July 3, 2021
De parte de SAS Madrid
279 puntos de vista


Un estudio de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria recoge que los profesionales han llegado a asumir una media de 55 pacientes diarios durante la segunda ola de la covid-19.

Los médicos de familia han llegado a asumir una media de 55 pacientes diarios durante la segunda ola de la covid-19, es el caso de los profesionales de las comunidades de Aragón, Castilla y León, Extremadura y Murcia, mientras que en otras tres autonomías asumieron hasta 50 como la valenciana, Cantabria y Castilla-La Mancha.

Son datos de un estudio de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) sobre la actividad desarrollada en Atención Primaria durante la pandemia que recoge cifras nuevas pero también otras ya conocidas como las del primer azote del coronavirus en marzo y que se ha publicado en la Revista Clínica de Medicina de Familia.

Teniendo en cuenta que la jornada laboral semanal de los profesionales de la Atención Primaria no es igual en todas las Comunidades Autónomas, ya que varia desde las 35 horas a las 37,5, se podría hacer un cálculo aproximado del tiempo que pudieron dedicar durante ese periodo a cada paciente. Suponiendo una jornada laboral diaria media de 7 horas y tomando como referencia los 55 pacientes diarios en los casos de más saturación, los médicos tan solo pudieron dedicar unos siete minutos y medio a cada enfermo.

El trabajo recuerda los datos de la encuesta realizada por la semFYC en marzo entre los profesionales de primaria que permitió cuantificar en alrededor de un millón los afectados en España por la covid, con más de 900.000 leves y sin test atendidos en este servicio asistencial.

Como media nacional, los profesionales de primaria atendió a unos 35 pacientes al día, la mayoría de forma telefónica.

Ya en la desescalada, en julio, la media de consultas fue de 43 al día en la mayoría de las comunidades, que se distribuían en 32,5 telemáticas y diez presenciales, pero hubo regiones que superaron esa cifra.

En concreto, los profesionales en Extremadura vieron de media 58 pacientes al día; los de Aragón, 50, al igual que los de Madrid; los de Castilla-La Mancha, 47; los de Murcia, 45; y los de Castilla y León, 45.

“La saturación del verano complicó las consultas”

De hecho, el trabajo publicado por la semFYC y firmado, entre otros, por su presidente, Salvador Tranche, incide en que en ese periodo la situación epidemiológica y la presión asistencial “estaban tensionando enormemente” la Primaria: “La saturación del verano complicó las consultas y se desbordaron”.

Llegó entonces la segunda ola, y la Primaria, además de haber asumido la realización de las pruebas diagnósticas de covid, comenzó con la campaña de vacunación de la gripe y los seguimientos de los contactos de positivos, entre otros.

Así, en noviembre de 2020, cuatro comunidades asumieron de media 55 visitas -entre presenciales, domiciliarias y telefónicas- al día por médico de familia: Aragón, Castilla y León, Extremadura y Murcia.

Por su parte, Cantabria, Castilla-La Mancha y la Comunidad Valenciana estaban en los 50 actos médicos al día y el resto asumieron de media 40 pacientes al día, con la excepción de Galicia, con 35.

La semFYC sostiene que la Atención Primaria en España es “fuerte” y que sus profesionales son “versátiles y tienen un alto nivel de profesionalismo, pero son pocos en la actualidad, y el futuro se prevé aún más incierto”.

Considera que en ningún momento han percibido “que hubiera un abordaje comunitario de la pandemia” por lo que reclama a las administraciones que escuchen a “entidades de prestigio” que insisten en apoyarse en este nivel asistencial.

Insiste en que “fortalecer” la medicina familiar y la Primaria hace a los sistemas sanitarios “más eficientes, efectivos y equitativos”.

Enlace relacionado Público.es 01/07/2021.




Fuente: Sasmadrid.org