movimiento no tiene ninguna organizaci贸n
afiliada nacional.

Todas las dem谩s publicaciones, peri贸dicas o
no, que decida el Congreso.




Fuente: Pacosalud.blogspot.com