May 23, 2022
De parte de SAS Madrid
299 puntos de vista

La pandemia, la crisis energética y la guerra de Ucrania han provocado un aumento del coste de vida que está perjudicando a la mayor parte de la población. Sin embargo, los millonarios son inmunes a todas estas crisis, sus fortunas han alcanzado máximos históricos desde 2020. El número de milmillonarios españoles en la lista de Forbes ha aumentado: hay cuatro nuevos, mientras que los que ya lo eran antes de la pandemia han visto aumentada su riqueza unos 6,8 millones de euros al día. Así lo recoge el informe Beneficiarse del sufrimiento, publicado por la ONG Oxfam Intermón este lunes coincidiendo con el inicio de la Agenda de Davos del Foro Económico Mundial que se celebra en esta ciudad suiza.

Desde el comienzo de la pandemia han aparecido 573 nuevos milmillonarios, lo que supone uno nuevo cada 30 horas. Por otro lado, la ONG estima que a finales de este 2022 se sumarán unas 263 millones de personas a la situación de pobreza extrema. Iñigo Macías, responsable de investigaciones de Oxfam Intermón, asegura que el “periodo de bonanza” que han vivido los milmillonarios contrasta con el “claro retroceso en los logros de las últimas décadas en la lucha contra la pobreza extrema a nivel global”. 

El responsable de investigaciones de la ONG expone que a nivel global las condiciones laborales no han permitido la completa recuperación del “duro golpe de la pandemia”. Afirma que “millones de personas se ven obligadas a saltarse comidas, a apagar la calefacción, a retrasarse en el pago de las facturas y a preguntarse qué más pueden hacer para poder salir adelante”. Mientras, la riqueza total que actualmente acumulan estos milmillonarios de todo el mundo equivale al 13,9 % del PIB mundial, mientras que en el año 2000 suponía el 4,4%.

La pandemia, un periodo de bonanza para los más ricos

El precio de la electricidad, de la gasolina o del aceite para cocinar han visto incrementado su precio en estos últimos meses. Sumado a la crisis sin precedentes que se inició con la pandemia del coronavirus en marzo del 2020, dejan un escenario económico desolador para muchas familias. Sin embargo, estos últimos dos años han sido una época de bonanza para los sectores alimentario, energético, farmacéutico y tecnológico.

Las fortunas de los milmillonarios de los sectores de la alimentación y la energía se han incrementado 453.000 millones de dólares desde el comienzo de la pandemia. En el sector farmacéutico se han registrado 40 nuevos milmillonarios en este mismo periodo de tiempo. 

Por último, el sector de la tecnología es uno de los que más beneficiados ha salido. Los 10 hombres más ricos del mundo han conseguido su fortuna a través de esta industria, la cual ha aumentado 436.000 millones de dólares desde 2020. Por ejemplo, Elon Musk, el hombre más rico del mundo, tiene tanto dinero que aún perdiendo el 99% de su fortuna, seguiría formando parte del 0,0001%  más rico del planeta. 

Los ‘milmillonarios’ no han trabajado más duro

“Las fortunas de estos milmillonarios no han crecido tanto y tan rápido en tan poco tiempo porque ahora trabajen más duro o sean más productivos”, señala Macías. El aumento de su fortuna se debe en gran parte a las grandes sumas de dinero que los Gobiernos han inyectado en la economía global, según explica Oxfam Intermón. Esto ha encarecido los precios de los activos y, a su vez, ha terminado engrosando sus fortunas.

La ONG denuncia la privatización de servicios públicos, la concentración masiva del poder empresarial y la evasión fiscal. En este informe explican que la inyección de billones de dólares estadounidenses en las economías nacionales, a pesar de que ha evitado el colapso económico, ha aumentado el patrimonio neto de estos milmillonarios. 

Disminuyendo las desigualdades

Oxfam Intermón pide al Gobierno de España y a los grupos políticos apostar por un acuerdo de medidas fiscales extraordinarias para contextos de crisis que permita reforzar el Escudo Social. A nivel internacional, la ONG apela a la capacidad de los gobiernos de poner freno al crecimiento extremo de la riqueza de los milmillonarios y de los beneficios de las empresas, pero también resalta la necesidad de abordar este incremento en el coste de la vida que se vive actualmente.

En concreto, aboga por la aplicación de impuestos de emergencia para financiar medidas de apoyo y recuperación económica, que permitan invertir en la protección de la población con mayores necesidades, reduciendo así las desigualdades. Asimismo, también reclaman la abolición de los impuestos sobre los beneficios “caídos del cielo” de grandes empresas en tiempos de crisis y la aplicación de impuestos recurrentes sobre la riqueza y las ganancias de capital. 

Enlace relacionado InfoLibre.es (23/05/2022).




Fuente: Sasmadrid.org