November 26, 2022
De parte de Amor Y Rabia
297 puntos de vista

La guerra supone para los soldados barro, fr铆o y sufrimiento. Para la poblaci贸n, el conflicto es pobreza, muerte y todo tipo de penurias. La poblaci贸n de Ucrania lleva nueve meses arrastrando ese sufrimiento, que empeora en estos momentos a causa de los apagones, las dificultades de suministro de agua y el fr铆o del invierno. En Donbass, esa situaci贸n se alarga ya ocho a帽os y medio. Sin embargo, en esta guerra, como en cada guerra, hay una serie de actores que est谩n logrando exactamente lo que pretend铆an: explotar el sufrimiento humano para su beneficio econ贸mico. En este momento de muerte y destrucci贸n en uno de los pa铆ses m谩s grandes de Europa, las empresas de producci贸n y venta de armas disparan sus beneficios y animan a los pa铆ses patrocinadores de las Fuerzas Armadas de Ucrania a firmar m谩s contratos de compra para maximizar as铆 sus ya de por s铆 obscenos beneficios.

El medio estadounidense The Wall Street Journal ha publicado (1) que las principales empresas armament铆sticas mundiales est谩n aumentando la producci贸n de lanzamisiles, tanques y munici贸n para cubrir la creciente demanda creada por la lucha en Ucrania. El aumento en la producci贸n se est谩 produciendo en Europa, que en tiempos de paz est谩 acostumbrada a una demanda modesta de sus productos. Rheinmetall, una de las mayores productoras de munici贸n, acord贸 la semana pasada adquirir su competidora espa帽ola para potenciar su capacidad de producci贸n. Su director ejecutivo afirm贸 que espera grandes nuevos contratos para el a帽o que viene. 鈥淗ay que tomar decisiones empresariales. Los clientes firmar谩n contratos con empresas que tengan capacidad鈥, afirm贸 Armin Papperger. La compa帽铆a de Dusseldorf planea duplicar su producci贸n anual de munici贸n de tanques desde 70.000 a 140.000 unidades al a帽o. Este a帽o la empresa producir谩 110.000 unidades frente a las 70.000 del a帽o pasado. La empresa tambi茅n ha duplicado su producci贸n de munici贸n de mortero, ha aumentado la producci贸n de proyectiles de calibre medio de 1,2 a 2,2 millones al a帽o y su capacidad de producir camiones militares de 2.500 a 4.000.

Raytheon ha vuelto a poner en marcha la desmantelada producci贸n de viejos Stingers y recuperado para ello a empleados jubilados para aumentar la producci贸n, que se hab铆a reducido al m铆nimo. Estados Unidos no ha realizado pedidos de estas armas desde 2008. L3Harris Technologies, que ha recibido pedidos de suministro para Ucrania por valor de 200 millones de d贸lares, afirm贸 que est谩 extrayendo chips de ordenador de radios antiguas para fabricar nuevo equipamiento de comunicaci贸n y no perder opciones de enviar suministro a Ucrania. Lockheed Martin, por su parte, ha doblado al producci贸n de misiles antitanque Javelin, que produce conjuntamente con Raytheon, y tambi茅n ha aumentado en un 60% la producci贸n de lanzacohetes HIMARS.

En Asia, la Rep煤blica de Corea planea vender proyectiles de artiller铆a para las Fuerzas Armadas de Ucrania seg煤n un acuerdo confidencial de suministro de armas entre Se煤l y Washington.

En este contexto, los beneficios de las empresas de fabricaci贸n de armas tambi茅n est谩n aumentando. Por ejemplo, el valor de las acciones de Rheinmetall ha subido un 115% desde el 1 de enero, las de SAAB y BAE Systems un 30% y un 40% respectivamente, las de Lockheed Martin un 36%, las de General Dynamics un 22% y las de Raytheon un 12%.

En el este de Europa, Polonia va a aumentar su presupuesto de defensa al 3% del PIB en 2023 desde el 2,1% actual. Seg煤n el International Institute for Security Studies, un think-tank de defensa basado en Londres, Lituania, Letonia y Estonia se aproximan al 2,5%. Suecia, Finlandia y el Reino Unido tambi茅n se han comprometido a aumentar sus presupuestos militares. Alemania ha creado un fondo de defensa de 100.000 millones de euros. Mientras tanto, las empresas de fabricaci贸n de armas animan a los gobiernos a firmar nuevos contratos para favorecer los esfuerzos de aumento de producci贸n.




Fuente: Noticiasayr.blogspot.com