November 28, 2020
De parte de SAS Madrid
1,066 puntos de vista

El desembarco de los fondos de inversi贸n especulativos (en adelante fondos buitre) ha dejado infectadas por el 鈥渧irus de la financiarizaci贸n鈥 las estructuras sanitarias, de vivienda y dependencia. Consecuencia del proceso de mercantilizaci贸n por el que las prestaciones de servicios p煤blicos se convierten en negocio para los accionistas de las empresas y los fondos buitre.

Esta deriva puede consolidarse con las medidas previstas para el reforzamiento de los servicios p煤blicos en los actuales planes de reconstrucci贸n.

La Sanidad p煤blica en coma

Las estructuras del Sistema Sanitario P煤blico se hab铆an ido debilitando progresivamente en las 煤ltimas d茅cadas como consecuencia de la Ley 15/97 sobre habilitaci贸n de nuevas formas de gesti贸n del Sistema Nacional de Salud que propici贸 la entrada de empresas y fondos privados en la gesti贸n de los servicios p煤blicos. Las pol铆ticas de austeridad impuestas por la UE como respuesta a la crisis de la deuda de 2008, con la modificaci贸n del art铆culo 135 de la Constituci贸n realizada por el gobierno del PSOE y el PP, conllev贸 una dr谩stica reducci贸n de los recursos presupuestarios asignados a los servicios p煤blicos.

De los siete hospitales modelo PFI (Private Finance Initiative) existentes en la Comunidad de Madrid, seis ya pertenecen a estos fondos

Cuando surge la pandemia ya existe una importante presencia de fondos buitre en la gesti贸n de la sanidad p煤blica. De los siete hospitales modelo PFI (Private Finance Initiative) existentes en la Comunidad de Madrid, seis ya pertenecen a estos fondos. En concreto, el fondo DIF, LBEIP BV (del grupo Lloyd’s Bank), Quaero Capital y, recientemente, Brookfield, tienen el 100% de las acciones de las empresas adjudicatarias en la concesi贸n de los hospitales Puerta de Hierro, Hospital del Tajo, de Arganda, de Coslada, de Parla y el Infanta Leonor de Vallecas.

 En la Sanidad privada, un ejemplo paradigm谩tico: el fondo buitre CVC Capital Partners vendi贸 en 2005 la empresa Ib茅rica de Diagn贸stico y Cirug铆a (IDC) a Capio, multinacional sueca. En 2010, CVC Capital Partners volvi贸 a entrar en el accionariado y la empresa pas贸 a llamarse IDC Salud. En 2012 el fondo Doughty Hanson promovi贸 la fusi贸n del grupo USP Hospitales con el Grupo Hospitalario Quir贸n. En 2014, IDC Salud y el Grupo Hospitalario Quir贸n se fusionaron en Quir贸nsalud, con CVC Capital Partners como principal accionista. Finalmente, en 2017 Quir贸nsalud es comprada por el grupo sanitario alem谩n Fresenius Helios. Con estas operaciones, el fondo CVC Capital Partners obtuvo unas ganancias de 2.600 millones de euros.

A finales de septiembre de 2020 estaban ocupadas por pacientes con covid-19 unas 300 de 6.800 camas privadas, un 4,41%, y unas 25 de 225 camas UCI, un 11,1%.

驴C贸mo ha actuado el sector sanitario privado ante la emergencia sanitaria? Seg煤n la Alianza de la Sanidad Privada (ASPE), a finales de septiembre de 2020, estaban ocupadas por pacientes con covid-19 unas 300 de 6.800 camas privadas, un 4,41%, y unas 25 de 225 camas UCI, un 11,1%. Estos datos contrastan con las cifras de los hospitales p煤blicos, 28% de camas y 40% camas UCI, seg煤n el Ministerio de Sanidad

Y pasan su factura. Seg煤n publicaba el 27 de junio Infolibre, los hospitales privados reclaman al Estado 246 millones por el Covid-19. La patronal estima 730 euros por d铆a de hospitalizaci贸n y 2.304 por d铆a de UCI y pone como ejemplo a imitar el acuerdo con la Generalitat catalana.

Farmac茅uticas

Los fondos buitre est谩n tambi茅n presentes en el accionariado de las grandes empresas farmac茅uticas. Por el sistema de patentes, la industria farmac茅utica es una de las que obtiene mayores beneficios de todas las empresas en el mundo occidental. Entre nosotros, las grandes fortunas y fondos de inversi贸n controlan las farmac茅uticas que cotizan en Bolsa.

Sus intereses no coinciden con los intereses de las mayor铆as sociales. 鈥淓l 80% de los f谩rmacos s贸lo tratan, en vez de curar, ser rentables para la industria鈥, aseguraba Germ谩n Vel谩squez, exdirector del Programa Mundial de Medicamentos de la OMS, en el diario P煤blico.

Seg煤n publicaba eldiario.es el 25 de mayo una investigaci贸n de Global Health Advocates y Corporate Europe Observatory sobre entidades p煤blico-privadas de investigaci贸n en la UE revela que las farmac茅uticas rechazaron investigar en prevenci贸n de pandemias como el covid-19 en la entidad mixta de medicamentos de la UE.

El negocio de las residencias de mayores

En 2017, un 75% de plazas residenciales eran privadas y un 25% p煤blicas. En la Comunidad de Madrid un 92% privadas y un 8% p煤blicas. El negocio, que mueve al menos 4.500 millones de euros anuales, est谩 atrayendo a fondos de inversi贸n, aseguradoras, empresas del ladrillo y grandes fortunas, ya que Espa帽a ser谩 en 2040 el pa铆s m谩s envejecido de Europa.

Con frecuencia los due帽os reales de las residencias se esconden tras tramas societarias que pasan por para铆sos fiscales. De las cinco principales compa帽铆as, dos tienen como principal accionista a fondos de Jersey (Vitalia Home y Colis茅e), una a un fondo ingl茅s (DomusVi) y otra a un fondo de pensiones de Canad谩 (Orpea)

Con frecuencia los due帽os reales de las residencias se esconden tras tramas societarias que pasan por para铆sos fiscales. De las cinco principales compa帽铆as, dos tienen como principal accionista a fondos de Jersey (Vitalia Home y Colis茅e), una a un fondo ingl茅s (DomusVi) y otra a un fondo de pensiones de Canad谩 (Orpea).

Es un sector donde la falta de recursos humanos, la precariedad laboral y la insuficiencia de medios sanitarios ha influido tr谩gicamente en el alto n煤mero de fallecidos. En la Comunidad de Madrid, nunca se ha rescindido un solo contrato de gesti贸n de residencias con grupos privados. Las irregularidades detectadas han sido castigadas con unas sanciones rid铆culas.

Los planes de los fondos buitre

Nos encontramos ahora en una etapa de reconstrucci贸n. El Consejo Europeo de Julio 2020 ha dedicado 750.000 millones de euros, de los que 140.000 corresponden a Espa帽a, como 鈥淔ondo de Reconstrucci贸n鈥 para, entre otros objetivos, mejorar las estructuras sanitarias, y parece que en los Presupuestos de 2021 la inversi贸n en Sanidad se incrementar谩 el 151%. La Comisi贸n Europea emitir谩 deuda p煤blica para poner a disposici贸n de los Estados estos recursos.

Se est谩n produciendo movimientos estrat茅gicos de los fondos de inversi贸n para incrementar su presencia en la sanidad p煤blica y en la sanidad privada

No est谩 claro c贸mo se va a fortalecer la debilidad estructural de la Sanidad P煤blica, se est谩n produciendo movimientos estrat茅gicos de los fondos de inversi贸n para incrementar su presencia en la sanidad p煤blica y en la sanidad privada.

Lo vemos en los continuos anuncios en los medios de comunicaci贸n sobre los seguros m茅dicos privados. As铆 como una presi贸n insistente para que, en la sanidad p煤blica, se gestione a trav茅s de la f贸rmula de la colaboraci贸n p煤blico-privada lo que fortalecer谩 la presencia de los grupos e inversores m谩s potentes.

La Comunidad de Madrid,se lanza a la construcci贸n de nuevas infraestructuras sanitarias como el Hospital de Pandemias, un macrocomplejo de 45.000 metros cuadrados con 1.000 camas y mientras, hay plantas y camas de hospitales p煤blicos sin utilizar y se sigue desmantelando la atenci贸n primaria en los barrios. Las obras se han adjudicado a dedo por la v铆a de contratos de emergencia a empresas como las constructoras Sacyr, Dragados, San Jos茅 y Ferrovial.

Sobre las residencias de mayores no se aprecia ninguna voluntad, no ya de recuperar su gesti贸n p煤blica sino ni siquiera de establecer alg煤n tipo efectivo de sanciones ante el desastre que hemos vivido. Por lo que seguiremos dependiendo de una atenci贸n a los mayores cuya preocupaci贸n primera sea la de generar dividendos a los accionistas de los fondos que gestionan las residencias.

En cuanto a la financiaci贸n se recurrir谩 prioritariamente al endeudamiento. La subida de impuestos en los Presupuestos Generales del Estado para 2021 a las rentas altas y grandes empresas resultar谩 insuficiente. En la Comunidad de Madrid, el gobierno asegura que no va a subir impuestos. De hecho, el pasado 14 de septiembre, durante el debate del estado de la regi贸n la presidenta, Isabel D铆az Ayuso, ha avanzado que el Gobierno regional acometer谩 a lo largo de esta legislatura una rebaja de medio punto 鈥渆n todos los tramos鈥 del Impuesto de la Renta para las Personas F铆sicas (IRPF).

Los fondos buitre, que tambi茅n invierten en deuda p煤blica, seguir谩n asegurando su negocio por una doble v铆a: exigiendo puntualmente el pago de esa deuda y gestionando la prestaci贸n de servicios p煤blicos

Para amortizar esta deuda, la UE nos plantear谩, m谩s pronto o m谩s tarde, nuevos recortes y privatizaciones, m谩s reformas laborales, de las pensiones, etc. Notaremos sus efectos en sanidad y en las condiciones de las residencias de mayores. Los fondos buitre, que tambi茅n invierten en deuda p煤blica, seguir谩n asegurando su negocio por una doble v铆a: exigiendo puntualmente el pago de esa deuda y gestionando la prestaci贸n de servicios p煤blicos.

Propuestas para la reconstrucci贸n

Por nuestra parte pensamos que hoy el inter茅s general pide que los derechos sociales, reconocidos en la Constituci贸n como 鈥減rincipios rectores鈥, se blinden como derechos exigibles ante las Administraciones. Los servicios p煤blicos, adecuadamente gestionados, son el instrumento que tiene el Estado para hacer efectivos esos derechos sociales.

No podemos caer otra vez en las mismas pr谩cticas que han debilitado las estructuras sanitarias p煤blicas. Relatores de la ONU han pedido a los gobiernos que no dejen en manos privadas la sanidad, la vivienda, el agua, la educaci贸n鈥 鈥淓l coronavirus 鈥揹enuncian- revela los efectos catastr贸ficos de la privatizaci贸n de servicios b谩sicos. Necesitamos un cambio de rumbo radical.鈥, denunciaban en eldiario.es.

Para concretarlo hacemos algunas propuestas:

Con car谩cter general, la deuda termina siendo una herramienta de sometimiento de los pueblos. Cuando haya que recurrir a alg煤n tipo de endeudamiento, habr谩 que derogar la reforma del art铆culo 135 de la Constituci贸n, para que su amortizaci贸n no se haga a costa de los derechos sociales. Incluso habr谩 que cuestionar las deudas p煤blicas ileg铆timas que han sido contra铆das contra los intereses de los pueblos.

Adem谩s, habr铆a que impulsar una Ley contra los fondos buitre en relaci贸n con la deuda p煤blica y privada que impida operar a estos fondos degradando los derechos sociales b谩sicos.

En cuanto a la financiaci贸n de los servicios sociales b谩sicos, se debe garantizar la financiaci贸n p煤blica a trav茅s de una pol铆tica fiscal progresiva que garantice los ingresos necesarios para cubrir las necesidades sociales, econ贸micas, de g茅nero y ambientales.

El Estado espa帽ol sigue recaudando 6 puntos menos, en relaci贸n con el PIB, que la media de los pa铆ses de la Eurozona. Corregir este desfase supondr铆a recaudar unos 60.000 millones de euros m谩s al a帽o.

Para contar con recursos tributarios suficientes se hace preciso cumplir el art铆culo 31 de la Constituci贸n que establece como principio una fiscalidad justa y progresiva. El Estado espa帽ol sigue recaudando 6 puntos menos, en relaci贸n con el PIB, que la media de los pa铆ses de la Eurozona. Corregir este desfase supondr铆a recaudar unos 60.000 millones de euros m谩s al a帽o. Habr谩 que derogar normativas que permiten exenciones privilegiadas a las grandes fortunas, entidades financieras, impuesto de sociedades, fondos de inversi贸n, etc.

Adem谩s, hay que movilizar nuevos recursos: Impuestos a las transacciones financieras, a las empresas de la econom铆a digital, etc. Por otro lado, la banca privada deber谩 contribuir, cuando todav铆a no ha devuelto los 60.000 millones que el Estado le prest贸 para la crisis de 2008, a pesar de los beneficios que ha obtenido en los 煤ltimos a帽os y el reparto de dividendos a sus accionistas.

En sanidad hace falta el apoyo, fortalecimiento y defensa de la sanidad p煤blica en su gesti贸n, universal, sin exclusiones y de calidad. Para ello, hay que derogar de la Ley 15/97 que permite la entrada del sector sanitario privado en la sanidad p煤blica y recuperar todo lo expoliado de la sanidad p煤blica.

Por otro lado, hay que terminar con el monopolio pr谩ctico de las empresas farmac茅uticas. Se hace necesario contar con una farmacia p煤blica y la anulaci贸n de patentes para asegurar el acceso a los medicamentos. Emitir licencias que permitan fabricar gen茅ricos. La mayor parte de la investigaci贸n contra el covid-19 es p煤blica: la vacuna deber铆a ser universal.

Se requiere adem谩s, prohibir el modelo de colaboraci贸n p煤blico-privada en sectores clave, entre ellos, la sanidad p煤blica. Y ser铆a necesaria una ley contra los fondos buitre que impida su entrada en la sanidad p煤blica

Se requiere adem谩s, prohibir el modelo de colaboraci贸n p煤blico-privada en sectores clave, entre ellos, la sanidad p煤blica. Y ser铆a necesaria una ley contra los fondos buitre que impida su entrada en la sanidad p煤blica.

En el 谩mbito de la Uni贸n Europea, hay que poner al Banco Central Europeo (BCE) a disposici贸n de la gente y que este financie, en todos los estados miembro, la lucha contra el covid-19. Es preciso que el BCE financie directamente a los Estados, al mismo coste con que financia a la banca privada.

Adem谩s, se hace necesario poner lo p煤blico en el centro del modelo econ贸mico. Que el estado tenga capacidad de actuaci贸n pol铆tica frente a los mercados especulativos, para garantizar los derechos de la ciudadan铆a. Sea por la gesti贸n directa de los servicios p煤blicos y los sectores estrat茅gicos de la econom铆a, sea por su regulaci贸n efectiva. Los derechos humanos deben prevalecer ante las pr谩cticas depredadoras de un mercado sin contrapeso ni regulaci贸n.

Enlace relacionado ElSaltoDiario.com (27/11/2020).




Fuente: Sasmadrid.org