November 2, 2022
De parte de Kurdistan America Latina
196 puntos de vista

Dos veces por semana, los abogados de Abdullah 脰calan hacen una petici贸n oficial para visitarlo en la c谩rcel; pero sus solicitudes quedan sin respuesta. Aparte de cinco visitas tras la masiva huelga de hambre que termin贸 en mayo de 2019, no se les ha permitido ver a su cliente desde hace m谩s de once a帽os. Esto es, por supuesto, contrario al derecho internacional de los derechos humanos, y tambi茅n es contrario a la ley en la propia Turqu铆a.

En lugar de limitarse a decir que no se permitir谩n las visitas, las autoridades turcas juegan con los abogados, y con los sistemas internacionales creados para supervisar el Estado de derecho. En el pasado se excusaron en que el barco no pod铆a viajar a la isla de 陌mral谋. Ahora afirman que a 脰calan se le han impuesto castigos disciplinarios. Y tan pronto como termina un castigo, comienza otro. A sus abogados se les dijo que su 煤ltimo castigo terminaba el 18 de octubre, por lo que solicitaron visitarlo despu茅s de esa fecha; pero finalmente se les inform贸 el 26 de que otra prohibici贸n de seis meses hab铆a comenzado el 21. Por supuesto, apelar谩n, pero ni siquiera se les ha comunicado el motivo del castigo.

El aislamiento de 脰calan y la prohibici贸n de las visitas de sus abogados y familiares son objeto de debate entre Turqu铆a y el Comit茅 para la Prevenci贸n de la Tortura (CPT) del Consejo de Europa. El CPT realiza visitas y redacta informes, pero apenas se presiona a Turqu铆a para que ponga en pr谩ctica sus recomendaciones. Los informes ni siquiera se hacen p煤blicos hasta que Turqu铆a ha tenido la oportunidad de responder, y ni siquiera entonces si Turqu铆a no lo desea.

Los Estados miembros del Consejo de Europa -entre los que se encuentra la propia Turqu铆a-, tambi茅n est谩n sujetos al Tribunal Europeo de Derechos Humanos del Consejo. Ya en 2014, el Tribunal declar贸 a Turqu铆a culpable de negar a 脰calan su derecho b谩sico a la esperanza, al condenarlo a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional. El pasado mes de diciembre, el Comit茅 de Ministros del Consejo, encargado de velar por el cumplimiento de las sentencias, pidi贸 finalmente a Turqu铆a que le comunicara, antes de finales de septiembre, qu茅 plan ten铆a para dar curso a la sentencia. Con dos semanas de retraso, Turqu铆a present贸 un documento en el que se afirmaba -en t茅rminos bastante m谩s prolijos- que ese era el castigo de Turqu铆a a los terroristas, y que no iban a hacer nada para cambiarlo. Una vez m谩s, como en los casos mucho m谩s publicitados de Osman Kavala y Selahattin Demirta艧, Turqu铆a se burla de la instituci贸n m谩s importante del Consejo de Europa y juega con su credibilidad.

Es dudoso que los ministros pierdan el sue帽o por el caso de 脰calan, pero deben saber que para que los derechos humanos signifiquen algo, tienen que ser universales.

FUENTE: Vigil for 脰calan / Traducido por Rojava Azadi Madrid / Foto de portada: Mauricio Centuri贸n

<!–

–>




Fuente: Kurdistanamericalatina.org