May 24, 2023
De parte de Kurdistan America Latina
1,124 puntos de vista

Los hazaras son un pueblo de habla persa, disperso en varias zonas de Asia, especialmente en Mashad, en Ir谩n, en el Baluchist谩n pakistan铆 y, sobre todo, en el centro de Afganist谩n, y la monta帽osa regi贸n de Hazarayat que, literalmente, significa 鈥渢ierra de los hazaras鈥. En este convulso pa铆s, aunque en el siglo XIX llegaron a ser el grupo predominante, ahora son la tercera minor铆a 茅tnica, en torno al 10%, detr谩s de los pastunes, la mayoritaria, que suma el 40% de la poblaci贸n, y de los tayikos, el 30%. La Constituci贸n afgana de 2004 reconoc铆a 14 grupos 茅tnicos, aunque hay bastantes m谩s.

El origen de los hazaras est谩 en los mongoles, y conservan los rasgos orientales y la piel clara que los diferencia de los otros grupos 茅tnicos del pa铆s; tambi茅n profesan la rama musulmana del chiismo, algo que ha derivado en Afganist谩n, de mayor铆a sunita, en una persecuci贸n encarnizada, con masacres y desplazamientos forzados desde hace siglos, algo que adquiri贸 tintes de limpieza 茅tnica con la ca铆da del gobierno comunista de Najibullah, en la guerra civil que sigui贸 con la llegada al poder de Rabbani, pero sobre todo con la conquista de Kabul por el Talib谩n, y la instauraci贸n del primer Emirato Isl谩mico de Afganist谩n, de 1995 a 2001.

Con el regreso del Talib谩n al poder, despu茅s de veinte a帽os de gobiernos tutelados por los norteamericanos, los hazara ten铆an razones para temer nuevos ataques contra su comunidad. Los ataques talibanes se cebaron en ellos en los 煤ltimos a帽os del gobierno de Ashraf Ghani. En mayo de 2020, uno de estos ataques contra un hospital maternal se cobr贸 la vida de 24 madres, ni帽os y enfermeras, y un a帽o despu茅s, en mayo de 2021, un atentado contra una escuela femenina en Kabul asesin贸 a 85 ni帽as e hiri贸 a 147.

A la barbarie protagonizada por el Talib谩n y por sus aliados de Al-Qaeda, que tambi茅n han puesto a los hazaras en su punto de mira, se les suma ahora el Estado Isl谩mico (ISIS), enemigo encarnizado del r茅gimen del emir Haibatullah Akhunzada, que en la 煤ltima semana de septiembre de 2022 ha protagonizado un atentado suicida en el distrito de Dasht-e-Barchi, de Kabul, contra el centro educativo privado Kaaj, donde cerca de 600 estudiantes, mayoritariamente hazaras, hac铆an un examen de acceso. 35 de ellas, porque el ataque se dirigi贸 hacia las chicas, murieron en el ataque, mientras que 80 sufrieron heridas de diversa consideraci贸n. Todo apunta a que fue un hombre el que entr贸 en el aula, despu茅s de disparar contra los guardias que se encontraban fuera del centro, y deton贸 una bomba.

El r茅gimen Talib谩n, por boca de su representante ante Naciones Unidas, Suhail Shayeen, fue rotundo en repudiar el atentado: 鈥淐ondeno en茅rgicamente el horrendo ataque a un centro educacional al oeste de la ciudad de Kabul llevado a cabo por el enemigo de nuestro pueblo. Nuestro enemigo muestra su naturaleza cometiendo tama帽a barbarie y todos deber铆amos ser uno al condenar este horrible ataque. Los perpetradores no van a huir de la Justicia鈥.

Aunque la condena del Talib谩n ha encontrado fuertes contestaciones, como la de Samira Hamidi, responsable de Amnist铆a Internacional para Asia meridional, que manifest贸: 鈥淓l horrible atentado de hoy es el 煤ltimo de una serie de ataques perpetrados en zonas de predominio de poblaci贸n de la minor铆a chi铆 hazara y un recordatorio vergonzoso de la ineptitud y el fracaso total de los talibanes, en cuanto autoridades de facto, para proteger a la poblaci贸n en Afganist谩n. Se deben tomar medidas urgentes para garantizar la seguridad de todas las personas bajo el gobierno talib谩n, especialmente los miembros de comunidades minoritarias鈥.

La activista por los derechos humanos record贸 que en abril de este a帽o tambi茅n se produjeron una serie de explosiones en el mismo distrito kabul铆 de Dasht-e-Barchi, poblado mayoritariamente por hazaras, contra la escuela secundaria Abdul Rahim Shaheed y cerca del Centro de Educaci贸n Mumtaz, en la que murieron seis personas y resultaron heridas una decena.

FUENTE: Angelo Nero / Nueva Revoluci贸n

<!–

–>




Fuente: Kurdistanamericalatina.org