September 3, 2021
De parte de SAS Madrid
194 puntos de vista


El vicepresidente de la Sociedad Española de Vacunología, Fernando Moraga, ha asegurado que para lograr una inmunidad esterilizante frente a la COVID-19, es decir la que inhibe la infección, “habrá que esperar a las vacunas de segunda generación” y ha puesto como ejemplo el fármaco intranasal que está siendo desarrollado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Según Moraga, las vacunas actuales, de primera generación, han demostrado ser “excelentes” para prevenir la enfermedad grave, hospitalización y muerte, pero “no son tan buenas para prevenir la infección.”

Así lo ha señalado en una rueda de prensa junto al presidente de la Sociedad Española de Vacunología, Amós García Rojas, y el vitólogo Raúl Ortiz de Lejarazu, quien dirige en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander el ‘VII Encuentro de actualización y nuevas aproximaciones en vacunas: Vacunas y COVID-19, la convivencia necesaria’.

Vacunas para prevenir la infección

Por su parte, el director del curso ha afirmado que la labor de las vacunas de primera generación se enmarca en un escenario “pandémico agudo”, donde la prioridad es la inoculación “pronto, rápido y en todos los sitios”. “Lo que necesitamos es taponar al enfermo, la mayor cantidad de algodón y presión suficiente para que no se desangre”, ha comparado.

Esta falta de prevención hace que, en opinión de Moraga, “la meta sea vacunar al 95% de la población” con los fármacos actuales, para asegurarse que la población está protegida frente a la enfermedad grave. “Cuando aparezcan las vacunas de segunda generación intranasales, que se aplican por el mismo lado que entra el virus, se logrará la inmunidad esterilizante”, ha apuntado.

Además, Lejarazu ha explicado que, tras este escenario, habrá que enfrentarse a un momento de “post pandemia precoz”, en el que se tendrá que especificar los calendarios de vacunación en función de las características de las personas, si son mayores o no, si han pasado la enfermedad o embarazadas. “La vacuna no se trata de descubrir y ya no hay nada más que hacer”, ha apostillado.

Terceras dosis de la vacuna

Por su parte, García Rojas se ha referido a la evaluación de la Agencia Europea del Medicamento, que ha recomendado una tercera dosis para la población inmunodeprimida, y ha señalado que “la evidencia científica muestra que actualmente la protección no es lo suficientemente robusta en estos colectivos”.

Una evidencia que, según el especialista, todavía no existe para demostrar que se necesite esta tercera dosis en colectivos no inmunodeprimidos. En estos momentos no existe ese conocimiento”, por lo que ha valorado que a día de hoy “no es necesaria”.

En este sentido, ha afirmado que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) está recibiendo trabajos por parte de las empresas de vacunas de ARN mensajero sobre “los perfiles de inmunogenesis” para valorar y estudiar esta problemática.

En cualquier caso, descarta que haya ningún tipo de problema con el hecho de combinar vacunas, en relación a aquellas personas que hayan recibido la pauta completa de AstraZeneca y puedan recibir terceras dosis de una vacuna de ARN mensajero. “Las pautas están garantizadas e incluso pueden tener prestaciones superiores”, ha afirmado García Rojas. “De hecho en su momento se recomendó la segunda con ARN mensajero”, añade.

Enlace relacionado CadenaSer.com (02/09/2021).




Fuente: Sasmadrid.org