February 28, 2022
De parte de SAS Madrid
2,467 puntos de vista

Cristina Cifuentes anunci贸 en 2016 la integraci贸n en el Servicio Madrile帽o de Salud (Sermas) de los seis hospitales bajo concesi贸n de obra p煤blica que el exconsejero de Sanidad Javier Fern谩ndez-Lasquetty hab铆a intentado privatizar hasta que se lo impidieron las mareas blancas y los tribunales. Vendi贸 la operaci贸n como el cumplimiento de una promesa electoral que, adem谩s, 鈥減rofundizaba en la gesti贸n p煤blica de los recursos sanitarios鈥 que estaba llevando a cabo entonces el Gobierno de Madrid, seg煤n dec铆a el comunicado de la Consejer铆a de Sanidad publicado un 6 de julio de 2016.

La integraci贸n consisti贸 en extinguir las empresas p煤blicas que gestionaban cada uno de los hospitales, y hacerlos depender directamente del Sermas. Sin embargo, esos centros 鈥揌ospital del Tajo, del Sureste, del Henares, Infanta Leonor, Infanta Sof铆a, Infanta Cristina鈥, puestos en funcionamiento en 2009, y a los que sum贸 el Hospital Puerta de Hierro-Majadahonda, no figuraron en la contabilidad de la Comunidad de Madrid hasta 2019. Por tanto, no computaron ni para el c谩lculo del d茅ficit ni para el de la deuda de la administraci贸n regional. Ni antes de su integraci贸n en el Sermas, cuando depend铆an de otras tantas empresas p煤blicas creadas ad-hoc, ni despu茅s cuando pasaron a ser gestionadas directamente por la consejer铆a.

As铆 lo recogen los sucesivos informes de fiscalizaci贸n de la C谩mara de Cuentas madrile帽a desde 2017. Y lo reconoci贸 este mi茅rcoles el propio presidente del organismo, Carlos Salgado P茅rez, durante una comparecencia en la Comisi贸n de Hacienda de la Asamblea de Madrid. 鈥淨ue [esos activos] est茅n incluidos o no en las cuentas del Sermas tiene evidentemente una trascendencia鈥, asegur贸 Salgado P茅rez. 鈥淟a contabilizaci贸n鈥, a帽adi贸, 鈥渃onlleva una repercusi贸n en la deuda y el d茅ficit de la Comunidad de Madrid鈥. Carlos Salgado no cuantific贸 el impacto porque a煤n no se ha hecho, dijo, un an谩lisis del efecto en ambas magnitudes de las colaboraciones p煤blico-privadas suscritas por el Gobierno regional, ni en el 谩mbito de los hospitales ni en otras, como la M-45, por ejemplo.

La Intervenci贸n General de la Comunidad de Madrid emiti贸 un informe en diciembre de 2017 donde establec铆a que el Sermas deb铆a incluir en su balance los siete hospitales, as铆 como las inversiones que se realizaran en ellos y el correspondiente pasivo financiero. Para llegar a ese criterio hab铆a realizado antes varias consultas al respecto con la Intervenci贸n General del Estado. Un a帽o despu茅s, la Comunidad sac贸 a concurso la elaboraci贸n de un estudio para hacer la integraci贸n en sus cuentas de esos activos 鈥渄ada la complejidad [de la operaci贸n] y la inexistencia de antecedentes鈥. Se present贸 s贸lo una consultora, KPMG, que cobr贸 por el informe 40.606 euros. Seg煤n sus c谩lculos, los siete hospitales ten铆an un valor contable de 600,13 millones de euros y supon铆an un pasivo de 552,68 millones. As铆 lo explica, una vez m谩s, la C谩mara de Cuentas en su informe de fiscalizaci贸n del ejercicio de 2018. La inclusi贸n de estos siete hospitales de gesti贸n privada no se llev贸 a cabo hasta un a帽o despu茅s, a 31 de diciembre de 2019. Seg煤n ha explicado la Conseller铆a de Sanidade a preguntas de infoLibre, la demora se debi贸 a 鈥渓a complejidad de la valoraci贸n y el an谩lisis del c谩lculo de los activos鈥.

Seg煤n la C谩mara de Cuentas, la incorporaci贸n de los hospitales en el balance de la Comunidad en 2019 se tradujo en un aumento del activo no corriente por importe de 727 millones de euros. Para hacerse una idea de la importancia del cambio, basta con se帽alar que la C谩mara de Cuentas cifra en un 44% el 鈥渇uerte incremento鈥 del patrimonio de la Comunidad de Madrid, con una suma de activos y pasivos que rozaba los 3.000 millones de euros. La inclusi贸n de los siete hospitales supuso un aumento del inmovilizado material 鈥搇os bienes propiedad de la administraci贸n madrile帽a鈥 del 76% en 2019.

Deuda oculta

Pero la operaci贸n no estaba completa. Siguiendo las instrucciones de la Intervenci贸n, el Sermas tambi茅n deb铆a consignar en sus cuentas de forma correcta los pagos anuales a las concesionarias. Porque lo que hac铆a Sanidad era incluir dentro de una sola r煤brica, el canon 鈥揺n el cap铆tulo 2 de sus presupuestos鈥 todos los abonos que les hace cada a帽o a las empresas privadas. No fue hasta finales de 2020, un a帽o despu茅s de la integraci贸n de los activos, cuando empez贸 a desglosar los diferentes tipos de pagos, tal y como le reclamaba la Intervenci贸n. S贸lo desde ese momento, el Sermas precisa cu谩nto paga a las concesionarias por los servicios prestados, por las amortizaciones de la inversi贸n realizada y por los intereses de la carga financiera de esas inversiones. Es decir, durante todos los a帽os de funcionamiento de los hospitales, la deuda con las concesionarias ha estado oculta en la partida del canon de las cuentas del Sermas.

El total que cada a帽o el Sermas paga a las concesionarias de estos siete hospitales asciende a 166,28 millones de euros. De esa cantidad, 29,14 millones corresponden a intereses, tal y como figura en los presupuestos de este a帽o. Es deuda que hasta ahora no constaba como tal en las cuentas del Sermas.

Por ejemplo, de los siete hospitales con este sistema de gesti贸n, el m谩s caro es el Puerta de Hierro, al que Sanidad debe pagarle cada a帽o un total de 58,54 millones de euros, de los cuales 7,83 millones corresponden a intereses, 7,34 millones se destinar谩n a comprar bienes inmuebles y 587.358 euros a comprar bienes muebles.

La Consejer铆a de Hacienda niega que la inclusi贸n de los hospitales en el balance del Sermas tenga consecuencia alguna ni en el c谩lculo del d茅ficit ni en el de la deuda de la Comunidad de Madrid, porque 鈥渟e contabilizan como contabilidad patrimonial, no como contabilidad nacional鈥 . Y se remite al mencionado informe de la Intervenci贸n de diciembre de 2017 en el que se indica que 鈥渓a mera diferenciaci贸n en factura de la retribuci贸n asignada a la inversi贸n del resto de retribuciones, en contabilidad nacional, no afecta al balance de riesgos existente previamente y no se modifica su incidencia en el d茅ficit y la deuda de la Comunidad de Madrid鈥.

Un d茅ficit m铆nimo y la segunda menor deuda

Madrid siempre ha presumido de sus cifras d茅ficit y deuda p煤blicos. En 2020 termin贸 con s贸lo 43 millones de euros de d茅ficit, un 0,02%, lo que permiti贸 a Fern谩ndez-Lasquetty, quien ahora es consejero de Hacienda, alardear de unas 鈥渃uentas saneadas鈥 con las que la Comunidad puede 鈥渂ajar los impuestos, costear unos servicios p煤blicos de la m谩xima calidad y hacer frente a una cat谩strofe como la covid-19, sin meterse en deudas鈥. Para 2021, la AIReF preve铆a un d茅ficit superior, pero aun as铆 peque帽o, del 0,3%. Hasta 2020 las cifras de d茅ficit Madrid siempre hab铆an sido negativas.

Otro tanto ocurre con la deuda, 34.604 millones en 2020, el 15,99% de su PIB, seg煤n el Ministerio de Hacienda. Es la segunda m谩s baja, tras Canarias. La AIReF prev茅 que en 2021 la deuda baje al 15,1% del PIB.

No es este cap铆tulo de los hospitales bajo concesi贸n de obra p煤blica el 煤nico que ha hecho aflorar deuda oculta en la Comunidad de Madrid. En 2018, el informe de la C谩mara de Cuentas auton贸mica desvel贸 que la Comunidad de Madrid ten铆a una deuda de 722,3 millones de euros con los cinco hospitales bajo concesi贸n administrativa: los cuatro gestionados por Quir贸n Salud y el de Torrej贸n de Ardoz. En 2021 El Pa铆s public贸 que Bruselas hab铆a obligado a la Comunidad de Madrid a aflorar esa deuda, que hasta el 31 de diciembre de 2019 hab铆a crecido hasta alcanzar los 944 millones de euros. Seg煤n el 煤ltimo informe anual de Fresenius, la multinacional due帽a de Quir贸n Salud, la deuda asciende a 1.250 millones por la asistencia m茅dica a pacientes de la sanidad p煤blica en ejercicios anteriores.

Falsos incentivos

La Red Europea sobre Deuda y Desarrollo (Eurodad), que integra a 60 ONG de 29 pa铆ses europeos, public贸 en 2017 un informe sobre asociaciones p煤blico-privadas, la f贸rmula utilizada por la Comunidad de Madrid para construir estos siete hospitales y gestionar otros bajo concesi贸n administrativa 鈥揤aldemoro, Torrej贸n, Rey Juan Carlos y Villalba鈥. El documento denuncia los 鈥渇alsos incentivos鈥 que tiene para las administraciones p煤blicas dejar fuera del balance estas f贸rmulas de gesti贸n: les permite ocultar costes y subestimar su efecto fiscal real. 鈥淟os gobiernos eligen las asociaciones p煤blico-privadas no por motivos de eficacia, sino para evitar limitaciones presupuestarias y para posponer el registro de costes fiscales derivados del suministro de servicios de infraestructura, unas pr谩cticas que acaban exponiendo las finanzas p煤blicas a riesgos fiscales excesivos鈥, resaltan los autores del informe. En resumen, destacan, que estos activos figuren en las cuentas de una administraci贸n p煤blica tiene 鈥渦n efecto sobre el d茅ficit y la deuda鈥.

Para decidir si se incluyen en la contabilidad o no, Eurostat ha elaborado sus propios criterios, que son los que siguen en Espa帽a la Intervenci贸n General del Estado y la de la Comunidad de Madrid. En general, si es la administraci贸n p煤blica en cuesti贸n la que asume ciertos riesgos, los activos gestionados bajo esta f贸rmula p煤blico-privada deben estar incluidos en las cuentas p煤blicas, no en las de la empresa concesionaria.

La experiencia brit谩nica

En 2018, la Oficina Nacional de Auditor铆a (NAO) del Reino Unido, un organismo del Parlamento brit谩nico e independiente del Gobierno, analiz贸 los proyectos gestionados con este mecanismo de colaboraci贸n p煤blico-privada. Es en Reino Unido donde ha tenido m谩s 茅xito la f贸rmula. En 2017 estaban en marcha 716 proyectos, por importe de 59.400 millones de libras (71.215 millones de euros). Por comparar, en Espa帽a actualmente existen s贸lo 161 proyectos, con un valor de 35.200 millones de euros, seg煤n los registros del Banco Europeo de Inversiones (BEI). De ellos, 20 son hospitales.

El informe destaca que los costes financieros de estos contratos son mayores que en proyectos enteramente p煤blicos. Y que tienen otros costes externos adicionales, desde seguros hasta asesores y garant铆as. Sumados unos y otros, resulta que 鈥渆l gasto total de estos proyectos es mayor que el de las alternativas con financiaci贸n p煤blica鈥. Seg煤n detalla, un 40% m谩s en el caso de las escuelas y hasta un 70% m谩s en el de los hospitales.

Es m谩s, al igual que Eurodad, la Oficina Nacional de Auditor铆a brit谩nica pone el foco en los 鈥渋ncentivos en el corto plazo鈥 que para las administraciones p煤blicas supone dejar fuera de sus cuentas la deuda asociada a estos proyectos. Para ello cita a la Oficina de Responsabilidad Presupuestaria, que en un informe sobre riesgos fiscales calificaba de 鈥渋lusi贸n fiscal鈥 el uso de f贸rmulas fuera de balance como estas concesiones. As铆 explicaba el espejismo: 鈥淸Los mecanismos de colaboraci贸n p煤blico-privada] pueden ser atractivos para los gobiernos, ya que el nivel registrado de deuda ser谩 menor en el corto y medio plazo (cinco a帽os), aunque sus costes sean significativamente mayores en el largo plazo de contratos que duran de 25 a 30 a帽os鈥.

Enlace relacionado InfoLibre.es (27/02/2022).




Fuente: Sasmadrid.org